Utukku

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Utukku (acadios) o Udug (sumerios), eran espíritus o demonios,[notas 1]​ de las religiones acadia, asiria y babilonia. Los demonios utukku no tenían una afiliación malévola de origen, sino, como en resto de los demonios del panteón acadio-babilinio, podían propiciarse para ser espíritus protectores.[2]

Descripción[editar]

Las referencias más antiguas a estos espíritus parecen estar en las inscripciones del tiempo de Gudea (ca. 2144–2124), conservadas en la estatua B, III, 15 y el Cilindro B, II, 9., la primera de ellas parece atribuir a este gobernante el haber expulsado de Lagash a este a los ú-dug-ga,[notas 2]​ mientras que en la segunda habla del ú-dug, el espíritu protector, «que va delante de él».[5][notas 3]

Su nombre parece indicar su atributo y se ha traducido como «fuerte» o «potente».[7]​ Sin embargo, el término utukku devino a convertirse en el nombre genérico de cualquier demonio, al punto que uno de los mayores textos acadios sobre encantamientos recibía el nombre de Utukkū Lemnūtu.[8]

En los encantamientos se citaba a los utukku como los demonios que «sujetan al hombre por el hombro»[3][notas 4]​ o, simplemente, «el que sujeta al hombre»,[10]​ también como «el que asesina al hombre en la planicie»;[3]​ por su parte, el Utukkū Lemnūtu dice que este demonio es de «apariencia hostil» y «alto en estatura», igualmente menciona que «de sus talones gotea hiel» y que «su paso es veneno nocivo».[8]​ Cuando se habla de ellos en conjunto de ordinario se les llamaba los «malvados utukku». En estos casos, se puede establecer que se habla de ellos como un conjunto indefinido de espíritus.[11]

En los encantamientos y descripciones, los utukku de ordinario son agrupados con otros tipos de demonios: shedu, alu y ekimmu. En algunos textos y descripciones se llegan a confundir entre ellos. En otras partes, aparecen citados como parte de los siete demonios que descendían de An y Antu.

Notas[editar]

  1. Graham Cunningham propone utilizar el término daimons.[1]
  2. Esto acorde a Langdon.[3]​ Sin embargo, en una traducción más moderna, Dietz Otto lee uzug5-ga que él interpreta como «personas sexualmente impuras». [4]
  3. Dietz Otto coincide aquí traduciendo u2-du11 como «guardián». [6]
  4. A decir de Jastrow, el ataque de los utukku es sobre el cuello del hombre. Esto cobra importancia desde el hecho de que cada tipo de demonio parecía regir sobre un mal específico en el cuerpo del ser humano.[9]

Referencias[editar]

  1. Cunningham, 2007, p. 39.
  2. Black y Green, 2004, p. 179.
  3. a b c Langdon, 1931, p. 364.
  4. Dietz Otto, Edzard (1997). «RIME 3/1.01.07, St B composite. 54». En Universidad de California, Los Angeles; Universidad de Oxford; Instituto Max Planck para la Historia de la Ciencia, Berlín. Cuneiform Digital Library Initiative. Mesopotamian Royal Inscriptions. «The sexually impure persons who inspire fear.» 
  5. Langdon, 1931, pp. 364 y 416.
  6. Dietz Otto, Edzard (1997). «RIME 3/1.01.07, Cyl B composite. 30». En Universidad de California, Los Angeles; Universidad de Oxford; Instituto Max Planck para la Historia de la Ciencia, Berlín. Cuneiform Digital Library Initiative. Mesopotamian Royal Inscriptions. «His friendly guardian walks in front of him.». 
  7. Jastrow, 1898, p. 260.
  8. a b Abusch y Van den Toorn, 1999, p. 40.
  9. Jastrow, 1898, p. 262.
  10. Jastrow, 1898, p. 261.
  11. Langdon, 1931, p. 372.

Bibliografía[editar]

  • Abusch, Tzvi; Van Der Toorn, Karel (1999). Mesopotamian Magic: Textual, Historical, and Interpretative Perspectives. Groningen, Países Bajos: Styx publications. ISBN 9789056930332. 
  • Black, Jeremy A.; Green, Anthony (2004). Tessa Rickards, ed. Gods, demons, and symbols of ancient Mesopotamia: an illustrated dictionary (en inglés). Londres: The British Museum Press. p. 162. ISBN 0714117056. 
  • Cunningham, Graham (2007), Deliver Me from Evil: Mesopotamian Incantations, 2500-1500 BC, Studia Pohl: Series Maior 17, Rome, Italy: Etrice Pontificio Instituto Biblico, ISBN 978-88-7653-608-3 
  • Jastrow, Morris (1898). Religion of Babylonia and Assyria. Boston, Estados Unidos: Ginn & company. 
  • Langdong, Stephen Herbert (1931). «II. The Sumero-Accadian pantheon». En Gray, Louis H. The Mythology of all races. Vol. V - Semitic (en inglés). Archeological Institute of America. p. 138. Consultado el 12 de julio de 2019. 

Véase también[editar]