Zona de distensión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa de la Zona de Distensión

La Zona de distensión, zona de despeje de San Vicente del Caguán y/o simplemente El Caguán, fue un área otorgada por el gobierno del presidente Andrés Pastrana mediante Resolución 85 de 14 de octubre de 1998, para adelantar un proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) y acabar con el conflicto armado colombiano. Se creó en noviembre de 1998 y entró en efecto en enero de 1999. Comprendió una extensión de 42.000 kilómetros cuadrados y estuvo conformada por los municipios de La Uribe, Mesetas, La Macarena y Vista Hermosa en el departamento del Meta, y por San Vicente del Caguán en el departamento del Caquetá.[1]

A partir del momento que se creó la Zona de Distensión se comenzaron a producir denuncias de diversos hechos cometidos por miembros de la guerrilla violatorios de los derechos fundamentales de los habitantes de la región, consagrados en la Constitución Nacional y protegidos por el Derecho Internacional Humanitario. Retenciones, requisas, allanamientos, retenciones indebidas de personas, robo de ganado, extorsiones, negociación de secuestros y asesinato de personas, fueron denunciados permanentemente por la población. Esto sin mencionar las amenazas constantes a las autoridades públicas encargadas de ejercer justicia así como la planeación y ejecución de acciones dirigidas a atacar a las poblaciones colindantes.

Esta era la primera vez en la cual se despejaba una parte del territorio nacional, para que un grupo al margen de la ley se acentuará allí. A raíz de esto, la zona de distensión pudo considerarse como un Estado al interior de Colombia.

La zona de distensión fue abolida por el presidente Pastrana el 20 de febrero de 2002, quien además ordenó a las Fuerzas Militares de Colombia retomar la zona de distensión. Una vez recuperada la región por las Fuerzas Militares se le empezó a llamar en ocasiones la Antigua zona de distensión.

Formación de la zona de distensión[editar]

Andrés Pastrana, después de posesionarse como Jefe de Estado el 7 de agosto de 1998, y gracias a la ley 418 de 1997, la cual facultaba al presidente de la República de Colombia para realizar acuerdos con grupos organizados al margen de la ley, decide formalizar la creación y el despeje militar de la zona de distensión del Caguán, por medio de la resolución No.85 del 14 de octubre de 1998.[2]

se determinaba que la zona en mención estaría conformada por 5 municipios, en el documento emitido por el presidente de la República de Colombia, se estipulaba que la zona de distensión en principio regiría por 3 meses, teniendo como inicio el 7 de noviembre de 1998 y culminando el 7 de febrero de 1999. Sin embargo, con el paso de los meses, el tiempo de duración de la zona de distensión se prolongó a través de diferentes decretos. No obstante, para el 20 de febrero de 2002 el Presidente de la República Andrés Pastrana por medio de la Resolución N° 32, decide dar por terminada la zona de distensión.[3]

Pesar que el grupo guerrillero de las FARC logró acentuarse a lo largo de la zona de distensión del Caguán y que a través de sus acciones permeó y fue determinante en el desarrollo de las diferentes actividades en el aspecto político, social y económico, su presencia no puede considerarse o enmarcarse dentro del control territorial desde la definición de beligerancia,[4]​ lo cual permite establecer que la zona de distensión del Caguán nunca estuvo bajo el control de las FARC, y que por el contrario, ésta zona seguía siendo parte del territorio del Estado colombiano y su control dependía de éste.

Aunque no fuera un Estado, entre las cuales se pueden destacar la injerencia que llegó a tener la FARC-EP en cuanto a la conformación y presencia de la fuerza pública, la intervención de actores internacionales y el desarrollo económico de la población.

