Scrapbook

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Herramientas para hacer Scrapbooking.

El scrapbook o libro de recortes es la técnica de personalizar álbumes de fotografías. Al guardar recuerdos o recortes en un diario o trozos de papel de regalos se está haciendo scrapbooking.

El scrapbook o scrapbooking consiste en multitud de procesos creativos como el recorte, pegado o collage para crear una composición de memorias y recuerdos mediante tus fotografías. Este divertido pasatiempo de decorar se aplica también a cartas, poemas, invitaciones o todo aquello que te proponga tu imaginación. Partiendo de simples fotografías, se revalorizan los recuerdos con adornos de todo tipo (pegatinas, botones, cintas, papeles especiales, flores secas, remaches, hilos…) y diversos estilos, desde el más sofisticado hasta el más sencillo, dependiendo del gusto personal.

Este hobby consigue captar cada día más adeptos. Sólo en Estados Unidos se estima que existen más de 25 millones de aficionados. De hecho, es en este país donde más arraigo y desarrollo está teniendo. Recientemente comienza a estar de moda también en Europa. Aunque su origen se remonta varios siglos atrás,su popularidad comenzó hace unos 15 años.

Historia del Scrapbooking[editar]

El Scrapbook es una afición que está experimentando en los últimos años una notable expansión. Sin embargo, una de las primeras señales de este tipo de manualidad se constata en 1769 cuando el escritor William Granger publicó la historia de Inglaterra. En ésta incluyó dibujos, además del texto, así como páginas en blanco donde los lectores podían agregar sus propios comentarios e ilustraciones. Aunque, más conocido es el ejemplo del Thomas Jefferson. El presidente estadounidense guardó y reunió en álbumes recortes de periódicos durante el tiempo que duró su mandato en la Casa Blanca (1801-1809). La gente también se unió a esta práctica coleccionando artículos de diarios, dibujos y otros recuerdos que fueron agrupados en un libro. En este mismo período comenzaron a diseñarse álbumes más elaborados, con novedosas cubiertas e, incluso, con candados. Además, fue el inicio de la creación de los diarios personales y los álbumes de la amistad.

Ante tal crecimiento, John Poole publicó en 1826 Manuscript Gleanings and Literary Scrapbook. La obra pretendía ser un manual de cómo exhibir poemas, entradas de un diario personal y otros "scraps" (recortes). La invención del daguerrotipo en 1839, paso previo a la aparición de la fotografía, marcará un antes y un después en el arte del Scrapbooking.

A finales de 1800, el escritor americano Mark Twain se convirtió en un entusiasta del Scrapbooking creando numerosos álbumes personales, que llegó a vender por un valor de 50.000 dólares. Posteriormente, en 1888, George Eastman patentó la primera cámara Kodak, ampliando el horizonte de cada persona para crear su propio álbum de recuerdos.

Los seguidores del Scrapbooking se conocen como "scrapbookers" y su afición es tal que existen multitud de talleres de enseñanza, foros donde compartir ideas y publicaciones de todo tipo. Si bien es cierto, parte de su éxito actual se debe a la aparición de un gran número de empresas especializadas en los accesorios de esta actividad, como papeles con tramas y colores, plantillas, adhesivos, troqueladoras, y un sinfín de productos más.

Técnicas[editar]

SCRAPBOOKING
Fabricantes American Crafts,
Fiskars, DoveCraft,
Creative Imagination
Soportes para
decorar
Bandejas, Cajas, Calendarios,
Marcos, Cuadernos
Herramientas Plantillas de recorte, troqueladoras,
gofrado, remaches, sellos,
papeles estampados,
abalorios, cintas
Técnicas Pintura, Decoupage,
Estarcido, Caligrafía,
Estampación, Repujado

Practicar Scrapbooking es practicar al mismo tiempo multitud de otras manualidades tan diversas como la estampación y el troquelado, y de todas las dificultades que van desde la más sencilla como el simple recorte de figuras hasta la más complicada como el repujado. Sin embargo, el empleo de unas y otras dependerá en gran medida del resultado final que se busca (simple o sofisticado) y de los materiales de los que se dispone.

Para empezar sólo hay que tener en cuenta una organización y diseño lógicos para que no resulte una composición demasiado recargada o difícil de entender. Ideas tan simples como seguir un orden cronológico siempre darán buen resultado, pero otras opciones como la temática, los amigos, la familia, las fiestas... son buenas alternativas.

Las fotografías se pueden colocar simplemente con marcos o bien rasgadas o recortadas en zig-zag u otras formas. Otros procedimientos más complejos serían crear composiciones de mosaicos, espirales o figuras geométricas a partir de varias fotografías.

El empleo del color y los elementos decorativos son esenciales en el resultado final. Pero nunca hay que olvidar que lo realmente importante son las fotografías y, por tanto, éstas deben ser las protagonistas del álbum y la historia que se quiera contar. Un buen método para esto es incluir etiquetas o pequeños párrafos, que describan brevemente el contenido de la fotografía a la que acompaña.

En definitiva, las técnicas más empleadas son el recorte y pegado, el rasgado, el troquelado, la estampación, la texturización, el repujado, la colocación de remaches y ojales, la costura, la confección de etiquetas y el estarcido, entre otros.

Materiales[editar]

La actividad del Scrapbooking es tan amplia como lo es la propia imaginación, por lo que no existe ningún tipo de restricción a la hora de emplear un tipo de material. De hecho, aquellos que son más creativos también son los que más suelen ahorrarse en este hobby. Pues las empresas no dejan de ver en este pasatiempo una gran inversión, ya que con el pretexto de facilitar el trabajo los productos en venta no suelen ser demasiado baratos. Se podría decir que el único requisito es emplear materiales libre de ácido, para prevenir el deterioro de las fotografías.

Los materiales más comunes suelen ser tijeras con formas, cutter, pegamento, guillotina, perforadoras o troqueladoras, cartulinas, papeles decorados, sedas, cintas, pegatinas, adhesivos 3D o strass, ojales y remaches, sellos y tinta, rotuladores, purpurinas, entre otros.

Programas digitales[editar]

La tecnología está tan presente en nuestras vidas como en nuestros hobbies y el Scrapbooking no iba a ser menos. Así que para todos aquellos que las tijeras y el papel no se les de bien existe la alternativa Scrapbooking digital. Los programas más populares entre sus seguidores son el ArcSoft Collage Creador, el Scrapbook Max! y el Smilebox, así como multitud de sitios Web donde los scrapbookers intercambian sus trabajos creativos. También existe una extensión para Firefox llamada justamente Scrapbook.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]