Vaso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un vaso con agua
Chico bebiendo (el gusto) (1627), Frans Hals. Museo de Schwerin (Alemania).

Vaso (del latín: vasum) es un recipiente, tubular, con paredes integrales y herméticas, de pequeño tamaño,[1]​ que sirve para contener algo. Es utilizado para beber y destinado a recibir líquidos. Por extensión, se denomina también vaso a la cantidad de materia vertida en este recipiente, aunque no es oficialmente una medida.

Precedentes y evolución histórica[editar]

El primer vaso que utilizó el hombre primitivo unía sus manos formando un cuenco o copa. Luego, llegarían recipientes más sofisticados como cuernos, cáscaras de frutos, trozos de madera vaciados, hasta que la alfarería se puso al servicio de todo tipo de necesidades domésticas.[2]​ Las culturas más desarrolladas de la Antigüedad han dispuesto de vasijas de cerámica que pueden considerarse precedentes del vaso. Progresivamente, las vasijas de barro vidriado aceptaron la competencia de metales y aleaciones y los primitivos vasos se hicieron morfológicamente muy variados y más lujosos.[3]

Formas, tamaños y materiales.[editar]

Generalmente un vaso puede sostenerse de pie por sí mismo con una abertura en la parte superior, la cual es de igual o mayor diámetro que la base, siendo estos diámetros usualmente menores a la altura del recipiente. Las forma más común es en forma de cilindro o de cono truncado. Tiene un fondo de material más grueso para soportar la temperatura. La base forma parte del receptáculo contenedor (a diferencia de una copa) y no tiene asas u orejas. Es un recipiente destinado para contener la bebida de una persona y del cual se bebe directamente, a diferencia de una jarra. Usualmente el tamaño permite que sea fácil de asir con una mano sin necesidad de asas u orejas.

El material de un vaso es una característica importante ya que debe contener al líquido sin contaminarlo y sin deshacerse. El vaso suele estar hecho de un solo material. Se considera al vidrio el material por excelencia para la elaboración de vasos. Así lo reflejan algunos idiomas como el inglés, el alemán o el francés en los que, respectivamente, se utiliza la misma palabra para vaso y vidrio: glass, glas, verre, respectivamente.[4]​ Además del vidrio, los vasos pueden ser fabricados en distintos plásticos, papel, metal o cerámica, aunque estos últimos pueden ser también llamados pocillos.

Clasificación morfológica[editar]

Una clasificación elemental diferencia tres tipos básicos: el vaso corto, el vaso largo y el chupito[a]​ Una tipología más rica, no exhaustiva, podría resumirse en el siguiente cuadro:[5]

Vasos (morfología).jpg
Tamaño Nombre común
30 ml Chupito
100 ml Chato, vaso de vino
200 ml Vaso
300 ml Vaso de tubo (estrecho y alto), vaso on the rocks (ancho y bajo).
450-550 ml Vaso de pinta (con engrosamiento en parte superior), vaso de sidra (recto y ancho)
750-1000 ml Mini (Madrid), Cachi (La Rioja, País Vasco), Litro, Cubalitro

El vocabulario de los vasos es caprichoso. El en las rocas («on the rocks») debe su bautizo al aspecto de los hielos que se ponen en él antes de servir la bebida. El vaso collins, alargado, cilíndrico, habitual contenedor el cócteles populares como el gin-tónic, al parecer debe su nombre a un chico de barra, camarero y supuesto barman: John Collins.[6][b][7]

Origen del vaso desechable[editar]

Artículo principal: Vaso desechable

Parece que los vasos de papel se inventaron en la China imperial. Sin embargo, los vasos desechables modernos fueron inventados en los Estados Unidos a comienzos del siglo XX.

En 1908, Hugh Moore, emprendedor industrial norteamericano, ideó un ingenio de porcelana para servir un vaso con agua pura y fresca. El invento, parecido a los depósitos refrigeradores que más tarde se instalarían en las oficinas, constaba de tres compartimientos separados: el superior para el hielo, el del medio para el agua y un depósito para los vasos usados. Una placa recomendaba que no se reutilizasen los vasos.

