Virgen de los Navegantes (Alejo Fernández)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Virgen de los Navegantes
Fernandez-Virgin of the Navigators (proper inversion).jpg
Autor Alejo Fernández, 1531-37
Técnica Óleo sobre tabla
Estilo Renacimiento
Localización Reales Alcázares de Sevilla, Sevilla, EspañaFlag of Spain.svg España

La Virgen de los Navegantes es una pintura del artista español Alejo Fernández,[1]​ creada como tabla central de un retablo para la capilla de la Casa de Contratación en Sevilla. Es la pintura más temprana que se conoce cuyo tema es el descubrimiento de América.[2]

Algún tiempo antes de 1536, los oficiales de la Casa de Contratación encargaron la pintura como la tabla central del retablo que instalaron en la Sala de Audiencias, de manera que la habitación sirviera también como capilla. Los estudiosos datan esta pintura de 1531–36.[3]

Descripción[editar]

En la Era de los descubrimientos, los católicos de toda Europa comenzaban a ver en la Virgen María un símbolo de maternidad y de todo lo que era bueno, amable y misericordioso.[4]​ En la Virgen de los navegantes María está representada cubriendo con su manto a los españoles. Se alza sobre los mares, uniendo continentes, o sobre la bahía, para proteger a los barcos, su carga y la tripulación conforme se embarcan en la peligrosa travesía del Atlántico.[5]Fernando II de Aragón y el emperador Carlos V (con la capa roja),[6]​ están retratados junto a Cristóbal Colón, Américo Vespucio y uno de los Hermanos Pinzón, que se muestran arrodillados.[7]​ Todos se elevan sobre nubes sobre el agua, debajo de los pies de la Virgen. Alrededor de la Virgen se reúnen figuras de indígenas americanos, convertidos al Catolicismo por los navegantes que se hicieron a la mar en su nombre: la pintura «puede ser la afirmación más plena de la ideología española oficial, que podría llamarse "la Leyenda Blanca de la Elección Imperial de España"».[8]

A ambos lados del retablo hay paneles laterales que representan a san Sebastián, Santiago el Mayor, san Telmo y san Juan Evangelista. Estas tablas se cree que son obra de otro artista, no de Alejo Fernández, quizá un miembro de su taller u otro artista conocido.[3]

Es una de las primeras pinturas en la que aparecen indios. Posiblemente, la primera sean unos frescos del del palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano pintados en 1494.[9]

Esta Virgen es muy similar a otra atribuida al mismo autor; la Virgen de los Ángeles. La Virgen de los Ángeles también está en el centro de un tríptico. En un lateral están san Francisco y san Antonio y el otro san Juan Bautista y san Juan Evangelista. Este tríptico pertenció a la marquesa de Hoyos, de Jerez de la Frontera, y en la actualidad se encuentra en una colección particular.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Rosario Marchena Hidalgo (2004). «Recuperación de una obra de Alejo Fernández». Laboratorio de Arte. Revista del Departamento de Historia del Arte (17): 117-136.  ISSN 1130-5762
  2. John Noble, Susan Forsyth, Vesna Maric, Paula Hardy. Andalucía. Lonely Planet, 2007, p. 100
  3. a b "16th century AD", Carla Rahn Phillips, Renaissance Quarterly, otoño 2005
  4. Heather Millar. Spain in the Age of Exploration, Marshall Cavendish, 1999, pp. 46-47
  5. Frank Graziano. Wounds of love, Oxford University Press US, 2004, p. 147
  6. Art Mackeyinc.com
  7. Linda Biesele Hall, Teresa Eckmann. Mary, mother and warrior, University of Texas Press, 2004, p. 46
  8. "The Shadow of the Black Legend in John Smith's Generall Historie of Virginia" Eric Griffin, Millsaps College
  9. «El Vaticano podría albergar las primeras imágenes de nativos americanos». 15 de mayo de 2013. 

Enlaces externos[editar]