Universalismo moral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El universalismo moral (también llamado objetivismo moral o moral universal) es la posición metaética en la que un sistema de ética o una ética universal se aplica universalmente, es decir, para «todos los individuos en la misma situación»,[1]​ independientemente de la cultura, de la raza, del sexo, de la religión, de la nacionalidad, de la orientación sexual o cualquier otro elemento distintivo.[2]​ La universalidad moral se opone al nihilismo moral y al relativismo moral. Sin embargo, todas las formas de universalismo moral no son absolutistas, ni son necesariamente monistas; numerosas formas de universalismo, como el utilitarismo no son absolutistas y ciertas formas como la de Isaiah Berlin, pueden ser pluralistas relativamente a los valores.

Además de teorías del realismo moral, el universalismo moral comprende otras teorías morales cognitivistas como la subjetivista Teoría del observador ideal y la Teoría del mandato divino y también la teoría moral no cognitivista[3]​ del prescriptivismo universal[4]

Presentación[editar]

Según R. W. Hepburn, "Avanzar hacia el polo objetivista consiste en hacer valer que los juicios morales pueden ser racionalmente defendibles, verdaderos o falsos, que existen unas pruebas racionales de procedimiento para identificar acciones moralmente inadmisibles o que los valores morales existen independientemente del estado emocional de los individuos en unos momentos particulares".[5]

El lingüista y teórico político Noam Chomsky afirma : "Si adoptamos el principio de la universalidad : si una acción es buena (o mala) para los otros, ella es buena (o mala) para nosotros. Los que no se limiten al nivel moral mínimo de aplicar a ellos mismos las normas que aplican a los otros - normas más estrictas de hecho - no pueden simplemente tomarse en serio cuando hablen de pertinencia de la respuesta; o de lo correcto y errado, del bien y del mal"[6]

Historia[editar]

La Declaración universal de los derechos del hombre de las Naciones Unidas puede ser leída como si implicase una especie de universalismo moral. Se supone que el comité de redacción de la Declaración Universal al menos aspiraba a un enfoque de articulación "universal" de los derechos humanos internacionales. Aunque la Declaración, sin duda, ha llegado a ser aceptada en todo el mundo como una piedra angular del sistema internacional de protección de los derechos humanos, algunos creen que no refleja adecuadamente algunas visiones importantes del mundo dando lugar a más de una declaración complementaria, como la Declaración de los derechos humanos en el Islam y la Declaración de Bangkok.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Garth Kemerling, « A Dictionary of Philosophical Terms and Names », 12 de noviembre de 2011
  2. Chris Gowans, « Moral Relativism », 9 de diciembre de 2008 : « Decimos que el objetivismo moral sostiene que los juicios morales son habitualmente verdaderos o falsos en un sentido absoluto o universal, que algunos entre ellos son verdaderos y que las gentes se justifican a veces al aceptar como veraderos juicios morales (y al rechazar los que son falsos) sobre la base de elementos de prueba disponibles en toda persona razonable y bien informada»
  3. El "No cognitivismo" es una teoría metaética según la cual las cuestiones morales no están sometidas a la determinación racional. Tratar con unos valores, no unos hechos, las afirmaciones morales no son ni verdaderas ni falsas sino que expresan simplemente unas actitudes, unos sentimientos, unos deseos o unas exigencias
  4. : Prescriptivismo: El aserto de R. M. Hare que el uso del lenguaje moral traduce un compromiso implícito de tratar en consecuencia. Así, por ejemplo, decir que « matar es malo » no solo entraña la aceptación de una obligación universalizable de no matar, sino conduce igualmente a evitar el acto de matar
  5. RW Hepburn, The Oxford Companion to Philosophy, 2 de enero de 2005
  6. Noam Chomsky, « Terror and Just Response » , 2 de julio de 2002