Welcome to the Machine

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
«Welcome to the Machine»
Canción de Pink Floyd
álbum Wish You Were Here
Álbum Wish You Were Here
Publicación 1987
Grabación Enero a Julio de 1975 Estudios Abbey Road, Londres
Género Rock progresivo, electrónica
Duración 7:31
Discográfica Capitol Records
Escritor(es) Waters
Productor(es) Pink Floyd
País de origen Estados Unidos
Canciones de Wish You Were Here
«Shine on You Crazy Diamond (Parts I - V)»
(1)
«Welcome to the Machine»
(2)
«Have a Cigar»
(3)

Welcome to the Machine es la segunda canción del álbum de 1975 de Pink Floyd Wish You Were Here. Dura 7 minutos y 31 segundos. En el LP original, la canción sigue a las 5 primeras partes de la suite "Shine on you crazy diamond" con la que enlaza y es la última de la primera cara del disco. En los CD enlaza también con la siguiente, "Have a cigar". Es notable por su empleo de sintetizadores fuertemente procesados y guitarras, así como una gama amplia y variada de efectos de cinta.

La canción explora la visión negativa del grupo de la industria de música y toda sociedad industrializada. Trata de un aspirante a músico profesional a punto de firmar con un sórdido ejecutivo de la industria discográfica ("la máquina"). Cantada desde el punto de vista del ejecutivo, se predicen las ideas aparentemente rebeldes del muchacho ("Te compraste una guitarra para castigar a tu mamá / No te gusta la escuela / Y sabes que no eres la marioneta de nadie"). Posteriormente, según va siendo asimilado por la maquinaria se destroza esa fantasía de identidad personal "¿Qué soñaste? / No importa. Te diremos qué debes soñar". La letra es una clara alusión al desencanto del grupo con la industria musical, a la que ven como una máquina de generar dinero en lugar de foro de expresión artística.

Video clip[editar]

Gerald Scarfe creó el vídeoclip oficial, inicialmente como proyección de fondo para la gira musical In the Flesh en 1977; dicho videoclip muestra una sucesión de secuencias inquietantes: comienza con lo que parece ser gigantezco ajolote mecánico aproximándose en primer plano dentro de un paisaje urbano apocalíptico, el cual pudiera referirse a la portada del disco Tarkus de Emerson, Lake & Palmer; unas chimeneas industriales que se agrietan y exudan sangre; unas escuálidas ratas merodean entre vigas de acero; una torre que crece en medio de un desierto y se transforma en un monstruo que decapita a un hombre (El vídeo termina con la cabeza cercenada de ese hombre, y en lenta descomposición hasta quedar como calavera).

Posteriormente, un videoclip aficionado de David Martin en YouTube muestra un mensaje visual parecido al de G. Scarfe y la protesta contra la industria discográfica; el videoclip nombrado Welcome to the Machine (Pink Floyd animation) alude también a la saga cinematográfica The Matrix, equiparable a the machine (la máquina) en el nombre de la canción, y que manifiesta un rol predestinado de los seres humanos en la actualidad[1]​ por causa de la industrialización, automatización y globalización de la economía[2]​ hacia un nuevo orden mundial.

Créditos[editar]

Música y letra por Roger Waters.

Grabada desde Enero a Julio de 1975 en los estudios Abbey Road, Londres.

En directo[editar]

Durante el tour In the Flesh David Gilmour y Roger Waters cantaban el tema aunque inicialmente Waters solo hacía coros. Durante ese tour Gilmour interpretaba la canción con una Fender Stratocaster. Para posteriores giras, con Tim Renwick como guitarra principal, Gilmour empleó una guitarra acústica de 12 cuerdas.

Referencias[editar]

  1. «Frase de Stephen Hawking sobre predestinación». Blog de Iván Pico. Consultado el 18 de febrero de 2019. 
  2. Redacción (1 de febrero de 2008). «La maquila, reino de la explotación laboral». Revista Proceso. Ciudad de México. Consultado el 18 de febrero de 2019. 

Enlaces externos[editar]