Vuelo 5452 de American Eagle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vuelo 5452 de American Eagle
CASA C-212-300 Aviocar, Dolphin Air Express JP6130403.jpg
CASA C-212-300 Aviocar similar a avión de accidente.
Suceso Accidente aéreo
Fecha 8 de mayo de 1987
Causa Error de mantenimiento
Lugar Mayagüez, Puerto Rico, Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Coordenadas 18°15′13″N 67°09′24″O / 18.2536, -67.1566Coordenadas: 18°15′13″N 67°09′24″O / 18.2536, -67.1566
Origen Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín
Destino Aeropuerto Eugenio María de Hostos
Fallecidos 2 (toda la tripulación)
Heridos 4 (0 de gravedad)
Implicado
Tipo CASA C-212
Operador Executive Airlines
Registro N432CA
Pasajeros 4
Tripulación 2
Supervivientes 4 (todos los pasajeros)

El vuelo 5452 de American Eagle fue un vuelo de alimentación entre el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín en San Juan, Puerto Rico y el Aeropuerto Eugenio María de Hostos en Mayagüez, Puerto Rico. El vuelo fue operado por Executive Airlines, siendo comercializado como American Eagle y fue operado por un avión CASA C-212. Las condiciones de meteorología visual estaban presentes cuando el avión efectuó su aproximación final a la pista 9 en Mayagüez el 8 de mayo de 1987. El avión se estrelló cuando aterrizó 600 pies antes de pista.[1]​ El impacto destruyó el avión, matando a ambos pilotos, pero dejando a los cuatro pasajeros solo con lesiones menores.[2]

Accidente[editar]

El vuelo 5452 despegó con cinco minutos de retraso, a las 6:20 a.m., desde San Juan con sólo cuatro pasajeros a bordo. Media hora más tarde, durante la fase de aterrizaje, los testigos dijeron haber oído al motor hacer ruidos raros y entonces observaron al avión ladearse hacia la izquierda e impactar contra el terreno. Inicialmente se notificó que el piloto perdió el control mientras aterrizaba.[1]​ El avión se estrelló antes de llegar a pista e impactó contra la valla perimetral. Tras el accidente, se declaró un incendio que fue contenido en minutos por los bomberos del aeropuerto.[2]

Avión[editar]

El avión, un CASA C-212~C registro N432CA, entró en servicio con Executive Airlines en octubre de 1986 tras ser adquirido a Prinair. Como resultado del impacto y posterior incendio, el avión quedó destruido. El avión implicado en el accidente tuvo anteriormente problemas de mantenimiento relacionados con la potencia de giro de motor. De hecho, un día antes del accidente, se habían notificado problemas con el ángulo de ataque de los álabes por parte del departamento de mantenimiento de Executive.

Tripulación[editar]

El capitán, Franklin Rivera Vélez, de 44 años, estaba en posesión de un certificado de Piloto de Transporte de Aerolínea (ATP). Tenía veinte años de experiencia de vuelo con alrededor de 10.000 horas de pilotaje. Tenía una experiencia acumulada de 5.000 horas en aviones de hélice, 4.500 de las cuales las tenía en el deHavilland DHC-6 Twin Otter y 473 en el CASA C-212. El copiloto, Reynold E. Santiaqo Cordero, de 32 años, también estaba en posesión de un certificado ATP. Tenía diez años de experiencia de vuelo con unas 4.473 horas de pilotaje, 459 de las cuales en el CASA C-212. No tenía la habilitación de tipo para el CASA C-212.

Investigación[editar]

Se observaron bastantes similitudes entre el vuelo 5452 y el vuelo 2268 de Northwest Airlink, otro CASA C-212 que se estrelló en Detroit a principios del mismo año.[3]​ La encargada de la investigación fue la Oficina Nacional de seguridad en el transporte (NTSB). La investigación de la NTSB se vio lastrada por la ausencia de grabadoras de datos de vuelo y de voz, que no eran obligatorias en las aeronaves de alimentación de la época, y por la ausencia de datos de radar, ya que la torre de control de Mayagüez había sido clausurada por la Administración Federal de Aviación por problemas burocráticos. Las instalaciones del aeropuerto, sin embargo, no influyeron en el accidente.[2]

En el informe final, la NTSB determinó que el capitán había realizado una aproximación desestabilizada, descendiendo rápidamente y demasiado cerca de la pista. En consecuencia, el capitán no tuvo tiempo para afrontar los problemas causados. Además, los flaps del avión fueron encontrado totalmente replegados, lo que se trata de un procedimiento inapropiado. La NTSB solo pudo especular acerca de que los pilotos se hubiesen olvidado de extender los flaps o que los hubiesen retraído erróneamente en un intento de realizar una aproximación frustrada. El error en la configuración de flaps pudo haber contribuido a que el avión entrase en pérdida. [2]​ Finalmente, la causa del accidente no fue achacada a un error del piloto si bien pudo contribuir a ello, pero achacable a los errores de mantenimiento en Executive Airlines. Pilotos de vuelos previos de este avión habían reportado problemas con el empuje de los motores, pero apenas se actuó sobre ello. El mecanismo del accidente apunta a que uno de los motores se detuvo causando un empuje asimétrico y una pérdida de velocidad asociada. La NTSB concluyó que el mantenimiento regular de Executive Airlines y las inspecciones del avión no fueron realizadas conforme al programa de mantenimiento aprobado.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «2 Dead as Commuter Plane Crashes in Puerto Rico». The New York Times. 9 de mayo de 1987. Consultado el 19 de julio de 2011. 
  2. a b c d e NTSB Final Report. 1988. Archivado desde el original el 19 de septiembre de 2011. Consultado el 12 de abril de 2015. 
  3. Gaud, Frank (8 de mayo de 1987). «Two Killed, Others Injured, in Puerto Rico Plane Crash». Associated Press.