Vesna Vulović

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vesna Vulović
Información personal
Nacimiento 3 de enero de 1950
Bandera de Serbia Serbia, Belgrado
(RS de Serbia, Flag of SFR Yugoslavia.svg Yugoslavia)
Nacionalidad serbia
Información profesional
Ocupación Asistente de vuelo, Política
[editar datos en Wikidata]

Vesna Vulović es una exazafata de las líneas aéreas yugoslavas. Tiene el récord del mundo, según el Libro Guinness de los récords, como la persona que ha sobrevivido a una caída libre sin paracaídas (dentro de un artefacto) desde mayor altura: 10.160 metros.[1]

Breve biografía[editar]

Accidente aéreo[editar]

Los hechos ocurrieron el 25 de enero de 1972, sobre Srbská Kamenice en Checoslovaquia (actualmente República Checa), después de que el avión que efectuaba vuelo 367 de la compañía JAT Airways, en el cual Vulović era azafata de vuelo, se partiera en dos. El informe oficial de la comisión de investigación checoslovaca, que fue entregado a la OACI el 7 de mayo de 1974, determinaba que hubo una explosión en la parte delantera del compartimiento de equipaje del avión. El servicio secreto checoslovaco, encargado de la investigación, presentó partes de un reloj con alarma diez días después del accidente, determinando que provenía de una bomba. El informe concluyó que el avión fue destrozado por esa bomba.[2]

En la mañana del 27 de enero de 1972, una llamada anónima al diario Kvällsposten, publicado en Malmö (Suecia), declaró que era un croata miembro de un grupo nacionalista, que colocó la bomba en el avión. Más allá de esto, no se encontró ninguna prueba más de que fuese un ataque terrorista. Sin embargo, poco después de la llamada telefónica el gobierno culpó a la Ustaše (organización nacionalista croata). Esto nunca ha sido confirmado por otras fuentes, ni por los investigadores checoslovacos ni por una investigación internacional independiente.

La azafata de 22 años Vesna Vulovic en el momento de la explosión se encontraba en la sección de cola del aparato. La parte trasera del avión permaneció intacta e hizo las veces de salvavidas al golpear la pendiente nevada y llena de árboles de una montaña en un ángulo favorable.[3]

Según el informe oficial, la explosión partió en pedazos el McDonnell Douglas DC-9-32 en pleno vuelo, y Vesna fue la única superviviente. Se dijo que sobrevivió porque estaba en la parte trasera del avión. Sin embargo, Vulović afirma que se encontraba en la sección central, a la altura de las alas. Eso coincide con lo que declaró Bruno Henke, el hombre que salvó la vida de Vesna, sacándola de los restos del fuselaje.[4]

Tras el incidente[editar]

Vulović siguió trabajando en la compañía JAT Airways en labores de oficina, en las oficinas administrativas después de la plena recuperación de sus lesiones, que incluían una fractura de cráneo, dos piernas rotas y tres vértebras rotas, lo que la dejó temporalmente paralizada de cintura para abajo. Después de varias cirugías, logró recuperar la movilidad de sus piernas, y comenzó a volar esporádicamente.[5]

Vulović fue premiada con el Récord Guinness, cuyo galardón le entregó Paul McCartney en una ceremonia. Afirma que, tras el incidente, no tiene miedo a volar, lo que atribuye a la pérdida de memoria tras el accidente, y que incluso disfruta viendo películas de catástrofes aéreas. Es considerada una heroína nacional en toda la ex-Yugoslavia.

Vulović fue despedida en 1990 por realizar críticas al presidente yugoslavo Slobodan Milošević.[6] Después, participó en las protestas contra su gobierno, incluida la Revolución Bulldozer, que llevó a su derrocamiento. Muchos creen que su condición de heroína nacional impidió a las autoridades detenerla. Sigue participando en la política en Serbia, y es una defensora del ex-presidente Boris Tadić.[4]

Controversia sobre el accidente[editar]

En enero del año 2009, la estación de radio alemana ARD, en una entrevista hecha por el corresponsal Peter Hornung-Andersen junto a periodistas checos y holandeses publicó una teoría, en la que el aeroplano habría sido derribado por un error en los radares de la aviación militar de Checoslovaquia a tan sólo pocos metros del suelo, y no a los 10,000 metros reclamados en el reporte de la investigación oficial. Toda la evidencia sugiere que la explosión a tal altitud sería un intento de emascarar la verdad de otro incidente hecha por parte del servicio de inteligencia de Checoslovaquia.[7]

Vesna Vulović siempre hace referencia a las reclamaciones en las que el aeroplano intentó realizar un aterrizaje forzoso o que pudo haber descendido a muy baja altitud como "una insensatez".[8] Hasta un representante de la organización del Guinness World Records declaró que "parece que, en ése momento; la organizacióm del Récord Guinness fue engañada por esta estafa, al igual que el resto de los medios de comunicación".[6]


Referencias[editar]

  1. Guinness World Records
  2. Alan Bellows. «Vesna's Fall». Damn Interesting (en inglés). Consultado el 1 de julio de 2012. 
  3. «Vesna Vulovic: how to survive a bombing at 33,000 feet». Interviewed by Philip Baum, Green Light Aviation Security Training & Consultancy, in Belgrade. December 2001. 
  4. a b Interview with Vesna Vulović
  5. The New York Times - Serbia’s Most Famous Survivor Fears That Recent History Will Repeat Itself
  6. a b Kate Connolly - Woman who fell to earth: was air crash survivor's record just propaganda? - The Guardian, 13 January 2009 (en inglés)
  7. Yugoslav plane was probably shot down in 1972 by Czechs - ARD en la Wayback Machine (archivado en 2009-enero-29). 29 January 2009 (en checo)
  8. 'Nismo letjeli na stotinjak metara'

Enlaces externos[editar]