Verdades ocultas (telenovela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Verdades ocultas es una telenovela chilena, transmitida por Mega entre el 24 de julio de 2017 y el 22 de junio de 2022.[1]

Primeramente fue producida por AGTV, y desde abril de 2019 por Chilefilms. Protagonizada desde la primera a la quinta temporada por Camila Hirane y Matías Oviedo, junto con Carlos Díaz y Francisca Gavilán en los roles antagónicos, y desde la sexta temporada hasta la séptima y última temporada es protagonizada por Solange Lackington y Cristián Campos, quienes interpretan a los protagonistas de las temporadas pasadas en una versión más adulta tras un paso de 25 años, junto a Camila Hirane y Matías Oviedo quienes interpretan a los hijos de cada uno de los protagonistas respectivamente, con Mabel Farías, interpretando el rol de Francisca Gavilán 25 años después, y Cristián Carvajal en los roles antagónicos. Se estrenó el 24 de julio de 2017, como sucesora de Amanda en el horario diurno.[2]​ Es la telenovela de habla hispana más larga en la historia de la televisión chilena y de Latinoamérica.[3]

La telenovela ha tenido bastantes críticas, por sus cambios en la trama, pero por sobre todo por numerosos descuidos de producción ocurridos a lo largo de la emisión del melodrama.[4][5]​ Ha generado controversia en redes sociales al tratar temas como la eutanasia, la maternidad subrogada, el VIH, el consumo de drogas, la homosexualidad, la bisexualidad, el abuso sexual, la prostitución, entre otros temas.

Argumento[editar]

Primera temporada[editar]

La historia inicia con Laura Flores (Marcela Medel), una mujer que en la más absoluta precariedad económica se enfrenta a la decisión más difícil de su vida, vender a una de sus hijas para poder darle de comer a la otra, y así, salvarlas a las dos. Es Rodolfo Mackenna (Osvaldo Silva) al descubrir que María Luisa Guzmán (Viviana Rodríguez), su calculadora esposa, no podía tener hijos, el que convence a la desesperada madre para que le entregue a Rosita, la menor de sus hijas y de cuatro años de edad, a cambio de una suma de dinero y un hogar lleno de cuidados para ella. Laura muy entristecida le esconde este hecho a su hija mayor, de siete años en ese entonces, haciéndole creer que su hermana fue raptada.

Al inicio, Rosita se sentirá cohibida con su nueva familia en su nuevo hogar. Ya que aparte del desconocimiento de estas personas, María Luisa no la trata de buena forma. Pero los años irán pasando.

Pese a que ya han pasado veinte años, y Laura reconstruyó su vida junto a Mario Verdugo (Mauricio Pesutic), con quien tuvo a Gonzalo (Renato Jofré), nunca lo ha podido olvidar. Lo que no espera, es que toda esa seguridad y felicidad que ha conseguido se verá amenazada cuando el destino la ponga nuevamente frente a la hija que dejó de ver y que hoy lleva por nombre Agustina (Carmen Zabala). Y es que la joven llega al barrio donde viven su madre y su otra hermana, Rocío Verdugo (Camila Hirane), a administrar un restaurante de su familia (justamente este recinto se ubica al lado del pasaje de Laura y Rocío, llamado Pasaje Nueva Esperanza). Sin poder revelar la verdad, Laura se verá envuelta en una nueva encrucijada cuando sus dos hijas se conviertan en rivales por el amor del mismo hombre y ella deba decidir a cuál proteger y amparar. Un dilema que se repetirá como una gran condena.

Cuando el restaurante se comienza a ubicar, los habitantes del pasaje antes mencionado, se molestan debido a que los trabajadores que estaban moviendo las cosas del lugar hacía el interior del recinto, estaban desordenando y ensuciando la vereda que daba con la entrada del pasaje, y es Rocío quien debe hablar debido a que lleva el cargo de presidenta del lugar. En ese momento aparece Tomás Valencia (Matías Oviedo), un joven que ocupa el cargo de gerente de operaciones del nuevo restaurante, el cual trata de arreglar toda la situación. De esta forma, Rocío y Tomás, los protagonistas de esta historia, se conocen y entablan su primer acercamiento. El problema se solucionaría con la intervención de Rodolfo, quien le promete a Rocío que el local nunca más dará problemas al pasaje. Esa noche, se produce la inauguración del restaurante y Agustina y Rocío tienen su primer roce cuando esta última va a hablar porque tenían la música muy fuerte, (Laura sigue a Rocío al lugar y presencia el enfrentamiento de sus dos hijas), de esta forma, iniciaría la rivalidad de estas dos hermanas que desconocen totalmente su parentesco.

Las hermanas que fueron separadas siendo niñas han construido sus propios caminos. Así, mientras la alegre y esforzada Rocío se desempeña como parvularia y mantiene una relación con Franco Soto (Ricardo Vergara), por el que siente un profundo afecto y amor, ya que él siempre ha estado muy dispuesto a permanecer siempre junto a ella, la manipuladora Agustina está con Tomás Valencia, mano derecha de su padre en los negocios y a quien hace un tiempo engañó con Nicolás Walker (Emilio Edwards), amigo de su novio que ahora regresa a la vida de la joven como chef del nuevo restaurante. Y es que en su momento, María Luisa, a quien siempre su empleada Nadia Retamales (Macarena Teke) informa de cada detalle de lo que ocurre en la mansión Mackenna, descubrió el romance y lo chantajeó para que se alejara de Agustina.

Además, al poco tiempo Laura ingresa a trabajar como cocinera en el nuevo restaurante, para así poder estar más cerca de Agustina, lo cual acarreará una pugna entre Rocío y su desconocida hermana.

Tomás y Rocío se han enamorado y esto ha hecho crecer aun más la tensión entre las dos hermanas, (en una ocasión, Agustina comienza a caer en un tipo de depresión al tener conflictos con María Luisa y además por darse cuenta de que Tomás se había enamorado de Rocío, por lo que intenta suicidarse intoxicándose con pastillas pero la acción no pasa a mayores, Laura es quien se encargará de cuidarla a partir de esta situación). Sumando a esto, que Agustina engañó a Tomás con Franco y este la descubre. Mario y Laura han acabado su relación de años luego de que este le fuera infiel con Gladys (Carmen Gloria Bresky), la peluquera del Pasaje Nueva Esperanza, pero a pesar de todo, Mario y Laura seguirían teniendo una buena relación de amistad, y él acabaría casándose con Gladys, quien estaba esperando una hija. Aparece Pedro Mackenna (Julio Milostich), hermano de Rodolfo y antiguo amor de María Luisa, quien dice que viene a reclamar todo lo que le pertenece a él, pero a diferencia de Rodolfo, Pedro es ambicioso y calculador. Más adelante, María Luisa y Rodolfo se divorcian, debido a que él descubre que ella se había aliado con Pedro y su propio abogado, Francisco (Cristián Alegría), en un plan para quitarle su dinero, además también se entera que María Luisa lo había engañado con Nicolás. Debido a esto, ella llega a vivir al Pasaje Nueva Esperanza, en donde comienza a cambiar, y a dejar esa personalidad fría y calculadora que la caracterizaba. Esto porque empieza a descubrir la unión que hay entre los vecinos del lugar, en donde además encontrará el amor en José Soto (Renato Munster), quien es padre de Franco y Maite (María de los Ángeles García), la mejor amiga de Rocío.

Gonzalo sufre un accidente automovilístico junto a su novia Isidora (Catalina Silva), tras conducir en estado de ebriedad; (Agustina, estando en conocimiento del estado en que se encontraban, les prestó su auto para que salieran, en otras palabras, provocó el accidente). Él queda paralítico y en una silla de ruedas. Se debe tratar con terapias para poder recuperar la movilidad de sus piernas, las cuales se las da el kinesiólogo Emilio Velázquez (Hernán Contreras), quien llega al Pasaje Nueva Esperanza a asistir a Gonzalo.

Rodolfo y Laura se casan, ya que él corresponde al amor que ella siempre le ha tenido; además, él quiere acercar a la mujer con su hija Agustina. Lamentablemente, Rodolfo fallece luego de caer grave al hospital tras una discusión con Pedro y con esto, complicarse su salud debido a un cáncer estomacal que padece. Antes de morir, él graba un video en donde confiesa ser el padre biológico de Tomás y le hereda todo el dominio de sus empresas. Además, en su lecho de muerte, Agustina le revela a Rodolfo que ya sabe que Laura es su madre. Ella lo descubrió cuando en una oportunidad entró al cuarto de Rocío, con la idea de poner unas fotografías comprometedoras y arruinar la relación que llevaban en ese entonces Tomás y su desconocida hermana. Es allí, cuando Agustina vio fotos de Rocío de niña junto a su pequeña hermana, lo que hizo que recordara su pasado y se diera cuenta del parentesco que tenía con su rival de amor. Agustina decidiría callar su descubrimiento, aunque planearía una venganza contra su hermana, tendiéndole una trampa a Tomás, en donde lo droga y pasa una noche con él. Ella toma unas fotografías, las cuales llega a ver Rocío. Pronto, la verdad del engaño saldría a la luz y Rocío perdonaría a Tomás.

Tras la muerte de su hermano, Pedro se entera que por ser su viuda, Laura heredó todo lo de Rodolfo. Por esto, el ambicioso hombre amenaza a Laura con casarse con él o le dirá la verdad a Rocío, la cual es que él es su verdadero padre. A Laura no le queda más remedio que aceptar, por lo que se casan en una boda secreta, (aunque sería el mismo Pedro quien le revelaría a Rocío el secreto de su lazo sanguíneo). Además, Agustina se descubre embarazada; en un inicio, no se sabía quien era verdaderamente el padre entre Franco y Tomás, por lo que Agustina decide realizar un examen de ADN, el cual tira como resultado que el verdadero padre es Tomás.

Tras la muerte de Pedro Mackenna (quien resultó ser el padre biológico de Rocío y Agustina, siendo las hermanas producto de todos los abusos que Pedro cometió con Laura en medio de la relación que tuvieron años atrás. Aunque en un inicio María Luisa sospechaba que Rodolfo era el padre ya que veía que quería acercar a Laura con Agustina, por lo que mandó a su empleada Nadia a investigar, quien descubrió y le informó a María Luisa que el padre era Pedro Mackenna), Leonardo San Martín (Carlos Díaz) (un policía de investigaciones y ex compañero de curso de Tomás y Nicolás, contratado por el mismo Tomás para buscar a la hermana perdida de Rocío, al cual le pide además que enamore a Agustina, para así poder él estar con Rocío. Pronto, Leonardo descubriría que la hermana perdida de Rocío es Agustina. Aunque poco tiempo atrás, Agustina ya había descubierto secretamente la verdad a través de las fotografías, y se lo había contado a Rocío, quien entendió de esta forma, por qué en muchas ocasiones Laura defendía a Agustina en las discusiones que tenía con ella; Rocío enfrentó a su madre Laura en plena boda de ella con Tomás, boda que no se llevaría a cabo debido a que Rocío rechazaría casarse con el padre del hijo que espera su hermana; y buscaría recuperar el amor y el cariño de Agustina. Laura confiesa toda la verdad, pero Rocío se enoja mucho con su madre y la desprecia por haber vendido a su hermana, pero con el tiempo la perdonaría), se ha encargado de desaparecer las pruebas que inculpan a Agustina, la cual se ha convertido en su pareja, (ella mató a Pedro por defender a Laura, de quien él quería abusar. Por lo que en un inicio, Laura se echaría la culpa del crimen y caería presa, pero tras no poder aguantar más, Agustina le revela entre lágrimas a Rocío que ella mató al padre de ambas). Sin embargo, cuando estas logran ser encontradas, Agustina se ve obligada a huir del país junto a Leonardo, dejando así a su recién nacido hijo; (ocurren algunos sucesos en ese tiempo, desde que Leonardo es descubierto como el encubridor del crimen perpetrado por Agustina, hasta que ambos escapan. Entre estos acontecimientos, acontece que Agustina da a luz a su hijo, en el tiempo que es descubierta como la asesina de Pedro, y es justamente debido a esta noticia, que el parto se le adelanta dos meses a lo previsto. Tomás y Rocío acompañan a Agustina en el parto, la cual tras dar a luz, escapa de la clínica en donde la policía la tenía vigilada, gracias a Leonardo. Luego, ella comienza a desangrarse gravemente y es trasladada hasta la cabaña en el norte de Ricardo San Martín (Julio Jung Duvauchelle), el hermano de Leonardo, donde también se encuentra la prefecta Gabriela Marín (Teresita Reyes), madre de ambos. En aquel lugar, Agustina es auxiliada por un paramédico de confianza y logra salvarse, siendo cuidada intensivamente por Ricardo, que se vuelve una especie de confidente y aliado. Entre medio de esto, Leonardo secuestra a Rocío, pero cuando Agustina se entera, le pide que la deje en libertad, cosa que Leonardo hace. Tras esto, ambos deciden escapar del país antes de que la policía los atrape). Leonardo y Agustina son perseguidos por la policía, hasta llegar a una avioneta donde podrán huir con paradero desconocido. Agustina, antes de subirse, llama por teléfono a Laura y Rocío para pedirles perdón y hacerles jurar que cuidarán de Tomasito, su hijo, hasta que ella regrese. Posteriormente, Agustina y Leonardo suben al transporte y la policía falla en la misión de capturarlos. Sin embargo, una avioneta se estrella. Se presume que dicho transporte es aquel en donde iban Agustina y Leonardo y que ambos murieron.

Mientras, Isabel (Paula Sharim), hermana de María Luisa, decide vengarse de ella (por la muerte de Pedro Mackenna, quien era su marido, y porque siempre le ha tenido envidia) y cita a José Soto (pareja de María Luisa en ese momento), para hablar con él. Se reúnen en el restaurante, pero lo que no sabe José es que se bebió un jugo que contenía veneno. Debido a esto, comienza a sentirse mal y finalmente fallece. Con esto, Isabel logra vengarse de su hermana y huye del país. En tanto, Roxana (Rocío Toscano) (tras la muerte de su madre Gladys, quien fallece después de dar a luz a la bebé que tuvo con Mario) decide irse del país junto a Sebastián (Khaled Darwich), hijo de Pedro Mackenna e Isabel; (joven que había llegado al país junto a su madre siguiendo sus propósitos, de los cuales no tenía total conocimiento, pero tras la huida de ella, él se va con Roxana. Aunque antes, conoce y establece una relación con sus dos hermanas, Rocío y Agustina).

Segunda temporada[editar]

Ha pasado un año, Rocío se ha hecho cargo de Tomasito junto con Tomás y ambos consolidan su relación. Llega el día en que deciden casarse. Sin embargo, este día coincide con la llegada de una extraña mujer, Amelia Rivera (Javiera Díaz de Valdés), una supuesta crítica gastronómica nacida en España que llega a Chile en busca de oportunidades laborales. Lo que nadie sospecha es que esta muchacha en realidad no es nadie más que Agustina, quien no murió como todos pensaban; (su regreso se da justamente el día en el que Tomás y Rocío se están casando. Tanto así, que bajo esta nueva identidad de Amelia, ella entra a la iglesia y presencia desde la puerta el casamiento entre su hermana y Tomás). En realidad, Leonardo despistó a la policía haciéndoles creer que él y Agustina murieron, cuando en verdad huyeron a Turquía. Ahí, Agustina no soportaba estar lejos de su hijo, por lo que ella quería volver a Chile. Sin embargo, Leonardo no se lo permitió. Esa discusión hizo que Agustina se diera cuenta de la verdadera naturaleza de su pareja, por lo que a sus espaldas, lo abandonó y con ayuda de Ricardo, se sometió a una cirugía facial para que así no fuera reconocida en Chile y tampoco por Leonardo cuando la fuera a buscar.

Al llegar a Chile, no solo se entera de que Rocío se ha casado con Tomás, sino que además se ha convertido en la madre legal de Tomasito. Esto hace revivir la rivalidad que alguna vez tuvo Agustina con su propia hermana antes de saber de su vínculo, solo que esta vez es por la maternidad del niño. Es por esto que la ahora conocida como Amelia, hará todo lo posible por estar con su hijo y poder recuperarlo, incluso llegando hasta las últimas consecuencias, sin importarle dañar a su propia hermana o a su madre biológica.

Leonardo, por su parte, también decide volver a Chile bajo la identidad falsa de Lucas Montalbán, con el fin de encontrar a su amada Agustina, desarrollando cada día más su obsesión por ella, sin importarle llegar hasta las últimas consecuencias con tal de lograr su objetivo, aun matando a quien se interponga en su camino, algo que heredó de su madre, una prefecta de investigaciones igual de malvada que él, Gabriela Marin, (quien asesinó a sangre fría a Muriel Droguett (Begoña Basauri), novia de su hijo Ricardo, amante de su esposo Camilo San Martín (Francisco González) - el fallecido padre de Leonardo y Ricardo hace poco tiempo atrás, asesinado por este último por accidente en un intento de defender a Muriel, de la cual su padre quería abusar - y cómplice de Leonardo en la fuga de este con Agustina). Él asesina a la fiscal Gloria Zúñiga (Paulina Eguiluz), tras descubrir esta que no murió en el accidente de la avioneta y con esto, todos sus crímenes; (fue la fiscal Zúñiga quien había descubierto hace un año atrás, que Leonardo había encubierto las pruebas que inculpaban a Agustina como la asesina de Pedro Mackenna). Igualmente, Leonardo ordena a Muriel (antes que esta muriese asesinada por Gabriela), con pistola en mano, que mate a Joaquín Neira (Sebastián Goya), secuaz de él mismo y cómplice en variados crímenes (como en el secuestro que le hicieron a Rocío, en el tiempo que Agustina se estaba recuperando del parto de su hijo). Leonardo hace esto con Muriel, para perdonarle la vida por haberlo traicionado al no entregarle a Tomasito en una oportunidad, (Muriel es enfermera y cuidó al pequeño, pero siempre bajo las órdenes secretas de Leonardo, algo que nadie sabía; en una ocasión cuando este le pidió que secuestrara a Tomasito, la mujer no obedeció). Muriel mata a Joaquín bajo la presión de Leonardo, quien graba todo para culparla y hacerla ver como una criminal. Finalmente, ella teme que Leonardo la mate tarde o temprano, por lo que decide huir del país. Le pide ayuda a Gabriela, quien la engaña, y en vez de llevarla al aeropuerto, la lleva a un terreno abandonado en donde la asesina de un disparo.

Rocío pasa por una crisis en su matrimonio con Tomás, debido a que este le es infiel con Amelia, quien se ha entrometido entre ambos sin que sospechen que es en realidad Agustina. Rocío le pide el divorcio a Tomás y ambos acaban por divorciarse. En medio de eso, se reencuentra con Leonardo, quien le pide que intente averiguar qué le pasó a Agustina, enterándose así que ella sigue con vida. Con esto, ella viaja junto a Rafael (Nicolás Saavedra), (un abogado que es amigo suyo), a Turquía para averiguar más del paradero de su hermana Agustina. En Estambul, se entera de una gran verdad: Amelia, la supuesta crítica gastronómica, es en realidad su hermana Agustina. En paralelo a esto, Leonardo también se entera de lo mismo y decide llevar a cabo su venganza contra ella al enterarse de que esta además lleva una relación con su hermano Ricardo.

Sin embargo, al regresar de Estambul, Rocío se entera de que Tomás se volvió a casar, esta vez con Amelia, quien se convierte en la madre legal de Tomasito. Lo que Tomás no sabe es que Amelia es en verdad Agustina, quien logró llevar a cabo su plan de recuperar a su hijo y así, casándose con Tomás, también logró vengarse de su propia hermana. Sin embargo, Agustina esconde otro gran secreto y es que fue ella quien atropelló a Laura, su propia madre biológica, dejándola completamente paralítica para evitar que dijera que ella y Amelia son la misma persona, (Laura lo descubrió debido a su instinto de madre), poniendo además como cómplice a María Luisa, su madre adoptiva. Además, Agustina planea huir del país junto a Ricardo y su hijo Tomasito.

