Verdades ocultas (telenovela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Verdades ocultas es una telenovela chilena de género melodramático transmitida por Mega desde 2017. Primeramente fue producida por AGTV, y desde abril de 2019 por Chilefilms. Protagonizada por Camila Hirane, Carmen Zabala, Cristián Arriagada y Matías Oviedo. Se estrenó el 24 de julio de 2017, como sucesora de Amanda en el horario diurno.[1]​ Con cinco temporadas emitidas a la fecha, es la telenovela más larga en la historia de la televisión chilena.[2]

Meses después de la tercera temporada, se extendieron rumores de que AGTV podría dejar la telenovela para continuar con una cuarta temporada. En diciembre de 2018 se anunció finalmente que Mega y Chilefilms habían alcanzado un acuerdo para la producción de la cuarta temporada de Verdades ocultas. En octubre de 2019 se confirmó la quinta temporada para 2020.[3]​ El 31 de marzo de 2020 se confirmó que Verdades ocultas tendrá una sexta temporada, la cual se comenzará a grabar una vez estabilizado el problema de la pandemia mundial COVID-19.

En marzo de 2020 la producción se vio obligada a poner en pausa las grabaciones, debido a la pandemia mundial del COVID-19 y el 3 de mayo del presente año se anunció oficialmente que "Verdades ocultas" sale del aire por tiempo indefinido a partir del viernes 8 de mayo, que es cuando se estrenará su último capítulo grabado y editado. Su productor ejecutivo, Patricio López, señaló a la prensa que la historia continuará: Este no es un final, es un hasta pronto, porque nos queda mucho por contar.[4]

La telenovela ha tenido bastante críticas, por sus cambios en la trama, pero por sobre todo por numerosos descuidos de producción ocurridos a lo largo de la emisión de la teleserie.[5][6]​ Ha generado controversia en redes sociales al tratar temas como la eutanasia, la maternidad subrogada, el VIH, el consumo de drogas, la homosexualidad, entre otros.[cita requerida]

Argumento[editar]

Primera temporada[editar]

La historia inicia con Laura Flores (Marcela Medel), una mujer que en la más absoluta precariedad económica se enfrenta a la decisión más difícil de su vida: vender a una de sus hijas para poder darle de comer a la otra, y así, salvarlas a las dos. Es Rodolfo Mackenna (Osvaldo Silva) al descubrir que María Luisa Guzmán (Viviana Rodríguez), su calculadora esposa, no quería tener hijos, el que convence a la desesperada madre para que le entregue a Rosa, la menor de sus hijas y de cuatro años de edad, a cambio de una suma de dinero y un hogar lleno de cuidados para ella. Laura entristecida le esconde este hecho a su hija mayor, de siete años en ese entonces, diciéndole que su hermana fue raptada.

Pese a que han pasado veinte años, y Laura reconstruyó su vida junto a Mario Verdugo (Mauricio Pesutic), con quien tuvo a Gonzalo (Renato Jofré), nunca lo ha podido olvidar. Lo que no espera, es que toda esa seguridad y felicidad que ha conseguido se verá amenazada cuando el destino la ponga nuevamente frente a la hija que dejó de ver y que hoy lleva por nombre Agustina (Carmen Zabala). Y es que la joven llega al barrio donde viven su madre y su otra hermana, Rocío Verdugo (Camila Hirane), a administrar un restaurante de su familia (justamente este restaurante se ubica al lado del pasaje de Laura y Rocío, llamado Pasaje Nueva Esperanza). Sin poder revelar la verdad, Laura se verá envuelta en una nueva encrucijada cuando sus dos hijas se conviertan en rivales por el amor del mismo hombre y ella deba decidir a cuál proteger y amparar. Un dilema que se repetirá como una gran condena.

Las hermanas que fueron separadas siendo niñas han construido sus propios caminos. Así, mientras la alegre y esforzada Rocío actualmente mantiene una relación con Franco Soto (Ricardo Vergara), por el que siente un profundo afecto y amor, ya que él siempre ha estado dispuesto a permanecer siempre junto a ella, la manipuladora Agustina está con Tomás Valencia (Matías Oviedo), mano derecha de su padre en los negocios y a quien hace un tiempo engañó con Nicolás Walker (Emilio Edwards), amigo de su novio que ahora regresa a la vida de la joven como chef del nuevo restaurante. Y es que en su momento, María Luisa, a quien siempre su empleada Nadia Retamales (Macarena Teke) informa de cada detalle de lo que ocurre en la mansión Mackenna, descubrió el romance y lo chantajeó para que se alejara de Agustina.

Tomás y Rocío se han enamorado y esto ha hecho crecer la tensión entre las 2 hermanas. Mario y Laura han acabado su relación de años luego de que este le fuera infiel con Gladys, la peluquera del Pasaje Nueva Esperanza. Aparece Pedro Mackenna (Julio Milostich), hermano de Rodolfo, quien dice que viene a reclamar lo que le pertenece. Pero a diferencia de Rodolfo, Pedro es ambicioso y calculador. Además, María Luisa ha comenzado a cambiar y ya no es la mujer fría y calculadora de antes.

