Yusuf ibn Tašufin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yusuf Ibn Tashfin
Emir Almorávide
Qirat imperio almorávide tasfin 7986.jpg
Quirate acuñado en época de Yusuf Ibn Tashfin, líder de los almorávides durante la unificación taifa del siglo XI en la Península Ibérica
Información personal
Nombre secular Yusuf Ibn Tashfin
Nacimiento 1006
Marruecos
Fallecimiento 1106, Marrakech
Entierro Marrakech
Familia
Padre Tashfin ibn Ibrahim Talagagin


Yusuf ibn Tašhfin (también Tashufin o Tashfin) Násir ad-Din ibn Talakakinin (en árabe, يوسف بن تاشفين ناصر الدين بن تالاكاكينن) fue un emir almorávide (10062 de septiembre de 1106), primero de la dinastía bereber de los almorávides, que reinó sobre Marruecos, Mauritania, Senegal, parte de España y Portugal y el oeste de Argelia hasta 1147. Este imperio recibía también el nombre de Imperio o Reino de Marrakech.

Fue llamado por el rey Al-Mu'tamid de Sevilla y el rey de la taifa de Badajoz para que les auxiliase frente al monarca leonés Alfonso VI tras la caída de la Taifa de Toledo, del cual ambos soberanos eran tributarios. Fue enviado por su primo Abu Bakr Ibn Umar, jefe de los almorávides, contra el cual posteriormente se insubordinó, tolerando el anterior la insubordinación para evitar así la fragmentación del reino.

La taifa sevillana venía pagando parias desde la época de Fernando I, quien trasmitió el derecho de cobro a su hijo García de Galicia y que, finalmente, recayó en Alfonso VI. A principios de 1086 Alfonso envió a un grupo de comisionados encabezados por el judío Ben Salib para que efectuasen el cobro anual. Como quiera que éste no se realizó debidamente, provocó las iras del enviado real, Al-Mu'tamid apresó a los emisarios y dio muerte a Ben Salib. La amenaza de represalias por parte de Alfonso VI hizo que el rey de Sevilla enviara una petición de ayuda a Yusuf que se encontraba con sus almorávides sitiando Ceuta en el norte africano.

Este emir había declarado la yihad en el norte de África, con tal fervor que en pocos años había convertido al Islam el Sáhara Occidental. La extensión de sus dominios era de seis meses de camino a lo largo y cuatro a lo ancho.

Tras establecerse en la ciudad de Algeciras venció en Sagrajas o Zallaqah al rey Alfonso VI el 23 de octubre de 1086, aunque la muerte del hijo de Yusuf le llevó a abandonar precipitadamente al-Ándalus y regresar al Magreb, por lo que las consecuencias de la derrota para el Reino de León no fueron muy apreciables.

Cuatro años después regresó y fue ocupando las diversas taifas de Al-Ándalus: Granada, Sevilla, Badajoz y Valencia.

En 1062 fundó su capital, Marrakech, de donde proviene el nombre de Marruecos. Será desde ahí desde donde conducirá sus campañas, sobre todo en España. Su tumba se encuentra en Marrakech.

Asedio de Valencia[editar]

A pesar de que los almorávides no habían ganado mucho en el territorio de los cristianos, más bien neutralizaron simplemente la Reconquista, Yusuf tuvo éxito en la captura de Valencia. Una ciudad dividida entre musulmanes y cristianos, en virtud del débil gobierno de un pequeño emir que pagaba tributo a los cristianos, incluyendo el famoso Cid Campeador, Valencia demostró ser un obstáculo para el ejército almorávide, a pesar de la reputación de intocable de éste.

Abu Bakr ibn Ibrahim ibn Tashfin y el sobrino de Yusuf, Abu Abdullah Muhammad, fracasaron en derrotar al Cid. Yusuf envió entonces a Ali Abul-Hasan al-Hajj, pero tampoco tuvo éxito. En 1097, en su cuarto viaje a al-Andalus, Yusuf solicitó personalmente luchar contra los ejércitos de Alfonso VI, dirigiéndose contra él, pero abandonando la históricamente importante ciudad de Toledo. Este esfuerzo conjunto pretendía atraer a las fuerzas cristianas, incluidas las que habían dejado el sitio de Valencia. El 15 de agosto de 1097, los almorávides dieron un nuevo golpe a las fuerzas de Alfonso, en la batalla de Consuegra, en la que murió hijo del Cid, Diego Rodríguez.

Fue histórica la derrota del ejército de Alfonso VI, siendo el ejército de Alfonso tres veces superior al de Yusuf que hizo de caudillo a sus 80 años. La batalla contra las tropas de Alfonso fue un viernes.

Muhammad ibn Aisha, hijo de Yusuf, a quien había nombrado gobernador de Murcia, tuvo éxito en dar un duro golpe a las fuerzas del Cid en Alcira, no capturando todavía la ciudad, pero quedando satisfecho con los resultados de sus campañas. Yusuf partió para su corte de Marrakech, volviendo tan sólo dos años más tarde en un nuevo esfuerzo para tomar las provincias del este de Andalucía. El Cid había muerto en el mismo año de 1099, y su esposa, Jimena Díaz había estado gobernando hasta la llegada de una nueva campaña almorávide en la parte final de 1100, dirigida por el teniente de confianza de Yusuf, Mazdali ibn Banlunka. Después de un asedio de siete meses, Alfonso y Jimena, desesperados sobre las perspectivas de expulsar a los almorávides, prendieron fuego, airados, a la gran mezquita y abandonaron la ciudad. Yusuf había conquistado finalmente Valencia y ejerció dominio completo sobre el este de al-Andalus, convirtiéndose ahora sin duda en el gobernante más poderoso de Europa occidental. Por ello se le menciona en el poema épico español Poema del Cid, también conocido como Cantar de mio Cid, el más antiguo de su tipo.

