Un hombre lobo americano en Londres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London según su título original en inglés) es una película británico-estadounidense de terror con elementos cómicos. Estrenada por primera vez en 1981, fue dirigida por John Landis y protagonizada por David Naughton, Griffin Dunne y Jenny Agutter y ganó un Óscar en 1982 al Mejor maquillaje, premio concedido a Rick Baker por su trabajo en las escenas de transformación de hombre en lobo. Con el tiempo Un hombre lobo americano en Londres se ha ido convirtiendo en una película de culto.[1]

Trama[editar]

La historia presenta a dos estudiantes universitarios de Nueva York, David y Jack, que deciden hacer un recorrido por las ciudades más importantes de Europa, como París, Roma y Berlín entre otras. Mientras se dirigen a Londres en su camino a Italia, un camionero los acerca hasta un pueblo cercano para que busquen un lugar donde pasar la noche, así llegan al bar El cordero degollado.

Una vez dentro observan con curiosidad una estrella de cinco puntas dibujada en la pared, pero al preguntar qué función cumple, todos los clientes cesan su conversación y piden a los protagonistas que se vayan. Cuando se marchan, son advertidos de que han de continuar su peregrinaje por la carretera, sin adentrarse en los páramos y además deben cuidarse de la luna llena pero aun así, muy a su pesar, terminan perdiendo el rumbo. De pronto son atacados por una gran sombra con forma animal; Jack muere durante el ataque pero David logra ser rescatado a tiempo con algunas heridas. Cuando la gente de El cordero degollado logra matar a la bestia atacante, esta se muestra mientras agoniza, transformándose en un hombre.

David despierta unos días después en un hospital de Londres, donde le informan sobre la muerte de su amigo. Jack se aparece ante David como un fantasma con aspecto de cadáver. Este le explica que fueron atacados por un hombre lobo y que, por haber sobrevivido al ataque, David ahora es también un licántropo mientras que él es un no-muerto condenado a existir eternamente atormentado en el limbo hasta que el último vestigio de la línea de sangre del monstruo que lo maldijo sea eliminada, que en este caso sería David ya que habría heredado la maldición de su asesino. Jack le pide a su amigo que se suicide para acabar con la maldición del hombre lobo y evitar que más inocentes se conviertan en eventuales víctimas, sin embargo David prefiere creer que es solo una alucinación y rechaza todo lo que este le dice.

Tras abandonar el hospital, David se muda con la enfermera Alex Prince, por quien se siente atraído. Nuevamente Jack lo visita y reitera su advertencia la víspera de la luna llena, pero una vez más su amigo se niega a prestarle atención. David se encuentra solo en el apartamento cuando vuelve a aparecer la luna llena y, como advirtió Jack, se convierte en un hombre lobo. En su nueva forma recorre las calles de Londres y termina asesinando a varias personas. Cuando se despierta por la mañana, aparece desnudo en la jaula de los lobos del jardín zoológico, ignorando totalmente lo que ocurrió la noche anterior.

Al cabo de un tiempo, David se da cuenta de que Jack tenía razón sobre los hombres lobo y que él es el responsable de los asesinatos de la noche pasada. Jack vuelve a aparecer como un fantasma, pero en esta ocasión acompañado por aquellos que fueron víctimas de David, pidiéndole otra vez que se suicide antes de que vuelva a convertirse en un hombre lobo. David no cumple la petición, vuelve a transformarse y comienza otra serie de asesinatos.

Esta vez la policía lo persigue y logra arrinconarlo en un callejón. También llega Alex que trata de calmarlo diciéndole que lo ama. Aunque por un momento se muestra manso, de inmediato pierde el control y salta sobre la muchacha, por lo que la policía le dispara y, mientras muere, recupera su aspecto humano.

Historia del guion[editar]

John Landis tuvo la idea para la historia mientras trabajaba en Yugoslavia como asistente de producción para la película Kelly's Heroes. Un miembro yugoslavo de la producción y él se encontraban viajando cuando se cruzaron con un grupo de gitanos. Estos parecían estar realizando un ritual durante el entierro de una persona para evitar que ésta "se levantara de su tumba". Esto hizo que Landis se diera cuenta de que nunca sería capaz de confrontar a un zombi y le dio la idea para una película en la que un hombre de su misma edad pasa por una situación similar.[2]

Landis escribió un primer borrador de An American Werewolf in London en 1969. Dos años más tarde escribió, dirigió y protagonizó su primer película, Schlock, que derivaría en película de culto. Landis adquirió prestigio gracias al éxito de sus películas cómicas The Kentucky Fried Movie, National Lampoon's Animal House y The Blues Brothers lo que le permitió conseguir una inversión de 10 millones de dólares para esta película. Los inversores consideraron que el guion cinematográfico que presentó Landis era demasiado terrorífico para ser una comedia y demasiado cómico para ser una película de terror.[3]

Efectos de maquillaje[editar]

Las diferentes prótesis y partes robóticas creadas por Rick Baker y usadas durante las escenas de trasformación en hombre lobo y las apariciones del personaje Jack como un cadáver impresionaron tanto a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood que decidió crear el premio Óscar al mejor maquillaje específicamente para la película. Desde la entrega de premios de 1981 ésta se convirtió en una categoría presente todos los años.

