Zona Fantasma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Zona Fantasma es una dimensión paralela de DC Comics. Era utilizada, a modo de prisión, por los habitantes del planeta Kryptón.

Descripción[editar]

La Zona Fantasma es una dimensión completamente vacía, y en el planeta Kryptón se disponía de métodos para enviar allí a los criminales de 28 galaxias habitadas, a quienes luego se rescataba tras su sentencia. El sistema para acceder a ésta fue desarrollado por Jor-El. En dicho sitio los prisioneros no envejecen, no requieren sustento biológico y son inmateriales entre sí, aunque son conscientes de su presencia mutua. Pueden ver la realidad desde la Zona Fantasma, pero no interactuar con la misma.

Gracias a esto, quienes estaban prisioneros durante la destrucción de Kryptón lograron sobrevivir a la misma. Enfocaron entonces su atención hacia la Tierra, ya que los pocos kryptonianos supervivientes se encontraban allí y, en particular, Superman, el hijo de Jor-El quien creó la máquina que accede a la Zona Fantasma. La mayor parte de las historias involucrando a la Zona Fantasma se tratan de prisioneros que logran escapar de la misma e intentan atacar la Tierra o a Superman hasta que éste logra reenviarlos a dicha dimensión.

Una excepción es Lar-Gand (alias Mon-El), un nativo del planeta Daxam que se encontraba mortalmente enfermo. Fue voluntariamente a la Zona Fantasma, y fue retirado de la misma en el siglo XXX, después de que Brainiac 5, de la Legión de Super Héroes, encontrara una cura.

En otros medios[editar]

En la serie Smallville el joven Clark Kent se ve atrapado gracias a Zod en la zona fantasma en donde Raya lo ayuda a escapar, pues según sus palabras "la familia de Jor-el puede escapar si se ven encerrados en la misma".

En la película de reinicio de 2013, El hombre de acero, el General Zod, Faora, Car-Vex, Dev-Em II, Jax-Ur, Nadira, Nam-Ek, Tor-An y algunos seguidores no identificados del General Zod son sentenciados a 300 ciclos de reacondicionamiento somático en la zona fantasma luego de su intento de golpe de estado contra el gobierno kryptoniano y por el asesinato de Jor-El a manos del General Zod. Tras la sentencia, Zod y sus coconspiradores se infunden dentro de una sustancia gelatinosa, encerrados en un material cristalino y posteriormente se cargan en una nave kryptoniana. Luego, la nave se lanza en órbita alrededor de Krypton, donde tres naves más pequeñas establecen una ventana hacia la Zona Fantasma en la que entra la nave. Poco tiempo después, la destrucción de Krypton desencadena la liberación de los prisioneros. Más adelante en la película, se revela que los buques que Zod y su ejército están utilizando poseen un "Phantom Drive", una colisión de una nave más pequeña (pilotado por el Coronel Hardy del ejército estadounidense con el cohete de Kal-El y operado por el Profesor Emil Hamilton y Lois Lane) con un impulso similar provoca una reacción cataclísmica que crea una pequeña singularidad, devolviendo la nave y sus ocupantes a la Zona Fantasma junto con el avión militar, Hardy y Hamilton.