Detachment (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Detachment
Título Indiferente
Ficha técnica
Dirección
Dirección artística Jade Healy
Producción Adrien Brody
Marco Frigeri
Bingo Gubelmann
Guion Carl Lund
Fotografía Tony Kaye
Montaje Michelle Botichelli
Color color
Protagonistas Adrien Brody
Marcia Gay Harden
James Caan
Christina Hendricks

Lucy Liu
Louis Zorich
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
España
Año 2011
Género drama
Duración 100 minutos
Idioma(s) Inglés
Ficha en IMDb

Detachment es una película de 2011 del género drama dirigida por Tony Kaye y producida por Adrien Brody, quien además tiene el rol principal. Actúan también James Caan, Marcia Gay Harden y Christina Hendricks. La fotografía y el desarrollo del film en estapas retrospectivas están dirigidos por el mismo Kaye, cuyo estilo recuerda al extinto Stanley Kubrick.

Argumento[editar]

Un profesor llamado Henry Barthes (Adrien Brody) efectúa un reemplazo en una escuela donde predominan muchachos con serios problemas de inadaptación en la sociedad y la realidad. El aula en sí es un infierno para Barthes. Barthes además tiene en una clínica a su anciano abuelo enfermo, quien alucina en los días previos a su muerte y se tortura psicológicamente por la muerte por sobredosis de su hija, madre de Barthes. Barthes recuerda esa muerte por ser testigo presencial. Barthes es un buen hombre, pero es un personaje solitario. En su primera clase el profesor logra dominar con una aparente indiferencia una situación muy difícil con un adolescente que lo desafía delante de todos, ganándose paulatinamente el respeto de todos los de su clase por su valentía y honestidad.

Barthes, camino a la clínica, conoce en la calle a una prostituta adolescente llamada Erika (Sami Gayle) y decide rescatarla de la calle, llevarla a su apartamento y ser samaritano con ella intentando salvarla de la miseria de las calles.

Una atractiva profesora del colegio, Sarah Madison, insinúa que podría tener una relación con Barthes dando un ligero bálsamo a su insípida existencia. Por otro lado, Erika acepta los cuidados de Barthes y finalmente se enamora de su benefactor, lo que le traerá problemas ya que ha decidido internarla en un sanatorio.

La situación se complica cuando una alumna, Meredith, se obsesiona con Barthes y lo abraza efusivamente en la sala, siendo sorprendidos por Sarah, quien cree que Barthes está haciendo un acoso sexual. La situación se tornará aún más oscura cuando Meredith tome una crucial determinación al saber que Barthes termina su reemplazo.

Referencias[editar]

  • [1] Ficha en ImDB