Walid I

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Imperio islámico en su mayor expansión.
Gran Mezquita de Damasco, construida por Al-Walid I.
Monedas de Al-Walid I, encontradas en Sistan.

Al-Walid ibn Abd al-Malik (árabe: الوليد بن عبد الملك) o Al-Walid I (668 - 25 de febrero de 715)[1] fue un califa omeya, el tercero de la rama marwánida, que gobernó entre 705 y 715. Continuó la ampliación del imperio islámico hacia oriente y occidente que había iniciado su padre, y fue un gobernante eficaz.

Biografía[editar]

Al-Walid I era el hijo mayor de Abd al-Malik y a su muerte, le sucedió en el califato. Reforzó de manera importante sus fuerzas militares, construyendo además una marina de guerra fuerte, atacando las costas de Sicilia, Islas Baleares y la Península Ibérica. Su califato alcanzó el máximo poderío. Como su padre, siguió con el asesoramiento y ayuda de Al-Hajjaj bin Yusef, le confirmó como valí (gobernador) de Persia dándole rienda suelta, y su confianza en él se tradujo en las conquistas de Transoxiana (705-714) y Sind, en el valle del Indo. Hajjaj era el responsable de escoger a los generales que acaudillaron estas acertadas campañas, y es bien conocido por su campaña exitosa contra Abd Allah ibn al-Zubayr durante el reinado del padre de Al-Walid.

En el 708, nombró valí de Ifriqiya a Musa ben Nusayr perteneciente a una tribu yemení para someter a los bereberes del Norte de África. En el 711, Hajjaj le ordena la invasión de la Península Ibérica, consiguiendo después de su muerte, la toma de Narbona (715).

Al-Walid, continuó el trabajo de consolidación del califato de su padre, completando la arabización de la administración (Diwan), desarrolló un sistema de bienestar construyendo hospitales e instituciones educativas y tomó medidas en favor de las artes. Al-Walid era un entusiasta de la arquitectura y mandó reparar y restaurar la Mezquita del Profeta en Medina. Además, demolió la basílica cristiana de San Juan Bautista para edificar una gran mezquita, ahora conocida como la Gran Mezquita de Damasco o simplemente la Mezquita Omeya y otro edificio similar en Alepo. También construyó el Qasr Jarana (palacio de Jarana), uno de los tres castillos del desierto de Jordania.

También se distinguió por su piedad personal, y muchas historias hablan de que recitaba continuamente el Corán y de los grandes banquetes que preparaba para los que ayunaban durante el Ramadán. A Al-Walid le sucedió su hermano Suleimán I. Fue el padre de Ibrahim ibn Al-Walid, hijo de una esclava, y de Yazid III, hijo de una princesa sogdiana.


Predecesor:
Abd al-Malik
Califa
705 - 715
Sucesor:
Suleimán I

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. Cañada Juste, Alberto (1980). «Los Banu Qasi (714 - 924)» (PDF). Príncipe de Viana (año 41, núm. 158-159): 7 [3 del documento en línea]. ISSN 0032-8472.