Tras la muerte de Pedro Mackenna (quien resultó ser el padre biológico de Rocío y Agustina), posterior a la de Rodolfo (quien antes de morir por un cáncer estomacal, realiza un video en donde confiesa ser el padre biológico de Tomás), Leonardo San Martín (Carlos Díaz) (un policía de investigaciones contratado por Tomás para buscar a la hermana perdida de Rocío, descubriendo así que es Agustina. Con esto las 2 hermanas descubren su parentesco y Laura les cuenta la verdad), se ha encargado de desaparecer las pruebas que inculpan a Agustina (quien mató a Pedro por defender a Laura, de quien él quería abusar). Sin embargo, cuando estas logran ser encontradas, esto obliga a Agustina a huir del país junto a Leonardo, dejando así a su recién nacido hijo. Luego de despedirse de su hermana Rocío, ella y Leonardo se suben a la avioneta. Sin embargo, una avioneta se estrella. Se presume que dicha avioneta es aquella en donde iban Agustina y Leonardo y que ambos murieron.

Mientras, Isabel (Paula Sharim), hermana de María Luisa, decide vengarse de ella (por la muerte de Pedro Mackena y porque siempre le ha tenido envidia) y cita a José Soto (Renato Munster) (pareja de María Luisa y padre de Franco y Maite, la mejor amiga de Rocío) para hablar con él. Se reúnen en el restaurant, pero lo que no sabe José es que se bebió un jugo que contenía veneno. Debido a esto, comienza a sentirse mal y finalmente fallece. Con esto, Isabel logra vengarse de su hermana y huye del país. En tanto, Roxana (Rocío Toscano) (tras la muerte de su madre Gladys (Carmen Gloria Bresky), quien fallece después de dar a luz a la bebé que tuvo con Mario) decide irse del país junto a Sebastián (Khaled Darwich), hijo de Pedro Mackenna y Isabel.

Segunda temporada[editar]

Rocío se ha hecho cargo de Tomasito (el hijo de Tomás y Agustina), junto a Tomás y ambos consolidan su relación. Han pasado unos años y llega el día en que ambos deciden casarse. Sin embargo, este día coincide con la llegada de una extraña mujer, Amelia Rivera (Javiera Díaz de Valdés), una supuesta crítica gastronómica nacida en España que llega a Chile en busca de oportunidades laborales. Lo que nadie sospecha es que esta muchacha en realidad no es nadie más que Agustina, quien no murió como todos pensaban. En realidad, Leonardo despistó a la policía haciéndoles creer que él y Agustina murieron, cuando en verdad huyeron a Turquía. Ahí, Agustina no soportaba estar lejos de su hijo, por lo que ella quería volver a Chile. Sin embargo, Leonardo no se lo permitió. Esa discusión hizo que Agustina se diera cuenta de la verdadera naturaleza de su pareja, por lo que a sus espaldas, lo abandonó y con ayuda de Ricardo (Julio Jung Duvauchelle), el hermano de Leonardo, se sometió a una cirugía facial para que así no fuera reconocida en Chile y tampoco por Leonardo cuando la fuera a buscar.

Al llegar a Chile, no solo se entera de que Rocío se ha casado con Tomás, sino que además se ha convertido en la madre legal de Tomasito. Esto hace revivir la rivalidad que alguna vez tuvo Agustina con su propia hermana antes de saber de su vínculo, solo que esta vez es por la maternidad del niño. Es por esto que la ahora conocida como Amelia, hará todo lo posible por estar con su hijo y poder recuperarlo, incluso llegando hasta las últimas consecuencias, sin importarle dañar a su propia hermana o a su madre biológica.

Leonardo, por su parte, también decide volver a Chile bajo la identidad falsa de Lucas Montalbán, con el fin de encontrar a su amada Agustina, desarrollando cada día más su obsesión por ella, sin importarle llegar hasta las últimas consecuencias con tal de lograr su objetivo, aun matando a quien se interponga en su camino, suerte que corrió su propia madre igual de malvada que él, Gabriela Marin (Teresita Reyes) (quien asesino a sangre fría a Muriel Droguett (Begoña Basauri), amante de su esposo, el fallecido padre de Leonardo y Ricardo, años atrás y cómplice de Leonardo en la fuga de este con Agustina). Leonardo asesina también a la fiscal Gloria Zúñiga (Paulina Eguiluz), tras descubrir esta que no murió en el accidente de la avioneta y con esto, todos sus crímenes.

