Zidovudina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Zidovudina
Zidovudine Structural Formulae V.2.svg
Zidovudine-3D-balls.png
Nombre (IUPAC) sistemático
1-[(2R,4S,5S)-4-azido-5-(hidroximetil)oxolan-2-il]-5-metilpirimidin-2,4-diona
Identificadores
Número CAS 30516-87-1
Código ATC J05AF01
PubChem 35370
DrugBank DB00495
ChemSpider 32555
UNII 4B9XT59T7S
KEGG D00413
ChEBI 10110
Datos químicos
Fórmula C10H13N5O4 
Peso mol. 267,242
Sinónimos AZT, ZDV
Farmacocinética
Biodisponibilidad 52 a 75%
Unión proteica 30 a 38%
Metabolismo Hepatic, vía glucuronidación
Vida media 1 hora
Excreción Renal
Datos clínicos
Cat. embarazo B3 (AU) No hay estudios en humanos. El fármaco sólo deben utilizarse cuando los beneficios potenciales justifican los posibles riesgos para el feto. Queda a criterio del médico tratante. (EUA)
Estado legal-only (EUA)
Vías de adm. Oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico
[editar datos en Wikidata]

Zidovudina, Azidotimidina o AZT fue el primer medicamento antirretroviral (ARV), aprobado en 1987 como un medicamento indicado para personas con SIDA (infectadas con el VIH), por su efecto retardador de la extensión de la infección, aunque no representa una cura y no garantiza la disminución de la cantidad de enfermedades relacionadas con la infección por el virus. La zidovudina reduce la transmisión del VIH a otras personas.[1]​ Es comercializado bajo el nombre de Retrovir y Retrovis, y es un ingrediente en el Combivir, Epzicom y Trizivir. Es un análogo de la timidina.

Historia[editar]

Jerome Horwitz, del Instituto del Cáncer Barbara Ann Karmanos y de la Escuela de Medicina Wayne State, fue el primero en sintetizar zidovudina en 1964, bajo una subvención del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. La zidovudina fue originalmente ideada para tratar el cáncer, pero fue archivada al demostrarse ser ineficaz y por ser altamente tóxica y mortal. El producto fue patentado, y adquirido por Burroughs Wellcome (hoy GlaxoSmithKline), perdiendo su patente al cabo de los 17 años habituales en EE.UU en aquella época.

En febrero de 1985, Samuel Broder, Hiroaki Mitsuya y Robert Yarchoan, tres científicos del National Cancer Institute (NCI), colaboraron con Janet Rideout y otros varios científicos en Burroughs Wellcome , comenzaron a trabajar en este, como un fármaco contra el SIDA. Después de mostrar que este fármaco era un agente efectivo contra VIH in vitro, se llevaron a cabo ensayos clínicos iniciales que dieron evidencia de que podría incrementar el conteo de células CD4 en pacientes con sida.

Un ensayo aleatorio controlado de la zidovudina con placebo fue posteriormente llevado a cabo por Burroughs-Wellcome, en el que se demuestra que el fármaco podría prolongar la vida de los pacientes con la enfermedad. Burroughs-Wellcome presentó una nueva patente sobre la zidovudina en 1985. La Food and Drug Administration (FDA) aprobó el fármaco (a través del entonces nuevo sistema de aprobación acelerado de la FDA) para su uso contra el VIH y el complejo relacionado con el SIDA (ARC, ahora término médico extinto para la enfermedad pre-sida) el 20 de marzo de 1987 y luego como tratamiento preventivo en 1990.

En un principio se había administrado en dosis mucho más altas que hoy, por lo general, 400 mg cada cuatro horas (incluso por la noche). Sin embargo, la falta en ese momento de alternativas para tratar el sida afectó la relación riesgo/beneficio, la toxicidad de la infección por el VIH debería superar los riesgos de toxicidad del fármaco. Uno de los efectos secundarios es la anemia, una dolencia común en los primeros ensayos.

Modernos regímenes de tratamiento suelen utilizar dosis más bajas (por ejemplo, 300 mg) dos veces al día. A partir de 1996, la zidovudina, al igual que otros medicamentos antirretrovirales, es casi siempre utilizado como parte de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA). Es decir, se combina con otros fármacos con el fin de evitar la mutación del VIH resistente al AZT, una especie de aplicación de la Hipótesis Goldie–Coldman.

La estructura cristalina de la zidovudina fue publicada por Alan Howie (Aberdeen University) en 1988. En el estado sólido la zidovudina forma una red de enlace de hidrógeno.

Modo de acción[editar]

La zidovudina es un Inhibidor de la enzima transcriptasa inversa del tipo análogo de nucleósidos y es considerado como el eje básico de la terapia antiretroviral. Las dosis recomendadas están disponibles para niños mayores de 6 semanas de edad.