Laura en tanto, ha quedado paralítica y en estado vegetal, al cuidado de una enfermera personal llamada Viviana (Claudia Hidalgo), luego de ser atropellada por su propia hija Agustina, quien consideraba que el hecho de que su madre biológica supiera que ella está detrás de la identidad de Amelia sería un peligro y perjudicaría sus planes. Además, al poco tiempo del casamiento de Amelia con Tomás, Rocío se descubre embarazada de este, pero decide callarlo.

Por su parte, tras haber pasado por un grave problema de adicción a las drogas, Nicolás decide entrar a un centro de rehabilitación.

Mientras Gonzalo, (quien gracias a las terapias de su kinesiólogo Emilio, se ha logrado recuperar de su accidente y ha vuelto a caminar), consolida su relación con su compañera de la universidad, Javiera (María Jesús Miranda). Esto coincide con el regreso desde el extranjero de Roxana, quien además se casó con un italiano, Francesco (Juan Falcón). Además, tras complicarse su salud, Maruja (Norma Ortiz), gran amiga de Laura y la única que sabía todos sus secretos (fue la primera en el pasaje en saber que Agustina era la hija que Laura había vendido, siendo esta misma quien se lo contó), finalmente fallece tras un accidente cerebrovascular, no sin antes descubrir Eduardo (Nicolás Brown), (joven que hace pocos meses había llegado al Pasaje Nueva Esperanza junto a su hermana adoptiva Paula Fuentes (Antonia Giesen), buscando a su madre), que él es el hijo que ella tuvo hace muchos años con José Soto.

Entretanto, Nadia es enfrentada por Mario (quien había iniciado una relación con ella), por haberle sido infiel con Nicolás, y la echa de su casa. Es así como Nadia decide irse del Pasaje Nueva Esperanza a vivir al sur. Igualmente, Paula regresa a su hogar, tras haber encontrado Eduardo a su madre.

Tercera temporada[editar]

Luego de que Agustina se casa con Tomás y logra ser la madre legal de Tomasito bajo su identidad de Amelia, sigue adelante con sus planes de huir del país junto a Ricardo y su hijo. Sin embargo, esto podría ser frustrado por Leonardo, quien sigue haciendo todo lo posible para poder llegar a Agustina, por quien cuyo amor se convirtió en odio. Rocío, por su parte, consolida una relación con Rafael y sigue adelante con sus estudios en derecho, además de cuidar de su paralítica madre cada vez que puede. Aunque Leonardo acabaría matando a Laura, tras revelarle su plan de venganza contra Agustina y decirle que sabe que es en realidad Amelia, con esto le provoca convulsiones y un posterior paro cardiorrespiratorio en pleno estado vegetal, sin embargo, nadie descubriría que fue Leonardo quien le dio muerte ya que todo ocurriría en un descuido de su enfermera que deja a Laura sola en una plaza y allí, Leonardo se le acerca y le dice todo lo mencionado, produciéndole la muerte; además, al poco tiempo de este suceso, Viviana, la enfermera personal de Laura, se irá del pasaje. Por otro lado, la rivalidad de Rocío con su hermana Agustina es cada vez más fuerte luego de saber que ella y Amelia son la misma persona. Rafael, en tanto, se entera de que padece esclerosis lateral amiotrófica, debido a lo cual su salud se irá deteriorando con el tiempo.

Por otra parte, llegan a las vidas de los habitantes del Pasaje Nueva Esperanza, Samuel Díaz (Cristián Carvajal) junto a su esposa María Angélica Barraza (María José Necochea), padres de Javiera. Sin embargo, a Gonzalo se le ha diagnosticado VIH, (él se contagió por su exnovia, Isidora. Se dio cuenta de su enfermedad cuando en una oportunidad, Laura estaba grave por su estado tras el atropello, y necesitaba un donante de sangre y Gonzalo no pudo ser donador por poseer el virus. Aunque el problema de la donación de sangre se solucionaría, Gonzalo queda con la preocupación y el miedo de ser portador de VIH), por lo que se empeña en todo lo posible porque su suegro no se entere de su enfermedad, ya que éste lo contrató en su empresa y piensa que al enterarse de su condición, sería despedido y además despreciado por él.

Por su parte, Samuel es un hombre muy ambicioso, y ha llegado al pasaje con la esperanza de gestionar un negocio inmobiliario que podría poner en peligro el lugar, todo con la ayuda de su asistente personal y amante, Raquel Núñez (Carmen Gloria Bresky), hermana gemela de la fallecida Gladys, la madre de Roxana.

Por otro lado, Leonardo secuestra, tortura y da muerte a su madre Gabriela inyectándole una sustancia que le provoca un infarto, esto tras descubrir que ella sabía que Agustina era en realidad Amelia y lo calló.

Al Pasaje Nueva Esperanza llega también Belma (Andrea Eltit), mujer musulmana proveniente de la cultura árabe, que conoció y ayudó a Agustina en el tiempo que ella estaba en Turquía junto a Leonardo. Belma llega al lugar tras haber cuidado a Ricardo en República Dominicana, que estaba mal de salud luego de un ataque perpetrado por su hermano Leonardo, en el cual le había dado por muerto. Este intento de asesinato, Leonardo se lo hace a Ricardo luego de interponerse en el escape de este con Agustina. Secuestra a su hermano en el lugar en el cual se juntaría con Agustina en República Dominicana, y luego le revela que la misma Agustina, bajo su falsa identidad de Amelia, atropelló a su propia madre, Laura, (Leonardo sabía esto debido a que él, en su obsesión por Agustina, la ha seguido e investigado, descubriendo sus acciones y planes). Después de esto, Leonardo cree matar a Ricardo.

Gonzalo y Javiera se casan a pesar de que Samuel descubre que él tiene VIH, (Roxana se lo cuenta al estar celosa de Javiera, ya que siempre ha amado a Gonzalo), aunque este comienza a hacerse un tratamiento médico.

Leonardo tiene un enfrentamiento con María Luisa, la droga y la termina secuestrando. Tras ir Rocío a rescatarla, esta también es secuestrada, es allí donde Leonardo le revela a Rocío que Agustina fue quien atropelló a su madre y que María Luisa siempre lo supo; al inicio Rocío se molesta con María Luisa por haberlo callado, pero posteriormente la perdonaría. Al final, Rocío logra escapar junto a María Luisa y va a enfrentar a su hermana, la cual se disponía a huir del país con su hijo. Luego de un enfrentamiento donde Agustina intenta matar a su propia hermana arrojándola por las escaleras (estando esta embarazada), Rocío le revela a Tomás que Amelia es en realidad Agustina, quien nunca estuvo muerta como todos pensaban. Sin embargo, Tomás decide poner una denuncia en contra de Agustina y Rocío, a esta última por considerarla como cómplice de su desquiciada hermana. Aunque finalmente la denuncia no se llevaría a cabo por completo, debido a lo que estaba por ocurrir.

Mientras esto ocurre, Agustina está por huir, pero es interceptada y secuestrada por Leonardo. Luego de drogarla, secuestra a Tomasito y lo deja al cuidado de su aliada. Mientras, Agustina es rescatada por Alonso Toledo (Santiago Tupper), un guardaespaldas contactado por Rafael para protegerla a ella y a Rocío, este mismo es quien ayudó a Rocío y a María Luisa a escapar de Leonardo.

Gracias al secuestro del pequeño, Leonardo logra atraer a Tomás y Agustina, y extorsionar a esta última. Provocando de esta forma, un enfrentamiento entre estos dos, con la presencia de un Tomás furioso debido a que acababa de enterarse de la verdadera identidad de Amelia. Se produce una discusión, en la cual Tomás desesperado por encontrar a su hijo, le lanza a Leonardo el maletín con el dinero que este había pedido por Tomasito y corre desesperadamente a buscar a su hijo, pero el malvado hombre le dispara; afortunadamente la bala solo roza a Tomás. Luego, Leonardo apunta a Agustina con su pistola pero justamente aparece Ricardo, quien le pide que deje a la mujer con arma en mano; de esta forma, Leonardo descubre que su hermano está vivo y sobrevivió al intento de asesinato que le había producido. En ese instante, llega la policía (la cual se lleva detenida a Agustina por hacer uso de una identidad falsa y por el asesinato de Pedro Mackenna, pero debido a la condición mental en que se encontraba, esta deberá cumplir su condena a través de un tratamiento psicológico), por lo que el villano huye dando inicio a una persecución. Todo acaba en un accidente, en el cual Leonardo cae por un barranco que desemboca en un río, esto tras perder el control de su vehículo por tratar de no chocar con el auto en el cual venían Rocío y Marcial (Benjamín Hidalgo), abogado de Tomás, los cuales estaban llegando al lugar del crimen. Finalmente, Tomasito es dado por muerto dado que supuestamente venia en el auto de Leonardo, y se cree que su cuerpo fue arrastrado por la corriente del río, teniendo de esta forma la nula posibilidad de sobrevivencia. Mientras que Leonardo, acaba en una clínica.

Tomás decide tomar la justicia con sus propias manos, por lo que se dirige a matar a Leonardo, no permitiéndole revelar que en verdad su hijo seguía con vida. Tomás lo mata en la clínica y es llevado preso y sentenciado a cinco años y un día de cárcel. Sin embargo, lo que él y nadie sospecha es que Tomasito en verdad quedó al cuidado, durante el accidente, de la gran aliada de Leonardo, Eliana Zapata (Francisca Gavilán), ya que el plan original de Leonardo era llevarse a Tomasito y Agustina con él fuera del país. Sin embargo, con su muerte, Eliana, quien en verdad es hermana de Leonardo, Ricardo y Rafael, (al ser hija de Gabriela y de Genaro (Alejandro Trejo), el padre de Rafael), quiere seguir lo que Leonardo no pudo conseguir en vida: vengarse de Agustina, de quienes la apoyaron y de todos los demás enemigos de Leonardo.

El plan de Eliana en venganza contra Agustina es no devolverle a su hijo Tomasito. Agustina quedó muy trastornada con la aparente muerte de su hijo, por lo que Eliana ejecuta su venganza: que ella vea al niño y lo reconozca, pero como todos lo creen muerto, su idea es que todos piensen que ella está loca. Es por esto, que Agustina se va al sur para seguir su tratamiento psicológico. Al poco tiempo, ella debe ir con Ricardo a Ginebra como parte de su tratamiento. De esta forma, Eliana ejecuta todos sus planes de venganza, ya que es muy calculadora y peligrosa, a ella no le importa matar a quien se interponga en su camino y descubra sus planes, suerte que corrió Alonso, el guardaespaldas, quien también, se había enamorado de Rocío y salvó la vida tiempo atrás, de Ricardo a quien su hermano Leonardo había atacado dándole por muerto, siendo Alonso quien contactó a Belma para que cuidara a Ricardo. Marco (Camilo Carmona), cómplice de Eliana, es quien da muerte a Alonso por orden de la mujer, esto tras descubrir el guardaespaldas el escondite en donde tenían a Tomasito. La misma suerte corrió Genaro al descubrir las intenciones de Eliana, quien le provocó un infarto que llevó hasta la muerte a su padre biológico.

En tanto, Rocío siguió adelante con su vida y se casó con Rafael, (esto ya que él se lo pidió y ella aceptó, a cambio de que fuera el abogado de Tomás en el juicio del asesinato de Leonardo, y no permitiera que este fuera a dar a la cárcel. Aunque finalmente, igual caería preso), quien le ha prohibido verse con Tomás o saber de él. Sin embargo, al sufrir Rafael una esclerosis lateral amiotrófica, siente que su vida pronto podría terminar, por lo que él contrata a un colega suyo: Diego Castillo (Cristián Arriagada), para así hacerse cargo de los temas legales para cuando él no esté. Rocío da a luz un niño, Benjamín. Sin embargo, Eliana, quien había llegado a vivir con ella por ser hermana de Rafael, se entera de que el verdadero padre de Benjamín es Tomás, (Rocío y Rafael habían hecho pasar al niño como hijo biológico de ambos), por lo que tendrá más razones para planear algo en contra de ella.

Franco (quien tras la muerte de su padre, había iniciado una relación con María Luisa), fallece en un accidente en moto. Posteriormente, Eduardo se va al sur con Maite Soto, (quien descubre que su verdadero padre es Mario quien tuvo una relación con su fallecida madre, por lo tanto no es hermana de Eduardo al no ser hija de José, cosa que ella creía, teniendo libertad de tener una relación con él, ya que aparte habían tenido otros impedimentos como la enfermera que cuidaba a Maruja llamada Florencia (Catalina de la Cerda), que se enamoró de Eduardo e intentó separarla de él. Y tras haber sufrido mucho por Nicolás, logra encontrar el amor en Eduardo).

Mientras, Roxana, tras saber que es hija de Raquel y Samuel, (ambos tuvieron un encuentro sexual en su juventud, del cual Raquel quedó embarazada. Ella decidió callarlo y al nacer, darle su hija a su hermana Gladys, debido a que pensaba que el bebé complicaría los proyectos que tenía para su futuro. Pasando los años, y tras encontrarse con su hija, Raquel le confiesa la verdad a Samuel y luego, es Roxana quien descubre la verdad de su origen), acepta a pesar de sus diferencias donarle su riñón a Javiera (quien sufría un grave problema renal), a cambio de que Samuel la reconociera como su hija legítima. Sin embargo, durante el trasplante, se presentan complicaciones y Roxana muere debido a una cardiopatía congénita. Raquel ha quedado destrozada tras su muerte y siente que no merece estar al lado de Samuel, ya que él nunca quiso ni reconoció a Roxana como su hija, por lo que ella deja el país para vivir su duelo, mientras María Angélica se dedica a pasar tiempo con Javiera en lo que se recupera tras el trasplante. Por su parte, Samuel dejaría de lado el proyecto que ponía en riesgo el pasaje.

También, Mario se va al sur con la pequeña hija que tuvo con Gladys. Al igual que Belma, la cual decide irse del Pasaje Nueva Esperanza debido a que estaba confundida sentimentalmente con Nicolás, y debido a su religión y cultura no podía entablar una relación con él; además de haberse enterado del reciente fallecimiento de su amigo Alonso.

Cuarta temporada[editar]

Han pasado cuatro años, Rocío logra jurar como abogada y se hace cargo de un bufete de abogados; ella ha comenzado una relación de amantes con Diego. Al saber Rafael que Diego está enamorado de Rocío y sentir que su hora está por llegar, quiere que él se quede con ella para cuando no esté él. Sin embargo, esta nueva relación con Diego se verá amenazada con una nueva abogada que llega a trabajar en el bufete, Valentina Urrutia (Clara Larraín), quien jura como abogada al mismo tiempo que Rocío. Valentina no solo buscará quedarse con Diego, sino que además buscará quitarle su puesto en la empresa a Rocío.

Sin embargo, no solo será la joven abogada la enemiga de Rocío, sino que también será Eliana. A pesar de lo cercanas que se volvieron (ya que la mujer ha fingido ser una gran cuñada y amiga para Rocío), Eliana en el fondo planea vengarse de ella y hundirla en la más profunda miseria, ya que considera a Rocío como una de las mayores enemigas de Leonardo y una de las responsables de su muerte. El principal plan es ejecutado por ella: persuade a la abogada para que acepte la decisión de Rafael de someterse a una eutanasia para cuando su enfermedad empeore. Al final, el proceso se lleva a cabo y Rocío viaja junto a Rafael a Holanda, con el pretexto de un viaje común, pero en realidad iban a un centro médico del país europeo en donde le aplicarían la eutanasia a Rafael; esto solo lo sabían él, Rocío y Eliana. Una vez muerto Rafael tras la eutanasia, Eliana culpa a Rocío de la muerte de su marido para que así nadie confíe en ella y esté lo más vulnerable posible para que sea más fácil destruirla.

Mientras, Agustina, en medio de su tratamiento psiquiátrico, decide someterse a una cirugía facial para recuperar su antiguo rostro, a pesar de la negación de su madre María Luisa al considerar esa medida muy peligrosa, mientras que Agustina considera que esto es necesario para poder sanarse mentalmente. Es así como Agustina y Ricardo viajan a Suiza para que ella se someta a esta nueva cirugía facial. Posteriormente, habiendo recuperado su antiguo rostro, vuelve a Chile con el fin de recuperar a su hijo, ya que está segura de que no está muerto como Leonardo les hizo creer a todos. Agustina poco a poco irá recuperando los recuerdos hasta llegar a la verdad. También, será en este proceso, cuando Agustina y Rocío se reconciliarán después de todo lo que han pasado.

Además, tras la muerte de Roxana y posteriormente tener un acercamiento amoroso con María Angélica, Francesco inicia una relación con María Luisa.

También llega al Pasaje Nueva Esperanza, Marco, junto a su hijo Cristóbal (Beltrán Izquierdo). Eliana los hace pasar como su hermano y sobrino respectivamente. Lo que nadie sospecha en el pasaje es que este niño en verdad se trata de Tomasito. Por su parte, Marco fue durante su niñez un hermano para Eliana, debido a que su madre lo crío a él y a la mujer; antes que su mamá falleciera, ella les hizo jurar en su lecho de muerte que no se separarían y se cuidarían mutuamente. Pero pasado el tiempo tras la muerte de la madre de Marco, este y Eliana comenzaron una relación en donde la unión simbólica de hermanos, fue reemplazada por una relación pasional. Sin embargo, en su regreso, Marco se entera que Eliana ha comenzado una relación con Samuel, por lo que buscará la forma de vengarse de Eliana, conquistando a María Angélica o incluso a la propia Agustina.

Javiera, por su parte, ya habiéndose recuperado tras su trasplante, desea ser madre. Sin embargo, dada su condición y el trasplante, no puede tener hijos, por lo que desea ser madre a través de un útero subrogante, a lo que Gonzalo, su marido, se niega rotundamente.

Valentina ha logrado engañar a Diego con la ayuda de Eliana, en un embarazo que no es de él, (nunca durmieron juntos, Valentina lo drogó y se lo hizo creer), por lo mismo, lo ha convencido de casarse.

Mientras, en la empresa de Samuel, Marco pone en el computador de Eliana unos videos en donde se le ve en una actitud muy romántica con Tomás, (este último había salido hace poco tiempo de la cárcel), exponiendo así la infidelidad de Eliana hacia Samuel, quien, muy dolido, decide abandonarla y pedirle que le devuelva las acciones de su empresa. Tras esto, Samuel queda muy mal y sufre un preinfarto, del cual logra salvarse.

Rocío irrumpe en la ceremonia de matrimonio entre Diego y Valentina con unos papeles que, sin saberlo, le fueron enviados por Eliana. En dichos papeles, se confirma que Valentina estuvo en un psiquiátrico por piromanía luego de haber intentado asesinar a su amante y su familia en un incendio. Con esto, también se confirma que fue ella quien provocó el incendio que había ocurrido en la casa de Rocío días atrás y además, se confirma que el hijo que espera no es de Diego, sino que ella se hizo una inseminación artificial para manipular a Diego para que se case con ella. Luego de cancelarse el matrimonio, Valentina tiene síntomas de pérdida y va a parar a la clínica, a donde Eliana la va a visitar. Valentina, luego de enterarse de que perdió a su hijo, sospecha que fue Eliana quien le envió los papeles a Rocío, pero esta le hace creer que fue Rocío quien mandó a investigarla y le recuerda que ella juró que si alguien se interponía entre ella y Diego, ella tomaría cartas en el asunto y esta vez no habría sobrevivientes. Félix, el cómplice de Eliana, la ayuda a escapar disfrazado de enfermero y la lleva con Eliana, quien está en una van y arregla su escape para que así Valentina mate a Rocío y cumpla con su venganza.