Rocío pasa por una crisis en su matrimonio con Tomás y ambos deciden divorciarse. En medio de eso, se reencuentra con Leonardo, quien le pide que intente averiguar qué le pasó a Agustina, enterándose así que ella sigue con vida. Con esto, ella viaja junto a Rafael (Nicolás Saavedra) (un abogado que es amigo de Rocío), a Turquía para averiguar más del paradero de su hermana Agustina. En Estambul, se entera de una gran verdad: Amelia, la supuesta crítica gastronómica, es en realidad su hermana Agustina. En paralelo a esto, Leonardo también se entera de lo mismo y decide llevar a cabo su venganza contra ella al enterarse de que esta además lleva una relación con su hermano Ricardo. Es aquí, donde sucede lo anteriormente nombrado, Leonardo mata a su madre Gabriela, tras descubrir que ella sabía que Agustina era en realidad Amelia y lo calló.

Sin embargo, al regresar de Estambul, Rocío se entera de que Tomás se volvió a casar, esta vez con Amelia, quien se convierte en la madre legal de Tomasito. Lo que Tomás no sabe es que Amelia es en verdad Agustina, quien logró llevar a cabo su plan de recuperar a su hijo y así, casándose con Tomás, también logró vengarse de su propia hermana. Sin embargo, Agustina esconde otro gran secreto y es que fue ella quien atropelló a Laura, su propia madre biológica, dejándola completamente paralítica para evitar que dijera que ella y Amelia son la misma persona, poniendo además como cómplice a María Luisa, su madre adoptiva. Además, Agustina planea huir del país junto a Ricardo y su hijo Tomasito.

Laura, en tanto, ha quedado paralítica y en estado vegetal, luego de ser atropellada por su propia hija Agustina, quien consideraba que el hecho de que su madre biológica supiera que ella está detrás de la identidad de Amelia sería un peligro y perjudicaría sus planes.

Mientras, Gonzalo consolida su relación con su compañera de la universidad, Javiera (María Jesús Miranda). Esto coincide con el regreso desde el extranjero de Roxana, quien además se casó con un italiano, Francesco (Juan Falcón). Además, tras complicarse su salud, Maruja (Norma Ortiz) (gran amiga de Laura), finalmente fallece tras un accidente cerebrovascular, no sin antes descubrir Eduardo (Nicolás Brown) (joven que hace pocos meses había llegado al Pasaje Nueva Esperanza buscando a su madre), que él es el hijo que ella tuvo hace muchos años con José. Tras la muerte de su madre este se va al sur con Maite Soto (María de los Ángeles García) (quien descubre que su verdadero padre es Mario quien tuvo una relación con su fallecida madre, por lo tanto no es hermana de Eduardo al no ser hija de José, cosa que ella creía, teniendo libertad de tener una relación con él). También, Franco fallece en un accidente en moto.

Entretanto, Nadia es enfrentada por Mario (quien había iniciado una relación con ella), por haberle sido infiel con Nicolás y la echa de su casa. Es así como Nadia decide irse del Pasaje Nueva Esperanza a vivir al sur.

Tercera temporada[editar]

Luego de que Agustina se casa con Tomás y logra ser la madre legal de Tomasito bajo su identidad de Amelia, sigue adelante con sus planes de huir del país junto a Ricardo y Tomasito. Sin embargo, esto podría ser frustrado por Leonardo, quien sigue haciendo todo lo posible para así poder llegar a Agustina, por quien cuyo amor se convirtió en odio. Rocío, por su parte, consolida una relación con Rafael y sigue adelante con sus estudios en derecho, además de cuidar de su paralítica madre cada vez que puede, (Leonardo la acabaría matando tras revelarle su plan de venganza contra Agustina y decirle que sabe que es en realidad Amelia, con esto le provoca convulsiones y un posterior paro cardiorrespiratorio en pleno estado vegetal). Sin embargo, su rivalidad con su hermana Agustina es cada vez más fuerte luego de saber que ella y Amelia son la misma persona. Rafael, en tanto, se entera de que padece de esclerosis lateral amiotrófica, debido a lo cual su salud se irá deteriorando con el tiempo.

Por otra parte, llegan a las vidas de los habitantes del Pasaje Nueva Esperanza, Samuel Díaz (Cristián Carvajal) junto a su esposa María Angélica Barraza (María José Necochea), padres de Javiera. Sin embargo, a Gonzalo se le ha diagnosticado VIH (él se contagió por su exnovia, Isidora) por lo que se empeña en todo lo posible porque su suegro no se entere de su enfermedad, ya que éste lo contrató en su empresa y piensa que al enterarse de su condición, sería despedido y además despreciado por él.

Por su parte, Samuel, un hombre ambicioso y malévolo, llega al pasaje con la esperanza de gestionar un negocio inmobiliario que podría poner en peligro el pasaje, todo con la ayuda de su asistente personal y amante, Raquel Núñez (Carmen Gloria Bresky), hermana gemela de la fallecida Gladys, la madre de Roxana.

