Urgencias hospitalarias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las urgencias hospitalarias surgen cuando los hospitales empiezan a pasar a manos de la administración pública en el siglo XVIII. Se produce entonces un intento de separación de los pacientes según su nivel de gravedad y su tipo de enfermedad; Como tales las urgencias médicas aparecen por primera vez en los campos de batalla, a principios del siglo XIX, como una respuesta a la necesidad de una rápida recuperación de los soldados.

Las urgencias y la emergencias se cubren en función de la organización de cada sistema sanitario (internacional, nacional, regional o local). Básicamente se dividen en hospitalarias (las atendidas dentro de los hospitales) y extrahospitalarias que generalmente las cubren la atención primaria de salud y servicios de ambulancias.

Entrada[editar]

Se trata de un vestíbulo intermedio entre la sala de espera y las demás dependencias de urgencias por el que todos los usuarios tienen que pasar obligatoriamente para conseguir llegar a las demás zonas.

En esta zona debe existir una zona de paso libre en la que situarán a enfermos que vayan a urgencias en ambulancias y que no puedan estar sentados en los asientos de la sala de espera. Frente a la entrada se sitúa la recepción, que es el lugar donde se obtiene toda la información de la zona de urgencias que no es de libre acceso, junto con la información del historial clínico del paciente.

La recepcionista es la primera persona de urgencias que tiene contacto con los usuarios de la sala de espera. Maneja todos los datos de los pacientes, que en la actualidad se encuentran recopilados en un ordenador.

En la actualidad, cuando un paciente llega a urgencias, le da sus datos a la recepcionista, y automáticamente el ordenador ofrece los datos de filiación del paciente. Seguidamente la recepcionista hace una serie de preguntas al paciente para orientar hacia que consulta médica debe dirigirse el paciente.

Paso intermedio[editar]

Es la zona intermedia entre la recepción y la zona de pruebas y consultas, aparece aquí la figura del celador. El celador es la persona que ayuda, o que directamente mueve mediante sillas de ruedas o camas, a enfermos que no pueden hacerlo por si mismos. El celador dispone de sillas de ruedas y camillas con ruedas.[1]​ En el paso intermedio también aparece la figura del guardia de seguridad, que se encarga de evitar o disolver los conflictos que puedan aparecer en urgencias.[2]

Triaje[editar]

En esta zona un enfermero realiza pruebas iniciales a la mayoría de los enfermos que van a urgencias. Consisten en tomar la temperatura, tensión arterial, frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno, etcétera. Se realiza una exploración rápida, se recogen antecedentes, alergias, toma de medicamentos y se tipifica el motivo de consulta. El paciente es clasificado según su gravedad y derivado al servicio correspondiente (trauma, cuarto de paradas, cortinas o boxes, etcétera).

Toda la información obtenida en la zona de triaje se recoge en un ordenador que, según un protocolo de actuación envía al paciente a una línea de color distinta según su gravedad. Además, al paciente se le pone una pulsera en la que aparecen los datos tomados que puede necesitar el médico para dar su diagnóstico.

Parada[editar]

A esta zona pasan los pacientes con parada cardiorrespiratoria, además de cualquier paciente que no esté estabilizado y tenga un cuadro muy grave. Cuando llega a urgencias un aviso de parada, se enciende una alarma con luz roja, y un médico, junto con un enfermero de cada zona, se prepara inmediatamente para cuando llegue el paciente al box. Este paciente pasa directamente de la ambulancia, por la entrada de urgencias y a la sala de parada. Este tipo de paciente habitualmente llega al hospital en una ambulancia tipo SVA o SAMU, al necesitar ser tratado durante el camino.