Legado[editar]

Su hijo y sucesor, Alí ibn Yusuf, fue visto como un musulmán tan justo y devoto como su padre. Córdoba, alrededor de 1119, sirvió como plataforma de lanzamiento para la insurrección de Andalucía. Los cristianos en la frontera norte le dieron impulso poco después de la muerte de su padre, y los almohades aparecieron alrededor de 1120, amenazando con hundir la frontera sur. Estos llevaron finalmente a la desintegración de los territorios duramente ganados por Yusuf en el tiempo de Ibrahim ibn Tashfin (1146) y Ishaq ibn Ali (1146-1147), el último de la dinastía almorávide.

Aunque Yusuf era el más honorable de los musulmanes gobernantes, hablaba mal el árabe. Ali ibn Yusuf en 1135 ejerció una buena administración, asistiendo a la Universidad de Qarawiyyin, ordenando la extensión de la mezquita de 18 a 21 naves, y ampliando su estructura a más de 3.000 metros cuadrados. Algunas versiones indican que Ali ibn Yusuf contrató a dos arquitectos andalusíes para llevar a cabo este trabajo, los cuales también construyeron la nave central de la Gran Mezquita de Tlemcen, (Argelia), en 1136.

Según Richard Fletcher::

Los almorávides no habían sido apreciados en Al-Andalus fuera de los círculos restringidos de los críticos rigoristas de los reyes de taifas. Habían llegado como libertadores, pero se comportaron como conquistadores. Los jefes pueden haber sido sinceramente devotos, pero las tropsa no lo eran. El dominio almorávide ha sido descrito por una autoridad moderna como "una prolongada expedición de saqueo" ... Al final del régimen almorávide no hubo un único destino bereber para sus funcionarios: por el contrario, los clérigos andalusíes fueron enviados a Marruecos. Los almorávides incurrieron en todos los lujos y los placeres de Al-Andalus, pero fallaron en hacer el trabajo para el que habían sido llamados: los territorios perdidos en el Tajo y los valles del Ebro se mantuvieron en manos cristianas

Richard Fletcher.La España musulmana

.

En la cultura popular[editar]

  • En la película El Cid (1961), Yusuf ibn Tashfin es retratado como Ben Yussuf por Hebert Lom .
  • Yusuf aparece en Age of Empires II: The Conquerors como uno de los antagonistas principales en la campaña del Cid. Sin embargo, se le describe como que "nunca muestra su rostro", cubriéndole siempre con un paño.
  • Yusuf ibn Tashfin aparece como héroe en la serie dramática "Pukaar" presentada por la Pakistan Television Center en 1995. En esta serie los personajes principales eran Yousaf bin Tashfin, (interpretado por Asal Din Khan), Zainab (la esposa de Yousaf de), Ali (hijo Yousaf de), Alfonso VI (interpretado por Ayub Khosa), Mutamid bin Abi Abbad (interpretado por Hissam Qazi ( Tardío)), y las princesas de León (interpretado por Laila Wasti).

Bibliografía[editar]

  • Richard Fletcher, la España musulmana, (University of California Press, 1992)
  • Ibn Idhari, Al-Bayan al-mughrib. la Parte III, traducción española anotada por A. Huici Miranda, Valencia, 1963.
  • N. Levtzion y JFP Hopkins, Corpus de las primeras fuentes árabes para la historia de África occidental, Cambridge University Press, 1981, ISBN 0-521-22422-5 (reimpresión: Markus Wiener, de Princeton, 2000, ISBN 1-55876-241-8 ) . Contiene traducciones al inglés de los extractos de las obras medievales que se ocupan de los almorávides , las selecciones de cubrir algunos (pero no todos) de la información anterior.
  • EA Freeman, La historia y las conquistas de los sarracenos, (Oxford, 1856)
  • Codera, Decadencia y desaparición de los almorávides en España (1889)
  • HR Idris, Regierung und Verwaltung des Orienta vorderen en islamischer Zeit, (Brill Academic Publishers, 1997)
  • REILLY, Bernard F., Reconquista y repoblación de la Península, en John Lynch (dir.), Historia de España. 7, Madrid, El País, 2007. ISBN 978-84-9815-768-0. Es trad. de Bernard F. Reilly, The contest of christian and muslim Spain 1031-1157, Bernard Blackwell Pub, 19911. OCLC 247678739

ISBN 978-0-631-16913-0. Trad. al español en, Cristianos y musulmanes (1031-1157), Barcelona, Crítica (Historia de España, VI), 1992, págs. 96-136. OCLC 433438246 ISBN 978-84-7423-555-5

  • VIGUERA, María Jesús, Los reinos de taifas y las invasiones magrebíes : (Al-Andalus del XI al XIII), Madrid, Mapfre, 1992, págs. 167-178. ISBN 84-7100-431-3


Predecesor:
Abu-Bakr Ibn-Umar
Yusuf ibn Tasufin
Emir almorávide

1061-1106
Sucesor:
Ali ibn Yusuf
1106-1143