Valor del tiempo de vida del cliente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El valor del tiempo de vida del cliente o valor de vida del cliente, abreviado a menudo como CLV, CLTV o LTV (siglas en inglés de customer lifetime value), o VVC (por las iniciales en español),[1]​ es un principio de marketing de visión a largo plazo que toma en consideración el valor de un cliente en la relación que mantiene con la compañía a lo largo del tiempo. Esta perspectiva implica conocer que, aunque el cliente puede utilizar temporalmente los servicios o productos de otra compañía, puede volver a utilizar los nuestros.

Una consecuencia importante para una compañía de tener una visión a largo plazo es que se suele dispensar un mejor servicio al cliente y por tanto, se fomenta su fidelidad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Laza, Carmen Arenal (1 de diciembre de 2018). Dirección y estrategias de ventas e intermediación comercial. UF1723.. Tutor Formación. ISBN 978-84-16482-83-2. Consultado el 7 de julio de 2020.