Vitrificación de ovocitos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La vitrificación de ovocitos consiste en una de las técnicas de criopreservación de la fertilidad. Se realiza sobre el ovocito, mediante el uso de sustancias químicas y posterior congelamiento rápido. Alrededor del 90% de los óvulos sobreviven el proceso y alcanzan tasas de implantación del 40%.

El aumento de la edad para ser madre hasta los 40-50 años, hace que disminuya la calidad de los ovocitos, aun cuando el estado corporal de la mujer le permita ser madre. Ante este problema se han diseñado estrategias para preservar la fertilidad, en concreto, preservando los ovocitos obtenidos durante la salud y la edad fértil.

Técnica[editar]

La vitrificación ha revolucionado las técnicas previas de congelación de los ovocitos.
Con el congelamiento al someter estas células a temperaturas inferiores a -80ºC, estamos asegurando su mantenimiento en el tiempo, pero además se producirán cristales que dañarán a las células y tras el proceso ellas no aseguran que mantendrán sus cualidades y serán funcionales.[1]
Con la vitrificación, salvamos este problema. Se define como un proceso de congelación ultrarrápida, en la que los ovocitos son previamente tratados con sustancias crioprotectoras. De esta manera, no se forman cristales de hielo que dañan los óvulos y alrededor del 90% de ellos sobreviven al proceso.

La obtención de los ovocitos se realiza de la misma manera que en los procedimientos de FIV e ICSI: se somete a la mujer a estimulación ovárica controlada, induciendo la ovulación y extrayendo los ovocitos maduros.[2]
Durante la técnica es imprescindible el uso de sustancias químicas denominadas crioprotectores, en concentraciones crecientes, que evitarán que las bajas temperaturas dañen la célula.
El óvulo se deposita en un soporte especializado para la congelación, este puede ser Cryotop, que consiste en un mango de plástico con una tira transparente sobre la que se dispondrá el óvulo, adheriéndose por la propia tensión superficial. Esta se introduce en Nitrógeno líquido, que llevará la temperatura a -196ºC rápidamente.
Este óvulo se conservará en el banco de óvulos hasta ser empleado, para una fecundación in vitro (FIV) convencional o ICSI a partir del óvulo y el esperma de la pareja o un donante.[3]
En pacientes jóvenes de <35 años, la tasa de supervivencia del ovocito es de 90%, las tasas de embarazo mediante FIV rondan el 65% y las tasas de implantación se acercan al 40%.[cita requerida]

Indicaciones de la vitrificación[editar]

La vitrificación, tiene el objetivo de preservar la fertilidad de las mujeres. Así pues, estaría indicado en aquellas mujeres jóvenes que tengan el deseo de ser madres a largo plazo, aumentando la probabilidad de que el óvulo esté en buenas condiciones.
Además, se aconseja para casos especiales de enfermedad, como por ejemplo, tratamientos de cáncer.[4]​ Este puede provocar infertilidad por la no producción de óvulos o bien la alteración de los mismos, debido a las dosis de quimioterapia y radioterapia. Manteniendo los óvulos durante el tiempo que se prolongue el tratamiento, le daremos la oportunidad de tener un hijo propio.

Ventajas de la vitrificación[editar]

La vitrificación de óvulos tiene múltiples ventajas, sobre todo permite preservar la fertilidad con una alta tasa de supervivencia de los óvulos. La vitrificación hace que la calidad de los óvulos se conserve durante todo el tiempo que los óvulos permanecen congelados. De esta manera, cuando la mujer quiera hacer uso de sus óvulos, éstos tendrán la edad de la mujer cuando decidió congelarlos y el paso del tiempo no los habrá deteriorado.[cita requerida]

Por otra parte, el tratamiento de FIV con óvulos criopreservados tiene una tasa de éxito elevada,[cita requerida] ya que la probabilidad de embarazo depende más de la edad de los óvulos, que de la edad de la mujer en el momento de hacer la fecundación in vitro (FIV).

Otra ventaja de la vitrificación ovocitaria es que permite la acumulación de óvulos en aquellas mujeres con baja reserva ovárica, que obtienen muy pocos óvulos tras un protocolo de estimulación ovárica. De esta manera, se consigue optimizar los ciclos de FIV y conseguir unas tasas de embarazo más elevadas.[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Magli MC, Lappi M, Ferraretti AP, Capoti A, Ruberti A, Gianaroli L (marzo de 2009). «Impact of oocyte cryopreservation on embryo development». Fertil. Steril. 93 (2): 510-516. PMID 19342025. doi:10.1016/j.fertnstert.2009.01.148. 
  2. Kuleshova, Lilia; Gianoroli, Luca; Magli, Cristina; Ferraretti, Anna; Trounson, Alan (1999). «Birth following vitrification of small number of human oocytes». Human Reproduction 14 (12): 3077-3079. doi:10.1093/humrep/14.12.3077. 
  3. Youssef, Mohamed AFM; Van der Veen, Fulco; Al-Inany, Hesham G; Mochtar, Monique H; Griesinger, Georg; Nagi Mohesen, Mohamed; Aboulfoutouh, Ismail; van Wely, Madelon et al. (2014). «Gonadotropin-releasing hormone agonist versus HCG for oocyte triggering in antagonist-assisted reproductive technology». Cochrane Database of Systematic Reviews (10). p. CD008046. PMID 25358904. doi:10.1002/14651858.CD008046.pub4. 
  4. American Cancer Society (2001) Cancer facts and figures 2001. Atlanta: American Cancer Society. Visto, 24 de abril de 2007.
  5. Rocío Díaz Giraldez, Victoria Moliner y Zaira Salvador (26 de Abril del 2019). «¿Qué es la vitrificación de óvulos y cuáles son sus ventajas?». 

Enlaces externos[editar]