Mientras en el Pasaje Nueva Esperanza se celebra la fiesta de Navidad, Valentina irrumpe con un revólver en mano, dispuesta a matar a Rocío. Ella le dispara, pero Agustina se interpone, recibiendo el balazo. Repentinamente, al recibir la bala, recuerda el momento en que ella estaba fuera de sí cuando aún no recuperaba su rostro y vio a Tomasito en la casa en que se escondían Eliana y Marco junto al pequeño. Con eso, recuerda que Eliana y Marco fueron quienes robaron a su hijo, además de recordar que Marco en una oportunidad, le dijo que el pequeño es hijo de él y se llama Cristóbal. Al finalizar los recuerdos, Agustina cae inconsciente y es llevada a la clínica, mientras Valentina escapa.

Valentina llama a Eliana para que la ayude a escapar del país, en shock por haberle disparado a Agustina en vez de Rocío. Eliana se reúne con Valentina, pero la amenaza con un revólver. Le dice que arruinó todo al no matar a Rocío, y le revela que la utilizó, mandándole los papeles a Rocío para que ella la matara, pero como falló, ya no la necesita y la mata de un certero disparo en la cabeza y llama a Félix para que la ayude a deshacerse del cuerpo y la evidencia, sin darse cuenta de que Marco estaba grabando todo. Eliana llega a su casa, pero ahí la espera Marco, quien la enfrenta por todo lo ocurrido y le revela que si acaso Agustina muere por su culpa, le mostrará a la policía el video que él grabó de ella matando a Valentina.

Luego, Agustina logra despertar en la clínica tras salir del riesgo vital. Rocío la va a visitar, pero también recibe la visita de Marco y Cristóbal. Agustina queda paralizada, ya que, tras los recuerdos, logra reconocer a Cristóbal como su hijo Tomasito.

Por otra parte, Gonzalo, con la bendición de Rocío, por fin decide perdonar a Javiera por haber tenido una hija a través del útero subrogante de su madre María Angélica sin consultarle, y decide irse a Brasil a vivir junto a su esposa y sus suegros.

Quinta temporada (1ra Parte)[editar]

Agustina, habiendo despertado tras el disparo de Valentina, recibe la visita de Marco y Cristóbal. Sin embargo, Agustina recuperó los recuerdos y reconoció a Cristóbal como su hijo Tomasito. Marco se ha enamorado de Agustina y le propone formar una familia, lo que Agustina rechaza. Marco, tras esto, quedará devastado y querrá seguir el consejo de Eliana el cual es irse del país junto a su hijo. Sin embargo, al enterarse de esto, Agustina decide aceptar la propuesta de matrimonio de Marco para así poder estar cerca de su hijo. Sin embargo, Agustina no siente ni una pizca de amor por Marco, ya que ha decidido vengarse de él y Eliana por robarle a su hijo. Está dispuesta a todo con tal de recuperarlo, sin revelarle a nadie de sus seres queridos sus planes.

Por otra parte, Rocío ha experimentado un nuevo cambio en su personalidad, como una mujer más desafiante y decidida a tomar las riendas de su vida, ya que ha decidido desenmascarar a Eliana e ir tras sus pasos, para buscar justicia por todas las fechorías que ha cometido en su contra. Su principal motivación es recuperar la tuición de su hijo Benjamin (Stefan Platz) y liberarlo de las garras de Eliana, (el pequeño ha quedado con la malvada mujer debido a que esta ganó el juicio de la tuición tras sobornar al juez (Ramón Farías) del caso), ya que considera que ella es una mujer muy peligrosa y su hijo no debe estar bajo su tutela, sin embargo, para demostrarlo deberá reunir pruebas, por lo que adquirió una oficina privada donde hace sus investigaciones. Sin embargo, por cada crimen que comete Eliana, un personaje incógnito que se hace llamar "El Santo" le envía regalos a Rocío con pistas para ir tras la mujer. Mientras tanto, ella y Diego han consolidado su relación y se van a vivir juntos, con Rocío una vez más dejando el Pasaje Nueva Esperanza.

Buscando descubrir más de Eliana, Rocío entrevista a Félix, (al cual conoció cuando en una oportunidad, siguió a Eliana y vio que hablaba con él), quien le confiesa que su único jefe es Leonardo para después ser asesinado frente a sus ojos por un enviado de "El Santo".

Tomás (tras salir de la cárcel), vive una vida junto a Eliana, de quien se ha enamorado, (ya que ella lo visitaba continuamente en la cárcel con la única intención de manipularlo para dejar mal parada a Rocío con él, diciéndole cosas como que Roció mató a Rafael, además fue en una de estas visitas en la cárcel en donde Eliana le dice a Tomás que Benjamin es su hijo. Esto provocó una gran sorpresa en Tomás, ya que él creía que Benjamín era hijo de Rafael, lo cual hizo que él se alejara aun más de Rocío. Tras decirle que Benjamín es su hijo, Eliana le llevaba el pequeño a la cárcel, ya que en ese tiempo Rocío la veía como una buena mujer y permitía que sacará a pasear a su hijo, sin imaginarse que Eliana lo llevaba a ver a su verdadero padre). Viven en la casa que alguna vez les perteneció a Rocío y Rafael, y que Eliana le logró quitar junto a la fortuna de la abogada, esto gracias a su alianza con Valentina y a una falsificación que hizo en su tiempo, del testamento de Rafael. Además, Eliana se ha quedado con la custodia de Benjamín, a quien ella logró manipular para que no quiera ver nunca más a su madre; (poco tiempo atrás, por la desesperación de recuperar a su hijo, Rocío secuestró a Benjamín. Lo llevaba con ella en su auto, pero Tomás, al tanto de la situación, comenzó a perseguirla en su vehículo. Y ella debido al escenario de la persecución, pierde el control del manubrio y tiene un accidente. El pequeño queda sin lesiones, pero Rocío estuvo cinco meses en coma). Sin embargo, Eliana empieza a experimentar serios trastornos mentales luego de asesinar a Valentina, comenzando a ver al fantasma de su hermano Leonardo, quien la comenzará a atormentar, haciendo que sufra episodios de locura.

Entre tanto, llega desde Calama al pasaje una nueva habitante, Gracia de Müller (Katty Kowaleczko) (quien verdaderamente se apellida Pérez, pero lo ha ocultado debido a que detesta la pobreza y solo desea tener una vida de lujos), la cual fue una prostituta en su juventud. Junto a ella, llegan sus dos hijas: la menor, Julieta (Antonia Bosman), una estudiante de programación que desea diferenciarse de su madre. La mayor, Samantha (Javiera Díaz de Valdés), además de ser prostituta igual que su madre, tiene un cierto parecido con Amelia, la antigua identidad y rostro que Agustina adoptó cuando se escondía de Leonardo. Y es que el parecido que guarda la muchacha con el antiguo rostro e identidad temporales de Agustina están ligados al pasado de Ricardo, ya que él fue su gran amor en el pasado, pero la relación no dio frutos debido a que él la dio por muerta, razón por la cual Ricardo le mostró al cirujano plástico en Suiza una foto de Samantha para que operara a Agustina y se pareciera a ella. Sin embargo, Samantha también estará ligada al pasado de Diego. Y es que con dichos secretos, Gracia, una mujer muy ambiciosa, querrá sacar provecho de la situación para lograr su mayor sueño en la vida: ser millonaria y escalar socialmente.

También llegan al pasaje dos inmigrantes venezolanos: José Luis Rodríguez (Alexander Solórzano) y su hijo Juan Francisco (Mauricio Flores). José Luis ha llegado desde su tierra natal en busca de mejores oportunidades y trabaja como taxista, pero su hijo "Juanfra" no está contento con llegar a Chile, ya que considera que debió quedarse en su país natal y se avergüenza del empleo de su padre.

Eliana asesina de un certero disparo en la cabeza a Nancy (Verónica Arré), empleada de la casa en la que vive la villana junto a Tomás y Benjamin. Esto porque la mujer estaba comenzando a sospechar de las malvadas actitudes e intenciones de Eliana, por lo que había pactado juntarse con Rocío para darle a conocer sus sospechas. Pero antes de que esto ocurra, la malvada mujer acaba con la vida de Nancy.

Agustina le hace en secreto un examen de ADN a Cristóbal para confirmar efectivamente que él es su hijo Tomasito, pero Marco descubre la orden de examen en su cartera por lo que manda a adulterarlo, arrojando un resultado negativo. Esto hace que Agustina sienta que está perdiendo la razón una vez más, y decida volver a internarse en un hospital psiquiátrico, decepcionando así a Cristóbal. Sin embargo, Marco, arrepentido, decide decirle la verdad y que él posee el verdadero examen de ADN que confirma que Cristóbal es su hijo, pero dice que lo mejor es que Cristóbal no lo sepa. Agustina no confía en las intenciones de Marco cuando él le confirma que él es uno de los sujetos que tenían secuestrado a su hijo, (ocultándole que Eliana estaba detrás inicialmente y haciéndole creer que ella no sabía nada), pero luego, ella descubre su diario y ve que Marco amó y protegió a su hijo desde entonces, por lo que el odio que ella sentía por él se transforma en amor y ambos deciden irse de viaje junto a Cristóbal y casarse simbólicamente, viaje durante el cual le dicen toda la verdad a Cristóbal, quien opta por que nadie sepa que él es hijo de Agustina solo para proteger a su padre. Pero Eliana (quien los siguió hasta el acantilado, lugar del viaje), muy celosa porque Marco prefirió quedarse con Agustina y Cristóbal, planeó matarlos a todos, comenzando con Marco, citándolo a la medianoche. Es ahí donde Eliana le dispara a Marco tres veces, dejándolo muy malherido. Ella culpa a Agustina por todo lo que está haciendo, debido a que Marco se enamoró de ella y declara su intención de matarla a ella y a Cristóbal. Aun con la petición de Marco de no hacerles daño ni a Agustina, ni a Cristóbal, Eliana lo asesina finalmente con un cuarto disparo. Es ahí donde cita a Ricardo al mismo lugar, (por medio del teléfono de Marco) y huye, para posteriormente llamar a la policía, solo para que Ricardo sea culpado por su muerte. Sumando a esto, que Ricardo y Marco habían tenido discusiones previas por el amor de Agustina.

Rocío se ofrece a ser la abogada de Ricardo, ya que ella intuye que no fue él quien asesinó a Marco y está dispuesta a investigar sobre eso. Es en medio de esto donde Rocío recibe pistas por parte de "El Santo" para motivarla a investigar más sobre el caso. Rocío cree que Eliana podría tratarse de "El Santo", sin embargo, lo que ella ni nadie sospecha es que "El Santo" no es nadie más ni nadie menos que Leonardo, quien no murió como todos pensaban, sino que fue salvado por un médico forense llamado Gabriel (Marco Antonio Reyes), quien además es su amigo y cómplice (con esto, se confirma que Félix fue asesinado por Gabriel, bajo órdenes de su jefe). Leonardo esta vez quiere vengarse de Eliana, debido a que ella se enamoró de Tomás, el hombre que lo baleó y provocó que todos lo creyeran muerto, y es por esto que está dispuesto a ayudar a Rocío a ir tras los pasos de Eliana.

Luego de saber de la muerte de Marco, Agustina le revela a Rocío todo lo sucedido y Cristóbal escucha cuando Agustina menciona que estaba usando a Marco para estar cerca de su hijo, (sin alcanzar a escuchar que Agustina terminó enamorándose de él). Por lo que Cristóbal se decepciona de su madre, por lo que decide irse de la casa de ella e ir a casa de Tomás, donde le revela que él es su hijo Tomasito. Es así donde decide irse a vivir con él, en la casa donde vive con Eliana, quien acepta. De esta forma, ella llama a Agustina para que se haga cargo de Cristóbal y Benjamín, prometiéndole así estar cerca de su hijo. Agustina le dice a su madre María Luisa que no se preocupe por ella, porque aunque no confía en Eliana, cree en que le permitirá acercarse a su hijo.

Rocío sospecha de Gabriel, (a quien conoció cuando investigando y buscando pruebas, llegó al laboratorio forense a ver el cuerpo de Marco), por lo que va a seguirlo hasta su casa; pero todo es una trampa para atraer a Rocío hacía "El Santo". Éste es el momento que tanto Leonardo esperaba, por lo que se aparece frente a Rocío, quien investigaba el lugar. Al enterarse de que "El Santo" es Leonardo, ella queda en shock.

Quinta temporada (2da Parte)[editar]

Luego de saber que "El Santo" se trata de más ni menos que Leonardo, Rocío queda muy sorprendida, ya que todo el mundo piensa que Leonardo está muerto. Sin embargo, él está muy malherido y apenas puede moverse, siempre apoyado con un bastón. Leonardo le explica que Gabriel lo iba a ayudar a escapar, pero sus planes fueron frustrados cuando Tomás provocó su supuesta muerte. Explica además que fue Gabriel quien le inyectó una droga para detener su corazón unos segundos para así hacer pensar que estaba muerto, pero lo reanimó e incluso fue él quien firmó su acta de defunción. Rocío no confía en Leonardo, pero no tiene más opción que aceptar una alianza con él para así poder por fin destruir a Eliana.

Pero esta alianza le traería más problemas a Rocío de lo que podría creer, ya que esto hace que su relación con Diego peligre cada vez más, ya que él considera que ella le da más importancia a su venganza contra Eliana y se ha despreocupado mucho de su relación. Además, Rocío oculta su descubrimiento, siendo así, la única persona que sabe que Leonardo no murió realmente. Pero todo cambiará para Diego cuando Samantha le revela que Julieta es en verdad hija de ella, nacida producto de una violación que sufrió hace años, haciendo que Diego descubra así que la joven también es su hija, (debido a que él abuso de Samantha cuando solo era un adolescente, pero ella no reconoció en el momento quien fue su agresor. Esto sucedió en el tiempo en el que Gracia era empleada en la casa de Diego), por lo que él querrá proteger a Julieta de todos los planes de Rocío que la involucren, (esto porque la joven es experta en programación y por lo mismo, Rocío ha hecho uso de sus habilidades para investigar en su momento al Santo y ahora a Eliana), alejándola cada vez más de ella.

En una ocasión, cuando Julieta y Diego buscaban a Rocío (que estaba con Leonardo), Gabriel y Julieta se encontraron cara a cara. Este apunta a la joven con una pistola y cuando estaba a punto de matarla, aparece Diego y le dispara a Gabriel, matándolo. Salvando de esta forma la vida de su hija. Todo esto, lo ve Leonardo por cámaras.

Por su parte, Agustina continúa trabajando de niñera en la casa de Eliana para estar cerca de su hijo Tomasito/Cristóbal y tiene pensado llevárselo a vivir con ella, pero el niño no quiere separarse de su hermano Benjamín, por lo que Agustina deberá aceptar seguir trabajando con Eliana, quien cada vez más comienza a desarrollar síntomas de locura por lo que Tomás piensa en abandonarla debido a lo controladora que se está volviendo con él.

También Nicolás, (que había formado una familia con Claudia (Luna Martínez) - una ex empleada de Tomás en el tiempo que él estuvo casado con Rocío y luego con Agustina/Amelia - con quien había tenido una hija. Él había comenzado a confundirse por algo que estaba sintiendo, lo que provocó que Claudia se fuera lejos con su hija ya que él no les daba la atención requerida), cada vez más está desarrollando sentimientos de amor hacia Tomás, su mejor amigo, por lo que está entre la espada y la pared, decidiendo si mantener oculto sus sentimientos hacia él y conservar su amistad o revelárselos y perder su amistad para siempre.

María Luisa, por su parte, comienza a tener una crisis en su relación con Francesco, al descubrirlo en la cama con Gracia. Aunque este se muestra arrepentido y María Luisa todavía lo ama, ella no se muestra dispuesta a perdonarlo, poniendo fin a su relación.

Ricardo sale libre, ya que la policía de investigaciones descubrió gracias a la intervención de Rocío como abogada, que él no estaba en el lugar de los hechos al momento del asesinato, esta noticia descoloca a Eliana.

Leonardo le cuenta a Rocío que Eliana y Marco no eran hermanos, si no que eran amantes, esta noticia la sorprende. Investigando, Rocío encuentra el lugar en donde fue comprada el arma del asesinato de Marco, descubre que Eliana estuvo ahí, pero debe huir ya que puede ser descubierta. Posterior a esto, Eliana da muerte al dueño de la armería, Miguel Mardones (Francisco González), para eliminar todo rastro que ayude a descubrirla como la asesina de Marco. Al poco tiempo, Rocío se entera que el dueño del lugar había sido asesinado.

Diego termina su relación con Rocío, y le pide que no exponga más a Julieta. Además, Diego y Samantha (quien en ese momento, había dejado ya hace mucho tiempo la prostitución, debido a que Diego le había dado trabajo de secretaria en el bufete de abogados de Rocío y él), comienzan a acercarse en el ámbito amoroso.

Por esto, Diego se muestra dispuesto a revelarle la verdad a Samantha sobre la violación y su paternidad en Julieta. Pero su madre, Leticia (Maricarmen Arrigorriaga), le prohíbe decir la verdad para protegerlo. Leticia había regresado a la vida de Diego en el tiempo que él aun mantenía una relación con Rocío. Ella es una mujer con problemas de adicción al alcohol, lo que ha provocado que a lo largo de los años, no mantenga una buena relación con su hijo Diego, esto porque él mantiene en su cabeza los recuerdos de sus borracheras. En el tiempo que Diego abusó de Samantha, Leticia sobornó con una suma de dinero a Gracia, (quien si tenía conocimiento de la identidad del agresor de su hija), para que se fueran lejos con la joven y no revelara nada de lo sucedido. Pero ahora, con la llegada de su madre Leticia y de Samantha, el pasado ha regresado a la vida de Diego. Además, entre Gracia y Leticia hay una fuerte rivalidad debido a que el fallecido padre de Diego, engañó a Leticia con Gracia, en el tiempo que esta última era empleada en su casa.

Nicolás le declara su amor a Tomás, este al inicio lo rechaza pero luego lo acepta como el amigo que siempre ha sido. Pero tras enterarse de esto, Eliana comienza a desarrollar un odio hacia Nicolás producto de los celos.

