Verba volant scripta manent

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Verba volant, scrīpta mānent es una cita latina tomada de un discurso de Cayo Tito al senado romano, y significa "las palabras vuelan, lo escrito queda". Se resalta con ella la fugacidad de las palabras, que se las lleva el viento, frente a la permanencia de las cosas escritas. En español se dice: lo escrito, escrito está y a las palabras se las lleva el viento.

Según Alberto Manguel,[1]​ "la clásica frase Scripta manent, verba volant -que en nuestro tiempo ha pasado a significar «lo escrito permanece, las palabras se las lleva el aire»- antes expresaba precisamente lo contrario; se acuñó en alabanza de la palabra dicha en voz alta, que tiene alas y puede volar, en comparación con la silenciosa palabra sobre la página, que está inmóvil, muerta." Antes que Manguel, ya lo había señalado Jorge Luis Borges, en el prólogo a Retorno a Don Quijote, de Alberto Gerchunoff.[2]

Referencias[editar]

  1. Manguel, Alberto (2005). Una historia de la lectura. Barcelona: Random House Mondadori. p. 99. ISBN 9788426415257. 
  2. Editorial Sudamericana, 1951. Se puede consultar en Jorge Luis Borges, Obras completas 4. Editorial Sudamericana, 2011, p. 68.