Traumatología[editar]

Los primeros ensayos terapéuticos sobre el sistema músculo-esquelético fueron probablemente gestos intuitivos impuestos por la necesidad: contener una hemorragia, curar una herida, inmovilizar una fractura. En la actualidad se interesa por el estudio de la forma y la función de sistema músculoesquelético y su acción está encaminada contra aquellas afecciones que deforman la arquitectura del cuerpo humano alterando el equilibrio de sus mecanismos y contra aquellas enfermedades de los huesos o tejidos blandos que dan lugar a pérdida de forma o de función.

Valoración clínica
el diagnóstico
  • Estado de conciencia mediante la aplicación del ADVN ("A" alerta, "D" respuesta a estímulos dolorosos, "V" respuesta a estímulos verbales, "N" no respuesta)
  • Permeabilidad por vía aérea
  • Frecuencia y función respiratoria
  • Estado circulatorio
  • Tratamiento por medios quirúrgicos (y no quirúrgicos)
  • Rehabilitación
Dispositivos tecnológicos

Su función es la de ayudar al diagnóstico por parte del médico y la de dotar al paciente de mayor comodidad y menor sufrimiento o dolor.

  • Radiografía: es una imagen registrada en una placa o película fotográfica. La imagen se obtiene al exponer dicha placa o película a una fuente de radiación de alta energía, comúnmente rayos X.
  • Negatoscopio: Es un aparato para observar placas radiográficas mediante luz transmitida a través de un

difusor.

  • Vendaje: Elementos de lienzo o de otros materiales utilizados como elástico para la sujeción de segmentos anatómicos.
  • Férula: De diversos materiales como polietileno, y las hay enyesados y de malla: Buscan dar soporte parcial a la extremidad y limitar sus movimientos.

Segunda sala de espera[editar]

En esta segunda sala de espera solo se encuentran los enfermos que ya han pasado por triaje y que esperan los resultados de determinadas pruebas, para posteriormente pasar a consulta y ser atendidos por el médico.

Control de enfermería[editar]

Zona intermedia de urgencias destinada a los enfermeros, está dotada de un mostrador y un armario archivador donde se encuentran ordenados los historiales. Desde este punto se producen las llamadas a los pacientes que se encuentran en la sala de espera y es aquí donde se les asigna la consulta o zona de urgencias a la que deben acudir.

Dispositivos tecnológicos

En este espacio los dispositivos tecnológicos son escasos ya que la actividad se centra en la observación al paciente y en las decisiones del médico a adoptar en cada caso.

  • Armario historiales: En él se encuentran archivados los historiales más recientes de urgencias, dentro de los cuales se encuentran las placas o pruebas realizadas al paciente, la historia clínica, los ingresos. Se cuenta con un sistema neumático controlado por ordenador para entregar las drogas, los documentos y los especímenes a y desde laboratorios (análisis especiales que requieren firma expresa del técnico de laboratorio).
  • Carrito de medicamentos: En él se disponen ya preparadas las dosis de medicamentos que los enfermeros deben suministrar a los pacientes a alojados en cortinas (corta estancia).
  • Fonendoscopio: Aparato acústico usado en medicina y enfermería para la auscultación o para oír los sonidos internos del cuerpo humano. Generalmente se usa en la auscultación de los ruidos cardíacos o los ruidos respiratorios, aunque algunas veces también se usa para objetivar ruidos intestinales o soplos por flujos anómalos sanguíneos en arterias y venas.
  • Otoscopio: es una pequeña linterna con un auricular especial. El doctor utiliza el otoscopio para mirar en los oídos o en el interior de la boca.[3]
Usuarios
  • Enfermeros y auxiliares de enfermería: Es el lugar del hospital desde el que el personal de enfermería recibe las instrucciones del trabajo que debe realizar. Desde allí se encargan desde el suministro de medicamentos hasta de la llamada de pacientes.
  • Médicos: Acuden los médicos que se encuentran en las consultas de urgencias, y allí se les asigna el paciente al que deben atender, por orden de urgencia y llegada.