Su diana farmacológica es la enzima ADN polimerasa viral trancriptasa inversa (HIV-RT) del VIH, y es reversible gracias a fuerzas intermoleculares (fuerzas de Van der Walls/stacking, EH, EI, etc) ya que puede ser desplazado del centro activo por un aumento de concentración del sustrato natural (nucleósido de timidina).

Este fármaco es un antimetabolito de ADN viral ya que afecta al funcionamiento de los ácidos nucleicos. Es inhibidor de la polimerasa de DNA de la enzima transcriptasa inversa (reversa) o HIV-RT del VIH, exclusivo de células virales, por lo que no afecta a células humanas (selectividad), terminando así la cadena de síntesis de ADN a partir de ARN vírico.

La zidovudina es un análogo (modificado en el azúcar y misma base nitrogenada) al sustrato natural (nucleósido de timidina) por lo que es competitivo con el centro activo y reacciona igual en las primeras fases de la ruta metabolica (sustrato de reacción), pero el cambio de un nucleófilo en 3'(-OH), por un electrófilo -N3 (azida) impide la prolongación de la cadena de ADN, provocando la muerte celular. Al dejar un electrófilo libre como el grupo azida -N3 con cargas positivas y negativas eleva la posibilidad de efectos secundarios o reacciones adversas en el cuerpo humano, dado que va a reaccionar con nucleófilos que no le corresponden. Para evitar esto, se desarrolló posteriormente la lamivudina, fármaco optimizado donde se elimina el electrofilo(-N3) de 3' del azúcar y se sustituye un Carbono en la osición 3 por un grupo azufre, disminuyendo así los efectos secundarios con una afinidad similar por la diana farmacológica.[2]

Dosis[editar]

No existen reglas absolutas acerca de cuándo iniciar la toma de tratamiento antirretroviral. El paciente y su médico deben tener en cuenta el conteo de células CD4, la carga viral, los síntomas primarios y su actitud acerca de la toma de medicamentos.

Si se toma zidovudina con otros ARV, la carga viral puede disminuir a niveles sumamente bajos y su conteo de células CD4 puede aumentar. Esto significa que una persona podrá mantenerse saludable durante más tiempo.

Zidovudina fue el primer medicamento ARV que se aprobó y en consecuencia ha sido estudiado más que otros. Los medicamentos más nuevos han sido estudiados menos en comparación con zidovudina.

El "tratamiento temprano" (desde el principio) con Zidovudina ha sido estudiado en personas sin síntomas de enfermedad por VIH. Este estudio no demostró beneficio alguno con la toma de zidovudina. Pero zidovudina se usa como parte de una combinación de tratamientos en personas que han estado expuestas al VIH en su lugar de trabajo (pinchazo con una aguja o contacto con fluidos corporales).

Uso en embarazo[editar]

La zidovudina reduce la transmisión del VIH de la madre a su bebé. Se receta zidovudina a las madres VIH positivas a partir del cuarto mes de embarazo hasta que el bebé nace y luego al recién nacido por 6 semanas.

Efectos adversos[editar]

La zidovudina puede causar efectos adversos graves como daños en el hígado, toxicidad en la sangre y desórdenes musculares,[3]​ además de otros efectos leves como nausea, dolor de cabeza, cambios en la grasa corporal y decoloración de los dedos de las manos y pies. Otros efectos adversos más severos incluyen anemia, supresión de la médula ósea, los cuales pueden ser superados usando tratamientos con eritropoyetina o la darbeopoetina. Estos efectos indeseados podrían ser causados por la sensibilidad de la γ-ADN polimerasa en la mitocondria de la célula. La zidovudina funciona sinérgicamente con muchos agentes anti-VIH; sin embargo, el aciclovir y la ribavirina disminuyen los efectos de la zidovudina. Fármacos que inhiben la gluconidación hepática, tales como indometacina, el [[ácido acetilsalicílico (Aspirina) y la trimetoprima, disminuyen el índice de eliminación e incrementan la toxicidad.

Enlaces y referencias[editar]

  1. National Institutes of Health. «Zidovudine Injection: MedlinePlus Drug Information» (en inglés). Consultado el 21 de abril de 2011. «It will slow the spread of HIV infection in the body. Zidovudine is not a cure and may not decrease the number of HIV-related illnesses. Zidovudine does not prevent the spread of HIV to other people.» 
  2. An Introduction to Medicinal Chemistry 4e - Oxford University Press pag 539,540
  3. National Institutes of Health. «Zidovudine Injection: MedlinePlus Drug Information» (en inglés). Consultado el 21 de abril de 2011. «Zidovudine can cause severe side effects, such as liver damage, blood toxicities, and muscle disorders.»