Who put Bella in the Wych Elm?

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
En los años 1970 aparecieron grafitis con dicha pregunta en el obelisco de Wychbury, cerca de donde se encontró el cuerpo.

Who put Bella in the Wych Elm? (traducido como ¿Quién puso a Bella en el olmo?) es un grafiti aparecido originalmente en Birmingham tras el descubrimiento en 1944 de los restos de una mujer dentro de un olmo en la finca de Hagley Hall, en el condado inglés de Worcestershire. La víctima, cuyo asesinato se calcula que ocurrió en 1941, permanece sin identificar y se desconoce la ubicación actual de su esqueleto y el informe de la autopsia.[1]​ El grafiti y las teorías sobre el origen de este hecho se citan en la novela de la escritora irlandesa Tana French El secreto del olmo (2019).[2][3]

Descubrimiento[editar]

El 18 de abril de 1943, cuatro niños de la localidad de Hagley (Robert Hart, Thomas Willetts, Bob Farmer y Fred Payne) estaban cazando aves en el territorio privado de la finca Hagley, perteneciente a Lord Cobham,[4][5]​ cerca de Wychbury Hill, cuando se encontraron con un gran olmo.[6]​ Pensando que la ubicación era un lugar particularmente bueno para cazar nidos de pájaros, Farmer intentó trepar al árbol para investigar. Mientras subía, miró hacia el tronco hueco y descubrió una calavera. Al principio creyó que era un animal, pero después de ver el cabello y los dientes humanos, se dio cuenta de que había encontrado un cráneo humano. Farmer volvió a colocar la calavera y los cuatro muchachos regresaron a casa sin mencionar su descubrimiento a nadie.[1]​ Sin embargo, al regresar a casa, el más joven de los muchachos, Willetts, se sintió incómodo con lo que había presenciado y decidió informar del hallazgo a sus padres.

Investigación[editar]

Fotografía policial de la calavera encontrada.

Cuando la policía revisó el tronco del árbol, encontraron un esqueleto casi completo, con un zapato, un anillo de bodas de oro y algunos fragmentos de ropa. El cráneo era una evidencia valiosa, ya que todavía tenía algunos mechones de pelo y un patrón dental claro, a pesar de faltarle algunos dientes.[7]​ Después de una investigación más profunda, se encontraron restos de una mano.[1]

El cuerpo fue enviado para su examen forense por el profesor James Webster. Rápidamente estableció que se trataba de una mujer que había estado muerta durante al menos 18 meses, y que el fallecimiento pudo haber ocurrido en octubre de 1941. Webster también descubrió una sección de tafetán en la boca, lo que sugiere que pudo haber muerto por asfixia. A partir de la medición del tronco en el que se había descubierto el cuerpo, también dedujo que tuvo que ser colocada poco después del asesinato, ya que no podría haber encajado una vez que el rigor mortis se apoderase del cuerpo.[1]

La policía pudo distinguir por elementos encontrados con el cuerpo cómo podían ser los rasgos en vida de la mujer, pero con tantas personas reportadas como desaparecidas durante la guerra, los registros eran demasiado vastos para que se llevara a cabo una identificación adecuada. Se hicieron referencias cruzadas de los detalles que tenían con informes de personas desaparecidas en toda la región, pero ninguno de ellos parecía coincidir con el caso.[8]​ Fueron contactados varios dentistas de Inglaterra, al tener rastros odontológicos bastante distintivos.[8]

En 1944, un grafiti apareció en una pared en Upper Dean Street, en la localidad de Birmingham, leyéndose Who put Bella down the Wych Elm - Hagley Wood.[9]​ Esto llevó a los investigadores a descubrir varias pistas nuevas sobre quién pudo haber sido Bella. Desde al menos la década de 1970, el grafiti ha aparecido esporádicamente en el obelisco Wychbury, cerca de donde se descubrió el cuerpo de la mujer.[4][5]

En 2018, un episodio del programa de televisión Nazi Murder Mysteries describió una reconstrucción facial forense realizada por el Face Lab de la Universidad John Moores, a partir de fotografías del cráneo.[10]​ Fue encargado por Andrew Sparke, por sus libros sobre el incidente.[10][11]

Teorías[editar]

En un programa de BBC Radio 4, emitido por primera vez en agosto de 2014, Steve Punt sugirió dos posibles víctimas. Una fue denunciada a la policía en 1944 por una prostituta de Birmingham. En el informe, afirmó que otra prostituta llamada Bella, que trabajaba en Hagley Road, había desaparecido tres años antes.[1]​ El nombre Bella (o Luebella) sugirió que el artista de grafiti probablemente estaba al tanto de la identidad de la víctima o del asesino.[7]

