Vicenta Juaristi Eguino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vicenta Juaristi Eguino
Información personal
Nombre de nacimiento Vicenta Juaristi Eguino Diez de Medina
Nacimiento 1780 Ver y modificar los datos en Wikidata
La Paz, Flag of Cross of Burgundy.svg Virreinato del Perú
Fallecimiento 14 de marzo de 1857
BoliviaFlag of Bolivia.svg Bolivia
Nacionalidad Boliviana
Familia
Padres Francisco Javier Juaristi Eguino Urquisa y María Antonia Diez de Medina y Ulloa
Cónyuge Rodrigo Flores de Picón, Mariano de Ayoroa
Pareja José Calderón y Sanjinés
Hijos Pedro, José y Félix
Información profesional
Ocupación Revolucionaria Ver y modificar los datos en Wikidata
Conocida por Patriota

Vicenta Juaristi Eguino (La Paz, 1780 - 1857) fue una heroína de la independencia americana. Junto a las criollas Úrsula Goyzueta y Simona Manzaneda «permanecen en el imaginario colectivo de La Paz como símbolo de la lucha contra la opresión colonial».[1]

Biografía[editar]

Su madre falleció en el parto y quedó huérfana de padre al poco tiempo, por lo que fue criada por su hermano Pedro Eguino,[2]​ quien la formó en los ideales y sentimientos de libertad. Contrajo matrimonio siendo aún muy joven con Rodríguez Flores de Picón.[3][4]​ Tras fallecer su primer marido de una epidemia,[3]​ contrae matrimonio con Mariano de Ayoroa.[3][4]

En 1809, Vicenta decidió poner sus propiedades y la cuantiosa fortuna de la que era heredera al servicio de la revolución[2]​ y su casa fue el centro de varias reuniones clandestinas de los patriotas.

En esos años mantuvo una relación sentimental con José Calderón y Sanjinés,[4]​ quien había luchado junto al Mariscal Sucre en Ayacucho, y fue parte posteriormente de la firma del Acta de Chuquisaca que dio la independencia al Alto Perú. Fruto de esta unión nació su primer hijo, Pedro.[4]

Señalada como rebelde, fue condenada a prisión en numerosas ocasiones. El general José Manuel de Goyeneche la desterró a Cuzco bajo una multa de seis mil pesos,[4]​ pudiendo después retornar a La Paz, refugiándose en una de sus fincas de Río Abajo. También fue condenada a muerte por Mariano Ricafort, aunque evitó la pena máxima gracias al apoyo popular de los ciudadanos paceños y a la intervención de varios jefes realistas, que lograron que la pena le fuera conmutada por una elevada sanción pecuniaria y el destierro perpetuo a Cuzco.[2]

Una vez concluida la Guerra de la Independencia, el 18 de agosto de 1825, Vicenta entregó la llave de oro de la ciudad a Simón Bolívar, al igual que una guirnalda de plata tachonada en piedras preciosas que ella mandó elaborar.[5]​ como muestra de gratitud hacia el libertador.

Falleció el 14 de marzo de 1857, a la edad de 72 años. A su muerte, recibió solemnes honras fúnebres por parte del gobierno del general Jorge Córdova y de toda la población civil, militar y eclesiástica.[6]​ En la ciudad de La Paz hay una plaza dedicada a su memoria[2]​ con una estatua de Vicenta esculpida por Víctor Hugo Barrenechea e inaugurada el 11 de diciembre de 1975.[5]

Referencias[editar]

  1. Roca, José Luis (2007). Ni con Lima ni con Buenos Aires: la formación de un estado nacional en Charcas. Plural editores. p. 771. ISBN 978-999-541-076-6. 
  2. a b c d «Plaza Vicenta Juaristi Eguino». Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. Consultado el 12 de marzo de 2015. 
  3. a b c Randy Chávez García (6 de agosto de 2014). «Vicenta Juaristi Eguino, la guerrera incansable de la revolución». Diario Página Siete. Consultado el 12 de marzo de 2015. 
  4. a b c d e José Alberto Diez de Medina (18 de agosto de 2014). «Vicenta Juaristi Eguino, heroína de la independencia». El Diario. Consultado el 12 de marzo de 2015. 
  5. a b «Más de 100 esculturas de mármol, metal y madera habitan la capital». La Razón. Consultado el 14 de marzo de 2015. 
  6. Antonio Eguino. «Vicenta Juaristi, la gran heroína paceña». Bolivia informa. Consultado el 12 de marzo de 2015.