Valles transversales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Valle de Elqui, ejemplo de valle transversal.

Valles transversales es el nombre genérico dado en la geografía chilena a los valles que se extienden en la zona de las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso conocidas también como "Norte Chico" y Zona Central (para la región de Valparaíso), formando parte del relieve chileno.

Las características fundamentales de este tipo de valles son:

  • Los ríos que ocupan estos valles son generalmente de régimen nivoso-pluvioso, es decir, surgen de áreas de nieves en la cordillera y se alimentan con los deshielos primaverales, asimismo sus afluentes. Debido a la escasez de precipitaciones en estas regiones, la lluvia no juega un papel relevante en la alimentación del caudal de estos cursos de agua.

Los valles transversales han acogido población considerable desde épocas prehispánicas. Hoy en día varias ciudades importantes del Norte Chico chileno, como Copiapó, Vallenar, Ovalle o Illapel se ubican en estos valles. Asimismo, acogen una importante producción pesquera y agrícola, constituyéndose en un valioso aporte para la economía y las actividades productivas de Chile. El Río Aconcagua, en la región de Valparaíso, durante siglos fue más húmedo que los ríos más al norte, permitiendo el cultivo de paltas, tomates y todo tipo de verduras de exportación, hasta que la expolicación de sus afluentes por compañías mineras situadas en la Alta Cordillera de las regiones de Valparaíso y Metropolitana, sumada a la expansiva agricultura de monocultivo de paltos en las laderas de los cerros, la sobreexplotación de la hoya hidrográfica por parte de las empresas de áridos y un período de sequía de casi una década, disminuyeron los caudales de los afluentes del Aconcagua y cpn ello han incidido severamente en el paisaje que bordea al río.