Unión de Brest

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina Unión de Brest a la decisión adoptada en 1595-1596 por un grupo de cristianos de rito ruteno de romper su dependencia del Patriarca de Constantinopla e incorporarse a la Iglesia católica.[1] Apoyo prestado por el rey Polonia, Segismundo III Vasa. La unión se formalizó en la ciudad de Brest, en República de las Dos Naciones, actualmente en Bielorrusia. El grupo resultante es la actual Iglesia greco-católica ucraniana.

Antecedentes[editar]

En 1573, la Iglesia católica reanudó sus esfuerzos para lograr la unión con la ortodoxa tras la efímera de los últimos tiempos del Imperio bizantino.[2] Se fundó en Roma un colegio griego.[2] Por entonces la Iglesia ortodoxa en los territorios polaco-lituanos se hallaba en crisis: dependía del patriarca de Constantinopla, en territorio otomano; el nuevo Patriarcado de Moscú , fundado en 1589 exigía su sometimiento; y, para remate, los soberanos polaco-lituanos nombraban obispos a candidatos afines a los que deseaban hacer una merced en vez de a lo más adecuados para ocupar estos puestos.[3] El clero ortodoxo tampoco destacaba por su educación y parte de la nobleza ortodoxa se estaba convirtiendo al calvinismo o volviéndose anabaptista, en parte por motivos económicos —aportaban menos a las nuevas iglesias—.[4]

Unión[editar]

Así las cosas, el sínodo de obispos ortodoxos de 1595-1596, celebrado en Brest-Litovsk, aprobó por mayoría reconocer la autoridad del papa con ciertas condiciones: mantendrían una jerarquía separada, sus ritos y algunas de sus costumbres, como permitir el matrimonio de los sacerdotes.[3]

La unión permitió la reforma de Orden basiliana mejoró notablemente la calidad del clero y la educación de los obispos, a menudo completada en el Colegio griego de Roma.[3]

Oposición y problemas[editar]

La unión tuvo que enfrentarse desde el principio con considerable oposición.[3] La jerarquía católica polaco-lituana se negó a considerar a la ortodoxa como su igual, y los obispos uniatas no obtuvieron escaños en el Senado de Polonia.[3] No cesaron tampoco los intentos de conversión al catolicismo.[3]

Los ortodoxos que rehusaron la unión de las iglesias también fueron numerosos y contaron con importantes apoyos tanto entre la nobleza como entre las hermandades de mercaderes y artesanos.[5] La identificación de la Iglesia uniata con los señores feudales también favoreció el rechazo hacia ella de cosacos y campesinos en las regiones orientales de la república.[4]

Referencias[editar]

  1. Dvornik, Francis (1962). The Slavs in European History and Civilization (en inglés). Rutgers University Press. ISBN 9780813507996. Consultado el 23 de febrero de 2016. 
  2. a b Stone, 2001, p. 137.
  3. a b c d e f Stone, 2001, p. 138.
  4. a b Stone, 2001, p. 139.
  5. Stone, 2001, pp. 138-139.

Bibliografía[editar]

  • Stone, Daniel (2001). A history of East Central Europe. 4 : The Polish-Lithuanian state, 1386-1795. University of Washington Press. ISBN 9780295980935.