Tiempo atrás, antes de que descubriera que Leonardo vivía, Rocío había contratado a una espía llamada Jazmín Cruz (Javiera Bello), para que se hiciera pasar por empleada e investigara en la casa de Eliana y Tomás. Además, esta mujer ayudó a Rocío, a poner unas cámaras secretas en la casa de Eliana para que así, Rocío estuviese al tanto de su hijo y de todas las artimañas que la malvada mujer pudiese hacer. Sin embargo, a los meses de haber acabado Jazmín su trabajo en esa casa, Eliana y Tomás descubren estas cámaras, y la mujer sospecha inmediatamente de Rocío. Por lo que Eliana comienza a investigar y descubre que Jazmín nunca fue una empleada, en realidad una detective y que su verdadero nombre es Alejandra Briceño. Esto produce que Eliana llegue hasta la casa de Alejandra con pistola en mano para interrogarla, pero la detective la estaba esperando, le apunta con un arma y le dice que solo está dispuesta a responder tres preguntas. Esto hace que Eliana recuerde a Leonardo, ya que él siempre decía ser un hombre de tres oportunidades. La mujer le pregunta que quién puso las cámaras en su casa, que quién le robo cosas de su dormitorio, y si trabaja para Rocío. Alejandra le responde que ella solo ayudó a poner las cámaras, que si robó las cosas de su dormitorio, pero que ella no trabaja para Rocío, sino que para "El Santo", quien le enseñó todo lo que sabe, (con esto, se confirma que Leonardo puso en el camino de Rocío a Alejandra, para que le ayudara en la investigación contra Eliana). Luego de esto, Alejandra le exige a Eliana que se vaya o disparará, pero la villana le inyecta una sustancia en el cuello que la inmoviliza, y le ordena que le diga quien es "El Santo". Pero Alejandra es alérgica a esta sustancia que le han inyectado, por lo que rápidamente fallece. Eliana huye del lugar. Pronto, Leonardo se entera del fallecimiento de Alejandra y queda muy triste, ya que ella era su hija, promete que Eliana se las pagará. Debido a las sospechas que estaba teniendo, Eliana profana la tumba de Leonardo y descubre que su cuerpo no está, dándose cuenta que su hermano sigue con vida. No pasaría mucho tiempo, para que Leonardo y Eliana se reencontraran cara a cara, debido a que esta lo seguiría en una oportunidad, (aunque Leonardo ya se había presentado frente a Eliana en dos ocasiones, pero esta pensaría que serían alucinaciones debido a que verdaderamente alucinó un tiempo con él). Además, Eliana descubriría también que Leonardo y Rocío están unidos tras verlos juntos en el velorio de Alejandra.

Tomás contrata a un investigador privado llamado Mauricio (Andrés Reyes), para que busque a la persona que puso las cámaras en su casa, y además le pide que investigue tanto a Rocío como a Eliana. El hombre descubre e informa a Tomás, que quien puso las cámaras fue Rocío. Tomás la enfrenta y esta le dice que lo hizo para investigar a Eliana, le advierte que es una mujer peligrosa, que ha cometido muchos crímenes. Él le pide pruebas de lo que dice, las cuales Rocío dice no tener. Luego, el investigador le menciona a Tomás que de Eliana no encontró nada sospechoso, ni ninguna información que la acuse de algo. Más adelante, Nicolás escucha una conversación por teléfono entre Mauricio y Eliana, descubriendo que esta le está pagando para que la encubra. Esto hace que Nicolás se lo comunique a Tomás y este enfrente a su pareja, despidiendo al investigador al mismo tiempo. Eliana le dice a Tomás que ella lo hizo para restarle trabajo al hombre ya que ella no esconde nada, le dice que Rocío es su única enemiga ya que puso las cámaras en su casa y que solo lo está manipulando.

Julieta descubre que Samantha es su madre tras escuchar una discusión entre esta y Gracia. Al inicio la desprecia, pero luego acepta a Samantha tras enterarse que fue violada. Diego estaba dispuesto a confesar toda la verdad, (debido a que Julieta comienza a buscar en una aplicación de internet a su padre y esta le lanza que Leticia es su abuela), pero su madre se lo impide, por lo que al final miente y dice que el violador de Samantha es su fallecido hermano mayor. Pero que él está dispuesto a cuidar de Samantha y su hija. La aplicación que Julieta usaba para buscar a su padre, le revela que tiene un hermano mellizo en Valdivia, de nombre Gaspar Inostroza. Esta información, provoca que Gracia revele una verdad que mantenía oculta hace muchos años, la cual es que Samantha en realidad dio a luz a dos bebés vivos, pero que ella decidió dar en adopción a uno, (siendo este Gaspar), y quedarse con la otra, (siendo esta Julieta). Gracia siempre le hizo creer a su hija que uno de los bebés había nacido muerto. Esta revelación hace que Samantha y Julieta se decepcionen y enojen mucho con Gracia, por lo que la desprecian.

Tras la muerte de Gabriel, y bajo la identidad falsa de Matías del Santo, Leonardo contacta a Juanfra para que le realice algunos trabajos. En una oportunidad, lo envía a la morgue a retirar el cuerpo de Alejandra, pero Eliana lo ve, debido a que ella se dirigía al lugar para retirar el cuerpo y eliminar toda prueba que la culpara; descubriendo de esta forma, que el muchacho trabajaba para Leonardo. Pronto, Eliana se hace pasar por "El Santo", y le envía un mensaje a Juanfra, en donde lo cita en la casa que ella vivía con Tomás, (ella y Tomás habían dejado hace poco tiempo aquella casa, debido a los ataques de locura de la mujer, por lo que habían optado en ese momento, de alojar en casa de Nicolás en el pasaje). Juanfra llega al lugar, en donde Eliana le apunta con una pistola y lo ata de manos y pies. Él no conoce a Leonardo, solo sabe que trabaja para un tal Matías del Santo, por lo que tras no poder sacarle información que le ayude, Eliana asesina a Juan Francisco. Esta muerte afectaría a gran parte del pasaje, sobre todo a su padre José Luis y a Julieta, con quien Juanfra tenía una conexión amorosa, aunque nunca iniciaron una relación. Debido a ser el único sospechoso del asesinato de Juanfra, la policía comienza a buscar a Matías del Santo, (José Luis declaró que su hijo trabajaba para él). Por lo que Leonardo cambia su falsa identidad, llamándose ahora Javier Briceño. Samantha es interrogada, debido a que en su desconocimiento, una vez salió con Matías del Santo. En una oportunidad, Leonardo se presentó ante ella con esta identidad, la invitó a salir ya que Samantha estaba con problemas debido a que en ese momento, Julieta se había enterado recientemente de su origen. Samantha sale con este desconocido, el cual le parece simpático, en donde a través de una conversación, este le dice que estaba en el pasaje debido a que Rocío es su abogada. Por lo que Samantha cuenta en el interrogatorio, que Matías del Santo era un cliente de Rocío. Es así, como comienzan a nacer las sospechas hacía la abogada por parte del pasaje.

Tomás y Rocío comienzan a acercarse nuevamente. En una ocasión, Eliana los descubre besándose. Lo que provoca una discusión entre ella y Tomás, en la que él le dice que ya no la soporta por lo que termina su relación con ella. Leonardo posee en su computador videos de los asesinatos cometidos por Eliana, (algunos de los crímenes fueron grabados por Gabriel, otros investigados y luego probados a través de documentos por Leonardo; excepto el de Valentina, el cual grabó Marco, pero Leonardo logró hacerse con la grabación tras robar el pendrive en el que estaba, de la casa de Marco). Pero estos videos que tiene Leonardo, también traen consigo el asesinato de Félix, (en el que está involucrada Rocío), y el asesinato de Gabriel, (en el que está involucrado Diego). Por lo que si Rocío muestra esas pruebas a la policía, ella, Diego y Leonardo caerían presos junto a Eliana. Al mismo tiempo, Cristóbal comienza a relacionarse con Leonardo. De quien solo sabe que es un desconocido, pero con quien se lleva muy bien. Nadie en su familia sabe que el niño mantiene relación con este desconocido, y menos que es el propio Leonardo. Pronto, Cristóbal se comienza a ver influenciado por Leonardo y a llevar una personalidad más rebelde y frívola, lo que causa la impresión de Agustina.

Tras vivir un tiempo en el pasaje, escondido en la casa de Rocío, Leonardo compra la casa que alguna vez perteneció a Rocío y Rafael, y luego a Eliana y Tomás. Rocío logra entrar a aquella casa y robar el computador en donde Leonardo tiene las pruebas contra Eliana. Sin embargo, la carpeta que tiene las pruebas, posee una contraseña hecha por Leonardo. Pero con la ayuda de Julieta, Rocío logra ingresar y recopilar los videos en un pendrive. Pero Julieta respalda la información en otro pendrive, el cual se lo pasa a Diego.

Por su parte, Tomás sostiene nuevamente una discusión con Eliana y quiere echarla de la casa de Nicolás. Sin embargo, Eliana, totalmente fuera de sí, saca su revólver y se dispone a dispararle, declarando que no dejará que Tomás sea feliz con Rocío y que si no era de ella, no será de nadie. Justo en el momento en que dispara, Nicolás hace aparición y se interpone, recibiendo la bala y quedando muy malherido y con riesgo vital. Eliana, luego de eso, huye del lugar y llama a Leonardo para que la ayude a escapar. Este, por su parte, le dice a Rocío que no entregue las pruebas contra Eliana a la policía ya que hay un cambio en los planes, y la va a buscar. Mientras, Diego ve las pruebas del pendrive, y les va a avisar de todo a Agustina y Tomás, mostrándoles todos los crímenes que Eliana cometió y les advierte que Rocío está en peligro. Mientras, Leonardo le dice a Rocío que la llevará con Eliana para su enfrentamiento final, mientras que al mismo tiempo, le promete a Eliana ayudarla a escapar. Sin embargo, el enfrentamiento final se ejecuta entre ambas mujeres, (debido a que Leonardo las junta de forma similar a como lo hizo años atrás con Tomás y Agustina, en el tiempo que secuestró a Tomasito), con Rocío casi corriendo peligro por su vida; es en medio de esta pelea, en donde Eliana le dice a Rocío que ¿como se unió con Leonardo?, el hombre que le hizo tanto daño a Agustina y Tomás, y además le revela que fue Leonardo quien provocó la muerte de su madre, Laura. También, le dice que todo el daño que le hizo fue para devolverla a la basura, en donde siempre debió haber estado y no haber surgido en la vida. Ambas sostienen una lucha donde Rocío resulta victoriosa. Luego de la pelea, Leonardo trata de convencerla de que deben irse, pero Rocío no cede y este se va para no ser sorprendido por la policía, quienes llegan en compañía de Diego, Tomás y Agustina, quienes le siguieron el rastro a Rocío gracias a Julieta quien rastreó el teléfono de la mujer. La policía interroga a Rocío sobre lo dañada que está Eliana, pero Diego les hace entrega del pendrive con las pruebas, (el instrumento solo llevaba consigo los crímenes, no traía los registros que ponían en peligro a Rocío y Diego), denunciando a Eliana por todos los crímenes que cometió. Esta, mientras es detenida, les advierte a todos que Rocío es una mentirosa y que está aliada con Leonardo, asegurando que está vivo, pero está tan enloquecida que nadie le cree. Eliana es llevada a la cárcel para pagar por todos sus crímenes.

Luego de la detención de Eliana, Tomás y Agustina les informan a todos en el pasaje de las muertes provocadas por la mujer, (crímenes de los cuales Rocío había advertido a ambos, pero estos no creyeron por falta de pruebas), además, les informan que tras un análisis en las huellas del arma del asesinato, se comprobó que ella fue quien mató a Juan Francisco. Todo esto es oído por Cristóbal, quien habiéndose enterado de que Eliana mató a Marco, le pide ayuda a Leonardo para que lo lleve a verla y enfrentarla. Al llegar a la cárcel, Cristóbal le dice a Eliana que la estará esperando cuando ella salga del lugar para cobrar venganza. Diego le pregunta a Rocío si es verdad que Leonardo está vivo y si él es "El Santo", ella se lo niega todo.

Rocío se comunica con Leonardo para que puedan verse por última vez. Agustina oye la conversación, (sin descifrar quién está al otro lado del teléfono), y se lo comunica a Tomás, por lo que deciden seguir a Rocío. Agustina llevaba bastante tiempo sospechando de Rocío y que escondía a un hombre, por lo que decide seguirla y descubrir al fin de quién se trata. Leonardo llega a su habitación del hotel donde lo está esperando Rocío, quien quiere despedirse de él por su intención de dejar el país. Leonardo le pide que se vaya porque es peligroso que los vean juntos. Sin embargo, cuando Rocío se va muy triste, es seguida por Leonardo, quien quiere despedirse de ella de manera romántica con un beso, el cual es interrumpido por Tomás y Agustina, quienes están muy impactados al saber que Leonardo está vivo y que Rocío lo estaba encubriendo. Ambos consideran que Rocío es mucho más peligrosa que Eliana y Leonardo juntos y deciden denunciarla, además de decirle que no dejarán que ella se vuelva a acercar a Benjamín. Rocío está muy asustada porque no se podrá acercar más a su hijo, pero Leonardo le declara que no la dejará sola. Luego, Tomás y Agustina revisan todas las evidencias e investigaciones en contra de Eliana, que Rocío escondía en su casa, en compañía de Marcial, el abogado de Tomás, quien considera que Rocío cometió obstrucción a la justicia. Mientras, Rocío va a la oficina de Diego para que la ayude y le cuenta que Leonardo sí está vivo. Diego le dice lo grave que es la situación al estar aliada con un peligroso hombre, pero Rocío asegura que él ha cambiado y ya no es peligroso. Sin embargo, Diego decide interceder por ella ante Agustina y Tomás, quienes deciden no echar pie atrás con la denuncia en contra de Rocío, a pesar de que Diego les menciona que si Rocío cayó todo, fue para protegerlos. Le dice a Tomás que fue un ciego, al esperar que Eliana le disparara a Nicolás frente a sus ojos para darse cuenta de la realidad, a pesar de todas las veces que Rocío le advirtió de la maldad de la mujer. Y a Agustina le dice que como juzga de esa forma a Rocío, cuando ella en el pasado hizo cosas peores como atropellar a su propia madre, y que a pesar de todo Rocío la perdonó. Después, Agustina y Tomás van a ver a Rocío a la oficina de Diego y le dan dos opciones: o entregarse a la policía e irse a la cárcel, o irse del país y no volver nunca más, pero ambas opciones incluyen que ella se aleje de la vida de Benjamín para siempre. Rocío no tiene otra opción que aceptar, por mucho que le duela, alejarse de la vida de su hijo, e irse fuera del país. Mientras, se enteran de que Leonardo o "Javier Briceño", murió baleado mientras intentaba huir de la policía.

Tras no ser perdonado por María Luisa, Francesco decide regresar a Nápoles, Italia; (al inicio de la historia, Agustina recibió el restaurante que se ubicaba al lado del pasaje de su hermana y madre como regalo de cumpleaños. Luego, la familia Soto fue la que pasó a ser dueña del restaurante. Tras la muerte de José Soto, María Luisa que era su pareja, quedó como dueña del lugar. Y tras relacionarse esta con Francesco, ambos quedaron como dueños. Pero debido a que se regresaba a su país, Francesco vende su parte del restaurante). Acompañan al italiano, José Luis, quien tras la muerte de su hijo, no tiene nada que hacer en el pasaje; y Gracia, que tras no ser perdonada por Samantha y Julieta, decide alejarse de la vida de ellas. En medio de esto, Nicolás es dado de alta tras sobrevivir al disparo que Eliana le dio, y menciona que tras recuperarse completamente, también se irá a Italia. Agustina revela a su familia que está embarazada, pero que no es de Ricardo, sino que del fallecido Marco, esto produce que Ricardo se ponga muy triste. También, Samantha decide quedarse cerca de Diego y su madre, junto a Julieta, quien está decidida a encontrar a su hermano mellizo. Mientras que Leticia piensa que ahora que Gracia se fue lejos, el secreto de la violación perpetrada por Diego nunca se sabrá.

Mientras, Rocío deja el país, jurando que volverá por su hijo. En el avión, se encuentra con la sorpresa de que Leonardo está vivo, una vez más fingiendo su muerte, esta vez, a través de un montaje y le dice que él nunca la dejará sola, dejándola muy feliz.

Sexta temporada[editar]

Han pasado veinticinco años desde aquel día en que todo cambió para Rocío, Agustina y Tomás. Rocío (Solange Lackington), ha vivido todos estos años en Barcelona, España, fuera de contacto con su hijo Benjamín, ya que Leonardo la ha mantenido así; viven en una cómoda casa, y tienen una empleada llamada Renata (Seide Tosta). Rocío piensa que todo esto es una cárcel peor que la que le propusieron Agustina y Tomás. Ella no se ve para nada feliz, a pesar de que con Leonardo se casaron y tuvieron una hija, Martina (Camila Hirane), la cual es una joven recientemente egresada de criminología. Ella no tiene una buena relación con su madre debido a que siempre la ha visto sufrir y discutir con su padre, lo que le molesta. Por lo mismo, tiene mayor preferencia por Leonardo. Además, al igual como le sucedió cuando Eliana le quitó a Benjamín años atrás, Rocío está sumergida en el alcohol. Debido a todo lo ocurrido en el pasado, Leonardo y Rocío han tenido que cambiar sus identidades, llamándose ahora Andrés Benavente y Ana Merino respectivamente. Es también, a causa de los hechos pasados, entre los cuales están los disparos recibidos por Tomás hace treinta años, que la condición de salud de Leonardo ha empeorado y este se encuentra agonizando en su cama, aunque no pierde el tiempo para reclamarle a Rocío el que aun no haya podido olvidar el pasado, además le dice, que más que por Benjamín, él cree que ella sufre porque aun ama a Tomás.

Mientras en Chile, todos han hecho su vida normal: Agustina (Catalina Guerra) ha mantenido una relación con Ricardo (Remigio Remedy), con quien ha criado a la hija que tuvo con Marco, Olivia Tapia (Carmen Zabala), quien se ha convertido en una joven chef del restaurante; ella además, muestra un interés amoroso hacía su padrastro, Ricardo. Tomás (Cristián Campos) lleva 10 años de relación con Julieta (Javiera Díaz de Valdés), pero ha declarado su intención de no casarse con ella. A Benjamín (Gabriel Urzúa), quien es médico, le parece muy extraña esta actitud de su padre, pensando que fue eso lo que hizo que su madre se fuera lejos. Tomás, tras oír estas palabras de su hijo, piensa que cometió un error al haberlo alejado de Rocío, pero Agustina le insiste en no mostrar ningún tipo de arrepentimiento, debido a que aún considera que Rocío los traicionó a ambos.

Por su parte, Samantha (Alejandra Fosalba) ha dejado definitivamente atrás su antigua vida, comenzando un emprendimiento en repostería y lleva una vida de casada con Diego (Felipe Castro), compartiendo además, casa con su suegra Leticia. Sin embargo, ella lleva una doble vida, debido a que le es infiel con Ricardo, quien a su vez le es infiel a Agustina. Pero todo cambiará para Samantha cuando aparezca en su vida Gaspar (Cristián Arriagada), el hermano mellizo de Julieta con quien la joven ha mantenido contacto todos estos años. Gaspar es un abogado que solo sentirá desprecio por su madre biológica al pensar que ella lo abandonó. Además, Samantha pronto se enterará de que Diego es el hombre que la violó cuando tenía apenas 14 años, por lo que ella estará determinada a hacer justicia, aunque sea con sus propias manos.

Por otro lado, Cristóbal (Matías Oviedo) ha sido criado durante todos estos años por su abuela María Luisa (Cecilia Cucurella), quien hace una clara distinción entre él y su nieta Olivia; lo cual provoca que esta por su lado, se sienta rechazada por su abuela. Cristóbal es miembro de una banda que toca recurrentemente en el restaurante y es dueño además de una tienda de tatuajes; trae consigo una actitud demasiado egoísta, demostrando la crianza que le dio Marco y lo que Leonardo ha influenciado en él. Esto porque ha mantenido contacto en secreto con él, durante todos estos años, quien le ha enseñado todo lo que sabe. Además, no lleva una buena relación con su hermano Benjamín debido a sus diferentes personalidades. Con quien tampoco lleva una buena relación, es con Ricardo, al cual detesta desde la muerte de Marco años atrás. Debido a que en un inicio, creyó que él lo había matado, luego, rechazaba que este tuviera una relación con su madre Agustina, ya que no quería que ocupara el lugar que había dejado Marco. Esta mala relación, no ha cambiado tras veinticinco años.