Localizaciones[editar]

Las escenas iniciales de los páramos fueron rodadas cerca de Hay Bluff, una montaña que se extiende a lo largo de Welsh Marches en el Parque nacional de Brecon Beacons. Las escenas fueron hechas en el lado de Welsh de Hay Bluff, aproximadamente cuatro millas al sur del pueblo de Hay-on-Wye, en Powys. La escena donde David y Jack bajan del camión es cerca del círculo de piedra, el mismo lugar donde el Dr Hirsch observa la señal indicando el camino a East Proctor. El mismo camino se usa en la escena donde los protagonistas conversan sobre Debbie Klein.

East Proctor es un pequeño pueblo diez millas al oeste de Hay Bluff llamado Crickadarn. Se lo puede ver en la escena en que los protagonistas bajan la colina para dirigirse allí. El exterior de La oveja degollada era una casa privada en Crickadarn diseñada para parecer un bar. La estatua del Angel de la muerte que se encuentra en el pueblo fue creada especialmente para la película. La iglesia que se encuentra al lado todavía es frecuentada, aunque los pisos superiores no se han conversado.

El interior de La oveja degollada fue rodado en un pub llamado The Black SwanEl cisne negro, en idioma inglés en Effingham, cerca de Leatherhead, Surrey. Se agregó una pared falsa para que el lugar pareciera más pequeño.

El apartamento de Alex se encuentra en Coleherne Road, a la salida de Redcliffe Square cerca de Earls Court.

El ataque en la estación de metro fue filmada en la estación Tottenham Court Road del metro de Londres.

La escena en la jaula de los lobos fue filmada en el Zoológico de Londres.

La escena final en el callejón fue filmada en Clink Street, Londres. Hoy el lugar resulta irreconocible debido a las remodelaciones que ha habido en el área.

Música[editar]

Todas las canciones en la película hacen alguna forma de referencia a la luna. Una versión lenta de Blue Moon interpretada por Bobby Vinton se puede escuchar durante la presentación. Moondance de Van Morrison se usa cuando Alex y David tienen relaciones sexuales por primera vez. Cuando David está por convetirse en hombre lobo se escucha Bad Moon Rising de Creedence Clearwater Revival. Durante la agonía de la transformación se puede escuchar una versión más cercana a una balada de Blue Moon, interpretada por Sam Cooke y una versión doo wop de la misma interpretada por The Marcels en los créditos del final. Landis no pudo conseguir el permiso para utilizar Moonshadow de Cat Stevens ni de Moonshiner de Bob Dylan; ambos artistas consideraron la película inapropiada para ser asociada a sus canciones. En los comentarios incluidos en la versión en DVD David Naughton y Griffin Dunne comentan que desconocen las razones por las que Landis no pudo obtener permiso para utilizar Werewolves of London de Warren Zevon, una canción que hubiera resultado muy apropiada para la película.

Secuelas[editar]

En 1997 se estrenó Un hombre lobo americano en París que incluía un reparto de personajes totalmente diferente a su antecesor. Esta secuela no fue muy buena. Hay que recalcar también, que los efectos de maquillaje comparados con la primera película fueron pésimos

Adaptaciones para radio[editar]

Una adaptación para radio fue transmitida por BBC Radio 1 en 1997, escrita y dirigida por Dirk Maggs. Jenny Agutter, Brian Glover y John Woodvine repetieron sus papeles de la enferma Alex Price, el jugador de ajedréz y ahora también agente de policía de East Proctor George Hackett y el doctor Hirsch respectivamente. Los papeles de David y Jack fueron interpretados por Eric Meyers y William Dufris. El guion de Dirk Maggs incluyó en la historia que algunos de los habitantes de East Proctor son inmigrantes de Europa del este y que trajeron con ellos la licantropía. También se revela que el hombre lobo que ataca a los protagonistas es Hackett, que había escapado de un asilo donde estaba internado bajo el nombre Larry Talbot (que es el mismo nombre del protagonista de The Wolf Man).

Referencias[editar]

  1. Berardinelli, James (2000). «Review: An American Werewolf in London». ReelViews: Movie Reviews and Criticism by James Berardinelli. Consultado el 9 de abril de 2008. 
  2. Una entrevista a John Landis incluida en la versión norteaméricana del DVD de An American Werewolf in London
  3. Peary, Danny (1988). Cult Movies 3. New York: Simon & Schuster Inc., Pages 15-19. ISBN 0-671-64810-1.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]