Zapata, el sueño del héroe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Zapata, el sueño del héroe, también titulada simplemente como Zapata, es una película mexicana estrenada en 2004. Basada en el personaje histórico Emiliano Zapata, y teniendo como trasfondo la revolución mexicana.

Este retrato ficticio de Emiliano Zapata como un chamán indígena, dirigido por Alfonso Arau, fue la película mexicana más cara jamás producida hasta ese momento, con una campaña publicitaria masiva. Inusual en la industria del cine mexicano, Zapata fue financiada de manera independiente.

El personaje principal fue interpretado por Alejandro Fernández (cantante y actor) hijo de Vicente Fernández. También protagonizada por la actriz de telenovelas y cantante Lucero, así como otros artistas, como Patricia Velázquez y Jaime Camil. Esta película fue vapuleada por los críticos especializados y el público. Está repleta de líneas sin sentido, como "Un revolucionario sin fusil es como un taco sin tortilla". Otros aspectos criticables fueron los problemas de continuidad y la falta de apego a la realidad histórica, así como las preocupaciones sobre el retrato de Zapata. Aunque muchas de las ideas de mercadotecnia y promocionales utilizados en el estreno de la película son "revolucionarios" en México, después de su inauguración, la película tuvo un mal desempeño en las salas de cine, muy por debajo de las expectativas, y, hasta el 28 de mayo de 2004, aún no había encontrar distribuidores de fuera de América Latina. Irónicamente, las expectativas de Alfonso Arau eran de recibir el Óscar y declaró públicamente que "Si los cineastas no pensamos en los premios de la Academia, no sabríamos lo que estamos haciendo".

Zapata hizo su debut en EE.UU. en el Festival de Cine de Santa Fe el 3 de diciembre de 2004 en el Centro de Arte Contemporáneo en Santa Fe, Nuevo México. Hubo algunos rumores de que el diseño de Zapata y algunos de sus accesorios también fueron utilizadas para Amor real, un importante proyecto de telenovela en México (ya que ambos son del mismo estilo), sin embargo se demostró que estos rumores eran falsos, ya que una gran cantidad de los apoyos de Amor real se han reciclado en realidad en otro proyecto (esta vez en una telenovela infantil) llamado: Amy, la niña de la mochila azul, en el que estos conjuntos fueron pintados en colores brillantes sólo para imitar a una playa del lado del pueblo, que no se podría haber utilizado los materiales de Zapata ya que estos eran ruinas y gráficos generados por computadora.

Curiosidades[editar]

  • Desde que anunció el filme, Alfonso Arau insistió en que no se iba a apegar a la vida real del Caudillo del Sur sino a un argumento basado en el realismo mágico, siendo eso lo que desató la polémica.
  • Cuando se le criticaba y cuestionaba el porqué la película no tenía ningún apego a la realidad histórica, Arau respondía con frases como que «era una fábula, una metáfora», que le importaba más la verosimilitud de la fábula que la exactitud histórica o «Violé la historia, pero le hice un hijo muy bonito». En realidad ser una historia de fantasía fue precisamente lo que la condujo al fracaso, pues la gente esperaba ver una cinta biográfica.
  • Lo curioso e irónico, es que pese a que se la considera una de las peores cintas del cine mexicano, en taquilla obtuvo el 3.er. lugar en recaudaciones en ese año (2004) con lo que equivaldría a 4 millones de dólares, siendo sobrepasada por Atando cabos y Un día sin mexicanos y obtuvo varios premios Ariel: Mejor actriz de reparto (Carmen Salinas) y Mejor Actor de reparto (Alberto Estrella), por lo que el resultado en realidad sería llamémoslo regular. Pero al no recuperar la inversión que se hizo (8 millones de dólares) y el hecho que no salió fuera de América Latina, por eso se le considera también un fracaso de taquilla.
  • El desempeño de Alejandro Fernández fue el peor y más criticado del elenco, algunos periodistas y críticos decían que "Alejandro como actor, es un gran cantante" o que "Se le cree su papel hasta que habla" o que "no se le veía desarrollo como actor, que era igual que verlo cuando actuó en una película de su padre (Vicente Fernández)".
  • Arau anunció en su estreno que tenía pensado llevarla al Festival de Cannes en ese tiempo, se cuenta que la película fue vetada por el mismo festival debido a que el argumento del filme no fue del agrado de los organizadores y jueces.
  • Un escándalo muy fuerte fue que uno de los inversionistas de la cinta, fue Angel Isidoro Rodríguez "El Divino", quien había tenido graves problemas con la ley por causa de un fraude bancario de millones de dólares.
  • Otra polémica que tuvo la película es que Lucero se sirvió de sus influencias para que su madre Lucero León hiciera un cameo en la película, causando las burlas del público, y convirtiendo el proyecto en un desastre sin calidad alguna.

Protagonistas[editar]

Banda sonora[editar]