Llega el día en que Leonardo fallece, al no poder aguantar más. Martina queda intrigada cuando se entera que su padre se comunicaba con Cristóbal, un misterioso joven de Chile que apreciaba mucho a su progenitor, por lo que ella decide viajar al país sudamericano a escondidas de su madre para investigar todo sobre Cristóbal y la relación que este llevaba con su difunto padre, además de la vida que llevaban sus padres en Chile; lograría llegar al lugar con la ayuda de su amiga de Barcelona, Alba (Julia Ibarz) e instalarse en un departamento. Rocío, por su parte, tras descubrir que su hija viajó a Chile, decidirá también viajar al lugar para ajustar cuentas con Agustina y Tomás por haberla obligado a renunciar a Benjamín; (antes de viajar, Rocío descubriría que Leonardo mantuvo contacto con Cristóbal todos esos años, enterándose que por medio de él, su fallecido marido había estado al tanto del estado del pasaje y sus habitantes).

Al poco tiempo de llegar a Chile, Martina comenzaría a relacionarse con Cristóbal, iniciando una cercanía que los pasaría a formar como la segunda pareja protagónica de esta historia; este tras saber que es hija de Andrés Benavente (Leonardo), le relatará toda su historia, ocultándole que Leonardo, el hombre que lo secuestró cuando pequeño y que provocó tanto sufrimiento en su familia, es en realidad su padre; (Cristóbal conoce todos los hechos debido a que a través de la relación que tuvieron por todos esos años, el mismo Leonardo le contó todo. El muchacho no lo culpó porque dice que si no lo hubiese secuestrado cuando pequeño, él jamás hubiese sido criado por Marco ni lo habría tenido como papá). Pronto, la hija de Rocío conocería también a Gaspar, Olivia y Benjamín, con los cuales entablará una buena relación. También, conocerá a los más mayores entre los cuales están Agustina, Tomás o María Luisa. Tras realizar unas investigaciones, Martina descubre que Leonardo es en realidad su padre y ve todos los archivos que prueban sus actos pasados, además de ver que en el pasado Tomás lo baleó en la clínica y le provocó todas las secuelas que lo llevaron a la muerte. Por esto, Martina promete vengar a su padre. Por su parte, Rocío regresa a Chile bajo su identidad de Ana Merino y comienza a acercarse a Benjamin, sin revelarle que es su madre, (esta acción sería semejante a como en un inicio de la historia, Laura intentaba acercarse a Agustina sin revelarle su parentesco); mientras, Tomás y Agustina si logran reconocerla y harán hasta lo imposible para que el pasado no salga a la luz. Es Rocío, quien descubre que hace veinticinco años atrás no solo Tomás y Agustina fueron quienes declararon en su contra para alejarla para siempre del país, sino que también Diego, Ricardo, Samantha, María Luisa y Julieta. Todos los nombrados, declararon en contra de Rocío manipulando además, la realidad de los hechos pasados, diciendo entre otras cosas, que desde un inicio Rocío estuvo aliada con Leonardo y que es culpable de diversos crímenes que en realidad ella no cometió, como los asesinatos de Félix y Gabriel. Todo esto lo hicieron para alejar a Rocío de Chile para siempre y salvar a sus hijos del pasado. Pero ahora con el regreso de Rocío, las siete personas que la acusaron han comenzado a preocuparse, ya que el pasado a vuelto para hacer justicia. Rocío decide citar a los siete en su departamento y propone un trato, ella no los denunciará por las mentiras con las que engañaron a la ley sobre ella, pero ellos tienen que permitirle acercarse a Benjamín y no tratar de impedirlo. Todos concuerdan con la propuesta.

Por otro lado, Ricardo comienza a preocuparse cuando Olivia le declara lo que siente por él, a pesar de ser su padrastro. Mientras, Samantha aun no ha podido acercarse a su hijo Gaspar, quien viaja a Valdivia para traer a su esposa Natalia (Constanza Araya) y sus cosas a Santiago, ya que se instalará a trabajar en el bufete de abogados junto a Diego.

Cristóbal se entera que Martina sabe que Leonardo es su padre, le cuenta toda la historia con más detalle y a la joven criminóloga le llama la atención el nombre de Rocío Verdugo, y el saber que esta tía de Cristóbal lleva tanto tiempo sin saberse nada de ella. Por otro lado, Samantha de a poco ha comenzado a tener una mejor relación con su hijo Gaspar que ya se ha asentado en Santiago con su esposa Natalia; (él ha descubierto que su madre fue solo la víctima de una horrible violación, por esto, comienza a acercarse a ella). Pronto, Rocío descubre que su hija Martina descubrió el pasado de su padre a través de unas investigaciones, y que además utiliza un método de investigación similar al que usaba ella cuando seguía al "Santo" y los crímenes de Eliana, y similar al método que usó Leonardo todos estos años para estar al tanto de lo que ocurría en el pasaje. Debido a esto, es que al poco tiempo Rocío le confiesa a Martina su verdadera identidad y le cuenta toda su historia, desde que su madre Laura se relacionó con Pedro Mackenna y las tuvo a ella y a Agustina; hasta cuando huyó junto a Leonardo a España. Martina muy sorprendida por todo lo ocurrido en el pasado de su madre, le promete que va a luchar para recuperar lo que les pertenece. Además, después de haberse reencontrado tantos años después con Rocío, Tomás se da cuenta de que aun la ama y comienza a presentar una crisis emocional debido a todo lo que ha representado su regreso.

En su trabajo de abogado, Gaspar visita la penitenciaria y conoce el caso de Eliana Zapata (Mabel Farías), quien lleva veinticinco años presa, cumpliendo una condena de cadena perpetua, pero que ha presentado una buena conducta y ha cambiado mucho su actitud, en comparación a lo que su expediente y pasado dicen. Por esto, es que en su desconocimiento de la relación de esta mujer con el pasado de quienes le rodean, Gaspar trabaja para que la malvada mujer sea puesta en libertad. Aunque al enterarse de esto, Diego pondrá al tanto a Gaspar de quien es en realidad la mujer. Eliana está en conocimiento del regreso de Rocío a Chile, gracias a que le está pagando a un investigador llamado Santiago (Víctor Montero) que trabajaba para Leonardo, para que le informe lo que Rocío hace. Este hombre también trabaja para Rocío, ella cree que solo es un trabajador de su difunto marido, pero desconoce que está trabajando para la malvada Eliana. Aunque esta se muestra arrepentida de todos los actos que ha cometido, en verdad solo es una faceta para poder salir de la cárcel. Pues ella no ha olvidado que fue Rocío quien la encarceló y planea vengarse de ella, sin importarle cometer aquellos actos que alguna vez cometió para lograr sus objetivos. Por otro lado, Diego descubre que Samantha lo engaña con Ricardo pero decide no actuar de forma enojada y solo le pide a Samantha, para sorpresa de esta, que se den un tiempo, esto porque aún siente culpa por haber violado a su esposa, por lo que cree que no tiene nada que recriminar ya que lo merece.

Ricardo y Agustina se separan, siendo uno de los motivos principales el que Olivia se haya enamorado de su padrastro. Este se muda a un hotel, en donde al poco tiempo es encontrado por Olivia borracho y agonizando, muriendo frente a esta, no sin antes mencionarle que ella tiene la culpa de todo. La joven desesperada llama a Martina, quien junto a Cristóbal va al lugar. Martina, que es criminóloga, analiza el escenario, concluyendo que Ricardo fue asesinado. Al huir del hotel, Martina roba el disco duro del registro de las cámaras de seguridad de las últimas veinticuatro horas. Los principales sospechosos del crimen son Samantha, Diego y Agustina, debido a que en ese orden, fueron las últimas tres personas que visitaron a Ricardo en el hotel el día de su muerte. Y los tres tenían sus motivos para matarle; siendo la primera, la amante (en el último tiempo, Ricardo estaba sacando su parte desquiciada como sus hermanos, Leonardo y Eliana, ya que molestaba a Olivia por lo que esta sentía por él y en la visita que Samantha le hizo el día de su muerte, él la violó debido a que ella fue a pedirle que acabaran todo entre ellos), el segundo, el amigo engañado (Diego lo había visitado para pedirle una explicación por el engaño, lo iba a golpear pero Ricardo le revelaría que sabe que él fue quien abusó de Samantha en su adolescencia. Diego en shock, no le haría nada y se iría del lugar a visitar la tumba de su hermano, al cual había culpado de todo, allí llegaría su madre y Diego le contaría que Ricardo sabe todo) y la tercera, la pareja que recientemente se enteraba del engaño e iba al hotel a reclamarle. Pero también hay una cuarta sospechosa, la cual es Eliana; Ricardo tenía en una bodega todos los documentos que esta le entregó y encargó al momento de irse presa, entre esos documentos, está todo el dinero y las pertenencias que Eliana le robó a Rocío hace un poco más de veinticinco años, entre los cuales, se encuentra la herencia que Rafael le dejó en un inicio a Rocío y que Eliana se encargó de robarle. La mañana del día en que murió Ricardo, este se había juntado con Rocío y había quedado de llevarla a la bodega para que recuperara lo que le pertenecía, pero esa misma tarde, Ricardo fue asesinado.

Martina analiza junto a Cristóbal el registro de las cámaras de seguridad del hotel, y no ven nada sospechoso aparte de las tres personas que visitaron a Ricardo el día de su muerte y la posterior llegada de Olivia, quien encontraría al hombre en su lecho de muerte. Pero Rocío comienza a sospechar de su hija, quien junto a Cristóbal y Olivia, le han ocultado a todos que poseen el registro de las cámaras. Finalmente, Rocío logra que Martina le confiese todo y le muestre el registro, es allí en donde Rocío logra descubrir algo que su hija había pasado por alto, lo cual es una misteriosa camarera que entró al cuarto de Ricardo después que Agustina se fue y antes que llegara Olivia, Rocío le pide a Martina acercar el zum de la cámara al rostro de la camarera y se lleva una sorpresa al descubrir que la camarera es en realidad Leticia, la madre de Diego. Rocío le dice a Martina que deberán callar el descubrimiento debido a que fue muy peligroso robar el registro de las cámaras. De esta forma se descubre que Leticia es la asesina de Ricardo, al cual le dio muerte debido a que este había deshonrado a su hijo tras ser el amante de su esposa y además, porque Ricardo había descubierto hace poco tiempo que Diego había sido el abusador de Samantha cuando esta solo tenía catorce años. Leticia no iba a permitir que se revelara un secreto que perjudicaría a su hijo, por lo que optó por asesinar a Ricardo San Martín

Cristóbal encuentra entre las cosas de Ricardo unas extrañas llaves con una dirección, las cuales le muestra y entrega a Martina. Rocío se entera que Santiago trabaja para Eliana, y le habla a Martina de su sospecha de que Eliana pudo haber matado a Ricardo debido a que este la llevaría a la bodega en donde estaban sus pertenencias robadas por la mujer, (Rocío menciona esto minutos antes de ver el registro de las cámaras con su hija y descubrir a la verdadera asesina). Martina recuerda las llaves que encontró Cristóbal y le menciona a su madre que ya conoce la ubicación de la bodega, (debido a la dirección puesta en las llaves), por lo que Rocío y su hija deciden ir al lugar juntas. Mientras tanto, Eliana se presenta en el funeral de su hermano Ricardo gracias a un permiso de buena conducta otorgado por la penitenciaría, causando la sorpresa de los presentes quienes eran Tomás, Agustina, María Luisa, Samantha, Diego (quien había regresado con su mujer), Benjamín y Olivia.

Rocío y Martina logran encontrar el dinero en la bodega pero son descubiertas y amenazadas con pistola en mano por Santiago, quien iba al lugar por el mismo motivo. Aparece Cristóbal (quien sospechando de la extraña actitud de Martina en una conversación telefónica, decide seguirlas), gracias a su llegada es que logran manejar la situación y Rocío amarra a Santiago a una silla y toma la pistola que él traía, está dispuesta a enfrentarlo no sin antes pedirle a Martina que tome el dinero y se vaya con Cristóbal. Este último, logra escuchar cuando Santiago nombra a Rocío por su verdadero nombre, descubriendo así que esta es su tía Rocío Verdugo, él se molesta mucho ya que descubre que todos a excepción de Benjamín y Olivia, sabían que Ana era Rocío pero Martina le suplica que esconda el secreto. Al quedar solos, Rocío le pide a Santiago que le cuente todo y este le confiesa que Eliana conoce toda su información y la de Martina debido a que él se la reveló. Rocío lo asesina fríamente de dos disparos. Luego, le revela a Diego que su madre es la asesina de Ricardo y le dice que le consiga el arma homicida y la podrá salvar de caer presa. Leticia le reconoce su crimen a Diego y le entrega el cuchillo que usó para apuñalar a Ricardo, el cual aun contenía la sangre del hombre. Con esto, Rocío hace que Diego la lleve a la bodega. Al llegar, este se sorprende por el cadáver que ve, y Rocío pone el cuchillo ensangrentado en las manos del cuerpo de Santiago para que queden sus huellas. Luego, incendia la bodega con el cuerpo dentro (igual como lo había hecho hace veinticinco años atrás, cuando Diego mató a Gabriel en el domicilio de este, ella incendió la casa del hombre para que no quedara rastro) y le pide a Diego callar todo, ya que eso salvará a su madre. El cuchillo lo dejan casi a las afueras del país, cerca de los Andes, de esta forma la policía de investigaciones lo encuentra y analiza las huellas y la sangre, concluyendo que él había asesinado a Ricardo. Pero que seguramente había huido del país ya que el cuchillo estaba casi saliendo de Chile, además Santiago tenía antecedentes criminales, lo que favoreció el plan de Rocío.

Por otro lado, Eliana en desconocimiento de esto, habla con su hijo Mateo Valdés (Cristián Carvajal), el cual es un hijo que ella tuvo hace muchos años atrás con Samuel, para pedirle que le recupere el dinero que está en la bodega del fallecido Ricardo; (antes que Samuel se casara con María Angélica y se reencontrara con Eliana en el pasaje, ellos habían tenido una relación cuando eran jóvenes y Eliana había quedado embarazada, lo cual ocultó a Samuel. Este hijo fue criado por una familia amiga de Eliana que vivía en Caburgua, sur de Chile. Mateo ha despreciado siempre a su madre ya que ella lo abandonó y porque además es una criminal, pero en su lecho de muerte, su padre adoptivo, Alfonso Valdés (Jaime Azócar), le pidió que se preocupara y se hiciera cargo de su madre, por esto es que Mateo comienza a visitarla en la cárcel y a establecer un frío contacto con ella). Para descubrir la ubicación de la bodega, es que Mateo comienza a introducirse en el Pasaje Nueva Esperanza y a conocer a los habitantes del lugar, en donde al poco tiempo todos se enterarían del incendio de la bodega debido a las noticias de los medios de comunicación. Por otro lado, Tomás acaba su relación con Julieta de forma definitiva y comienza a acercarse con Rocío, pero Julieta queda muy enojada y promete que no permitirá que Tomás y Rocío sean felices, su plan consiste en usar a Benjamín, el hijo de ambos, quien siempre ha estado enamorado de ella.

Gaspar descubre que Diego es quien realmente abusó de Samantha en su adolescencia. Inmediatamente se realiza un examen de ADN, confirmando que Diego es su padre y que su sospecha era cierta, por lo que se lo revela a Samantha, quien queda destrozada; ella en un arrebato de furia, intenta atacar físicamente a Diego con un cuchillo. Gaspar se aprovecha de toda esta situación y expulsa de la casa a Diego y su madre Leticia, y además corre al primero del bufete. Todo esto para tomar posesión de las propiedades de su padre biológico. Por otro lado, Julieta ha iniciado una relación con Benjamín para estar cerca de Tomás y Rocío, y poder separarlos. Y Eliana, que ha salido de la cárcel, ha comenzado a manipular a su sobrina Martina con el propósito de alejarla de su madre, (es debido a estas manipulaciones, que Martina comienza a mirar de forma diferente a Rocío y a discutir constantemente con ella, además de enojarse porque ella ha entablado una relación con el hombre que baleó a su padre hace treinta años, y que provocó las heridas que lo llevaron a la muerte).

Por otro lado, Natalia decide dejar a Gaspar y posteriormente pedirle el divorcio, tras descubrir que este le fue infiel con Martina. Ella se entera de esto cuando el mismo Cristóbal se lo cuenta, quien también estaba muy furioso ya que mantenía una relación con Martina; (esta relación se había llevado a cabo bajo la desaprobación de Agustina, quien no quería que su hijo mantuviera una relación con la hija de Rocío, a quien odiaba por lo ocurrido hace veinticinco años atrás). Por otra parte, Eliana le revela a Benjamín que Ana Merino es en realidad Rocío Verdugo, su madre; la malvada mujer revela esto justo cuando Rocío se había insertado en la casa de Tomás y Benjamín, y estaba logrando formar la familia que siempre había soñado. El muchacho reacciona muy mal e inmediatamente enfrenta a su madre, diciéndole que lo sabe todo y que Eliana fue la única que le dijo la verdad, termina por echarla de su hogar; (justamente la noche de la confesión, Rocío y Tomás habían decidido confesarle toda la verdad a Benjamín, antes que alguien más se la dijera. Lamentablemente, Eliana se les adelantó). Rocío, muy triste, furiosa y desesperada, decide ir a acabar de una vez por todas con Eliana, (Rocío sabe donde está, ya que ella misma la dejó en una pieza para que la mujer callara todo). La deja inconsciente tras golpearla con la empuñadura de una pistola y justo cuando se la llevaba dentro de un saco con cierre y al interior de la maleta de su auto, llegan Benjamín, Martina, Olivia y Mateo; este último de a poco se ha ido adentrando al pasaje, al punto que ya vive en una de las casas y ha logrado ir enamorando a Olivia. Llegan porque Tomás le advierte a Martina por teléfono del lugar donde se dirigía Rocío y de que quería acabar con Eliana, (él hace esto porque no conocía la ubicación del lugar en donde estaba viviendo Eliana, cosa que Martina si, pero esta no le da la dirección y decide ir ella). En el momento de la llamada, los cuatro estaban en el departamento de Martina; (Benjamín había ido a decirle a ella que ya sabía que era su hermana, ambos se darían un abrazo). De esta forma, descubren lo que Rocío había hecho y Benjamín se enfurece aún más, defiende a Eliana, (él hace caso omiso a todos los crímenes de la mujer y a lo que su familia le ha contado y advertido, ya que dice que solo tiene recuerdos bonitos de ella. Esto es porque en el tiempo que él era pequeño y que Eliana estaba con Tomás, esta lo cuidó y nunca hizo nada malo en contra de él. Además de que la mujer actúa de tal forma que parece una víctima inocente de los hechos, logrando así manipular a Benjamín), y decide denunciar a Rocío, pero Martina le ruega que no lo haga. En el caso de Mateo, nadie sabe que él es hijo de Eliana, por lo que trata de ocultar su reacción al hecho, aunque se comporta de forma muy impulsiva con Rocío. De esta forma, Benjamín decide llevarse a Eliana a su casa en el pasaje, y corre a Rocío del lugar. Cuando Tomás le dice que Eliana no puede quedarse ahí, Benjamín también corre a su padre de su propia casa.

