Zonda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El viento Zonda es un viento argentino, local seco y cálido que frecuentemente sopla y lleva mucha suciedad sobre las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes, en Argentina. Este viento nace en el anticiclón del Océano Pacífico, por lo tanto inicia siendo un viento frío y húmedo. Luego es desviado por el ciclón de la Precordillera e ingresa en la zona de mayores alturas, y choca con éstas generando lluvias orográficas y nevadas en la cima de la cordillera. Luego ingresa al territorio argentino (provincias de Mendoza, San Juan, San Luis, Catamarca y La Rioja) en forma seca, y baja rozando la cordillera aumentando su temperatura por el recalentamiento adiabático o efecto Föhn, generando temperaturas de hasta 40°C.

Este viento es bienvenido en la región de Cuyo ya que las nevadas proporcionan disponibilidad de agua. Este viento se desarrolla entre mayo y octubre.

Sus efectos se perciben [[más fuertemente en la San Juan (donde el viento se siente con mayor fuerza).

Leyenda de su origen[editar]

Gilanco era un joven huarpe fuerte y ágil que jamás erraba un disparo con su arco. Era admirado por su pueblo. Llevado por su vanidad, subía las montañas matando todos los animales a su paso solo por diversión; esto irritaba a Yastay, divinidad protectora de los animales de las montañas, quien apareció ante él y le dijo que la Pachamama no toleraba más sus actos y que si volvía a ellos recibiría un gran castigo.

Al tiempo, Gilanco volvió a sus andanzas. Pachamama se le apareció dejando suspendida en el aire su flecha, y lo envolvió en torbellinos de polvo arenoso. Dijo que había sido muy despiadado y cruel y recibiría su castigo. Un gran remolino de viento lo alzó por los aires y un viento caliente comenzó a alejarse del lugar arrastrando todo sobre la tierra. Desde entonces, se dice, sopla el viento zonda cuando alguien desoye a la Pachamama.[1]

Otro uso[editar]

El término «zonda» también describe un viento norte cálido, por el avance de una depresión hacia el poniente, y precediendo al viento pampero. Se lo suele llamar «sondoro».

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Natalia Ahumada: «Un desastre negado: el viento zonda en Mendoza» (pág 105 a 119). En M. Gascón et al.: Vientos, terremotos, tsunamis y otras catástrofes naturales. Historia y casos latinoamericanos. Buenos Aires: Biblos, 2005. 159 págs. ISBN 950 786 498 9.