Se instalaron algunos aguadores en puntos estratégicos de Nueva York, pero nadie compraba el agua de Moore, cuya empresa constituida en Nueva Inglaterra corría peligro de desaparecer. Pero su suerte cambió cuando un funcionario de la sanidad pública, el doctor Samuel Crumbine, se interesó por un aspecto inesperado del invento de Moore. En aquella época, el agua solía beberse en los grifos públicos con la ayuda de una taza metálica que rara vez se lavaba y mucho menos se esterilizaba. El doctor Crumbine vio en los vasos desechables del invento de Moore la clave de su cruzada sanitaria.

Aquel mismo año de 1908, Kansas aprobó la primera ley estatal para abolir las tazas comunitarias como parte esencial de una campaña antituberculosa, apoyada por el informe de un profesor de biología del Lafayette College, que tras colocar fragmentos de varias tazas públicas bajo un microscopio había descubierto las alarmantes variedades de gérmenes allí presentes. Las medidas sanitarias se extendieron a otros estados. Ferrocarriles, escuelas y oficinas empezaron a comprar vasos de papel desechables, considerados a partir de entonces como garantía de salud.[8]

Frases hechas[editar]

  • "Ahogarse en un vaso de agua".- Referido a personas que se ven desbordadas por inconvenientes insignificantes. Variante: Una tempestad en un vaso de agua.[9]
  • "La gota que colmó el vaso" o "La gota que derramó el vaso".- Hecho o circunstancia que desata un tipo de conflicto.
  • "Ver el vaso medio lleno o verlo medio vacío".- Haciendo referencia a dos tipos de carácter: el optimista y el pesimista.
  • "Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio". Proverbio atribuido a Pitágoras.
  • "Mientras el vaso escancia la amistad florece". Proverbio árabe de significación evidente.

Otros vasos[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Definición de vaso en el DRAE». Consultado el 6 de septiembre de 2012. 
  2. Caro Bellido, Antonio (2008). Diccionario de términos cerámicos y de alfarería. Cádiz: Agrija Ediciones. p. 210. ISBN 84-96191-07-9. 
  3. Vial, Claude (1983). Léxico de antigüedades griegas. Madrid: Taurus Ediciones. p. 51-52. ISBN 84-306-5705-3. 
  4. . «Vaso (definición)». thefreedictionary.com. Consultado el 10 de mayo de 2016. 
  5. (20 de agosto de 2014). «Un vaso para cada tipo de bebida». La Voz de Galicia.es. Consultado el 10 de mayo de 2016. 
  6. «Cóctel Tom Collins». Ecured. Consultado el 10 de mayo de 2016. 
  7. , J.F. y D.S. (14 de julio de 2015). «Las mil y una formas de pedir una cerveza en España». lavozdegalicia.es. Consultado el de agosto de 2017. 
  8. Historia de las cosas cotidianas.
  9. Buitrago Jiménez, Alberto (1995). Diccionario de dichos y frases hechas. Espasa Calpe. 

Notas[editar]

  1. Según las culturas, zonas geográficas o bebida que contenga puede llamarse también: chato, culín, vaso de trago corto ("short glass"), etc.
  2. El vocabulario sigue acuñando nuevos términos, de la interminable lista podrían citarse quizás el vaso de chupito y el vaso cachi («katxi», mini, cubalitro).

Bibliografía[editar]

  • Fatás Cabeza, Guillermo; Borrás, Gonzalo (1993). Diccionario de Términos de Arte. Madrid: Anaya. ISBN 84-7838-388-3. 
  • Wolfgang Schiering: Die griechischen Tongefässe. Gestalt, Bestimmung und Formenwandel, Mann, 2. Auflage, Berlin 1983 (Gebr.-Mann-Studio-Reihe) ISBN 3-7861-1325-4

Enlaces externos[editar]