Un disenso científico del darwinismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un disenso científico del darwinismo (A Scientific Dissent from Darwinism) o disenso del darwinismo, es una lista de firmantes que se adhieren a una declaración, producida por el Instituto Discovery (de EE. UU.), expresando escepticismo sobre la habilidad de la selección natural para explicar la complejidad de la vida, y haciendo un llamado a que se examinen cuidadosamente las evidencias de la "teoría darwinista".

Esta lista fue publicada en un documento junto con una declaración introductoria que sostiene que sus firmantes disputan afirmaciones de acuerdo a las cuales la evolución explicaría completamente las complejidades de la vida y que toda la evidencia científica conocida apoyaría la evolución.[1]

El «disenso del darwinismo» es una de las campañas del Instituto Discovery sobre diseño inteligente tendientes a desacreditar la evolución (creando la impresión de que a la evolución le falta apoyo científico) y a la vez sostener que el diseño inteligente es válido desde un aspecto científico.[2]

El Instituto Discovery presenta una lista que apela a la autoridad (argumentum ad verecundiam) para sostener sus puntos contrarios a la evolución.[3]

El documento ha sido objeto de controversias y extensas críticas de diversas fuentes. Se ha dicho que el texto del documento ha sido escrito para confundir al público. De una manera artificial, pretende abarcar un amplio rango de opiniones.[1] La afiliación de los firmantes y las áreas de sus especializaciones también han sido criticadas.[4] [5] [6]

El Instituto Discovery ha declarado que los firmantes están "listados por grado doctoral o posición actual",[7] pero la certeza de esta afirmación ha sido discutida.

Además la lista contiene una pequeña fracción de científicos que se desempeñan en los campos relevantes, representando una fracción insignificante del total de la población científica.[8] Por lo tanto el documento da una impresión inadecuada de la situación real de la comunidad científica.[1] La teoría de la evolución es aceptada por la inmensa mayoría de la comunidad científica (más del 99,99%).[9] El profesor Brian Alters de la McGill University, un experto en la controversia entre creacionismo y evolución, dijo en un artículo publicado por la NIH: "99,9% de los científicos aceptan la evolución".[10]

Declaración[editar]

Un disenso científico del darwinismo declara que:

Somos escépticos respecto a las afirmaciones que sostienen que las mutaciones aleatorias y la selección natural puedan explicar la complejidad de la vida. Se debe alentar a que se realice un examen cuidadoso de la evidencia sobre la teoría darwiniana.

Los críticos a esta declaración indican que la declaración se refiere a la evolución como "darwinismo" o "teoría de Darwin", ambas palabras son vagas, engañosas y no son utilizadas por los científicos para referirse a teorías actuales. De hecho, el uso del término "darwinismo" en el lenguaje actual suele emplearse de manera peyorativa por los creacionistas.[11]

Cabe destacar que el mismo Charles Darwin describía a la selección natural como "el principal medio de modificaciones [de las especies], pero no el único".[12]

Además, la moderna teoría de la evolución adicionalmente incluye a la recombinación genética como una fuente de variación y a la deriva genética y el flujo genético como mecanismos, lo que quiere decir que la actual teoría de la evolución, "la síntesis evolutiva moderna" (el neodarwinismo), no sostiene que "la habilidad para realizar mutuaciones aleatorias y la selección natural" sean "explicativas de la complejidad de la vida." Eso crea un grado de ambigüedad en cuanto a determinar contra qué va este disenso. Skip Evans, de la National Center for Science Education, afirma que esta confusión fue cuidadosamente preparada.[1]

La exhortación que llama a revisar la evidencias de la evolución darwinista, según los seguidores del diseño inteligente, suena bastante razonable y algo a lo que muchos creyentes del estarían de acuerdo. La objeción según ellos, surge sólo por la utilización que se le ha dado al documento.

Referencias[editar]

  1. a b c d Evans, Skip (11/29/2001). «Doubting Darwinism Through Creative License» (HTML). NCSE.
  2. Understanding the Intelligent Design Creationist Movement: Its True Nature and Goals. A Position Paper from the Center for Inquiry, Office of Public Policy Barbara Forrest. May, 2007.
  3. Russell D. Renka, Professor of Political Science (November 16, 2005). «The Political Design of Intelligent Design». Southeast Missouri State University. Consultado el 25-08-2007.
  4. Chang, Kenneth (21-02-2006). Few Biologists But Many Evangelicals Sign Anti-Evolution Petition (pocos biólogos pero muchos evangélicos firmaron la petición antievolución). The New York Times. http://www.nytimes.com/2006/02/21/science/sciencespecial2/21peti.html?_r=1&oref=slogin. Consultado el 04-01-2008. ; available without login
  5. Lemonick, Michael (21-02-2007). «The Evolution Wars Visit Eye on Science». revista Time. Consultado el 04-01-2008.
  6. Wedging Creationism into the Academy Barbara Forrest, Glenn Branch, Academe Online, American Association of University Professors, May, 2005
  7. A Scientific Dissent From Darwinism
  8. De acuerdo a la National Science Foundation, en 1999 había en los Estados Unidos arpoximadamente 955.300 biólogos científicos (National Science Foundation/Science Resources Statistics Division, 1999 SESTAT (Scientists and Engineers Statistical Data) Table C-1). En 2007, menos de 1/4 de los 700 críticos de Darwin eran biólogos, de acuerdo con Kenneth Chang del New York Times (Chang, 2006). Aproximadamente el 40% de los críticos de Darwin no están identificados como residentes en Estados Unidos, por lo tanto, entre los críticos de Darwin había sólo 105 biólogos estadounidenses (en 2007), que representan una centésima parte (0,01%) de número total de biólogos estadounidenses que existían en 1999 (en 2007 el número de biólogos estadounidenses habría crecido, por lo que el porcentaje sería aun menor).
  9. Ver fallo del juicio Kitzmiller v. Dover
  10. Finding the Evolution in Medicine, Cynthia Delgado, NIH Record, National Institutes of Health, vol. 58, n.º 15, 28 de julio de 2006
  11. From the Beagle to the School Board: God Goes Back to School, Morris Sullivan, Impact Press, primavera de 2005.
  12. Darwin, Charles (1859). [[On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life]]. Londres: John Murray. p. 6.  Wikienlace dentro del título de la URL (ayuda)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]