Alferio Pappacarbone

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Alferio Pappacarbone
S.ALFERIO.jpg
Nacimiento 930
Salerno, Italia
Fallecimiento 12 de abril de 1050
Cava de' Tirreni, Italia
Venerado en Iglesia católica
Canonización 1893 por Leone XIII
Principal Santuario Abadía de Cava de' Tirreni, Italia
[editar datos en Wikidata ]

Alferio Pappacarbone (Salerno, siglo X - Abadía de Cava 12 de abril de 1050), venerado como santo por la Iglesia Católica, es recordado como el fundador de la Abadía de Cava.

Biografía[editar]

Nacido en Salerno en la segunda mitad del siglo X en el seno de una noble familia al servicio de los príncipes lombardos que dominaban la zona desde el siglo VII.

Alferio fue enviado por Guaimario III de Salerno como embajador ante el emperador Enrique II para solicitar ayuda contra los bizantinos, que amenazaban las fronteras del principado de Salerno.

Habiendo alcanzado los Alpes, cayó muy enfermo y pidió hospitalidad al monasterio de Chiusa di San Michele, prometiendo que si se curaba, renunciaría a su carrera diplomática, y se haría benedictino. Una vez curado, respetó su promesa, y tomó el hábito de san Benito de Nursia en la gran abadía de Cluny en 991, año en que se ordenó sacerdote.

Un año después, Guaimario le llamó para reformar los numerosos monasterios de su estado. Alferio se puso a la obra, pero luego de un tiempo, sintiéndose atraído por la vida de soledad, abandonó Salerno en secreto, y se refugió en una gruta al pie del monte Finestra, cerca de Cava de' Tirreni. Aquí, con dos compañeros, se entregó completamente a la oración, la penitencia y el trabajo manual.

Más adelante, se formó una comunidad de doce discípulos, dedicada a la Santísima Trinidad, que luego sería uno de los centros principales de la reforma monástica. La comunidad se organizó según las normas y el espíritu de Cluny. El monasterio se debió a la benevolencia de Guaimario, que por un decreto de 1025 reconoce su existencia y dona una gran extensión de tierra, con plena libertad de gobierno, incluido el derecho de elección del abad, sin interferencia secular.

Murió el 12 de abril de 1050, un jueves santo, después de haber celebrado los servicios litúrgicos, y nombrado a su sucesor, León de Lucca, confortado por una imagen del Redentor que le había predicho su muerte inminente. Fue enterrado en las misma gruta, que luego sería el núcleo de la abadía de Cava.

Bibliografía[editar]

  • Hugone abbate Venusino, Vitae quatuor priorum abbatum cavensium Alferii, Leonis, Petri et Costabilis edizioni Leone Mattei Cerasoli, in Rerum italicarum scriptores – Bologna 1941
  • Simeone Leone, Dalla fondazione del cenobio al secolo XVI, in La badia di Cava, edizioni Di Mauro – Cava de’ Tirreni, 1985
  • Joseph Ratzinger, Santi. Gli autentici apologeti della Chiesa, Lindau Edizioni, Torino 2007 ISBN 978-88-7180-706-5

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]