Rocío habla con Diego sobre lo que hizo. Este le dice que lo mejor que ella puede hacer, es irse del país tras este grave incidente. Sin embargo, Rocío le dice que quien intentó matar a Eliana no fue Rocío Verdugo, sino Ana Merino. Ella le dice que la única manera de recuperar a sus hijos es recuperando su verdadera identidad, por lo que le pide ayuda a Diego para hacerlo. Y es con la ayuda de este, que Rocío entonces decide irse a Buenos Aires, donde permanecerá escondida. Posteriormente, hay una noticia de un accidente automovilístico muy grave, en donde un vehículo cayó por un barranco a un río, es aquí en donde encuentran las pertenencias de Ana Merino, haciendo que todos en el pasaje piensen que Rocío ha muerto. Esta noticia angustia demasiado a Tomás y Martina, pero no a Benjamín, quien se muestra demasiado frío ante el suceso. Sin embargo, Rocío está escondida en un hotel esperando instrucciones de Diego, quien le dice que ella no se debe comunicar ni con Martina ni con Tomás, ya que debe esperar a que sus papeles estén en regla para así poder volver con su antigua identidad. La situación angustia a Tomás, debido a que esto le recuerda al accidente donde se dio por muerto a Cristóbal, cuando solo era un pequeño de dos años y fue secuestrado por Leonardo y Eliana. Sin embargo, Rocío llama por teléfono a Tomás para decirle que ella está viva y que volverá pronto, pero que no puede decirle nada de lo que está haciendo porque Diego se lo pidió. Es así como Tomás decide enfrentar al abogado, quien le revela el plan que tiene Rocío para recuperar a su familia. Por otro lado, a través de un mensaje indirecto, Rocío logra decirle a Martina que está viva.

Eliana le menciona a Mateo que está segura que Rocío está viva y que todo es un montaje, le indica además que deben recuperar el dinero que Rocío se llevó de la bodega de Ricardo. Mateo comienza a investigar en donde o quien puede tener el dinero, logrando escuchar una conversación en donde María Luisa les revela a Cristóbal y Agustina que Rocío dejó a su cuidado un maletín con mucho dinero. Cristóbal se encarga de guardar y esconder el maletín en su tienda de tatuajes, (esto porque recuerda que ese es el dinero que Rocío fue a recuperar a la bodega y que Eliana le había robado años atrás, por lo que él se encargará de que la malvada mujer no lo encuentre). Mientras, Mateo le revela a Eliana que es Cristóbal, quien tiene el dinero en su poder. La mujer le dice que deben esperar y no actuar precipitadamente, ya que Cristóbal tuvo al mismo maestro que ella: Leonardo San Martín, quien les enseñó la regla del esperar. Por esa misma razón, Cristóbal aún no la ha matado y que por no haber aplicado esa enseñanza, ella terminó en la cárcel veinticinco años. Mientras tanto, Cristóbal solo desea acabar con Eliana y vengar la muerte de su padre adoptivo, Marco, pero está esperando el momento preciso. Por otro lado, Benjamín le pide matrimonio a Julieta, quien acepta.

Comienzan a llegarle mensajes de texto amenazantes a Eliana, ella cree que es Rocío, pero no tiene la menor sospecha que se trata de Cristóbal. Mientras, Rocío recibe sus papeles en regla y ya está lista para regresar a Chile con su verdadera identidad. Eliana es secuestrada por dos hombres, los cuales la llevan en un auto a un lugar. Ella les pregunta si acaso Rocío los envió y al llegar y ser abandonada por los hombres, se pone a llamar el nombre de Rocío, en medio de la oscuridad de la noche. Sin embargo, grande es su sorpresa al ver que quien la mando traer a ese lugar es Cristóbal, quien se aparece y le recuerda que en ese mismo día, hace veintiséis años y en ese mismo lugar, ella mató a su padre Marco y que él ha esperado ese momento para ajustar cuentas, ya que Leonardo le enseñó a ser paciente y a esperar el momento preciso. Cristóbal entonces saca una pistola, que le regaló Leonardo y que contiene las iniciales LSM (Leonardo San Martín). Eliana le dice que él cometerá un grave error si la mata, pero a Cristóbal no le importa. En eso, Cristóbal decide propinarle los mismos cuatro disparos que Eliana le propinó a Marco, acabando con la vida de la mujer. Por su parte, Mateo se da cuenta de la desaparición de su madre. Aprovechando que tenía en su celular la ubicación del móvil de Eliana, (debido a que decidió activar el GPS de ella, al ver el peligro que corría su madre por las amenazas que estaba recibiendo) decide ir al lugar que le mostraba el rastreador. Justamente llega cuando Cristóbal le da el último disparo a Eliana, viendo desde lejos la escena. Cuando el hijo de Tomás se va, él se acerca para socorrer a Eliana que estaba agonizando, intenta llamar una ambulancia pero ella no lo deja. Mateo jura vengar su muerte y atacar a Cristóbal en donde más le duela, (en un inicio, Mateo no apreciaba a su madre, pero el corto tiempo que pasó con ella, le permitió acercarse y conocer su vida, en donde Eliana siempre justificó sus crímenes y se excusó diciendo que ya había pagado todo en veinticinco años en la cárcel. Además de darse cuenta de que todos en el pasaje hablaban muy mal de ella, lo que le provocaba un enojo al escucharlo. Por lo que había creado un aprecio hacía su madre). Finalmente, Eliana Zapata muere en los brazos de Mateo.

Al otro día, se celebra una fiesta en el pasaje porque María Luisa regresaba del hospital, en donde había estado hospitalizada un tiempo por unos problemas de salud que se le presentaron. Llega en una silla de ruedas, llevada por Cristóbal, quien entra al pasaje con una gran sonrisa por traer a su abuela sana y de vuelta a su hogar. Esta felicidad es vista por Mateo, quien se da cuenta del gran amor que Cristóbal le tiene a María Luisa, hecho que puede usar en su venganza. En medio de esta alegre celebración que todos estaban teniendo en el Pasaje Nueva Esperanza, llega una entrega especial al lugar, que resulta ser una vitrina en donde está el cuerpo de Eliana, en una posición que parece estar crucificada, causando el impacto de todos los presentes. La entrega venía con una nota que decía: "Uno de ustedes, es mi asesino". Es Mateo quien planificó esta entrega especial, el cual se dedica a observar la reacción de Cristóbal. Justo esto coincide con el regreso de Rocío, la cual entra al pasaje y provoca que todas las miradas se fijen en ella, no solo porque la creen como la responsable de la muerte de Eliana, sino porque todos en el pasaje (a excepción de Martina, Tomás y Diego) pensaban que ella estaba muerta.

Séptima temporada[editar]

La muerte de Eliana a manos de Cristóbal, comienza a desencadenar una serie de desafortunados eventos. En un inicio, Mateo planifica la llegada del cuerpo de Eliana al pasaje, con la intención de preocupar principalmente a Cristóbal. Esto coincide con el regreso de Rocío, provocando que Benjamín sea el primero en culpar a la abogada del asesinato de Eliana, ya que esta había intentado hacerlo antes. Es por esto, que Benjamín denuncia a su propia madre, la cual es interrogada por la policía de investigaciones. Para su fortuna, Rocío logra demostrar su inocencia, tras comprobar mediante pruebas que al momento de la muerte de Eliana, ella no estaba en Chile. Ahora, Rocío ya puede hacer uso libremente de su verdadera identidad, enterró a Ana Merino, lo que significa que Rocío Verdugo ha regresado. Ella vuelve a instalarse en su casa del pasaje pues por derecho, esta le pertenece, por lo que Benjamín decide irse del lugar para no estar cerca de ella yéndose a vivir al departamento de Martina.

Mateo está decidido a vengar la muerte de su madre, de forma, que hará pagar a Cristóbal por haberla matado. Comienza a urdir planes que solo están al alcance de los San Martín, y de aquellos que pueden llegar al nivel de maldad que alguna vez tuvieron Leonardo y Eliana. Pero en esta tarea, Mateo no estará solo, ya que cuenta con dos grandes aliados. Primeramente, lo acompaña Antonia Correa (Susana Hidalgo), una psicologa, con la cual Mateo tuvo una relación, aunque aún llevan ciertos tipos de encuentros amorosos. Por otro lado, también cuenta con la ayuda de Gaspar, a quien conoce desde su infancia y mantienen una relación romántica oculta desde que eran jóvenes, siendo además, la persona que lo ayudó a enviar el cuerpo de Eliana al pasaje; (con esto, se revela que fue Mateo quien envió a Gaspar en un inicio a intentar sacar a Eliana de la cárcel. Cosa que él no hizo, porque Diego se lo impidió, desconociendo las verdaderas intenciones de su hijo). Mientras tanto, Rocío se reconcilia con Martina y tiene un gran objetivo: recuperar el amor de Benjamín, aun si esto se ve imposibilitado, ya que, luego de que Benjamín supiera que ella es su madre por boca de Eliana, la odia ciegamente.

Mateo comienza su venganza contra Cristóbal atropellando a su gran amor, Martina, lo cual logra con la ayuda de Gaspar. La hija de Rocío sobrevive, pero quedaría en coma por un largo tiempo. Luego, Mateo secuestra a la abuela de Cristóbal, María Luisa. A la cual le revela toda la verdad, que él es hijo de Eliana, que Rocío se casó con Leonardo el cual no murió hace veinticinco años atrás como todos pensaban, y que Martina es hija de ambos; (Eliana estando en vida, le contó todo a Mateo). Posterior a esto, le habla de sus planes, mencionándole que primero quiere recuperar el dinero que según él, Rocío le robó a su madre, para después quedarse con todo. Esto último lo logrará casándose con Olivia, (con la cual tiene una relación. La hija de Agustina y su familia creen ciegamente en él, sin imaginarse que es el autor de las situaciones que están ocurriendo a su alrededor), pues con la ayuda de Gaspar, alterará su testamento, dejando todo a Olivia, así al casarse con esta, las propiedades del pasaje y el restaurante (que son de María Luisa), pasarán a ser igualmente de su propiedad. De igual forma, Mateo le revela a María Luisa que Cristóbal mató a Eliana, y que por lo mismo, él está haciendo todo, para hacer pagar a Cristóbal. En un descuido de Mateo, María Luisa logra escapar pero este justo la alcanza, pero entre el forcejeo de ambos cuerpos, Mateo empuja accidentalmente a María Luisa desde una altura, de forma que esta cae y muere. Cristóbal cae completamente destrozado tras el accidente de Martina y ahora, la muerte de su amada abuela.

Rocío comienza a sospechar que hay una persona que los está acechando y que quiere hacerles daño, siendo el autor de la llegada del cuerpo de Eliana al pasaje, del atropello de Martina y de la muerte de María Luisa. Ella les advierte a Tomás y Agustina, (con la cual ha logrado reconciliarse), del peligro acechante, pero al igual que como sucedió veinticinco años atrás con los crímenes de Eliana, estos se niegan a creerle, al no ver pruebas. Además, los crímenes van acompañados de envíos de orquídeas, recordando que es lo mismo que hacía Leonardo bajo su alias de "El Santo". Por otro lado, Samantha perdona a Diego y ambos se reconcilian, situación que enfurece a Gaspar. Debido a lo anterior, Diego regresa al bufete y recupera su lugar como jefe, y es en medio de esto, cuando descubre primeramente que Gaspar falsificó su firma en diversos documentos, y que también había robado, escondido y manipulado el testamento de María Luisa. Diego enfrenta a su hijo, lo cual acaba en una pelea a golpes, y con el padre de Gaspar decidido a denunciar a su hijo. Samantha, que había sido avisada de la situación por Solange (Catalina Fernández), la secretaría del bufete, llega al lugar y se sube junto a Diego al vehículo de este, quien parte a denunciar a Gaspar. Pero en el camino, tienen un accidente automovilístico, que acaba al instante con la vida de ambos. Y es que Gaspar, había avisado previamente a Mateo de la situación, quien se encargó de cortar los frenos del automóvil de Diego y provocar su muerte. Pero para sorpresa y dolor de Gaspar, en el vehículo también iba Samantha, la cual falleció junto a Diego. Tras esto, Rocío sospecha que la persona que ha provocado tantos crímenes, es también culpable de las muertes de Diego y Samantha, por lo que comienza a investigar y descubre que efectivamente, el accidente había sido provocado. Por lo que para enojo de Gaspar, regresa a trabajar al bufete y a recuperar su lugar de hace veinticinco años atrás, haciendo validar la asociación que tenía con Diego que aún sigue intacta. Será en este lugar, que Rocío se encargará de investigar los últimos días de vida de Diego, para poder dar con su asesino y con el culpable de todos los crímenes ocurridos hasta el momento. Gaspar pone al tanto de la situación a Mateo, quien le ordena que mantenga vigilada a Rocío. Por otro lado, el hijo de Eliana lleva a Olivia con Antonia, esto porque la hija de Agustina ha quedado muy mal por la muerte de su abuela. Antonia simula no saber nada de ella ni conocerlo a él, Mateo realiza esto con el propósito de que la psicóloga pueda conocer a Olivia, su futura esposa, internamente y entregarle a él cierta información que puede ser importante. Olivia queda encantada con Antonia y le recomienda a Cristóbal que vaya con ella, ya que este está muy mal por todo lo ocurrido últimamente en su vida. Cristóbal comienza a tener terapias con Antonia, la cual simpatizará con él e irá conociendo su triste pasado y ayudándole a vivir con sus problemas.

A pesar de haber aceptado la propuesta de matrimonio de Benjamín, Julieta no ha podido olvidar a Tomás y lo acosa frecuentemente, con la obsesión de recuperarlo al precio que sea. Pero ella tiene todo a su favor, pues Benjamín está ciegamente enamorado de ella, además de que él odia profundamente a su madre, por lo que ante cualquier intento de Rocío por abrirle los ojos, Julieta se victimizará haciéndole creer que es Rocío quien está intentando separarlos, sabiendo que así Benjamín odiará a su madre aún más. Esto también hace sufrir a Tomás, ya que él sabe que Julieta solo está con su hijo para estar cerca de él y, al igual que Rocío, piensa que la mujer solo lo hará sufrir. Pero no es capaz de hablarle a Benjamín con la verdad, y decirle que Julieta lo acosa y que constantemente lo molesta, esta actitud provocará que discuta con Rocío y que ambos, decidan separarse una vez más. Aunque al poco tiempo, retomarán su relación. Luego, llega el día del matrimonio de Benjamín y Julieta, él cual se lleva a cabo ante la preocupación e incertidumbre de Tomás y Rocío, que prevén el horrible futuro que le espera a su hijo. Además, a toda esta situación se suman los sentimientos de Natalia, quien se ha enamorado de Benjamín, (bajo su profesión de enfermera, ella ingresó tiempo atrás a trabajar en el hospital en donde Benjamín trabaja, y el estar a su lado, ha provocado que se termine enamorando) pero debido al casamiento de este, decide amarlo en secreto.

Pronto, Rocío contrata a un investigador privado llamado Esteban Palacios, para que le ayude a descubrir a la persona tras el atropello de Martina y las muertes de Diego, Samantha y María Luisa. Esteban descubre el registro de llamadas entre Mateo y Gaspar, el día del atropello de Martina, información que envía a través de un informe a Rocío. Pero es Gaspar quien se encarga de desaparecer el informe antes que Rocío lo vea, luego, avisa a Mateo de la situación y este le da muerte al investigador. Por otro lado, Cristóbal comienza a estar más cerca de Rocío y a ayudarla en su investigación de la persona que está detrás de todo. En este escenario, Rocío comienza a sacar conclusiones y a darse cuenta de que todo lo que ha ocurrido va a dar con la muerte de Eliana y con las personas que más ama Cristóbal, por lo que seguramente el culpable conocía a la mujer y está tratando de vengarse. De esta forma, Rocío logra que Cristóbal le confiese que él mató a Eliana. Al poco tiempo, Tomás, Agustina y Olivia, también se enteran por los mismos labios de Cristóbal, que este mató a Eliana, (él se ve obligado a revelarlo, debido a que en su cuarto "alguien" dejó una foto con una nota que decía "Asesino", junto a las pertenencias que usaba Eliana al momento de su muerte. Ese "alguien" fue Mateo). Mientras tanto, Rocío comienza a recibir amenazas por parte del "Santo", que en realidad es Mateo, haciéndose pasar por Leonardo San Martín. Por otro lado, Cristóbal inicia una relación con su psicóloga, Antonia; esta comienza a desvincularse de Mateo, lo que causa los celos y enojo en el villano.

Rocío comienza a sospechar que quien está detrás de todo tiene que haber sido familiar de Eliana, por lo que va a la cárcel con la intención de averiguar si en algún momento esta les reveló a sus compañeras reclusas que tenía algún hijo. Las mujeres no le quieren decir mucho, debido a que tienen una muy mala imagen de Rocío debido a todo lo que Eliana les dijo de ella, pero le revelan que la mujer tenía dos hijos. Aparece en escena Catalina Sandoval (Francisca Gavilán), esta es una hija perdida de Eliana, que ella tuvo con Samuel, y hermana de Mateo, (parentesco que ambos desconocen). Catalina es una detective que trabaja para la policía de investigaciones y a diferencia de Mateo, no ve a su madre como víctima, sino como victimaria; (ella ha conocido y estudiado a su madre, gracias a su profesión). Pronto, descubre que Rocío la busca, por lo que se presenta ante ella como la hija perdida de Eliana Zapata. Tras ver Rocío lo distinta que es de su madre, decide aliarse con ella para encontrar al otro hijo de Eliana. En el transcurso de la investigación, Catalina se da cuenta y le dice a Rocío, que la persona que está detrás de todo y que podría ser su hermano, está metido en las vidas de todos desde hace tiempo. Al poco tiempo, leyendo el diario de su madre, Catalina descubre que Eliana dio en adopción a su hijo en Caburgua, mientras que a su otra hija (es decir, ella) se la arrebataron de sus brazos. Pronto, se entera que Mateo, el novio de Olivia, proviene de Caburgua, por lo que comienza a sospechar que él es su hermano.

Mientras tanto, llegan desde Caburgua, Olga Céspedes (María Elena Duvauchelle) y Javier Cisterna (Ricardo Fernández). La primera es la madre adoptiva de Mateo, la esposa del hombre que antes de fallecer le pidió al villano que se acercara a su verdadera madre. Olga llega como una nueva cómplice de Mateo, ya que le ayudará en su venganza; una de las cosas que hace es intentar matar a Martina, quien aún está en coma producto del atropello, y es que enviada por Mateo, le inyecta una sustancia a la hija de Rocío que si no fuera por la intervención médica, esta hubiese muerto, (es por esta situación, que Rocío decide traer a Martina desde el hospital a su casa en el pasaje, para mantenerla observada y protegida). Por otro lado, Javier es el hermanastro de Mateo, y es el único que sabe y reconoce el tipo de persona que es su hermano, a quien le tiene un profundo odio ya que considera que Mateo le quitó el amor de su madre y su antiguo amor, Antonia. Mientras, Agustina inicia una relación con Gaspar sin conocer la verdadera naturaleza del hombre.

Pronto, Mateo y Olivia se casan. De igual forma, después de recurrir a tratamientos, Julieta se descubre embarazada de Benjamín. Por otro lado, Javier conoce a Martina, la cual en su estado de coma le recuerda un amor pasado que falleció en esas circunstancias, por lo que decide hacer uso de su profesión y se convierte en el fisioterapeuta de Martina, para ayudarla a despertar. Mientras, para evitar que las propiedades del pasaje caigan en manos equivocadas, Rocío planea comprárselas a Olivia, (a quien le pertenecen por la adulteración hecha por Gaspar y Mateo del testamento de María Luisa). Pero el malvado esposo de Olivia que se ha dado cuenta del plan de Rocío, logra evitar la situación enviándole unas orquídeas a Tomás bajo el alias de "El Santo", junto con una fotografía en donde salen Rocío, Martina y Leonardo. De esta forma, se descubre el secreto más escondido que Rocío tenía, y es que Andrés Benavente, el supuesto padre de Martina, era en realidad Leonardo San Martín. Esta verdad descoloca a Tomás, además se entera que Cristóbal lo sabía, esto provoca que le de un grave infarto que lo dejará hospitalizado y en una muy mala condición. Benjamín y Agustina culpan a Rocío del problema, a pesar de que Cristóbal intenta defenderla. Por otro lado, consumida por los celos y decidida a acabar con ella, Antonia intenta asfixiar a Martina, la cual justamente despierta de su coma dejando completamente sorprendida a la psicóloga.

