Colombia en la economía mundial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

A continuación, aparece un extracto de Colombia y la economía Mundial, escrito por José Antonio Ocampo.

Colombia desde su ingreso a la economia internacional sufrió una gran dependencia de las variantes impuestas por los ciclos exportadores, tabaco, algodón, quina, añil y café, que benefició a las regiones cercanas a las vías principales de acceso por las cuales salieron los productos hacia el exterior. No logró diversificar la oferta de sus productos debido a que no incentivó desde sus inicios una verdadera integración regional y gracias a que sus proyectos solo se movieron en la línea de los intereses personales y grupos de poder.

El siglo XIX para Colombia estuvo enmarcada por una lenta y penosa transición al capitalismo mundial, siempre supeditada a las condiciones y la disposición de las oportunidades que ofreció el desarrollo del capitalismo en los países del Atlántico Norte en proceso de industrialización, el crecimiento en la demanda de productos primarios y los flujos de capital. Es por eso que durante todo el siglo diferentes grupos de la sociedad se interesaron por transformar una economía con un nivel muy bajo de integración a través del desarrollo del sector exportador, especialmente de productos agrícolas.

Geografía y transportes[editar]

Las dificultades geográficas crearon un sistema de transportes con escaso desarrollo del mercado interno al punto que hasta bien entrado el siglo XX la mayor parte del transporte se hacía a través de caminos de herradura, con diseños que se trazaban sin ninguna técnica, siguiendo las crestas de las montañas muchas de las veces intransitables en las temporadas de invierno. En el que no hay que olvidar la frecuente utilización de cargueros humanos, más seguros cuando se trataba de transportar a otras personas. manuel aldair

Población[editar]

Los dirigentes colombianos eran conscientes de la escasa población del país y creían que su crecimiento era fundamental para el desarrollo nacional y es por ello que trataron de estimular la inmigración europea con muy pocos resultados. Colombia resultó muy poco atractiva para los posibles inmigrantes ya fuera por la inestabilidad política, el carácter tropical, la poca salubridad de las zonas, las bajas perspectivas de éxito económico, como a la ausencia de inversiones significativas de capital extranjero.

Río Magdalena[editar]

El río Magdalena durante todo el siglo se convirtió el eje del sistema de transportes por el cual entraban y salían desde los puertos atlánticos de Cartagena y Barranquilla (Sabanilla)los bienes importados y los productos agrícolas de exportación. Río por el que se unían pequeños tramos de ferrocarril y pequeños caminos carreteables para completar un sistema muy dependiente a una sola ruta, y cruces más largos.

Producción-Especulación[editar]

La producción-especulación es un concepto aplicado por José Antonio Ocampo para explicar el atraso de la industria colombiana de exportación frente a otros sectores productivos similares en otras partes del mundo que según él dificultó la capacidad de ofrecer un producto de calidad uniforme en el mercado mundial. A este aspecto agrega que dada la situación de los movimientos en los precios internacionales y al no favorecer las condiciones del mercado produjo que los encargados del sistema exportador simplemente abandonaran la producción de determinado producto y buscaran otras salidas a su capital.

Resultados de la integración[editar]

El ingreso de Colombia en la economía mundial solo favoreció a las zonas que estuvieron en la capacidad de aprovechar las alternativas que les ofreció el mercado, desarrollado desde la Colonia. Situación que continuó con el aumento significativo de su población, de los poderes regionales a través de la participación política, y el desarrollo de una incipiente infraestructura, casi siempre puesta en marcha con su arteria fluvial más importante, el Magdalena. Por lo que nunca hubo un proyecto económico real con la intención de integrar a las diferentes zonas del país, y más ésta más bien estuvo ligada a la multitud intereses de las élites y de grupos demasiado cerrados, que buscaron maximizar siempre las ganancias a su favor.