Correo Oficial de la República Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Correo argentino»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Correo Argentino
Correo arg logo.png
Buenos Aires - Correo Central - 20051215.jpg
Antiguo Edificio del Correo Central, en la
Ciudad de Buenos Aires.
Información
Tipo Órgano descentralizado
Fundación 1748 [1]
Ámbito Flag of Argentina.svg Argentina
Sede Buenos Aires
Empleados 16.000 [2]
Dirección Juan Carlos Tristán
Dependiente de Ministerio de Planificación Federal de Argentina
Cronología
EnCoTel ◄ Actual ►
Sitio web
Sitio oficial

El Correo Oficial de la República Argentina Sociedad Anónima, conocido también como por su denominación comercial «Correo Argentino» (denominación que se origina en el periodo de privatización) es la empresa estatal que se encarga del servicio postal en la Argentina.

Historia del Correo en Argentina[editar]

El Correo en el Virreinato del Río de la Plata[editar]

La historia del correo en Argentina se remonta al 14 de mayo de 1514, con la creación del Correo Mayor de Indias con sede en la ciudad de Lima.

Bajo el reinado del rey Carlos III se decidió indemnizar al Correo Mayor, Fernando de Carvajal y Vargas, conde de Castillejo y el servicio postal pasó a formar parte de la Corona española.

Debido a la creciente actividad comercial se necesitaba instalar un servicio postal en Buenos Aires. Domingo Basalvibaso gestionó el permiso necesario para instalar el servicio en la región a cargo de un Teniente del Correo Mayor, designado por el Titular en Lima.

A partir del 1 de julio de 1769 empezó a operar oficialmente el servicio que con el tiempo se extendió hasta extender las carreras de postas uniendo Buenos Aires con Potosí y tiempo más adelante con Santiago de Chile.[cita requerida]

El primer cartero[editar]

Bruno Ramírez fue el primer cartero designado del correo. Este oficio no existía y apenas se implementaba el servicio en el Virreinato del Río de la Plata. Ramírez tomó posesión de su cargo el día 14 de septiembre de 1771, fecha en que se celebra en Argentina el Día del Cartero.

Evolución del Servicio de Correo Postal en Argentina[editar]

El Correo desempeñó un papel importante durante la Revolución de Mayo ya que mediante este servicio se repartieron partes y órdenes de la Primera Junta. El señor Melchor de Albín fue el primer Administrador del servicio designado por la Primera Junta de Gobierno en junio de 1810.

Empleado del Correo y automóvil hacia los años 1920.

En el año 1826, durante la presidencia de Bernardino Rivadavia el servicio fue nacionalizado mediante una ley aprobada por el Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, denominándose a partir de esa fecha Dirección General de Correos, Postas y Caminos, organismo que quedó a cargo del señor Juan Manuel de Luca, quien estuvo en ese cargo durante 32 años, siendo entonces sucedido por Gervasio Antonio de Posadas, quién instaló los primeros buzones de la Ciudad de Buenos Aires, redactó el Reglamento del Servicio de carteros y fijó un nuevo valor, más económico, de las tasas postales.

En 1874 es elegido como sucesor de Posadas Eduardo Olivera, quien continuó el trabajo, elaborando el nuevo reglamento de Telégrafos y proyecto la Ley N°. 816 de renovación de los servicios postales. Durante administraciones posteriores se implementaron los servicios de encomiendas, giros postales, valores declarados y carta certificada.

Entre 1853 y 1856 el Correo dependió del Ministerio de Hacienda, luego dependió del Ministerio del Interior y el 13 de junio de 1944 el Poder Ejecutivo dispuso la autonomía del Correo pasándose a denominar Dirección General de Correos y Telecomunicaciones.

El 26 de enero de 1949 el Gobierno pasó el mando del Correo a la recién creada Secretaría de Correos y Telecomunicaciones de la Nación, que luego pasó a ser el Ministerio y finalmente la Secretaría de Estado de Comunicaciones.

Empresa Nacional de Correos y Telégrafos[editar]

La Empresa Nacional de Correos y Telégrafos (ENCOTEL) fue una empresa pública argentina creada en 1972 que prestaba servicio postal, telegráfico y monetario, sucediendo a la Secretaría de Estado de Comunicaciones. Durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional (1976/1983), se permitió la actividad de empresas privadas en el servicio de correos y encomiendas en el marco de un proceso de apertura económica, si bien la prestación del Servicio Postal Universal continuó estando exclusivamente en manos de la empresa estatal. En 1992, durante el gobierno de Carlos Menem, fue convertida en la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos S.A. (ENCOTESA), constituyéndose en Sociedad Anónima como paso previo a una privatización.