Gonzalo y Javiera se casan a pesar de que Samuel descubre que él tiene VIH (Roxana se lo cuenta al estar celosa de Javiera), aunque Gonzalo comienza a hacerse un tratamiento médico.

Tomás descubre que Amelia y Agustina son la misma persona, también se descubre que esta fue quien atropello a Laura. Posterior a esto, Leonardo secuestra a Tomasito. Todo acaba en un accidente en donde Tomasito es dado por muerto y Leonardo acaba en una clínica.

Tomás decide tomar la justicia con sus propias manos y decide matar a Leonardo, no permitiéndole revelar que en verdad su hijo seguía con vida. Tomás lo mata en la clínica y es llevado preso y sentenciado a 5 años y un día de cárcel. Sin embargo, lo que él y nadie sospecha es que Tomasito en verdad quedó al cuidado de la gran aliada de Leonardo, Eliana (Francisca Gavilán), durante el accidente, ya que el plan original de Leonardo era llevarse a Tomasito y Agustina con él fuera del país. Sin embargo, con su muerte, Eliana, quien en verdad es hermana de Leonardo, Ricardo y Rafael (al ser hija de Gabriela y de Genaro (Alejandro Trejo), el padre de Rafael), quiere seguir lo que Leonardo no pudo conseguir en vida: vengarse de Agustina, de quienes la apoyaron y de todos los demás enemigos de Leonardo.

El plan de Eliana en venganza contra Agustina es no devolverle a su hijo Tomasito. Agustina quedó muy trastornada con la aparente muerte de su hijo, por lo que Eliana ejecuta su venganza: que ella vea al niño y lo reconozca, pero como todos lo creen muerto, su idea es que todos piensen que ella está loca. Es por esto que Agustina se fue al sur para seguir su tratamiento psicológico. Pronto, Agustina se va con Ricardo a Ginebra como parte de su tratamiento. Así, Eliana ejecuta todos sus planes de venganza, ya que es muy calculadora y peligrosa, a ella no le importa matar a quien se interponga en su camino y descubra sus planes, suerte que corrió Alonso (Santiago Tupper), guardaespaldas contactado por Rafael para proteger a Agustina y Rocío. La misma suerte corrió Genaro al descubrir las intenciones de Eliana, quien le provocó un infarto que llevó hasta la muerte a su padre biológico.

En tanto, Rocío siguió adelante con su vida y se casó con Rafael, quien le ha prohibido verse con Tomás o saber de él. Sin embargo, al sufrir Rafael una esclerosis lateral amiotrófica, siente que su vida pronto podría terminar, por lo que él contrata a un colega suyo: Diego Castillo (Cristián Arriagada), para así hacerse cargo de los temas legales para cuando él no esté. Rocío da a luz a su hijo, Benjamín. Sin embargo, Eliana, quien había llegado a vivir con ella por ser hermana de Rafael, se entera de que el verdadero padre de Benjamín es Tomás, por lo que tendrá más razones para planear algo en contra de ella.

Mientras, Roxana, tras saber que es hija de Raquel y Samuel, acepta a pesar de sus diferencias a donarle su riñón a Javiera (quien sufría un grave problema renal), a cambio de que Samuel la reconociera como su hija legítima. Sin embargo, durante el trasplante, se presentan complicaciones y Roxana muere debido a una cardiopatía congénita. Raquel ha quedado destrozada tras su muerte y siente que no merece estar al lado de Samuel, ya que él nunca quiso ni reconoció a Roxana como su hija, por lo que ella deja el país para vivir su duelo, mientras María Angélica se dedica a pasar tiempo con Javiera en lo que se recupera tras el trasplante. También, Mario se va al sur con la pequeña hija que tuvo con Gladys.

Cuarta temporada[editar]

Han pasado 4 años. Rocío logra jurar como abogada y se hace cargo del bufete de abogados y ha comenzado una relación de amantes con Diego. Al saber Rafael que Diego está enamorado de Rocío y sentir que su hora está por llegar, quiere que él se quede con ella para cuando no esté él. Sin embargo, esta nueva relación con Diego se verá amenazada con una nueva abogada que llega a trabajar en el bufete, Valentina Urrutia (Clara Larraín), quien jura como abogada al mismo tiempo que Rocío. Valentina no solo buscará quedarse con Diego, sino además buscará quitarle su puesto en la empresa a Rocío.

Sin embargo, no solo será la joven abogada la enemiga de Rocío, sino que también será Eliana. A pesar de lo cercanas que se volvieron, Eliana en el fondo planea vengarse de ella y hundirla en la más profunda miseria, ya que Eliana considera a Rocío como una de las mayores enemigas de Leonardo y una de las responsables de su muerte. El principal plan es ejecutado por ella: persuade a la abogada para que acepte la decisión de Rafael de someterse a una eutanasia para cuando su enfermedad empeore. Una vez muerto Rafael tras la eutanasia, Eliana culpa a Rocío de la muerte de su marido para que así nadie confíe en ella y así esté lo más vulnerable posible para que sea más fácil destruirla.

