Zona de exclusión total

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La zona de exclusión total declarada el 30 de abril de 1982.

La zona de exclusión total (en inglés: Total Exclusion Zone o TEZ) fue el nombre dado a una zona declarada por el Reino Unido el 30 de abril de 1982 que cubría un radio de 200 millas náuticas, desde el centro de las Islas Malvinas.[1]​ Ese archipiélago estaba (y aún está) en disputa entre el Reino Unido y la Argentina. Durante la Guerra de las Malvinas de aquel año, cualquier buque o aeronave de cualquier país que entrase en la zona podía ser atacado sin más advertencia.

Dicha zona de exclusión total fue una extensión de la Zona de Exclusión Marítima (MEZ) que había sido declada el 12 de abril de 1982 por ese país de Europa,[2]​ y que cubría la misma área. Cualquier buque de guerra argentino o auxiliares de la Armada que entrase en la Zona de Exclusión Marítima podría haber sido atacado por los británicos, y en especial, por sus submarinos de propulsión nuclear (SSN). El 23 de abril, el Gobierno británico aclaró que todo buque o aeronave argentina, que fuese considerado ser una amenaza para las fuerzas británicas, sería atacado, en un mensaje que se transmitió a través de la Embajada de Suiza en Buenos Aires para el gobierno argentino:

Al anunciar la creación de una zona de exclusión marítima alrededor de las Islas Malvinas, el Gobierno de Su Majestad dejó en claro que esta medida era sin perjuicio del derecho del Reino Unido a adoptar todas las medidas adicionales pueden ser necesarios en el ejercicio de su derecho a la libre defensa de conformidad con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. A este respecto, el Gobierno de Su Majestad ahora desea dejar en claro que cualquier acercamiento por parte de los buques de guerra argentinos, incluyendo submarinos, unidades navales auxiliares o aeronaves militares, que podrían constituir una amenaza para interferir con la misión de las fuerzas británicas en el Atlántico Sur se encontrará la respuesta apropiada. Todos los aviones de Argentina, incluyendo las aeronaves civiles que participan en la vigilancia de estas fuerzas británicas, serán considerados como hostiles y son susceptibles de ser tratados en consecuencia.[3]

El "avión civil" alude en particular, aunque no exclusivamente, a los Boeing 707 de la Fuerza Aérea Argentina, que habían sido escoltados fuera en varias ocasiones por los Sea Harriers.

El 7 de mayo de 1982, la zona de exclusión total se extendió hasta las 12 millas náuticas de la costa continental argentina,[4]​ lo que significaba que cualquier buque o aeronave argentino o de otro país era susceptible de ser atacado.[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]