Valentín de Berriochoa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Valentín de Berriochoa
Valentino-Vinh.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Valentín Faustino de Berriochoa y Aristi
Nacimiento 14 de febrero de 1827
Bandera de España Elorrio (Vizcaya, España)
Fallecimiento 1 de noviembre de 1861 (34 años)
Hải Dương (Vietnam, entonces Indochina francesa)
Causa de muerte Decapitación Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Iglesia de la Purísima Concepción Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Sacerdote católico (desde 1851) y misionero Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Obispo titular (desde 1857)
  • Obispo católico (desde 1858)
  • Vicario apostólico (desde 1858) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Beatificación 20 de mayo de 1906 por Pío X[1]
Canonización 19 de junio de 1988 por Juan Pablo II
Festividad 4 de julio
Atributos hábito dominico, mitra episcopal, cadenas y palma del martirio
Venerado en Iglesia católica
Patronazgo Vizcaya, Bilbao
Orden religiosa Orden de Predicadores Ver y modificar los datos en Wikidata

Valentín Faustino de Berriochoa y Aristi (en euskera, Balendin Berriotxoa; Elorrio, España, 14 de febrero de 1827-Hải Dương, Vietnam, 1 de noviembre de 1861) fue un religioso misionero dominico español, obispo mártir en Vietnam. Fue canonizado por la Iglesia católica como san Valentín de Berriochoa y es considerado como segundo patrón de Vizcaya y de la diócesis de Bilbao.

Biografía[editar]

Nació en el Palacio de Arriola en la villa de Elorrio (Vizcaya, España) el 14 de febrero de 1827, hijo de Juan Isidro de Berriochoa y de María Mónica Aristi. Se le bautizó con el nombre de Valentín Faustino en la iglesia parroquial.

A los dieciocho años ingresó en el seminario de Logroño, porque en ese tiempo Elorrio pertenecía a la diócesis de Calahorra. En 1848 tuvo que suspender sus estudios y regresar a Elorrio para atender a las necesidades económicas de su familia. Pudo regresar al seminario y fue ordenado sacerdote en 1851.

En 1854 profesó en la orden de los dominicos en el convento de Ocaña (Toledo, España). En 1856 fue destinado a las misiones en Asia. Viajó a Manila en las islas Filipinas, que entonces pertenecían a la monarquía española, y de allí a las misiones de Tonquín, en la parte norte del actual Vietnam. En ese momento el rey Tu-Duc perseguía sanguinariamente a los misioneros que vivían escondidos en cuevas y chozas por considerar que actuaban en connivencia con los gobiernos europeos para que estos ocuparan y colonizaran su reino. El vicario apostólico José María Díaz Sanjurjo y un sacerdote y un catequista indígenas habían sido decapitados, y se habían destruido y quemado las pobres iglesias y colegios levantados con grandes penalidades.

Talla del Santo en su altar-mausoleo en la Basílica de la Purísima Concepción de Elorrio

El 25 de diciembre de 1857 fue nombrado obispo titular de Centuria y coadjutor del nuevo vicario apostólico, Melchor García Sampedro, al que sucedería tras el martirio de este, el 28 de julio de 1858. Valentín de Berriochoa pudo desarrollar su ministerio únicamente durante tres años con muchas dificultades hasta que en 1861, durante un recrudecimiento de la persecución contra los cristianos en la zona de su vicariato, fue denunciado y detenido.

Trasladado a la capital provincial Hải Dương, en el interrogatorio solamente se le preguntó a Berriochoa por su nombre (se le conocía por Vinh, "el victorioso"), cuánto tiempo llevaba en el país (cuatro años), dónde vivía (en Biu Chu), si había tenido relación con los revoltosos de 1858 (que no y que había aconsejado que nadie tomara las armas), y si conocía al obispo Lien (Jerónimo Hermosilla, que sí). Dispuso el tribunal que fueran encerrados en pequeñas jaulas individuales donde solamente pudieran estar en cuclillas. Allí encontró, también en jaulas similares, a los demás compañeros apresados anteriormente. A poca distancia había un reo condenado a muerte por sus crímenes. Tuvieron todavía un nuevo interrogatorio en el que se les pedía que renegaran de la fe cristiana. Ante la negativa fueron condenados a muerte. La ejecución de Berriochoa se llevó a cabo por decapitación el 1 de noviembre de 1861.

Sus restos mortales fueron trasladados al País Vasco, vía Manila, y reposan en la Basílica de la Purísima Concepción de su Elorrio natal. La tumba fue profanada durante la guerra civil, según anotación en su diario del médico argentino y combatiente franquista Héctor Colmegna.[2]

Valentín de Berriochoa fue beatificado en 1906 y canonizado en 1988, junto con otros 116 mártires de Vietnam.

Palacio de Arriola, casa natal del Santo, en Elorrio

Referencias[editar]

  1. José Antonio Solórzano Pérez O. P. (1995). «Sinfonía evangélica. Novena de San Valentín de Berrio-Otxoa». Editorial San Esteban. p. 160. ISBN 84-8260-008-7. 
  2. Colmegna, Héctor (2020). Diario de un médico argentino en la guerra de España (1936-1939). Editorial Almuzara. ISBN 978-84-18089-22-0. Consultado el 12 de mayo de 2022. 

Bibliografía[editar]

  • Balentin Berrio-Otxoa Santua, "Neure amatxo maitia: Euskerazko gutunak", Bilbao, Labayru Ikastegia - Bilbao Bizkaia Kutxa Fundazioa, 2006, 161 pp.

Enlaces externos[editar]