Zona de promesas (canción)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
«Zona de promesas»
Sencillo de Soda Stereo
del álbum Zona de Promesas
Formato CD
Género(s) Balada rock
Duración 4:02
Discográfica Sony Music (Antes CBS Discos)
Autor(es) Gustavo Cerati
Productor(es) Soda Stereo
«Fue»
(1993)
«Zona de promesas»
(1993)
«En la ciudad de la furia (Dance remix)»
(1993)
Cronología del álbum Zona de promesas
«Zona de promesas»
(1)
«Primavera 0 (Bonzo mix)»
(2)

"Zona de promesas" es una canción y sencillo de la banda argentina de rock Soda Stereo, compuesta por el guitarrista y vocalista de la banda Gustavo Cerati. La versión original se publicó como primera pista del álbum llamado Zona de promesas. Es la canción que le da el nombre al álbum, en el cual todas las demás canciones son versiones remezcladas de canciones ya hechas.

Historia[editar]

"Zona de promesas" es una canción que fue poco interpretada en vivo por Soda Stereo o Gustavo Cerati. Sólo fue publicada en vivo en el álbum Gira me verás volver CD #2, como décima pista. El video en vivo está presente en el DVD #2 de la gira, como extra del mismo.

La versión original fue publicada por segunda vez en el compilado llamado Me verás volver (Hits & +), en la pista 16. El tema fue también grabado por Mercedes Sosa y Cerati, en el último álbum de la folklorista, Cantora (2009).

Gustavo Cerati interpretó el tema en unos pocos conciertos de la Gira Bocanada, siendo estas las primeras veces que el tema fue tocado en vivo. Como solista, lo volvió a tocar en la primera parte de la Gira Fuerza Natural (2009), donde hacía una versión acústica, dedicada a Mercedes Sosa, quien falleció ese mismo año.

Fue también la canción con la cual se homenajeó póstumamente a Cerati en la apertura de la cuarta noche del Festival de Viña del Mar 2015, con una interpretación de Pedro Aznar, en la que se mezcló la voz de Cerati mediante sampling.

Letra[editar]

Poema de Lilian Clark (frag.)

"Mama sabe bien...",
escribiste un día
pero yo no intuía
tal celada del destino
Y aunque me digan
"los artistas nunca mueren,
porque su voz siempre te arrulla"
yo te extraño "
y como te extraño,"
hijo mío...""

Se rumorea que habla sobre una relación que termina («no está mal ser mi dueño otra vez...») y que siente dolor («el río sangre»), pero después viene la calma. Que luego encuentra una nueva posibilidad de amar («no está mal sumergirme otra vez...»).[cita requerida]

La letra habla, sobre todo en el estribillo, de que a veces las cosas tardan en llegar pero al final se consigue lo que se deseaba o lo que se esperaba. Es decir, cada paso, cada camino, conlleva a un esfuerzo, que a su vez se puede obtener fracasos o ganancias, el mensaje es que si en la lucha de lo que haces y de lo que te apasiona hacer, insistes e insistes, al final el gran fruto del resultado será válido.[1]

También puede ser que en la letra se dirija hacia su madre: («Mamá sabe bien, perdí una batalla, quiero regresar, solo a besarla») de pedirle y hablar, estar un segundo con ella, y también («al contarle mis plegarias...») contar sus cosas, sus secretos, etc. El estribillo («Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa») puede que nuevamente se refiera a ella al contarle sus plegarias, y que para él se convierta autenticamente, en una "Zona de promesas".

Como realmente se cuenta, la madre de Cerati, Lilian Clark le hizo un poema a su hijo, que próximamente se surgió en el cd "Cerati Infinito", refiriéndose principalmente en el tema:

Estilo[editar]

Es una balada rock con fuertes influencias del folklore argentino. Esto se refleja en la métrica de 3/4 con acentuaciones de 6/8. La versión en vivo también; una diferencia es que Gustavo Cerati, al principio, toca por un tiempo la guitarra antes de que empiece la letra y también que, en la última parte, el estribillo se repite 3 veces, en cambio, en la versión de estudio se repite 4 veces. En vivo, antes de que empiece el estribillo por segunda vez, Cerati grita «¡Vamos!».

Referencias[editar]