Por su parte, Catalina, en medio de su investigación, descubre evidencias que revelan que Mateo es el culpable de los crímenes que han ocurrido en el Pasaje Nueva Esperanza tras la muerte de Eliana. También, descubre que Gaspar es su cómplice y que juntos planificaron todos los crímenes: el atropello de Martina, el secuestro y asesinato de María Luisa, el accidente que provocó la muerte de Diego y Samantha y el asesinato de Esteban, informante de Rocío, descubriendo además el informe que éste le había dejado antes de ser asesinado por Mateo. Con toda esta evidencia recopilada, se decide a confrontar a los culpables antes de revelarle la verdad a Rocío. Por lo que va hasta la oficina de Gaspar, quien se da cuenta de que Catalina los ha estado investigando y lo secuestra, para luego advertir a Mateo. Catalina comienza a dejar pistas para que su hermano la encuentre, mientras le confiesa a Gaspar que sabe que Mateo es hijo de Eliana y que esta también es su madre, por lo tanto ella y Mateo son hermanos. Además, le revela que ella es quien se robó el dinero de Rocío; (en una oportunidad, cuando Mateo había creído haber "recuperado" el dinero de Eliana tras robarlo de la tienda de tatuajes de Cristóbal, Catalina en realidad lo engañó y fue ella la que se había quedado con el dinero, el cual regresa a las manos de Rocío, gracias a la misma Catalina). Luego, Gaspar comienza a provocar a Catalina y justamente cuando esta iba a matarlo, aparece Mateo y le da un disparo a la mujer, produciéndole la muerte; es Gaspar quien le dice a Mateo que Catalina era su hermana. El villano sufre tras enterarse que había matado a su propia hermana, a la cual su madre le había pedido que buscara y compartiera todo con ella. Pero pronto, idea un plan malévolo para ponerle fin a su venganza, el cual es culpar a Cristóbal del asesinato de Catalina. De esta forma, Mateo envía el cuerpo de Catalina al pasaje en la tienda de tatuajes de Cristóbal y con ayuda de Gaspar, coloca falsa evidencia en el departamento de Antonia, lugar en donde el muchacho estaba viviendo, convirtiendo al hijo de Tomás en el presunto culpable de la muerte de Catalina. Este es llevado a prisión preventiva mientras se lleva a cabo una investigación en su contra. Por otro lado, Tomás es dado de alta y Benjamín se lo lleva a su casa con Julieta para cuidarlo, la cual a pesar de su condición de embarazo, no perderá el tiempo para acosar a su suegro, aprovechando su cercanía y que ahora ha dejado a Rocío.

Martina de a poco ha ido recuperando los recuerdos, como recordar que Olga había intentado matarla inyectándole una sustancia, o que Antonia había intentado asfixiarla (sucesos que cuenta pero que Rocío no cree mucho por la reciente condición de su hija), así mismo comienza a establecer una relación más cercana y normal con su madre, es aquí donde recuerda el amor que siente por Cristóbal y decide verlo, por lo que Rocío, que se ha convertido en la abogada del joven, la lleva a verlo. De esta forma, Martina va a visitar a Cristóbal a la cárcel y ahí ambos se reencuentran besándose en el lugar, esto genera celos en Antonia quien ve toda la escena, la situación empeora cuando Cristóbal le dice que su relación acaba ahí mismo. Totalmente devastada, Antonia accede a dejar el país tras ser amenazada por Gaspar y Mateo. Sin embargo, Gaspar en lugar de llevarla al aeropuerto (como habían quedado con Mateo), la lleva a un sitio abandonado y allí le inyecta una sustancia que le provoca la muerte de manera inmediata al paralizar su corazón, para luego enterrar su cuerpo en el lugar; este crimen lo comete por celos, ya que Mateo prefirió dejar ir a Antonia en vez de matarla, ya que la amaba. Gaspar le mentirá al esposo de Olivia tras decirle que dejó a la mujer en el aeropuerto.

Olivia descubre a Mateo y Gaspar besándose, situación que provocaría que todos en el pasaje se enteraran del romance secreto entre ambos. Agustina se enteraría por su hija, por lo que tomaría la decisión de terminar con Gaspar y echarlo de su casa en el pasaje, en donde vivían juntos desde hace un tiempo. Olivia y Mateo tambalean en su matrimonio debido a lo acontecido, por lo que este último comienza a planear una huida junto a Gaspar ya que considera que con Cristóbal preso, su venganza está completa. Pero se llevará una gran sorpresa cuando Olivia le revele que está esperando un hijo suyo. Además, Gaspar le confiesa a Mateo que le dio muerte a Antonia. Por otro lado, Rocío al ser la abogada de Cristóbal, es informada de que Antonia, que debía declarar sobre el caso del hijo de Tomás, ha desaparecido. Pronto, el cuerpo de la psicóloga es encontrado y Martina, que se ha recuperado por completo de su accidente, comienza a investigar ya que sospecha, al igual que Rocío, que la persona que mató a Antonia es la misma que inculpó a Cristóbal y que seguramente es el hijo perdido de Eliana. Sin embargo, Javier contacta a Ignacia (Susana Hidalgo), hermana gemela de Antonia (a la cual conoce ya que la psicóloga fue su pareja en el pasado, pero la relación no llegó a buen puerto ya que Mateo irrumpió en el medio), una educadora de párvulos muy distinta a su hermana en personalidad, que será clave en la investigación ya que le dirá a Martina que Antonia le comunicó que un tal Gaspar la llevaba al aeropuerto, después de esto, su hermana falleció. Debido a esto, Rocío y Martina sospecharán de Gaspar, el cual tiene pensado irse lejos ya que Mateo ha decidido quedarse con Olivia (la cual lo ha perdonado) y su hijo que viene en camino, además de que teme que la policía tarde o temprano de con él como el responsable de la muerte de Antonia, (es Mateo quien lo incentiva a huir, ya que le dice que al encontrar el cuerpo de la mujer, pronto lo encontrarán a él); Rocío que sabe que Gaspar se irá, decide ir a enfrentarlo antes que se vaya, acción que hará junto a Martina, quien la acompañará.

Benjamín se da cuenta que Julieta acosa a su padre, descubriendo al fin que Tomás y Rocío siempre trataron de prevenirlo y que su madre decía la verdad, mientras él solo se encargó de despreciarla. Pero debido a la condición de embarazo de su esposa, Benjamín decide esperar y no enfrentarla; son su padre y Natalia (que se ha convertido en la enfermera personal de Tomás), quienes lo apoyarán en el proceso. Por otro lado, Gaspar decide huir de madrugada pero es interceptado por Rocío, quien lo enfrenta. El abogado le quita la pistola que traía y la lleva a un terreno abandonado, allí Rocío le pregunta si él mató a Antonia, la cual fue asesinada con la misma sustancia con la que intentaron matar a Martina en el hospital, Gaspar no lo niega y le menciona que él es el autor de todas las desgracias que han ocurrido en el último tiempo, además de decirle que Antonia fue su cómplice y que él siempre trabajó sólo ya que el supuesto hijo de Eliana no existe. De esta forma, Gaspar trata de proteger a Mateo asumiendo crímenes que él no cometió, como los asesinatos de María Luisa, sus padres Diego y Samantha, además de la muerte de Catalina. Y al negar la existencia del hijo perdido de Eliana, está evitando que se forme cualquier sospecha sobre Mateo. Después de estas revelaciones, Gaspar le inyecta a Rocío la misma sustancia con la que mató a Antonia y huye en su vehículo; en el camino se comunica con Mateo y le menciona que se encargó de Rocío, que seguramente cercanos a ella lo creen como el responsable de todo, así que huirá lejos pero que pronto regresará por él. Mientras Martina (que iba siguiendo a Gaspar todo el tiempo gracias a que Rocío activó su ubicación por GPS), encuentra a su madre moribunda en el suelo por lo que contacta de inmediato a Benjamín, que es médico. Pronto, Rocío es llevada de urgencia al hospital y Martina entrega a la policía una grabadora que su madre traía, en donde quedó grabada toda la confesión de Gaspar. Gracias a esto, Cristóbal sale en libertad ya que supuestamente es Gaspar quien mató a Catalina, lo cual enfurece en gran manera a Mateo. Por su parte, Rocío logra ser estabilizada pero aún no sale completamente de peligro; en medio de esto, su hijo Benjamín le pide perdón por todos los desprecios y humillaciones que le hizo, disculpándose además por no haberse dado cuenta de que Julieta nunca lo quiso de verdad o que Eliana en realidad era malvada y que todos estuvieron en peligro con ella y ahora con su aliado, que es Gaspar, (todos creen que el hijo de Diego es el aliado de Eliana, desconociendo por completo, la implicancia de Mateo en la situación), advertencias que Rocío le hizo muchas veces. Con esto, Benjamín se reconcilia con su madre.

Gaspar logra huir en avioneta a una cabaña de Mateo ubicada en Caburgua, mientras todos están expectantes de la salud de Rocío. En tanto, al saber que Benjamín está preocupado por la salud de su madre, Julieta considera que esto sería un peligro para sus planes de conquistar a Tomás, por lo que decide ella misma ir al hospital para terminar lo que su hermano no pudo lograr: matar a Rocío. Es así como aprovecha que ella está dormida para interrumpir su tratamiento, inyectando una sustancia en el suero para así provocarle la muerte. Sin embargo, es sorprendida por enfermeras y paramédicos, los cuales alcanzan a salvar la vida de la abogada. Debido a esto, Rocío entra en un coma profundo, aunque no fallece, ya que pronto es estabilizada y puesta en estado de fuera de peligro. Con esto, Tomás, Benjamín y Natalia ven que Julieta es un verdadero peligro. A pesar de lo ocurrido, deciden no denunciarla por el bien del hijo de Benjamín. Es más, Tomás piensa que lo mejor es hacerle creer a Julieta que se está volviendo a enamorar de ella y que ella está logrando su objetivo de reconquistarlo, para así mantenerla a raya hasta que nazca el bebé, o esta es capaz de hacerle daño a cualquiera. Por otro lado, Agustina se reconcilia con Rocío, la cual aún está hospitalizada pero en estado de fuera de peligro. En el proceso, las hermanas Mackenna recuerdan a su madre Laura como la persona que las ha ayudado a sobrevivir a todo lo que han pasado.

Tomás le pide perdón a Rocío por no haber podido darse cuenta por todos esos años, que ella solo quería el bien para todos, de esta forma, ambos se reconcilian; además, Rocío es dada de alta. Al mismo tiempo, Cristóbal le pide matrimonio a Martina, la cual acepta. Pero mientras todo esto ocurre, dando a mostrar que al fin todo se está solucionando, Mateo está muy nervioso y enfurecido con la actitud de Martina, la cual sospecha que él mantiene contacto con Gaspar, cosa que es verdad. La hija de Rocío ha prometido encontrar al joven abogado, prófugo de la justicia. Y es que Gaspar, a pesar de su lejanía, se ha encargado de extorsionar a Olivia por distintos medios, con el fin de separarla de Mateo. El hijo de Eliana le informa a Gaspar de la actitud de Martina y este le dice que Rocío y su hija siempre han sido un peligro, por lo que hay que encargarse de ellas; además, el hijo de Diego no puede creer que Rocío haya sobrevivido al intento de asesinato que él le propinó. Por otro lado, Julieta está cada vez más desquiciada y solo quiere tener a Tomás a su lado y que nadie se interponga, este ha estado haciéndole creer que se ha vuelto a enamorar de ella solo para mantenerla en regla mientras nace su nieto. Como se puede ver, aún falta que se arreglen ciertos asuntos para que Tomás y Rocío, Cristóbal y Martina y toda la familia puedan al fin vivir en paz y tranquilidad.

Olga, (que no ha vuelto a hacer nada malo para ayudar a Mateo, sino que al revés, ha demostrado ser una buena persona y se ha convertido en una gran amiga de Leticia, a quien conoce desde que eran jóvenes), sospecha de Mateo tras una rápida visita de este a Caburgua. Por lo que cuando el hijo de Eliana vuelve a Santiago, Olga decide viajar al sur y allí descubre a Gaspar alojado en una de las cabañas, este la amenaza y le dice que si revela que él está escondido allí, todos sabrán que ella intentó matar a Martina en el hospital. Seis meses después, el día de la boda de Cristóbal y Martina ha llegado, todos están muy felices pero la maldad los acecha, ya que Gaspar, que ha estado todo ese tiempo viviendo en París, ha regresado a Chile para estar junto a Mateo y ayudarlo en acabar de una vez por todas con la felicidad de la familia Mackenna. Además, Gaspar quiere robarse el bebé de Olivia cuando nazca, la cual ya se sabe que será niña, para criarla junto con Mateo, ser sus padres y formar una familia. El esposo de Olivia concuerda con el plan, pero ha comenzado a conocer una faceta de Gaspar muy obsesiva con la situación, lo cual le hace dudar del abogado. Justo cuando se va a llevar a cabo el casamiento entre Cristóbal y Martina, la policía irrumpe para llevarse detenido al hijo de Agustina, a quien acusan del asesinato de Eliana Zapata debido a una denuncia que les ha llegado. En medio de este caos, Julieta, que ha asistido al matrimonio sabiendo que debe estar en reposo, mira a escondidas a Rocío y Tomás juntos, por lo que se dispone a hacer un escándalo cuando comienza a sentir contracciones, clara señal de que su hijo está por nacer. Al no llegar la ambulancia, y debido a la ausencia en el momento de un médico como Benjamín (el cual acompañó a su hermano Cristóbal a la comisaría en donde fue llevado detenido), Julieta está a punto de parir en medio del pasaje y es justamente Rocío, su mayor enemiga, la que la asistirá en el proceso del parto. Mientras, Martina y Olivia escuchan una conversación telefónica entre Mateo y otra persona (la cual desconocen que es Gaspar), con la cual celebra el arresto de Cristóbal y a la que llama "mi amor". Martina le dice a Olivia que no enfrente a Mateo aún, que ella descubrirá quién es la persona con la que habla. Pronto, con ayuda de Olivia, la hija de Rocío logrará poner un localizador en la billetera de Mateo para poder conocer a qué lugares se dirige y atraparlo. Además, contará con la ayuda de un investigador llamado Lucas (Ariel Mateluna), que ella contrató hace un tiempo y que la ha ayudado a seguir los pasos de Mateo, aunque en los últimos meses no ha visto nada extraño. Mientras, la situación de Cristóbal se complica más pues la denuncia de su crimen ha llegado por medio de un envío anónimo (orquestado realmente y en secreto por Mateo) de un video en donde se ve explicitamente como este le da muerte a Eliana, por lo que su libertad está en serio riesgo, algo que preocupa a Martina pero no a Cristóbal, quien no se muestra arrepentido de lo que hizo y afirma volver a hacerlo si tuviera la oportunidad.

Julieta logra dar a luz a su hijo con Benjamín, pero debido a su desequilibrio mental, ella no muestra ningún interés por su pequeño ni por su esposo, solo quiere estar con Tomás. Tan mal está, que llegará a echar a Benjamín de su hogar y le pedirá al padre de este que se quede con ella junto a su hijo, diciéndole en su cara a Benjamín que el pequeño no es su hijo pues ella lo concibió pensando en Tomás. Por otro lado, con la ayuda de Lucas, Martina logra introducir una camara pequeña al departamento en donde llega Mateo (el cual descubre gracias al localizador que puso con él). La camara viene en un envío que llega al lugar, este envío trae una orquídea, el signo de los San Martín, específicamente del "Santo". Resulta que en aquel departamento, estaba alojando Gaspar, y Mateo lo estaba visitando; por lo que gracias a la camara, Martina descubre que ambos están aliados y además escucha cuando Mateo menciona que él es hijo de Eliana, descubriendo de esta forma que el esposo de Olivia es la persona que ha buscado todo este tiempo. Debido a que el envío es una orquídea, Mateo sospecha que Martina es quien la envío y que los ha descubierto, por lo que dice (y Martina lo escucha por la camara), que Martina y él son los últimos San Martín por lo que van a arreglar todo entre "San Martin". Ella queda en shock y menciona furiosa que Mateo no es San Martín, (recordar que Eliana solo fue hija de Gabriela Marín, madre de Leonardo y Ricardo, por lo tanto no es San Martín al no ser hija del padre de estos). Luego, Martina cita a Olivia en el bufete de abogados (lugar en el cual trabaja, al igual que su madre Rocío), en donde le muestra la grabación y le revela que su esposo Mateo es el criminal que ha estado detrás de todas las desgracias que han ocurrido en el último tiempo, que está aliado con Gaspar y que además es el hijo de Eliana que tanto han buscado. Al mismo tiempo, Mateo se da cuenta de la ausencia de Olivia en su casa e inmediatamente piensa que debe estar con Martina, la cual le debe estar diciendo todo lo que sabe, por lo que llama por telefóno a Gaspar y le ordena que huya a la cabaña en donde tuvieron secuestrada, y se produjo la muerte de María Luisa; le menciona además que aunque sea a la rastra, se traerá a Olivia con ellos pues deben quedarse con su hija, por último, indica que deben acabar con Martina y así, con todo lo que sabe. Mientras, la hija de Rocío y Olivia van a la cárcel a visitar a Cristóbal, en donde le revelan que Mateo es el hijo de Eliana y el criminal detrás de todo, incluso de que él esté preso. Además, Martina le promete a Cristóbal que lo sacará de la cárcel. Al poco tiempo y gracias a Lucas, Martina y Olivia descubren que Mateo y Gaspar se quieren robar a la hija de esta última; Olivia queda muy sorprendida y los deseos de venganza se acrecentan aún mas en ella, de esta forma, las primas Mackenna prometen acabar con Mateo y Gaspar. Por otro lado, Javier se ha casado con Ignacia, la hermana gemela de Antonia, y juntos deciden irse a vivir a Caburgua. Él invita a su madre Olga a irse con ellos, y a dejar de una vez por todas de estar al servicio de Mateo, que solo la utiliza. Al inicio, ella no querrá irse, pero luego decidirá marcharse con Javier y su esposa tras tener una emotiva despedida de Mateo.

Martina decide ir a la cabaña de los San Martín (escenario en donde falleció Maria Luisa tras su secuestro, y en donde hace un poco más de treinta años Leonardo y Eliana mantuvieron secuestrado a Cristóbal cuando solo era un bebé), lugar en el cual Mateo y Gaspar se encontrarían, para encargarse personalmente de los villanos. Mientras ella se dirige hacia allá, Olivia encuentra un revólver que lleva consigo. Tras esto, decide seguir a Martina con la ayuda de Lucas.

Mientras esto ocurre, Julieta, cada vez más trastornada, le pide a Tomás, como prueba de que él la ama de verdad, que expulse a Benjamín de su casa. Benjamín, sabiendo esto, y siguiendo el plan de seguir el juego con Julieta, le pide a su padre que se vaya de su hogar. En medio de esto, Tomás decide interponer una denuncia en contra de la esposa de su hijo, declarando que la mujer no está capacitada mentalmente para hacerse cargo de su bebé. Es así como Julieta dándose cuenta de la farsa que montaron para seguirle la corriente, decide vengarse. Cuando llega una asistente social en compañía de la policía a su casa producto de la denuncia hecha por Tomás, ella decide victimizarse declarando que todo es parte de un plan de Benjamín, quien quiere quitarle a su hijo, y que se cambió de habitación para poder estar a solas con Natalia, su enfermera, de quien se enamoró. La asistente social, creyendo que todo lo que dice la trastornada mujer es verdad, decide poner en resguardo a Julieta y a su bebé hasta hacer efectiva una orden de alejamiento que esta interpuso contra Benjamín. Esto provoca un profundo dolor en el joven médico, quien recibe el apoyo de su madre Rocío, quien le promete que él recuperará a su hijo.