Farmacia[editar]

Atiende a necesidades de medicamentos dentro del hospital. Se encarga de la adquisición de medicamentos, de establecer un sistema seguro y eficaz de dispensación e información a pacientes y personal sanitario. Establece también un sistema de farmacovigilancia dentro del hospital que permite la detección de efectos secundarios o reacciones adversas.[4]

Dispositivos tecnológicos
  • Ordenador: Mediante el ordenador se llevan a cabo los recuentos de medicamentos y las existencias de éstos, así como la relación de pacientes y los medicamentos a dispensar a cada uno de ellos.
  • Código entrada: Es un lugar del hospital de gran seguridad debido a la presencia en él de sustancias que no deben estar al alcance de personas sin conocimientos médicos y farmacológicos, por lo que para entrar a esta estancia es necesario marcar un código de seguridad.

Sala de seguimiento[editar]

Gran estancia provista de camas. Se encuentran aquellos pacientes que han sido ingresados para una estancia inferior a 24 horas, bien para realizarles distintas pruebas que completen su diagnósticos, bien para mantenerse en información. Podemos encontrar también a aquellos que están esperando que haya una habitación libre en planta para ser instalados.

Dispositivos tecnológicos

Cada una de las camas está provista de dispositivos que ayudan a suministrar la medicación al paciente y a controlar sus constantes.

  • Goteros: Se utilizan para controlar la cantidad de fluido que necesita un paciente, ya sea de suero, de medicación.
  • Toma de oxígeno

UCI[editar]

La medicina intensiva es una especialidad médica dedicada al suministro de soporte vital o de soporte a los sistemas orgánicos en los pacientes que están críticamente enfermos, quienes generalmente también requieren supervisión y monitorización intensiva.

Dispositivos tecnológicos
  • Ventilación mecánica: Para asistir a la respiración mediante un tubo endotraqueal o una traqueotomía.[5]
  • Equipos de hemofiltración: Para fracaso renal agudo, es una técnica de depuración extracorpórea continua que utiliza el gradiente de presión existente entre la vena y la arteria del paciente (arteriovenosa) o el generado entre dos venas (venovenosa) para hacer pasar la sangre a través de un dializador de baja resistencia y extraer líquido, electrolitos y solutos, no ligados a proteínas.[6]
  • Monitor cardiovascular: El uso de monitores permite controlar las funciones vitales y complementan nuestra función. La monitorización no siempre implica gravedad sino la necesidad de un control exhaustivo de las funciones vitales.[7]
  • Vías endovenosas: Su función es administrar el fármaco directamente al torrente circulatorio, facilitando una absorción más rápida y la obtención de concentraciones plasmáticas altas y precisas.[8]
  • Tubos nasogástricos: Es una sonda introducidad desde uno de los orificios nasales hasta el estómago. Se utiliza para una nutrición enteral, aquella que se emplea en los pacientes que conservan el persitaltismo intestinal pero que no son capaces de ingerir los alimentos por vía oral o para un lavado gástrico.[9]

Ambulancias[editar]

Las primeras ambulancias tenían la función de transportar rápidamente a los enfermos hasta una zona en la que pudieran ser atendidos. Pero en la actualidad, determinados tipos de ambulancias poseen prácticamente las mismas prestaciones que la zona de urgencias de un hospital. Estos vehículos prestan servicio en todo tipo de urgencias extrahospitalarias.

El diseño de las ambulancias continúa desarrollándose, ya que requiere un equipamiento especializado. Son vehículos que cuentan con numerosas medidas de aviso y señalización, especialmente orientados al tráfico rodado, que permiten su fácil identificación y por ende el cese de ciertos privilegios si algunas de esas medidas de aviso son activadas. Las medidas de señalización son varias: las señales luminosas, acústicas y reflectivas de la luz en la carroceria.

Tipos[editar]

  • TNA:

Ambulancias de transporte no asistido. Transportan a enfermos que no precisan de ayuda médica inmediata. Normalmente, sufren algún problema de movilidad. Suelen estar operadas por entidades privadas con recursos públicos, como es el caso de Ambuibérica en Castilla y León.

