Ajimelec

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Existe una pintura al óleo con el título Ajimelec entrega a David la espada de Goliat del artista Arent de Gelder, del año 1680, que se encuentra en el museo J. Paul Getty de Los Ángeles.

Ajimelec (o Ajimelech) fue un sacerdote, jefe de los sacerdotes de la ciudad de Nob en los tiempos del rey bíblico Saúl y de David. Su nombre en hebreo significa "mi hermano es rey". Cuando Saúl comenzó a tener celos de los éxitos de David le desterró. David se fue a vivir a una cueva y se hizo jefe de una banda. Pidió entonces al sacerdote Ajimelec panes para alimentar a su gente. Éste le indicó que le diera alguna prueba dado que viajaba sólo. David afirmó que venía en misión especial encomendada por el rey Saúl. Entonces, a falta de otra cosa, le ofreció los panes de la proposición que eran considerados sagrados. David tuvo que asegurar que él y los suyos estaban puros de comercio con mujeres. A continuación exigió al sacerdote que le entregase la espada de Goliat que se hallaba colocada en el templo como un trofeo sagrado. Este episodio ha sido representado frecuentemente en el arte, tanto en escultura como en pintura. Un ejemplo puede verse en los relieves en bronce del Transparente de la catedral de Toledo.

Sin embargo, la generosidad de Ajimelec le perdió pues fue acusado de traición ante Saúl y él y todos los sacerdotes fueron ajusticiados por Doeg el edomita (pues ningún israelita se atrevió a tocar a sacerdotes).

El episodio de los panes es recordado por Jesús en el Evangelio para promover la versatilidad y el amor al prójimo en contra del legalismo y frialdad de los fariseos aunque Jesús refiere el hecho al hijo de Ajimelec, Abiatar.

Bibliografía consultada[editar]

  • Episodios y personajes del Antiguo Testamento. Diccionarios del Arte. Editorial Electa, Milán 2003. ISBN 84-8156-361-7
  • Enciclopedia de la Biblia, Editorial Garriga, Barcelona 1963.