Vasili Blojín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vasili Mijáilovich Blojín (1895 – 1955) Mayor-General de la NKVD

Vasili Mijáilovich Blojín (en ruso, Васи́лий Миха́йлович Блохи́н, 7 de enero de 1895 - 3 de febrero de 1955) fue un mayor general del ejército soviético que actuó como el principal verdugo de la NKVD estalinista bajo las administraciones de Guénrij Yagoda, Nikolái Yezhov y Lavrenti Beria.

Designado para el cargo por Iósif Stalin en 1926, Blojín dirigió un equipo de verdugos que realizaron y supervisaron numerosas masacres durante el reinado de Stalin, sobre todo durante la Gran Purga y la Segunda Guerra Mundial.[1]​ Es recordado por haber dado muerte a decenas de miles los prisioneros con sus propias manos, incluyendo la matanza de unos 7.000 prisioneros de guerra polacos durante la masacre de Katyn, en la primavera de 1940.[1][2]​ Fue el verdugo oficial y asesino de masas más prolífico de la historia mundial registrada.[1][3]​ Obligado a pedir el retiro tras la muerte de Stalin, Blojín murió en 1955, oficialmente por suicidio.

Carrera y primeros años[editar]

Blojín nació en una familia de campesinos el 7 de enero de 1895. Sirvió en el Ejército Imperial Ruso durante la Primera Guerra Mundial y se unió a la “Comisión Extraordinaria Panrusa” (Cheka) en marzo de 1921.[4]​ A pesar de que los datos registrados son escasos, se destacó poderosamente tanto por su violencia como por su capacidad para lo que Iósif Stalin llamó trabajo en negro ("chiórnaya rabota"): asesinatos, tortura, intimidación y ejecuciones clandestinas.

Una vez que se ganó el favor de Stalin, fue ascendiendo rápidamente y en seis años fue nombrado jefe de la recién creada comandancia del Departamento Ejecutivo de la NKVD.[4]​ Este departamento fue específicamente creado por Stalin para los "trabajos oscuros".[5]​ Con sede en Lubianka de Moscú, sus miembros fueron todos nombrados por Stalin y recibían las órdenes directamente él, lo que explica su persistencia a lo largo del tiempo, a pesar de las tres sangrientas purgas de la NKVD.

Como verdugo jefe, Blojín tenía el título oficial de comandante de la prisión interna de Lubianka, lo que le permitió realizar su verdadero trabajo con mínimo de escrutinio y sin papeleo oficial.[6]​ Aunque la mayoría de las aproximadamente 828.000 ejecuciones de la NKVD realizadas en vida de Stalin fueron realizadas por chekistas locales en concierto con las troikas de la NKVD, las ejecuciones en masa fueron supervisadas por verdugos especializados de la Kommendatura.[1]​ Además de supervisar las operaciones masivas, Blojín también se reservó personalmente el disparo en todas las ejecuciones de individuos de alto perfil llevadas a cabo en la Unión Soviética durante su mandato, incluyendo las de los viejos bolcheviques condenados en los juicios de Moscú, el mariscal de la Unión Soviética Mijaíl Tujachevski (condenado en un juicio secreto) y dos de los tres jefes de la NKVD caídos en desgracia (Guénrij Yagoda en 1938 y Nikolái Yezhov en 1940) bajo cuyo mando, a su vez, había servido.[4][7]​ Asimismo personalmente ejecutó a Mijaíl Koltsov, Isaak Bábel y Vsévolod Meyerhold[8]​ y también a Iona Yakir, Stanislav Kosior y Ieronim Uborévich.[9]​ Fue galardonado con la Medalla de Honor por sus servicios en 1937.[10]

Implicación en la masacre de Katyn[editar]

El crimen más infame de Blojín fue el asesinato de más de 7.000 prisioneros de guerra polacos, internados en el campo de prisioneros de Ostáshkov, en el bosque de Katyn. La mayoría eran militares y policías que habían sido capturados tras la invasión soviética de Polonia de 1939.[11]​ (la infamia del crimen se manifiesta también en la orquestación de la campaña de propaganda organizada posteriormente por el régimen de Stalin con el fin de culpar a la Alemania nazi de la masacre).

En 1990, como parte de la glásnost, Gorbachov entregó al gobierno polaco los archivos de las masacres de Katyn, Starobelsk y Kalinin (actualmente Tver), que revelan la participación de Stalin.[12]​ Con base en la orden secreta de Stalin de cuatro de abril, al jefe de la NKVD, Lavrenti Beria (así como de la orden № 00.485 de la NKVD), los asesinatos se llevaron a cabo durante más de 28 noches consecutivas en el sótano-cámara de ejecución, especialmente construido, en la sede de la NKVD de Kalinin, y se les asignó, por su nombre, directamente a Blojín, nombrándolo verdugo oficial de la NKVD.[13]

Blojín decidió inicialmente un ambicioso cupo de 300 ejecuciones por noche y desarrolló un eficiente sistema en el que los prisioneros serían conducidos individualmente a una habitación, que había sido pintada de rojo y era conocida como el "cuarto leninista", con un breve paso por una pequeña antecámara, para una somera identificación positiva, antes de ser esposados y llevados a la sala de ejecución a través de una puerta situada al lado. La habitación estaba especialmente diseñada con paredes acolchadas para aislamiento acústico, un suelo de hormigón en pendiente con un desagüe y una manguera y una pared larga junto a la que se colocarían los prisioneros. Blojín se mantenía esperando de pie, detrás de la puerta, en su atuendo verdugo: un delantal de carnicero de cuero, sombrero de cuero y guantes de cuero largos hasta el hombro. Luego, sin una audiencia, la lectura de una oración o cualquier otra formalidad, cada prisionero era llevado y sujetado por los guardias mientras Blojín le disparaba una vez en la base del cráneo con una pistola Walther alemana, modelo 2.25ACP.[14][15][16]​ Blojín había llevado un maletín lleno con sus propias pistolas Walther, ya que no confiaba en el rendimiento de la pistola estándar soviética T T-30 para el uso continuo y pesado que pretendía darle. El empleo de una pistola de bolsillo alemana, que era la comúnmente usada por la policía y los agentes de inteligencia alemanes, también proporcionaba una coartada plausible de los asesinatos si se llegaban a descubrir los cuerpos más tarde.[17]