  • Soporte vital básico (SVB):

Ambulancias de Soporte Vital Básico, también denominadas unidades asistenciales. Normalmente funcionan como asistencia de urgencias extrahospitalarias calificadas como poco graves o no tiempodependientes, es decir, como asistencia a urgencias en las que no existe un riesgo grave para la vida del paciente, aunque en ocasiones actúan como apoyo de las ambulancias medicalizadas o UVI Móvil en caso de que éstas lo requirieran como apoyo. Poseen menos material médico que estas últimas. No obstante, cuentan con los últimos avances en material de estricación e inmovilización de pacientes. El personal de las unidades asistenciales lo suelen componer dos técnicos en emergencias sanitarias. Se utilizan principalmente para realizar una atención extrahospitalaria básica y el traslado del paciente al servicio de Urgencias hospitalario más próximo.

  • UVI móvil, unidad de Soporte vital avanzado o ambulancia medicalizada:

Ambulancias con sistema de asistencia médica de urgencias. Prestan un servicio de emergencias extrahospitalarias mucho más completo que cualquier otro tipo de ambulancia dado que cuentan con instrumental y personal médico. La dotación de estos recursos es de dos técnicos en transporte sanitario nivel avanzado, un/a enfermero/a y un médico, aunque en el caso del SAMUR tan sólo va un técnico, denominado OTS. Se utilizan principalmente para aquellas llamadas calificadas como graves o muy graves y tiempodependientes, en las que la vida del paciente está en riesgo. Muchas unidades de Soporte Vital Básico pueden ser medicalizadas como ocurre en las pertenecientes al servicio de Emergencias Sanitarias de Castilla y León o Cruz Roja y pasar a dar un servicio de UVI Móvi.

Organizaciones de voluntariado en España[editar]

En España existen numerosos servicios de emergencia extrahospitalaria de carácter voluntario que colaboran con los servicios de emergencia para dar servicio a las llamadas de urgencias sanitarias. Algunos de ellos son los pertenecientes a Protección Civil en cada localidad que la posea, Detente Y Ayuda (DYA) y Cruz Roja. El organismo SAMUR-PC es un caso mixto puesto que mezcla ambos servicios: remunerado y voluntario.

  • DYA

Son ambulancias de la organización de voluntariado en emergencias Detente Y Ayuda (DYA) equipadas con los materiales más modernos. Además, la DYA ha completado su labor de atención y traslado de pacientes de todo origen (accidentados y enfermos) con la organización de numerosos cursos y seminarios de educación vial; servicios de traslados para ancianos y discapacitados; la creación de un gabinete psicológico para la atención de víctimas de accidentes de tráfico y sus familiares que presenten alteraciones psicológicas postraumáticas; ayuda internacional.

  • Cruz Roja Española

Se trata de un organismo generalmente atendido por voluntarios. Disponen de ambulancias como apoyo a la red pública (o privada subcontratada) y para la cobertura de eventos especiales (deportivos, festivos, musicales, etcétera). Principalmente, sus ambulancias son de SVB, aunque en determinadas ocasiones pueden contar con ambulancias medicalizadas que se convierten en SVA.

  • Otros servicios de ambulancias públicas y privadas

Existen varios tipos de ambulancia en función del servicio que vayan a prestar, destacando las de transporte no asistido, las de Soporte Vital Básico o las UVI Móvil o de Soporte Vital Avanzado.

Dentro de las ambulancias públicas existen de diferentes organismos, dependiendo principalmente de la Gerencia de Salud de cada Comunidad o Ciudad Autónoma, pero existiendo casos en los que pertenecen también a los servicios de extinción de incendios y rescate, como es el caso de los Bomberos de Barcelona o de Zaragoza, e incluso a la Guardia Civil.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]