Mientras, Agustina, en medio de su tratamiento psiquiátrico, decide someterse a una cirugía facial para recuperar su antiguo rostro, a pesar de la negación de su madre María Luisa al considerar esa medida muy peligrosa, mientras que Agustina considera que esto es necesario para poder sanarse mentalmente. Es así como Agustina y Ricardo viajan a Suiza para que ella se someta a esta nueva cirugía facial. Posteriormente, habiendo recuperado su antiguo rostro, vuelve a Chile con el fin de recuperar a su hijo, ya que está segura de que no está muerto como Leonardo les hizo creer a todos. Agustina poco a poco irá recuperando los recuerdos hasta llegar a la verdad. También, será en este proceso, cuando Agustina y Rocío se reconciliarán después de todo lo que han pasado.

Además, tras la muerte de Roxana y posteriormente tener un acercamiento con María Angélica, Francesco inicia una relación con María Luisa.

También llegó al Pasaje Nueva Esperanza, Marco (Camilo Carmona) junto a su hijo Cristóbal (Beltrán Izquierdo). Eliana los hace pasar como su hermano y sobrino. Lo que nadie sospecha en el pasaje es que este niño en verdad se trata de Tomasito. Sin embargo, en su regreso, Marco se entera que Eliana ha comenzado una relación con Samuel, por lo que buscará la forma de vengarse de Eliana, conquistando a Maria Angélica o incluso a la propia Agustina.

Javiera, por su parte, ya habiéndose recuperado tras su trasplante, desea ser madre. Sin embargo, dada su condición y el trasplante, no puede tener hijos, por lo que desea ser madre a través de un útero subrogante, a lo que Gonzalo, su marido, se niega rotundamente.

Valentina ha logrado engañar a Diego con la ayuda de Eliana, en un embarazo que no es de él (además nunca durmieron juntos, Valentina lo drogó y se lo hizo creer), por lo mismo, lo ha convencido de casarse.

Rocío irrumpe en la ceremonia de matrimonio entre Diego y Valentina con unos papeles que, sin saberlo, le fueron enviados por Eliana. En dichos papeles, se confirma que Valentina estuvo en un psiquiátrico por piromanía luego de haber intentado asesinar a su amante y su familia en un incendio. Con esto, se confirma que fue ella quien provocó el incendio de la casa de Rocío días atrás y además, se confirma que el hijo que espera no es de Diego, sino que ella se hizo una inseminación artificial para manipular a Diego para que se case con ella. Luego de cancelarse el matrimonio, Valentina tiene síntomas de pérdida y va a parar a la clínica, a donde Eliana la va a visitar. Valentina, luego de enterarse de que perdió a su hijo, sospecha que fue Eliiana quien le envió los papeles a Rocío, pero Eliana le hace creer que fue Rocío quien mandó a investigarla y le recuerda que ella juró que si alguien se interponía entre ella y Diego, ella tomaría cartas en el asunto y esta vez no habría sobrevivientes. Félix, el cómplice de Eliana, la ayuda a escapar disfrazado de enfermero y la lleva con Eliana, quien está en una van y arregla su escape para que así Valentina mate a Rocío y cumpla con su venganza.

Mientras en el Pasaje Nueva Esperanza se celebra la fiesta de Navidad, Valentina irrumpe con un revólver en mano, dispuesta a matar a Rocío y Diego. Ella le dispara a Rocío, pero Agustina se interpone, recibiendo el balazo. Repentinamente, al recibir la bala, recuerda el momento en que ella estaba fuera de sí cuando aún no recuperaba su rostro y vio a Tomasito en la casa en que se escondían Eliana y Marco junto al pequeño. Con eso, recuerda que Eliana y Marco fueron quienes robaron a su hijo, además de recordar que Marco le dijo que el pequeño es hijo de él y se llama Cristóbal. Al finalizar los recuerdos, Agustina cae inconsciente y es llevada a la clínica, mientras Valentina escapa.

Valentina llama a Eliana para que la ayude a escapar del país, en shock por haberle disparado a Agustina en vez de Rocío. Eliana se reúne con Valentina, pero la amenaza con un revólver. Le dice que ella arruinó todo al no matar a Rocío, y le revela que la utilizó, mandándole los papeles a Rocío para que Valentina la matara, pero como falló, ya no la necesita y la mata de un certero disparo en la cabeza y llama a Félix para que la ayude a deshacerse del cuerpo y la evidencia, sin darse cuenta de que Marco estaba grabando todo. Eliana llega a su casa, pero ahí la espera Marco, quien la enfrenta por todo lo ocurrido y le revela que si acaso Agustina muere por culpa de ella, le mostrará a la policía el video que él grabó de ella matando a Valentina.

