Vuelo nupcial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llama vuelo nupcial o vuelo de fecundación al que realizan ciertos himenópteros, tales como hormigas, muchas abejas y algunas avispas.[1][2]​ Está mejor estudiado en la abeja doméstica o Apis mellifera. En este caso las abejas reinas y los zánganos se aparean durante el vuelo en la primavera. La abeja reina adulta virgen pasa aproximadamente 5 días en el interior de la colmena familiarizándose con su casa después de hacer eclosión y atacando a otras reinas vírgenes. A partir de ese momento la reina virgen saldrá de la misma y realizará vuelos de fecundación con zánganos (machos) que se acoplarán en el aire con ella. En estos acoplamientos el zángano transfiere a la reina un paquete de semen (espermatozoides) que ella almacena dentro de un órgano llamado espermateca. Los vuelos suelen ser varios, 3 o más y la abeja reina se acopla con 7 o más zánganos.[2][3]

Una vez fecundada la nueva reina regresa a la colmena donde nació y allí permanece. La reina vieja abandona esta colmena junto con seguidoras obreras que forman un enjambre, quedando una hija en su lugar. El enjambre busca un lugar apropiado para empezar una nueva colonia.

La fecundación de la reina por varios zánganos contribuye a asegurar una mayor diversidad genética en la colonia. Cuando se observa una colonia, pueden verse diferentes expresiones genéticas, por ej. obreras de diferentes coloraciones, esto se debe a que, si bien todas son hijas de la misma madre, tienen diferentes padres.

Hay variaciones en otras especies de himenópteros. La gran mayoría de las hormigas reinas suelen ser aladas y pierden las alas después del apareamiento. En el caso de las hormigas la nueva reina no regresa a la colonia donde nació como lo hace la abeja sino que inicia una nueva colonia.[4]

Referencias[editar]