Gaspar, mientras tanto, espera a Mateo, pero pronto Martina lo encuentra, apuntándole con una pistola. Luego, lo ata de manos y pies y lo golpea con un puño de acero, haciendo justicia por su madre y por ella misma. Cuando Mateo llega, encuentra una nota en la cabaña firmada por Gaspar (en realidad escrita por Martina), donde declara que él se fue y que siempre lo esperará. Esto deja a Mateo muy destruido, pero pronto es acorralado por Martina, quien lo apunta con su revólver, mientras deja a Gaspar atado y malherido. Esta le declara que ya sabe que él es hijo de Eliana Zapata y que hará justicia por todos los asesinatos que cometió. Luego, Mateo aprovecha un descuido de Martina para quitarle el arma y está a punto de matarla, cuando aparece Olivia, apuntándolo con la pistola que esta traía. Ella le pide a Martina que la deje sola con su marido, a quien le dice que ya sabe que él tenía la intención de robarle a su hija y criarla con Gaspar. Posterior a esto, Olivia propina un disparo directo en el corazón a Mateo y lo deja ahí, solo y moribundo. Pronto, la hija de Agustina se va junto a Lucas. Mientras que por su parte Martina, antes de irse, se dispone a incendiar los vehículos de los villanos y la cabaña de la familia San Martín. El lugar comienza a arder, y Martina desata a Gaspar para darle la oportunidad de ver cómo su amado Mateo arde entre las llamas. El hijo de Diego, a duras penas por las heridas, llega hasta donde está Mateo, quien yace moribundo en medio del fuego. Este le pide que se salve, pero Gaspar se niega a hacerlo. Ambos villanos se dan un último beso, luego del cual Mateo fallece. El joven abogado queda destruido y se queda junto al cuerpo de su amado, sin salvar su vida. Esa misma noche, informan en los medios de comunicación sobre el incendio de la cabaña y el hallazgo de dos cuerpos quemados. Martina le dice a Olivia que no se preocupe pues nadie sabrá que sucedió realmente, ya que ella se encargó de dejar todo de tal forma que pareciera que había sido un asesinato mutuo. De esta forma, y gracias a que Martina entrega a la policía las pruebas que tenía en contra de Mateo y Gaspar, todos en el pasaje se enteran de la complicidad y los crímenes de ambos, además de que Mateo era hijo de Eliana. Pero es Rocío, quien deduce que Martina tuvo una directa injerencia en la muerte de los villanos, por lo que enfrenta a su hija y esta se lo confirma; ella le pide que nunca más ponga en peligro su vida de esa manera. Madre e hija entablan una linda conversación en donde Rocío le declara a Martina lo orgullosa que está de su persona, y esta le confiesa la profunda admiración que siente por ella.

Se produce un juicio por la tuición del hijo de Benjamín y Julieta. La trastornada mujer logra ganar y quedarse con su bebé, por lo que Benjamín queda completamente destrozado, acompañado por sus padres y Natalia, con la cual ha iniciado una relación. Por otro lado, Cristóbal es sentenciado a 15 años de prisión y deberá ser trasladado a un centro penitenciario, pero a pesar de esto, Martina le dice que nunca lo dejará. Mientras, Rocío de una forma ingeniosa, logra robarle el bebé a Julieta y prepara un vuelo en avioneta junto a Tomás, Benjamín, Natalia y el pequeño, lejos del lugar. Le dice a su hijo que Julieta ganó el juicio por presentar pruebas adulteradas, que el proceso para desmentirla demorará mucho y que el bebé no puede estar todo ese tiempo con una desquiciada, le indica además que ella le prometió que recuperaría a su hijo, pues ahí se lo está entregando. De esta forma, la abogada junto a Tomás, Natalia, su hijo y su nieto, parten en una avioneta hacía un nuevo destino, con el propósito de irse muy lejos a vivir una vida tranquila y feliz. Mientras, Julieta se da cuenta que le han robado su hijo y reacciona de una muy mala forma debido a su desequilibrio mental, incluso intenta atacar a Leticia, su abuela, cuando esta le hace entrever que ayudó a Rocío a llevarse al bebé pues este estará mejor con su padre debido a la enfermedad mental que ella posee. Posterior a esto, Julieta es llevada a una clínica psiquiátrica en contra de su voluntad; Leticia es quien contacta a los enfermeros del lugar para que la vengan a buscar. La madre de Diego queda sola en su hogar, sin su hijo y nietos, el pasado le ha cobrado el desprecio a Samantha y la muerte de Ricardo San Martin.

Llega el momento en el cual nace la hija de Olivia. Junto a su madre Agustina a su lado, la mujer logra dar a luz a la pequeña, la cual es entregada a un enfermero al momento de nacer. Lo que nadie sabe es que este enfermero en realidad es Gaspar, el cual está vestido como parte del personal de salud, además no está solo, pues le acompaña Mateo. Ambos observan a la bebé y comentan lo hermosa que es, esto lo hacen frente a Agustina y Olivia, por lo que se da a entender que son fantasmas ya que sus cuerpos fueron encontrados quemados, y madre e hija no los reconocen. En forma de fantasmas vinieron a conocer a la pequeña, que se quedará con Olivia y Agustina en el pasaje. Además, ambas quedarán a cargo de la administración del restaurante y del pasaje mismo, ya que Rocío se fue con su familia, por lo tanto Agustina y su hija son las únicas que quedan en el lugar, deben trabajar en lo que María Luisa les dejó.

Rocío llega con su familia a una hermosa casa que compró gracias al dinero que Eliana le había robado y que ella logró recuperar, esta casa se la regala a su hijo. Allí, revela que Leticia la ayudó a llevarse al bebé y que Julieta irá a una clínica psiquiátrica a sanarse. Benjamín y Natalia establecen una familia junto al pequeño hijo de este, además la enfermera anuncia que está esperando un hijo de Benjamín, lo cual ocasiona la alegria en todos los presentes. Rocío al fin ha logrado formar la familia que tanto le costó, ha logrado encontrar la paz para los suyos. Recuperó a su hijo el cual ha formado una hermosa familia, y además ha logrado ser feliz junto a Tomás, el gran amor de su vida. Por otro lado, Cristóbal es trasladado a un centro penitenciario, pero en el camino es interceptado por unos hombres que lo secuestran y lo dejan abandonado en lo alto de un cerro. De pronto aparece Martina, la cual lo había mandado a secuestrar pues no permitiría que estuviera preso y sin ella. Cristóbal le pregunta que si quiere ser una prófuga de la justicia a su lado y ella le dice que si, hasta que la muerte los separe; se besan, pero de pronto ven a lo lejos la figura de Leonardo San Martin, el padre de Martina y quien siempre protegió, ayudó y fue cómplice de Cristóbal. Leonardo menciona que su misión está cumplida, que al fin puede descansar en paz, para luego desaparecer frente a la vista de Cristóbal y Martina, dando a entender que es un fantasma y que siempre los ha observado y cuidado; (recordar que el mismo Leonardo fue prófugo en diversas oportunidades, como cuando ayudó a Agustina a huir del país, tras matar esta a su padre Pedro Mackenna. O cuando huyó con Rocío a España, tras ser ella separada de su hijo, en donde estuvieron 25 años. Ahora, su hija y quien fue como su protegido, siguen sus pasos). De esta forma, al igual que su madre, Martina logró ser feliz y estar junto a Cristóbal, como dijo ella, hasta que la muerte los separe.

FIN

Elenco y personajes[editar]

Elenco[editar]

Personaje Intérpretes Temporadas
1 2 3 4 5 6 7
Rocío Verdugo Flores (Ana Merino) Camila Hirane Principal
Solange Lackington[6] Principal
Tomás Valencia Matías Oviedo Principal
Cristián Campos[7] Principal
Martina Benavente Camila Hirane Principal
Cristóbal Valencia (Tomás Valencia Mackenna) Mariano Arce Recurrente
Beltrán Izquierdo Recurrente
Matías Oviedo Principal
Agustina Mackenna Guzmán (Rosita Flores/Amelia Rivera) Carmen Zabala Principal Principal
Javiera Díaz de Valdés[8] Principal
Catalina Guerra[9] Principal
Olivia Tapia Carmen Zabala Principal
Gaspar Inostroza Cristián Arriagada Principal
Julieta Miller Antonia Bosman Recurrente
Javiera Díaz de Valdés Principal
Leticia Hurtado Maricarmen Arrigorriaga Recurrente Principal
Benjamín Valencia Stefan Platz Recurrente
Gabriel Urzúa Principal
Natalia "Naty" Morán Constanza Araya[10] Recurrente
Mateo Valdés / Mateo Diez Zapata Cristián Carvajal Recurrente Principal
Antonia Correa / Ignacia Correa Susana Hidalgo Principal
Javier Cisternas Ricardo Fernández[11] Principal
Olga Céspedes María Elena Duvauchelle Principal
Catalina Sandoval Francisca Gavilán[12] Principal
Laura Flores Marcela Medel Principal
Mario Verdugo Mauricio Pesutic Principal
Rodolfo Mackenna Osvaldo Silva Principal
María Luisa Guzmán Viviana Rodríguez Principal
Cecilia Cucurella[13] Principal
José Soto Renato Münster Recurrente
Gladys Núñez Carmen Gloria Bresky Recurrente
Maruja Pérez Norma Norma Ortiz Recurrente
Nadia Retamales Macarena Teke Recurrente
Nicolás Walker Emilio Edwards Principal
Maite Soto María de los Ángeles García Recurrente
Franco Soto Ricardo Vergara[14] Recurrente
Gonzalo Verdugo Renato Jofré Recurrente
Roxana Núñez Rocío Toscano Recurrente
Pedro Mackenna Julio Milostich Invitado
Isidora Undurraga Catalina Silva Invitado
Isabel Guzmán Paula Sharim Invitado
Ricardo San Martín Julio Jung Duvauchelle Recurrente Principal
Remigio Remedy Principal
Leonardo San Martín (Andrés Benavente) Carlos Díaz[15] Recurrente Principal Recurrente
Gabriela Marín Teresita Reyes Recurrente
Muriel Droguett Begoña Basauri Invitado
Eduardo Soto Nicolás Brown Invitado
Rafael Silva Nicolás Saavedra Recurrente
Javiera Diez María Jesús Miranda Recurrente
Francesco Leone Juan Falcón Principal
Eliana Zapata Francisca Gavilán Principal
Mabel Farías Principal
Samuel Diez Cristián Carvajal Recurrente
Angélica Barraza María José Necochea Recurrente
Claudia Cárdenas Luna Martínez Recurrente
Marcos Tapia Camilo Carmona Recurrente
Alonso Toledo Santiago Tupper Recurrente
Belma Halabí Andrea Eltit Recurrente
Raquel Núñez Carmen Gloria Bresky Recurrente
Diego Castillo Cristián Arriagada Principal
Felipe Castro[16] Principal
Valentina Urrutia Clara Larraín Recurrente
Gracia Pérez Katty Kowaleczko Recurrente
Samantha Miller Javiera Díaz de Valdés Principal
Alejandra Fosalba[17] Principal
Alba Julia Ibarz Recurrente
Inés Ale Paredes-Rosales Recurrente
Renata Seide Tosta Recurrente

Invitados[editar]

Temporadas[editar]

Temporadas Episodios Emisión original
Estreno Final
1 168
(1-168)
24 de julio de 2017 21 de marzo de 2018
2 114
(169-282)
22 de marzo de 2018 29 de agosto de 2018
3 165
(283-447)
30 de agosto de 2018 25 de abril de 2019
4 168
(448-615)
26 de abril de 2019 30 de diciembre de 2019
5 189
(616-804)
31 de diciembre de 2019
19 de octubre de 2020
8 de mayo de 2020
1 de marzo de 2021
6 156
(805-960)
2 de marzo de 2021 6 de octubre de 2021
7 168
(961-1128)
7 de octubre de 2021 22 de junio de 2022

Producción[editar]

Cambio de productora[editar]

Meses después de la tercera temporada, se extendieron rumores de que AGTV podría dejar la telenovela para continuar con una cuarta temporada. En diciembre de 2018 se anunció finalmente que Mega y Chilefilms habían alcanzado un acuerdo para la producción de la cuarta temporada, En el mes de octubre de 2019, se confirmó la quinta temporada para 2020 con la misma alianza.[18]​ El 31 de marzo de 2020 se confirmó que tendrá una sexta temporada, la cual se comenzará a grabar una vez estabilizado el problema de la pandemia COVID-19.

Cambio de actriz protagonista[editar]

El alargue de la telenovela por más capítulos de los planteados inicialmente provocó la salida de varios miembros del elenco, ya que no renovaron sus contratos y personajes en cuestión fueron sacados de la historia. Antes de saber que la producción se alargaría más de lo previsto, Carmen Zabala, una de las tres actrices protagonistas, quedó embarazada y, cuando su avanzado estado de gestación no pudo disimularse, fue sustituida por Javiera Díaz de Valdés. Este cambio de actriz fue justificado en la trama. Agustina, el personaje de la actriz, sufre un accidente en el que es dada por muerta. Un año después, Agustina regresa bajo la falsa identidad de Amelia Rivera y con un nuevo rostro tras haberse realizado una operación de cirugía estética, ahora interpretada por Javiera Díaz de Valdés.

En 2019, una vez más es efectuado un cambio de actriz para el personaje de Agustina Mackenna. En esta ocasión, Carmen Zabala retorna a la pantalla tras realizarse nuevamente una cirugía en Ginebra. Entonces se da pie a una nueva fase de la trama, en la que la protagonista intentará recuperar a su hijo nuevamente. Es a fines del mismo año cuando Javiera Díaz de Valdés retorna a la telenovela, interpretando a Samantha Müller en esta ocasión y no a Agustina.[19]

Detención de las grabaciones[editar]

En marzo de 2020 la producción se vio obligada a poner en pausa las grabaciones, debido a la pandemia mundial del COVID-19 y el 3 de mayo se anunció oficialmente que Verdades ocultas sale del aire por tiempo indefinido a partir del viernes 8 de mayo, que es cuando se estrenará su último capítulo grabado y editado. Su productor ejecutivo, Patricio López, señaló a la prensa que la historia continuará.[20]

Baja de audiencia tras receso[editar]

Entre el 2 de enero y el 8 de mayo de 2020, y antes de salir de pantalla por paralización de grabaciones, la telenovela logró 21,8 puntos de promedio, siendo la temporada más vista.[21]​ En concreto, los meses de marzo y abril, la producción logró un alto rendimiento, con un rating general de 23,9 unidades, El capítulo del día 3 de abril de 2020, obtuvo 28,2 puntos de audiencia, logrando ser uno de los más vistos desde su debut en 2017.[22]​ Sin embargo, desde su regreso con nuevos capítulos, el 19 de octubre hasta el 31 de diciembre del mismo año, logró una audiencia de 15,6 puntos promedio, con un resultado general de temporada 2020 entre enero y diciembre de 18,7 puntos de promedio.

El inicio de nueva temporada en 2021, la producción logró medianas cifras, en los meses de enero y febrero logró de 14,7 unidades. Posteriormente, con el salto temporal y la incursión de nuevos actores y personajes en el mes de marzo, obtuvo 15,1 puntos, Mientras que en abril, obtuvo 14,8 puntos de promedio, logrando ser la temporada menos vista.

Anuncio de recta final[editar]

A partir de la semana del 9 de mayo de 2022 y después de 5 años de transmisión, el canal Mega comenzó a anunciar que la novela entraba en su recta final y que en los próximos días se transmitirán los últimos capítulos de la producción iniciada en julio de 2017.[23]

Realizadores[editar]

  • Supervisión de producción: Patricio López (Mega)

Banda sonora[editar]

Intérprete Tema Personaje(s) Actor(es)
Max Cameron «Time Lose»
Tema central
Leah Kardos «Into The Blue» Rocío y Tomás Camila Hirane y Matías Oviedo
Coldplay «Something Just Like This» Agustina y Tomás Carmen Zabala y Matías Oviedo
Mario Guerrero Me enamoré Franco y Rocío Ricardo Vergara y Camila Hirane
Luis Fonsi «Quién te dijo eso» Franco y Nadia Ricardo Vergara y Macarena Teke
«Solaris» Stephen Rucker Gonzalo y Roxana Renato Jofré y Rocío Toscano
Ed Sheeran «Perfect» Javiera y Gonzalo María Jesús Miranda y Renato Jofré

Premios y nominaciones[editar]

Año Premio Categoría Nominado Resultado
2018 Copihue de Oro
Mejor serie o teleserie Ganadora

Emisión internacional[editar]

  • Bandera de Uruguay Uruguay: Teledoce (19 de noviembre de 2018 - cancelada en 2019. A fines de la segunda temporada).
  • Bandera de ParaguayParaguay: Latele (16 de marzo de 2021 - cancelada el 17 de noviembre de 2021. A fines de la segunda temporada).[25]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «En vivo: Sigue aquí online el infartante final de "Verdades Ocultas"». Meganoticias - Un espacio abierto para todos los chilenos. 
  2. "'Verdades ocultas': la nueva teleserie de Mega comenzó su rodaje"
  3. publimetro. «“Verdades Ocultas” se suma a la lista de las teleseries más largas de la historia mundial». Publimetro Test (en inglés). Consultado el 23 de febrero de 2021. 
  4. «¡Hasta cuándo! Nuevo fail en 'Verdades Ocultas' indignó a los televidentes». Consultado el 20 de abril de 2019. 
  5. «El nuevo “fail” de Verdades Ocultas que generó un troleo en la barra twittera». Consultado el 20 de abril de 2019. 
  6. Solange Lackington se suma al elenco de "Verdades Ocultas"
  7. Cristián Campos llega a Mega y se sumará a "Verdades Ocultas"
  8. Javiera Díaz de Valdés debuta en “Verdades Ocultas” en reemplazo de Carmen Zabala
  9. Verdades Ocultas suma nueva actriz: Catalina Guerra se une al elenco
  10. Constanza Araya reveló detalles de su futuro personaje en Verdades Ocultas tras el salto de 25 años
  11. el vino”: Ricardo Fernández celebra sus 43 años
  12. Verdades Ocultas: regresa Francisca Gavilán y otros 3 actores se suman en la recta final
  13. La trágica muerte de María Luisa
  14. «Ricardo Alfonso». IMDb. Consultado el 25 de junio de 2022. 
  15. De detective inocente al villano más malvado: los cambios y vuelcos de Leonardo en Verdades Ocultas
  16. "Verdades Ocultas" tendrá un salto de 25 años en el tiempo
  17. Alejandra Fosalba se suma a Verdades Ocultas y adelanta: "Nunca había hecho algo así"
  18. Verdades Ocultas se extenderá al menos hasta 2020: Trabajan en nuevo guion
  19. "La verdad tras el cambio de actriz para el personaje de Agustina en 'Verdades ocultas'"
  20. "Verdades Ocultas" sale de pantalla a causa del Covid-19: Mega se quedó sin capítulos
  21. Cómo afectó el rating a los programas que tuvieron receso en pandemia
  22. Teleserie Verdades Ocultas entró en receso con intenso final
  23. «Después de casi 5 años: Mega confirma el inicio de la recta final de Verdades Ocultas». EL DÍNAMO. Consultado el 10 de mayo de 2022. 
  24. Verdades Ocultas cambia de productora: Mega se asocia con Chilefilms
  25. «😱 ¡Llega otro súper estreno a #latele! #VerdadesOcultas, desde el martes 16 de marzo a las 14 hs.». Facebook. 9 de marzo de 2021. Consultado el 5 de noviembre de 2021. 

Enlaces externos[editar]