Vidrio de reloj (química)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Muestra de Fluoruro de Cesio sobre un vidrio de reloj.

El vidrio de reloj, luna de reloj o cristal de reloj es una lámina de vidrio en forma circular cóncava-convexa. Se llama así por su parecido con el vidrio de los antiguos relojes de bolsillo. Se utiliza en química para evaporar líquidos, pesar productos sólidos o como cubierta de vasos de precipitados, y contener sustancias parcialmente corrosivas. Es de tamaño medio y muy delicado.

Su utilidad más frecuente es pesar muestras sólidas; aunque también es utilizado para pesar muestras húmedas después de hacer la filtración, es decir, después de haber filtrado el líquido y quedar solo la muestra sólida.

El vidrio reloj se utiliza también en ocasiones como tapa de un vaso de precipitados, fundamentalmente para evitar la entrada de polvo, ya que al no ser un cierre hermético se permite el intercambio de gases, utilizado en un laboratorio especial para química, física o biología y astronómicos.

El vidrio de reloj está hecho preferentemente de un vidrio especial que puede resistir hasta 120° C, es decir, que aguantara hasta dicha temperatura, si nos sobrepasamos de los limites es posible que el vidrio de reloj se averíe fácilmente.