Se estima que unos 30 agentes de la NKVD, guardias y conductores locales, fueron puestos en servicio para escoltar a los prisioneros al sótano, confirmar la identificación y, a continuación, retirar los cuerpos y eliminar la sangre con la manguera después de cada ejecución. Aunque algunas de las ejecuciones las llevó a cabo el primer teniente Andréi Rubánov, Blojín fue el verdugo principal y, fiel a su reputación, le gusta trabajar de forma continua y rápidamente, sin interrupción.[15]​ En consonancia con la política del NKVD y la condición secreta de la operación, las ejecuciones se llevaron a cabo en la noche, a partir de la puesta del sol y fueron continuadas hasta justo poco antes de amanecer. Los cuerpos fueron cargados de forma continua en camiones de fondo plano, accesibles por una puerta trasera de la cámara de ejecución, que viajaron dos veces cada noche, para Miédnoie, donde Blojín había dispuesto una excavadora y dos conductores de la NKVD, para ir colocando los cuerpos en un espacio sin vallar. Cada noche fueron excavadas de 24 a 25 trincheras, de entre ocho y diez metros de longitud, para enterrar los cadáveres de esa misma noche, y cada zanja era enterrada antes del amanecer.[18]

Blojín y su equipo trabajaron sin pausa durante 10 horas cada noche, eliminando Blojín un promedio de un preso cada tres minutos.[2]​ Al final de la noche Blojín repartía vodka a todos sus hombres.[19]​ El 27 de abril 1940, Blojín recibió en secreto la Orden de la Bandera Roja y una prima salarial mensual modesta como recompensa de Stalin por su "habilidad y organización en el cumplimiento efectivo de las tareas especiales".[20][21]​ Su recuento de 7.000 asesinatos en 28 días sigue siendo el asesinato masivo más organizado y prolongado, por un solo individuo, de la historia y le ha valido ser nombrado titular de récord mundial Guinness como el 'verdugo más prolífico' en 2010.[2][3]

Jubilación y muerte[editar]

Blojín fue obligado a solicitar el retiro tras la muerte de Stalin, en marzo de 1953, a pesar de que su "servicio irreprochable" fue públicamente señalado por Beria en el momento de su partida.[10]​ Después de la caída del poder de Beria, en junio del mismo año, Blojín fue despojado de su rango durante la campaña de desestalinización de Nikita Jruschov. Según los informes, se hundió en el alcoholismo, perdió el juicio y murió el 3 de febrero de 1955. La causa oficial de su muerte se reportó como "suicidio".[12][16][22][23]

Honores y premios[editar]

Notas[editar]

  1. a b c d Parrish 1996, p. 324.
  2. a b c Montefiore 2005, pp. 197–8, 332–4.
  3. a b Glenday, pp. 284–5.
  4. a b c Montefiore 2005, p. 198
  5. Montefiore 2005, p. 325
  6. Rayfield 2005, p. 324.
  7. Rayfield 2005, p. 338.
  8. Donald Rayfield. «Stalin and His Hangmen: The Tyrant and Those Who Killed for Him» 2005 Random House, pág. 365 ISBN 0-375-75771-6 ISBN 978-0-375-75771-6
  9. Симоненков В.И. Судьбы ученых в сталинских спецтюрьмах. Simonénkov V.I. Los destinos de los científicos en las cárceles especiales de Stalin. p. 60 (en ruso)
  10. a b Parrish 1996, pp. 324–5.
  11. Remnick 1994, pp. 5–7
  12. a b David Remnick (1994). Lenin's Tomb: The Last Days of the Soviet Empire. Random House Digital, Inc. pp. 5-. ISBN 978-0-679-75125-0. Consultado el 30 de abril de 2012. 
  13. Sanford 2005, p. 112.
  14. Remnick 1994, p. 5.
  15. a b Sanford 2005, p. 102.
  16. a b Roman Brackman (1 de mayo de 2003). The Secret File of Joseph Stalin: A Hidden Life. Taylor & Francis. pp. 287-. ISBN 978-0-7146-8402-4. Consultado el 29 de abril de 2012. 
  17. Rayfield 2005, p. 488.
  18. George Sanford (21 de octubre de 2005). Katyn And The Soviet Massacre Of 1940: Truth, Justice And Memory. Psychology Press. pp. 103-. ISBN 978-0-415-33873-8. Consultado el 29 de abril de 2012. 
  19. Remnick 1994, p. 6.
  20. Michael Parrish (1996). The Lesser Terror: Soviet State Security, 1939-1953. Greenwood Publishing Group. pp. 57-. ISBN 978-0-275-95113-9. Consultado el 29 de abril de 2012. 
  21. Sanford 2005, p. 113.
  22. Simon Sebag Montefiore (13 de septiembre de 2005). Stalin: The Court Of The Red Tsar. Random House Digital, Inc. pp. 198-. ISBN 978-1-4000-7678-9. Consultado el 29 de abril de 2012. 
  23. Palet, Laura Secorun (25 de enero de 2015). «History's Most Prolific Executioner». OZY. Consultado el 6 de febrero de 2015. 

Referencias[editar]