Una segunda posibilidad surgió de una declaración hecha a la policía en 1953 por Una Mossop, en la que dijo que su exesposo, Jack Mossop, había confesado a sus familiares que él y un holandés llamado van Ralt habían metido a la mujer en el árbol. Mossop y van Ralt se reunieron para tomar una copa en el Lyttelton Arms (un pub en Hagley). Más tarde esa noche, Mossop dijo que la mujer se emborrachó y se desmayó mientras conducían. Los hombres la pusieron en un árbol hueco en el bosque con la esperanza de que por la mañana se despertara y se asustara.[1]​ Jack Mossop fue confinado a un hospital psiquiátrico de Stafford, porque tenía sueños recurrentes de una mujer mirándolo desde un árbol. Murió en el hospital antes de que se encontrara el cuerpo en el olmo.[1]​ La probabilidad de que esta fuera la explicación correcta quedó cuestionada porque Una Mossop no presentó esta información hasta más de 10 años después de la muerte de Jack Mossop.[1]

Otra teoría proviene de un archivo desclasificado del MI5 sobre Josef Jakobs, el último hombre ejecutado en la Torre de Londres el 15 de agosto de 1941. Jakobs se lanzó en paracaídas a Cambridgeshire en 1941, rompiéndose el tobillo al aterrizar y siendo posteriormente arrestado. Entre sus objetos personales constaba la fotografía de su supuesta amante, una cantante y actriz de cabaret alemana llamada Clara Bauerle.[6]​ Jakobs dijo que estaba siendo entrenada como espía y que, si hubiera sido contactada, podría haber sido enviada a Inglaterra después de él. Sin embargo, no hay evidencia de que Clara Bauerle se lanzara en paracaídas en Inglaterra.[12]​ Varios testigos describieron que Clara Bauerle medía alrededor de 180 cm de altura, mientras que Bella tenía 150 cm de altura.[12][13]​ En septiembre de 2016, se determinó que Clara Bauerle había muerto en Berlín el 16 de diciembre de 1942.[14]

En 1945, Margaret Murray, antropóloga y arqueóloga del University College de Londres, propuso una teoría más radical, habiendo sido víctima de un acto de brujería, donde la mano cortada era consistente con un ritual llamado Mano de la Gloria, después de que Bella fuera asesinada por gitanos durante un ritual oculto.[8]​ Sus ideas entusiasmaron a la prensa local y llevaron a los investigadores a consultar otro asesinato aparentemente ritualista de un hombre, Charles Walton, en el cercano Lower Quinton.[6]

En 1953, surgió otra teoría, a saber, que Bella era una mujer holandesa llamada Clarabella Dronkers, asesinada por un anillo de espionaje alemán compuesto por un oficial británico, un holandés y un artista musical, por "saber demasiado".[6][8]​ No obstante, los registros y las pruebas disponibles no pudieron respaldar la historia.[8]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h «Who Put Bella in the Wych Elm? - Series 7 Episode 4 of 4». BBC Radio 4. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  2. «Identity Is the Mystery in Tana French’s New Crime Novel». The New Republic. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  3. «The Wych Elm by Tana French review – a forensic examination of privilege». The Guardian. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  4. a b «Murder mystery returns to haunt village». BBC News. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  5. a b «Mystery. Murder. And half a century of suspense». The Independent. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  6. a b c d «Is this the Bella in the wych elm? Unravelling the mystery of the skull found in a tree trunk». The Independent. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  7. a b «Does graffiti hold the answer to this 73-year-old murder mystery?». News. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  8. a b c d e «Who put Bella down the Wych Elm?». Strange Remains. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  9. Coley, Joyce M. (2007). Bella: An Unsolved Murder. Studley, Warwickshire: History into Print. p. 9.
  10. a b «Face of Bella in the Wych Elm revealed for first time as 75-year Hagley Wood murder mystery continues to intrigue». Stourbridge News. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  11. «Revealed after 75 years: The face of Bella in the Wych Elm». Birmingham Mail. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  12. a b «Clara Bauerle Declassified». Josef Jakobs - 1898-1941. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  13. «HYPNOGORIA 56 - Who Put Bella in the Wych Elm Part I». Hypnogoria. Consultado el 14 de junio de 2020. 
  14. «Clara Bauerle is Finally Laid to Rest». Josef Jakobs - 1898-1941. Consultado el 14 de junio de 2020.