Virio Lupo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Virio Lupo (en latín, Virius Lupus) fue un soldado y político de la Antigua Roma de finales del siglo II y principios del III.

Fue legado de una de las provincias romanas de Germania y apoyó a Septimio Severo durante la guerra civil que siguió a la muerte de Pertinax. En 196, sus tropas fueron derrotadas por Clodio Albino. Había servido como cónsul romano previamente y fue gobernador de Britania cuando Severo fue investido emperador en 197. Severo lo envió a Britania para recuperar la provincia de las rebeliones que la habían asolado.[1]​ En el norte se vio obligado a comprar la paz con la confederación de las tribus Maeatae, temeroso de que se aliasen con la Confederación Caledonia. Poco a poco fue reparando las fortalezas de los Pennines devolviéndolas al control de Roma, si bien el Muro de Adriano no fue reconstruido hasta 205. Permaneció como gobernador hasta 201 o 202.

Referencias[editar]

  1. Inge Mennen, Power and Status in the Roman Empire, AD 193-284. Brill Academic Publishers. 2011. pp. 130–133.
Precedido por:
Clodio Albino
Gobernador de la Provincia Romana de Britania
c.197 - 202
Sucedido por:
Marco Antio Crescente Calpurniano