Luego, Agustina logra despertar en la clínica tras salir del riesgo vital. Rocío la va a visitar, pero también recibe la visita de Marco y Cristóbal. Agustina queda paralizada, ya que, tras los recuerdos, logra reconocer a Cristóbal como su hijo Tomasito.

Por otra parte, Gonzalo, con la bendición de Rocío, por fin decide perdonar a Javiera por haber tenido una hija a través del útero subrogante de su madre María Angélica sin consultarle, y decide irse a Brasil a vivir junto a su esposa y sus suegros.

Quinta temporada[editar]

Agustina, habiendo despertado tras el disparo de Valentina, recibe la visita de Marco y Cristóbal. Sin embargo, Agustina recuperó los recuerdos y reconoció a Cristóbal como su hijo Tomasito. Marco se ha enamorado de Agustina y le propone formar una familia, lo que Agustina rechaza. Marco, tras esto, quedará devastado y querrá seguir el consejo de Eliana e irse del país junto a su hijo. Sin embargo, al enterarse de esto, Agustina decide aceptar la propuesta de matrimonio de Marco para así poder estar cerca de su hijo. Sin embargo, Agustina no siente ni una pizca de amor por Marco, ya que ha decidido vengarse de él y Eliana por robarle a su hijo. Está dispuesta a todo con tal de recuperarlo, sin revelarle a nadie de sus seres queridos sus planes.

Por otra parte, Rocío ha experimentado un nuevo cambio en su personalidad, como una mujer más desafiante y decidida a tomar las riendas de su vida, ya que ha decidido desenmascarar a Eliana e ir tras sus pasos, para buscar justicia por todas las fechorías que ha cometido en su contra. Su principal motivación es recuperar la tuición de su hijo y liberarlo de las garras de Eliana, ya que considera que ella es una mujer muy peligrosa y su hijo no debe estar bajo su tutela, sin embargo, para demostrarlo deberá reunir pruebas, por lo que adquirió una oficina privada donde hace sus investigaciones. Sin embargo, por cada crimen que comete Eliana, un personaje incógnito que se hace llamar "El Santo" le envía regalos a Rocío con pistas para ir tras Eliana. Mientras tanto, ella y Diego han consolidado su relación y se van a vivir juntos, con Rocío una vez más dejando el Pasaje Nueva Esperanza.

Buscando descubrir más de Eliana, Rocío entrevista a Félix, quien le confiesa que su único jefe es Leonardo para después ser asesinado frente a sus ojos por un enviado de "El Santo".

Tomás (tras salir de la cárcel), vive una vida junto a Eliana, de quien se ha enamorado, (ya que ella lo visitaba continuamente en la cárcel con la única intención de manipularlo para dejar mal parada a Rocío con él, diciéndole cosas como que Roció mató a Rafael, además es en una de estas visitas en la cárcel en donde Eliana le dice a Tomás que Benjamin es su hijo). Viven en la casa que alguna vez les perteneció a Rocío y Rafael y que Eliana le logró quitar junto a la fortuna de la abogada gracias a su alianza con Valentina. Además, gracias a sus manipulaciones, Eliana se ha quedado con la custodia de Benjamín, a quien ella logró manipular para que no quiera ver nunca más a su madre. Sin embargo, Eliana empieza a experimentar serios trastornos mentales luego de asesinar a Valentina, comenzando a ver al fantasma de su hermano Leonardo, quien la comenzará a atormentar, haciendo que sufra episodios de locura.

Entre tanto, llega desde Calama al pasaje una nueva habitante, Gracia Pérez (Katty Kowaleczko), quien fue una prostituta en su juventud. Junto a ella, llegan sus dos hijas: la menor, Julieta (Antonia Bosman), una estudiante de programación que desea diferenciarse de su madre. La mayor, Samantha (Javiera Díaz de Valdés), además de ser prostituta igual que su madre, tiene un cierto parecido con Amelia, la antigua identidad y rostro que Agustina adoptó cuando se escondía de Leonardo. Y es que el parecido que guarda la muchacha con el antiguo rostro e identidad temporales de Agustina están ligados al pasado de Ricardo, ya que él fue su gran amor en el pasado, pero la relación no dio frutos debido a que él la dio por muerta, razón por la cual Ricardo le mostró al cirujano plástico en Suiza una foto de Samantha para que operara a Agustina y se pareciera a ella. Sin embargo, Samantha también estará ligada al pasado de Diego. Y es que con dichos secretos, Gracia, una mujer muy ambiciosa, querrá sacar provecho de la situación para lograr su mayor sueño en la vida: ser millonaria y escalar socialmente.

Junto a ellas, también llegan al pasaje dos inmigrantes venezolanos: José Luis Rodríguez (Alexander Solórzano) y su hijo Juan Francisco (Mauricio Flores). José Luis ha llegado desde su tierra natal en busca de mejores oportunidades y trabaja como taxista, pero su hijo "Juanfra" no está contento con llegar al país, ya que considera que debió quedarse en su país natal y se avergüenza del empleo de su padre.