Administración de la FARC-EP[editar]

El procedimiento de verificación del cumplimiento de normas mínimas de comportamiento por parte de las Farc, que se entendía planteado de manera clara desde un principio y que repartía la responsabilidad entre las partes para garantizar el desarrollo de la Zona de Distensión, se convirtió en elemento de discordia permanente hasta llegar a bloquear toda posibilidad de avance de las negociaciones. Este tema tenía una importancia sustancial debido a que garantizaba la transparencia de la Zona de Distensión. Sin embargo, se consideró al comienzo de las negociaciones como un simple procedimiento. Luego, ante las recurrentes denuncias la preocupación aumentó, ya que los municipios ubicados en los alrededores de la Zona de Distensión experimentaron un ostensible deterioro del orden público, lo que fue visto como el aprovechamiento de la zona como plataforma para el lanzamiento de acciones armadas.

Mientras que la situación, ante el aumento de las denuncias, se volvió cada vez más difícil para el Gobierno, las Farc insistieron en reivindicar la Zona de Distensión como reconocimiento a su dominio territorial, militar, político e histórico. Ese supuesto reconocimiento implicaba para las Farc no sólo la salida de la Fuerza Pública durante un período determinado, como lo estableció en su momento el Gobierno, sino su no retorno en la medida de lo posible, o su retorno en las condiciones más precarias posibles. Es claro que las Farc buscaron de manera calculada la ausencia del Gobierno en la zona para ejercer poder. La ausencia del Gobierno se expresó en la ausencia de sus instituciones que ejercen funciones de Estado como Fuerza Pública, Fiscalía, Procuraduría, jueces de cualquier índole, cárceles, notariado etc. Por lo tanto, la existencia de una comisión de verificación chocaba con el verdadero interés de las Farc en la zona: desempeñarse como “gobierno”. En consecuencia el asunto dejó de ser meramente procedimental para convertirse en algo de fondo.[5]

Localización[editar]

Municipios que conformaron la Zona de Distensión Meta y Caquetá.

La Zona de distensión comprendía una zona de 42.000 Kilómetros cuadrados y estuvo conformada por los municipios de La Uribe, Mesetas, La Macarena, Vista Hermosa en el departamento del Meta y San Vicente del Caguán en el departamento del caquetá. La zona era igual de grande a un país como Suiza.

Limitando en el Noroeste y Oeste con el departamento de Huila y a su vez con los municipio de Algeciras, Baraya, Colombia, Neiva, Rivera y Tello; en el Norte con Bogotá y limitaba con la localidad de Sumapaz; en el Noreste con el departamento de Meta con los municipios de San Juan de Arama, Puerto Lleras, Puerto Rico, Lejanías y Cubarral; en el Este con el departamento de Guaviare con los municipios de Calamar y San José del Guaviare; y al Oeste, Suroeste, Sur y Sureste con el departamento de Caquetá con los municipios de Solano, Cartagena del Chairá y Puerto Rico.

Compass rose pale.svg Flag of Huila.svg Huila Flag of Bogotá.svg Bogotá Flag of Meta.svg Meta (Colombia) Compass rose pale.svg
Flag of Huila.svg Huila

Flag of Caquetá.svg Caquetá

Norte Flag of Guaviare.svg Guaviare
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Flag of Caquetá.svg Caquetá Flag of Caquetá.svg Caquetá Flag of Caquetá.svg Caquetá

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Derechos Humanos - Gobierno de Colombia: II EVOLUCIÓN DEL CONFLICTO ARMADO
  2. «RESOLUCIÓN NÚMERO 85 DEL 14 DE OCTUBRE DE 1998». REPÚBLICA DE COLOMBIA. 
  3. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA (Marzo 3 de 2002.). «DECRETO 333 DE 2002». www.alcaldiabogota.gov.co. Consultado el 24 de abril de 2017. 
  4. Torres Vásquez, Henry (enero-junio de 2012). «páginas: 267-291». DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO Y ESTATUS DE BELIGERANCIA. Revista Republicana. Consultado el 24 de abril de 2017. 
  5. Riaño Umbarila, Salazar Cardona, Elizabeth, Carlos Ariel (Jul 15, 2009). Diana Patricia Mora Rodriguez, ed. Sistema Urbano en la Región Amazónica Colombiana. Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas "SINCHI", 2009. p. 86. ISBN 9789588317441. Consultado el 27 de abril de 2017. 

Enlaces externos[editar]