Yémeda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yémeda
municipio de España
Flag of None.svg
Bandera
Coats of arms of None.svg

País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg Castilla-La Mancha
• Provincia Flag Cuenca Province.svg Cuenca
• Comarca Serranía Baja
Ubicación 39°45′46″N 1°43′21″O / 39.7628988, -1.7224387Coordenadas: 39°45′46″N 1°43′21″O / 39.7628988, -1.7224387
• Altitud 868 msnm
Superficie 29,08 km²
Población 22 hab. (2016)
• Densidad 0,76 hab./km²
Alcalde (2007) Francisco Soriano Borreguero
[editar datos en Wikidata]

Yémeda es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Tiene un área de 29,08 km² con una población de 23 habitantes (INE 2015) y una densidad de 0,93 hab/km².

Demografía[editar]

Evolución demográfica
1991 1996 2001 2007 2013 2015
40 31 29 27 28 23

En este municipio es destacable tanto su estación de tren abandonada como su balneario, también abandonado.

Historia[editar]

Los datos que seguidamente aportamos han sido obtenidos del libro de Pueblos y Monumentos, Serranía Baja Conquense, de Miguel Romero Saiz, de 1998.

“Muy cerca del río Guadazaón y bien regado por manantiales, una rica huerta fue ya cultivada por los romanos. Entre Yémeda y Cardenete habría que situar la mansión de Valebonga, ya que aquí se cumplirán los setenta kilómetros que señala el itinerario de Antonino desde Ad Putea (40 millas). Tal Mansión, del Itinerario Antonino A-31 estaría situada en el propio Balneario, en que hay aguas termales naturales y en donde, según autores como Mañanes y Caamaño, son frecuente establecer mansiones romanas. Las aguas son excelentes y su composición: “aguas sulfurado-cálcicas frías con un caudal de 18 litros y temperatura de 17º, indicadas para dermatosis Por tanto, el que pase por aquí la vía romana, junto al lugar llamado Sargal, Confirmaría lo que sucede en Galicia donde cinco de las mansiones son termas, algo usual entre los romanos.

Durante la dominación musulmana, dominaron la zona los castillos de Serreilla, Santa Cruz y Mira. El inicio de Moya comenzó con la puebla realizada por Alfonso VIII en 1210 después que Pedro II de Aragón conquistara el Cuervo, Ademuz y Serreilla. Nada se puede decir sobre Moya antes de esta fecha, a no ser que sobre la montaña se han encontrado algunos restos prehistóricos, nunca restos árabes.

A partir de ese momento, no aparece la fortaleza de Yémeda en ninguna cita histórica, aunque sí su población que como aldea del marquesado alcanza unos cuarenta habitantes, dedicados a tareas agrícolas.

Durante las revueltas comuneras de 1520, el marqués D. Juan de Cabrera, castigará con severidad las poblaciones de Cardenete, Yémeda y Víllora, por haber participado en el conflicto.

Según Pascual Madoz: Yémeda en 1850 es aldea con ayuntamiento que pertenece al partido judicial de Cañete. Consta de 17 casa de pobre construcción y cultiva unas 300 fanegas de mediana calidad. Tiene iglesia aneja a la Víllora y viven unas 60 almas.”

Estructura urbana[editar]

El núcleo Urbano de Yémeda tiene forma más o menos cuadrada. La superficie total de este contorno es de 3.22 has. Es razonable pensar que el desarrollo urbano el municipio se generó a partir de la actual Plaza en la que se encuentra la iglesia. Podemos observar que el municipio de Yémeda, tiene una serie de calles que circunvalan la localidad de unos 600 m aproximadamente y que proporciona la comunicación al resto de calles. Por lo general el municipio de Yémeda, cuenta en todas sus calles con pendientes muy suaves norte-sur.

El trazado de las calles es recto y sus transversales tienen una dirección prácticamente perpendicular a las anteriores lo que supone una morfología urbana muy adecuada y actual. Las calles principales disponen de una anchura apreciable, mayor de 6 metros; circunstancia no tan frecuente en muchos de la zona.

La arquitectura es la tradicional de esta comarca, predomina la construcción en una planta y son menos abundantes las construcciones que se desarrollan en dos alturas. No hemos detectado construcciones en tres alturas, ni otras por debajo de la rasante de la calle.

Actualmente el pueblo está bastante remozado en cuanto al estado de conservación de sus construcciones, tal y como se manifiesta en la mayoría de sus fachadas, habiéndose respetado su estilo rural. La trama urbana se compone de las siguientes calles: Calle Carretera, que se desarrolla sobre la carretera CUV-5042. Calle de Arriba, es la calle que cierra la circunvalación por el norte, además de cerrar la manzana. Calle Nueva, se desarrolla de norte a sur, en la zona este del municipio y continua cerrando la circunvalación por la parte sur, hasta enlazar con la calle la carretera. Calle Abajo, se desarrolla desde la calle Nueva, hasta llegar a la calle Plaza Pública. Calle Plaza Pública, que permanece en la zona oeste y sur de la iglesia del municipio. Calle de la Iglesia, la encontramos en la parte derecha de la iglesia, desde la calle de Arriba, hasta la calle Plaza Pública.

Se puede apreciar el trazado de la carretera CUV-5042, perteneciente a la Excelentísima Diputación de Cuenca, que cruza el término municipal de Yémeda, pasando por la misma localidad y que la carretera CM-2109 se une con la carretera CUV-5043. La carretera CUV-5014, que une la localidad de Cardenete con la de Enguidanos, tiene un pequeño tramo que se describe dentro del término municipal de Yémeda.

Morfología y tipolofía edificatorias[editar]

Por lo general las edificaciones de Yémeda responden a una tipología edificatoria de alineación de fachadas los viales y manzana cerrada. Las alturas de edificación llegan a alcanzar un máximo de dos plantas en algunos casos, aunque predominan las de una sola altura. El tamaño medio de las manzanas está bastante equilibrado y proporcionado y la trama urbana compone una retícula con intersecciones limpias, aunque existen algunos esquinazos o recovecos que alteren la misma.

No se aprecia en su configuración ningún tipo de segregación por razones de nivel social o económico, pudiéndonos encontrar con viviendas de mayor calidad junto a otras en franco estado de deterioro. Tampoco apreciamos diferentes tipologías urbanas por barrios, ni diferentes estados de conservación por zonas, de forma manifiesta.