Historia Actual[editar]

Privatización y reestatización[editar]

El 24 de marzo de 1997, mediante el Decreto N°. 265/1997 del entonces presidente Carlos Menem, la empresa ENCOTESA fue liquidada y la prestación de servicios postales le fue otorgada en concesión a la Sociedad Macri (SOCMA). De este modo, la Argentina se convirtió en uno de los primeros países del mundo en privatizar el servicio postal. De acuerdo con el contrato de concesión, que se había firmado por un término de 30 años, la Sociedad Macri debía pagarle al Estado nacional un canon semestral de 51,6 millones de pesos. No obstante este contrato, ya en el año 1999 los Macri dejaron de honrar sus compromisos y acumularon una deuda de aproximadamente 900 millones de dólares con acreedores privados y con el Estado nacional. En septiembre de 2001, la empresa Correo Argentino entró en concurso preventivo.[3] [4] [5]

El 19 de noviembre de 2003, a pocos meses de asumir la presidencia de la Nación, Néstor Kirchner firmó un decreto mediante el que rescindía el contrato de concesión de servicios postales de la empresa Correo Argentino a la Sociedad Macri (SOCMA). La deuda millonaria de la familia Macri con el Estado nacional y con acreedores privados hizo que el el gobierno resolviese no otorgarle la prórroga y optase finalmente por reestatizar la empresa. Así, también mediante el Decreto N°. 1075/2003, se recuperó el servicio postal para el patrimonio estatal, denominándose Correo Oficial de la República Argentina S.A. (CORASA) y manteniéndose la denominación comercial de Correo Argentino. Esta fue la primera empresa reestatizada por el kirchnerismo. Luego de volver al control estatal, Correo Argentino presentó una ganancia bruta de 99 millones de pesos en su primer balance de año fiscal completo. Ante esta realidad, el ministro Carlos Tomada afirmó entonces que no existía ya el prejuicio de que las empresas en manos del Estado son necesariamente ineficientes y de que en manos privadas son necesariamente eficientes y, aunque el decreto de estatización preveía un nuevo llamado a licitación, para volver a privatizarse, eso no se llevó a cabo y Estado decidió mantener el control de la empresa, habiendo cuenta de la buena gestión realizada y resultados que se obtuvieron.[6] [7] [8]

Se conoció más tarde que la reestatización del Correo Argentino se inscribía en un proceso de nacionalización que llevaba a cabo el kirchnerismo, en el sentido de recuperar el patrimonio nacional que había sido entregado durante los años 1990. Esta nacionalización fue el primer movimiento de la administración kirchnerista sobre aquellas empresas privatizadas y le permitió al Estado nacional recuperar el Servicio Postal Básico Universal, una herramienta de comunicación e integración para el desarrollo estratégico. La rescisión del contrato de concesión fue planificada, en principio, de modo transitorio; pero la buena gestión que mostró la empresa en manos estatales llevó a que quedara definitivamente bajo la esfera pública. A los sólo dos años de rescindido el contrato de Correo Argentino el promedio de ventas se había incrementado en un 15%. A siete años de su estatización el correo oficial pudo mantener la competitividad con las diferentes empresas privadas y a un menor costo para el usuario.[9]

El Palacio de Correos[editar]

Comenzó a construirse en 1889, finalizándose el 28 de septiembre de 1928 por atrasos producidos por la Crisis Financiera de fin de siglo y la Primera Guerra Mundial. Es un símbolo de la comunicaciones postales y monumento arquitectónico de la Ciudad de Buenos Aires. Fue proyectado por el arquitecto Norbert Maillart desde Francia, sin necesidad de viajar a la Argentina.

Referencias[editar]

  1. "Historia del Correo Argentino", web oficial
  2. "Los supermercados lideran ranking de los empleadores", Ambito Financiero, 28 Ago 2012
  3. «Empresa Nacional de Correos y Telegrafos: Su privatización por concesión». Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (25 de marzo de 1997). Consultado el 8 de noviembre de 2013.
  4. «De la patria contratista al control mismo del Estado». Diario InfoNews (13 de enero de 2013). Consultado el 31 de mayo de 2013.
  5. «Correo Argentino: la primera empresa re estatizada por Néstor Kirchner». Primera Página Bonaerense (12 de enero de 2013). Consultado el 31 de mayo de 2013.
  6. «El Gobierno dice que la estatización del Correo es "un caso puntual"». Diario Clarín (12 de febrero de 2005). Consultado el 28 de octubre de 2013.
  7. «[Advierten que la estatización del Correo es "un caso puntual" Advierten que la estatización del Correo es "un caso puntual"]». Diario La Nación (12 de febrero de 2005). Consultado el 8 de noviembre de 2013.
  8. «La nacionalización volvió con los Kirchner». Intereconomía (13 de abril de 2012). Consultado el 8 de noviembre de 2013.
  9. «El regreso del Estado empresario». Revista Miradas al Sur (13 de mayo de 2012). Consultado el 8 de noviembre de 2013.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]