Eliana, muy celosa porque Marco prefirió quedarse con Agustina y Cristóbal, planeó matarlos a todos, comenzando con Marco, citándolo a la medianoche. Es ahí donde Eliana le dispara a Marco tres veces, dejándolo muy malherido. Ella culpa a Agustina por todo lo que está haciendo, debido a que Marco se enamoró de ella y declara su intención de matarla a ella y a Cristóbal. Aun con la petición de Marco de no hacerles daño ni a Agustina, ni a Cristóbal, Eliana lo asesina finalmente. Es ahí donde cita a Ricardo al mismo lugar (por medio del teléfono de Marco) y huye, para posteriormente llamar a la policía, solo para que Ricardo sea culpado por su muerte. Sumando a esto, que Ricardo y Marco habían tenido discusiones previas por el amor de Agustina.

Rocío se ofrece a ser la abogada de Ricardo, ya que ella intuye que no fue él quien asesinó a Marco y está dispuesta a investigar sobre esto. Es en medio de eso donde Rocío recibe pistas por parte de "El Santo" para motivarla a investigar más sobre el caso. Rocío cree que Eliana podría tratarse de "El Santo", sin embargo, lo que ella ni nadie sospecha es que "El Santo" no es nadie más ni nadie menos que Leonardo, quien no murió como todos pensaban, sino que fue salvado por un médico forense llamado Gabriel, quien además es su amigo y cómplice. Leonardo esta vez quiere vengarse de Eliana, debido a que ella se enamoró de Tomás, el hombre que le disparó y provocó que todos lo creyeran muerto, y es por esto que está dispuesto a ayudar a Rocío a ir tras los pasos de Eliana.

En tanto, Cristóbal, quien cree que Agustina nunca quiso a su papá Marco y que solo lo estaba utilizando (al inicio así fue, pero Agustina había comenzado a querer a Marco tras este confesarle todo, aunque ocultándole que Eliana estaba detrás de todo y haciéndole creer que ella no sabia nada), decide irse de la casa de ella para irse a casa de Tomás, donde le revela que él es su hijo Tomasito, (Marco antes de morir, junto a Agustina, le contó toda la verdad a Cristóbal). Es así donde decide irse a vivir con él, en la casa donde vive con Eliana, quien acepta. Es así como ella llama a Agustina para que se haga cargo de Cristóbal y Benjamín, prometiéndole así estar cerca de su hijo. Agustina le dice a su madre María Luisa que no se preocupe por ella, porque aunque no confía en Eliana, cree en que le permitirá acercarse a su hijo.

Rocío sospecha de Gabriel (a quien conoció cuando investigando y buscando pruebas, llegó al laboratorio forense a ver el cuerpo de Marco), por lo que va a seguirlo hasta su casa. Sin embargo, éste es el momento que tanto Leonardo esperaba, por lo que se aparece frente a Rocío, quien investigaba el lugar. Al enterarse de que "El Santo" es Leonardo, ella queda en shock.

Elenco[editar]

