Universidad Literaria de San Fernando

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Universidad Literaria de San Fernando
LagunaJesuitas02.jpg
Fundación 11 de marzo de 1792
Localización
Dirección San Cristóbal de La Laguna, España

La Universidad Literaria de San Fernando fue un centro educativo español creado en 1792 y suprimido definitivamente en 1845, siendo su heredero el IES Canarias Cabrera Pinto.

La Universidad Literaria de San Fernando[editar]

En 11 de marzo de 1792 un real decreto de Carlos IV ordenó la creación, en la entonces capital de la isla de Tenerife, de una universidad literaria, destinando para ello diversas cantidades anuales, procedentes de la mitra episcopal, de los propios de Tenerife, de La Palma y de Gran Canaria, así como el producto de todos los bienes y rentas del antiguo colegio de jesuitas de Las Palmas.

Sin embargo, la poca diligencia del obispo Tavira para establecer el plan de estudios (Rumeu de Armas, 1992) y las disputas entre las diferentes autoridades de La Laguna y de Las Palmas impidieron su efectivo establecimiento.[1]Fernando VII trató de zanjar las rivalidades interinsulares, y recordando sintéticamente los avatares desde la inicial bula de Clemente XI en 1701 y de la fundación de su padre en 1792, dictó en 1816 un nuevo real decreto por el que resolvió «establecer en la Ciudad de San Cristóbal de La Laguna una Universidad con los mismos privilegios, exenciones y prerrogativas que gozan las demás de estos Reinos, y que dicha Universidad se denomine y llame Universidad de San Fernando».

En el real decreto se insistía en dotar a la universidad con las mismas rentas señaladas en 1792 y destinando para sus dependencias la que había sido casa colegio de la Compañía de Jesús de La Laguna, que cuando la institución académica abrió sus puertas el 12 de enero de 1817 dejó de albergar la escuela de primeras letras para convertirse en la sede de la Universidad Literaria de San Fernando.

Actualmente, por iniciativa de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna y del ayuntamiento de La Laguna, se celebra todos los 11 de marzo un acto conmemorativo de la fundación de la universidad, a la que también asiste el rector.

El 14 de octubre de 1824, la real orden estableciendo el Plan literario de estudios y arreglo general de las Universidad del Reino (conocido como Plan Calomarde) establecía en su artículo 2º cuáles eran las universidades que iban a permanecer con la inaugurada restauración absolutista: Subsistirán en la Península las Universidades siguientes: Salamanca, Valladolid, Alcalá, Valencia, Cervera, Santiago, Zaragoza, Huesca, Sevilla, Granada y Oviedo. En las islas adyacentes queda la de Mallorca, y se establecerá otra en Canarias. Esto indicaba que el ministro de Gracia y Justicia, de quien entonces dependía la instrucción pública, desconocía que en San Cristóbal de La Laguna existía una universidad, como puntualizó algún tiempo después Antonio Gil de Zárate, director general de Instrucción Pública que en 1845 convirtió a la universidad en instituto: "Olvidó el autor del plan que ya existían en aquella época estas dos universidades; la de Mallorca bastante antigua, y la de Canarias de creación reciente, como se verá luego en la reseña histórica" (Gil de Zárate, 1855, II, 167).[2]

El centro fue suprimido y cerrado en 1829, restableciéndose nuevamente en 1834, hasta que en 1845 se suprimió definitivamente con la publicación del Plan General de Estudios, conocido como Plan Pidal que en su artículo 67 reducía a 10 las universidades españolas al tiempo que disponía que "las de Canarias, Huesca y Toledo se convertirán en institutos de segunda enseñanza". De ese modo el Instituto de Canarias heredó las rentas y las instalaciones para pasar a ser un centro de enseñanzas medias que dependía de la Universidad de Sevilla.

El IES Canarias Cabrera Pinto es por tanto el heredero legal de la antigua Universidad Literaria de San Fernando de La Laguna, y no la actual Universidad de La Laguna, centro mucho más reciente que el Instituto.

Hoy tiene la ciudad de La Laguna, como resto de su antiguo esplendor, [….] el instituto de Segunda Enseñanza de estas mismas islas. Ocupa el local de un antiguo convento y en donde estuvo algún tiempo la Universidad Canaria. Es un rincón de singular sosiego, un remanso de quietud que solicita al estudio. El patio es un encanto [….]
Miguel de Unamuno, Por tierras de Portugal y de España

Referencias[editar]

  1. La situación podría resumirse de este modo: en 1790 había solicitado el ayuntamiento de Las Palmas que en el Seminario se erigiese una universidad en aquella ciudad. Conocida esa circunstancia, solicitó lo propio el ayuntamiento de La Laguna. Pedidos informes al obispo Tavira, éste señaló la necesidad del establecimiento de la Universidad, pero no se decantó por ninguna de las dos sedes. La influencia de algunos laguneros en la corte de Carlos IV llevó a que finalmente La Laguna fuese elegida como sede de la universidad por la R.O. señalada de 11 de marzo de 1792, que obtuvo la bula del papa Pío VI en 25 de mayo de ese año. Un año se demoró el pase regio de la bula. A finales de octubre de 1793, se remitieron los documentos al obispo Tavira, que no resolvió casi nada hasta su marcha de la diócesis en 1796.
  2. Lo que acaso sabía Calomarde e ignoraba Gil de Zárate es que a resultas de la caída del régimen constitucional los comisionados regios para la Universidad, Pedro Bencomo y Alonso de Nava Grimón, habían decretado en diciembre de 1823 cerrar interinamente la Universidad en tanto no llegaran órdenes de la Corte sobre qué hacer.(Gil de Zárate, 1855, II, 252)

Enlaces externos[editar]