Villanueva de la Barca

From Wikipedia
(Redirected from Vilanova de la Barca)
Jump to navigation Jump to search
Vilanova de la Barca
Villanueva de la Barca
municipio de Cataluña

Flag of Vilanova de la Barca.svg
Bandera
Escut de Vilanova de la Barca.svg
Escudo

Corb segre.jpg
Villanueva de la Barca ubicada en España
Villanueva de la Barca
Villanueva de la Barca
Ubicación de Villanueva de la Barca en España.
Villanueva de la Barca ubicada en Provincia de Lérida
Villanueva de la Barca
Villanueva de la Barca
Ubicación de Villanueva de la Barca en la provincia de Lérida.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Catalonia.svg Cataluña
• Provincia Bandera de la provincia de Lérida.svg Lérida
• Comarca Bandera del Segrià.svg Segriá
Ubicación 41°41′28″N 0°43′43″E / 41.691111111111, 0.72861111111111Coordenadas: 41°41′28″N 0°43′43″E / 41.691111111111, 0.72861111111111
• Altitud 195 msnm
Superficie 21,15 km²
Población 1 036 hab. (2019)
• Densidad 49,36 hab./km²
Gentilicio villanovense
Código postal 25690
Alcalde (2007) Antoni Argilés Pujol (PSOE)

Villanueva de la Barca[1]​ (en catalán y oficialmente, Vilanova de la Barca) es un municipio español situado en la comarca del Segriá, en la provincia de Lérida, situado al NE. de la comarca, en el límite con las de la Noguera y el Pla de Urgel, en la confluencia de los ríos Corb y Segre.

Evolución demográfica
1900 1930 1950 1970 1981 1986
779 878 1.030 976 896 871

Economía[edit]

Agricultura de regadío. Ganadería porcina. Industria agropecuaria y metalúrgica.

Historia[edit]

A un kilómetro escaso del casco urbano se eleva un cerro sobre el río Segre que recibe el nombre de Puig de Castell-Pagès. El nombre de Castell-Pagès hace referencia a un castillo fortificado del siglo III, que perdura a través de la dominación musulmana y que, tras la reconquista de Lérida, el Conde de Barcelona otorga a Berenguer de Grañana, que lo repuebla fundando la población actual de Vilanueva de la Barca, que pasará ser controlada por los templarios más tarde.

El 12 de abril de 1212, el preceptor de Gardeny y Corbins, Fray Ramon Berenguer de Áger, concedió con el consentimiento de Guillermo de Anglesola y Ramón de Grañana carta franca a “ómnibus hominibus et feminabus de Zaguilar et de Catro-Pagesio”, para que se edificara y poblara el lugar “qui vocatur Vila nova”. En aquellos tiempos Ramón de Grañana dominaba las tierras en torno a la ribera del Segre hasta la actual ermita de Santa María de Grañana, situada a 4 km de Lérida.

En el Libro Verde de la Catedral de Lérida y en el Archivo de la Corona de Aragón, existen referencias entre 1184 y 1220 sobre el “Castrum-pagus” o “Castro-Pagesio”, cuya existencia duró poco como tal castillo perdurando sin embargo como granja agrícola perteneciente a la orden del Hospital de San Juan de Jerusalén hasta finales del siglo XX. Del castillo quedan hoy día parte de los cimientos y montones de piedras.

El nombre de Vilanova de Castell-pagès, población de unos 10 hogares hasta 1413, se mantuvo mucho tiempo, de lo que cabe pensar que el nombre actual de Vilanova de la Barca se popularizó más tarde. Se puede observar que en 1632 ya figura Vilanova de la Barca dentro de las poblaciones que forman parte de la Veguería de Lérida y bajo el control del Prior de Cataluña. El apelativo "de la Barca" hace referencia a la barca que se instaló en el río Segre a modo de paso franco y libre para los habitantes de Villanueva cuando se le concedió carta franca.

A las 4 de la tarde del 5 de marzo de 1944, el Director General de Regiones Devastadas, José Moreno Torres, acompañado del Gobernador Civil de Lérida y del Presidente de la Diputación llegan a Villanueva para dar la bienvenida a los nuevos propietarios de las primeras 72 viviendas construidas. El importe de estas obras ascendió a 2.857.390,97 pesetas

La Barca ha estado ligada al pueblo a lo largo de su historia reciente, siendo pieza clave del pueblo y motivo del nacimiento del mismo cuando los templarios establecieron el paso en 1212 para facilitar la comunicación entre las tierras de ambas riberas del Segre. Al término de la Guerra Civil, el estado de la barca es irrecuperable, por lo que el 30 de abril de 1939, el Gobernador Civil de Lérida concede un donativo de 20.000 pesetas para adquirir una barca nueva que se instalará a finales de julio de ese mismo año. En esta fecha, se nombra barquero a Felipe Panadera, cobrando un salario de 2,50 pesetas diarias y dos reales por cada persona o cabalgadura forastera que atraviese el río.

Referencias[edit]

Bibliografía[edit]

Varios (1989). «Guía de Catalunya. Todos los pueblos y todas las comarcas». Barcelona, Caixa de Catalunya. ISBN 84-87135-01-3. 

Enlaces externos[edit]