  • Camila Hirane como Rocío Verdugo Mackenna Flores.
  • Carmen Zabala como Agustina Mackenna Guzmán Flores.
  • Cristián Arriagada como Diego Castillo Hurtado.
  • Matías Oviedo como Tomás Valencia/Mackenna Fernández.
  • Francisca Gavilán como Eliana Zapata Marín.
  • Viviana Rodríguez como María Luisa Guzmán.
  • Juan Falcón como Francesco Leone.
  • Katty Kowałeczko como Gracia de Müller / Graciela Pérez.
  • Maricarmen Arrigorriaga como Leticia Hurtado.
  • Julio Jung Duvauchelle como Ricardo San Martín Marín.
  • Roberto Poblete como Ignacio Quinteros.
  • Javiera Díaz de Valdés como Samanta Müller.
  • Carlos Díaz León como Leonardo San Martín Marín.
  • Emilio Edwards como Nicolás Walker.
  • Antonia Bosman como Julieta Müller.
  • Alexander Solórzano como José Luis Rodríguez.
  • Mauricio Flores como Juan Francisco Rodríguez.
  • Samuel Villarroel como Ongolmo San Martín Marín.
  • Beltrán Izquierdo como Cristóbal Tapia / Tomasito Soto Mackenna.
  • Stefan Platz como Benjamín Silva Verdugo
  • Javiera Díaz de Valdés como Agustina Mackenna / Amelia Rivera.
  • Marcela Medel como Laura Flores.
  • Rocío Toscano como Roxana Díaz Núñez.
  • Osvaldo Silva como Rodolfo Mackenna.
  • Alejandro Trejo como Genaro Silva.
  • Mauricio Pesutic como Mario Verdugo.
  • Renato Munster como José Soto.
  • Nicolás Saavedra como Rafael Silva.
  • Camilo Carmona como Marco Tapia.
  • Santiago Tupper como Alonso Toledo.
  • Carmen Gloria Bresky como Gladys Núñez / Raquel Núñez.
  • Claudia Hidalgo como Viviana Leiva.
  • María de los Ángeles García como Maite Soto.
  • Ricardo Vergara como Franco Soto.
  • Macarena Teke como Nadia Retamales.
  • Norma Norma Ortiz como Maruja Pérez.
  • Teresita Reyes como Gabriela Marín.
  • Nicolás Brown como Eduardo Fuentes.
  • Antonia Giesen como Paula Fuentes
  • Mariano Perez Arce como Tomasito Valencia Mackenna
  • Luna Martinez como Claudia Cárdenas.
  • Dominique Román como Sofía Walker Cárdenas.
  • María Jesus Miranda como Javiera
  • Cristian Carvajal como Samuel
  • Julio Milostich como Pedro Mackenna.
  • Paula Sharim como Isabel Guzmán.
  • Begoña Basauri como Muriel Droguett.
  • Paulina Eguiluz como Gloria Zúñiga.
  • Khaled Darwich como Sebastián Mackenna.
  • Ester Müller como Belma.
  • Benjamín Hidalgo como Marcial.
  • Catalina Vera como Marisol Sánchez.
  • María Angélica Luzzi como Teresa.
  • Lorena Prada como Olga Valdés.
  • Carlos Martínez como Doctor. Gustavo Lama.
  • Bárbara Ríos como Sonia.
  • Claudia Tapia Mencomoza como Laura (joven).
  • Cristian Soto Marabolí como Pedro Mackenna (joven).
  • Alondra Valenzuela como Rosita Mackenna (niña).
  • Sofía García como María Luisa Guzmán (joven).
  • Catalina Silva como Isidora Undurraga.
  • Carlos Briones como Jairo.
  • Catalina de la Cerda como Florencia.
  • Jorge Denegri como padre de Isidora.
  • Hernán Contreras como Emilio Velásquez.
  • Felipe Jaroba como Gendarme.
  • Romeo Singer como el Doctor de Rafael.
  • Bárbara Mundt como Jueza.
  • Cristián Alegría como el Abogado de Pedro Mackenna.
  • Julio César Serrano como conserje del edificio de Agustina.
  • Joaquín Emilio como maestro espiritual.

Temporadas[editar]

Casting[editar]

Cambio de actriz protagonista[editar]

El alargue de la telenovela por más capítulos de los planteados inicialmente provocó la salida de varios miembros del elenco, ya que no renovaron sus contratos y personajes en cuestión fueron sacados de la historia. Antes de saber que la producción se alargaría más de lo previsto, Carmen Zabala, una de las tres actrices protagonistas, quedó embarazada y, cuando su avanzado estado de gestación no pudo disimularse, fue sustituida por Javiera Díaz de Valdés. Este cambio de actriz fue justificado en la trama. Agustina, el personaje de Zabala, sufre un accidente en el que es dada por muerta. Un año después, Agustina regresa bajo la falsa identidad de Amelia Rivera y con un nuevo rostro tras haberse realizado una operación de cirugía estética, ahora interpretada por Javiera Díaz de Valdés.[7]

Emisión internacional[editar]

Pais Título Canal Estreno Final
ChileFlag of Chile.svg Chile Verdades Ocultas Mega 24 de julio de 2017
UruguayFlag of Uruguay.svg Uruguay Teledoce 19 de noviembre de 2018
MéxicoFlag of Mexico.svg México Televisa 21 de septiembre de 2021
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Hidden Truths Univision 20 de marzo de 2020
TurquíaBandera de Turquía Turquía Gizli Gerçekler ATV 9 de febrero de 2021
Bandera de Francia Francia Vérités cachées NT1 16 de marzo de 2022

Banda sonora[editar]

Intérprete Tema Personaje(s) Actor(es)
Max Cameron Time Lose
Tema Central
Leah Kardos Into The Blue Rocío y Tomás Camila Hirane y Matías Oviedo
Coldplay «Something Just Like This» Agustina Y Tomas

Franco y Rocio

Carmen Zabala y Matías Oviedo
Ricardo Vergara y Camila Hirane
Mario Guerrero Me enamoré
Luis Fonsi
Stephen Rucker
Quién te dijo Eso Franco y Nadia

Gonzálo y Roxana

Ricardo Vergara y Macarena Teke
Renato Jofre y Rocío Toscano
Solaris
Ed Sheeran Perfect Javiera y Gonzalo María Jesús Miranda y Renato Jofre

Producción (ficha técnica)[editar]

Premios y nominaciones[editar]

Año Premio Categoría Nominado Resultado
2018 Copihue de Oro
Mejor serie o teleserie Nominada

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]