Triolocría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Proyecto Triolocría
álbum de estudio de Luis Asiaín
Publicación 2 de noviembre de 2010
Grabación 19 de junio de 2009 a 3 de septiembre de 2010 en el estudio Producciones Aguijón Ávila, España. Mezclado a lo largo del primer semestre del año 2010. Masterizado en los estudios Metropolis UK.
Género(s) Acústico-folk experimental
Duración 60:00
Productor(es) Manuel Galán @ Producciones Aguijón
Cronología de Luis Asiaín
Brazilian Music Classcis
(2006)
Triolocría
(2010)

Triolocría es un proyecto musical surgido en Ávila a mediados del año 2009. En el disco compacto de dicho proyecto aparece la siguiente definición:

Triolocría es una idea, un concepto abstracto; es un despertar a través de la memoria musical… una toma de conciencia mediante la música y el recuerdo musical que cada individuo lleva dentro de sí. Consecuentemente, Triolocría produce un caudal reflexivo que se subdivide en dos:

  • 1. Aquel cuyo objeto es centrarse en el recuerdo y las experiencias pasadas, con el fin de construir futuro sobre la base de lo vivido (constructivo)
  • 2. Aquel cuyo objeto es puramente imaginativo y explorador, sin límite o barrera de ningún tipo (creativo).

Ambos caudales —constructivo y creativo— redundan en el bienestar del individuo propiciando la mejora de las aptitudes relativas al pensamiento abstracto musical. Ávila, 1 de octubre de 2009

Concepto[editar]

El proyecto Triolocría es un trabajo conceptual. El objeto de dicho trabajo es el de proponer al eventual oyente un viaje a través de sus propios recuerdos musicales y vitales a raíz de los del autor, Luis Asiaín. Se trata de intentar conseguir desviar momentáneamente el foco de preocupaciones de cualquier individuo a un escenario músico-onírico propuesto en el proyecto Triolocría y, posteriormente, regresar al punto de partida de cada cual. Ése proceso de ida y vuelta a dicho escenario músico-onírico es lo que el autor ha decidido denominar Triolocría.

El objetivo final de dicho «viaje» es el de intentar conseguir que la psique del oyente desplace momentáneamente el foco de atención hacia un escenario imaginario. A través del uso de las emociones sintetizadas en las canciones y basándose en un lenguaje musical eminentemente acústico, se pretende que el oyente baje la guardia y permita que su imaginación fluya durante el tiempo que dura el disco. Por ello, la definición de Triolocría se apoya en dos pilares fundamentales:

  • Caudal reflexivo Constructivo
  • Caudal reflexivo Creativo

Al escuchar música el pensamiento del oyente, por regla general, se evade y dispersa perdiéndose en algún hilo reflexivo fruto de la imaginación que todo individuo tiene; ése fenómeno no es más que el uso de la imaginación en relación con una escucha musical. En otras palabras, la escucha de música como generadora de un caudal reflexivo. Dicho caudal reflexivo es de un interés fundamental para Triolocría. Así, el caudal reflexivo puede ser Constructivo y Creativo.

  • Constructivo: cuando la reflexión se basa en recuerdos reales de cada individuo y, lejos de utilizarlos de manera negativa o incluso obsesiva, deben servir de peldaño y aprendizaje para el futuro. Todo individuo tiene recuerdos. Todos los recuerdos suelen activarse con emociones. La música es una de las mejores herramientas para el dominio y expresión de las emociones. Por tanto los recuerdos pueden llegar a ser útiles (por muy negativos que sean) si se llegan a utilizar convenientemente. Triolocría propone su manejo a través de la música.
  • Creativo: cuando una reflexión mezcla varios recuerdos inconexos e, incluso, inexistentes previamente… se está creando.

Ambos aspectos de la reflexión surgida a raíz de la escucha musical redundan favorablemente en la destreza de cada individuo en gestionar sus propias emociones y, por extensión, en su bien estar. Este fenómeno, claro está, no es exclusivo del proyecto Triolocría, es algo inherente a la propia Música y la condición humana. En cualquier caso, el autor ha querido sintetizar este aspecto conceptual en el proyecto Triolocría, procurando resaltar de ése modo el binomio Música-emociones y tratar de seguir fomentando más aún, si cabe, el buen uso de la Música.

Todas las canciones del proyecto Triolocría se pueden clasificar o subdividir en función de varios criterios; en lo referente a la dimensión conceptual, este repertorio se puede subdividir en dos: canciones basadas en recuerdos y experiencias verdaderas; canciones basadas en imaginación y creatividad exclusivamente.

En definitiva y como conclusión al aspecto conceptual de Triolocría, lo que se pretende es constatar un paradigma concreto; en este proyecto el autor decidió llamarlo Triolocría.

Proyecto[editar]

El proyecto Triolocría es una idea original de Luis Asiaín y ha sido producido por Manuel Galán en el estudio Producciones Aguijón de Ávila. Dicha producción se inició el día 19 de junio de 2009 y finalizó el día 3 de septiembre de 2010. Todo el material sonoro que forma parte del proyecto Triolocría ha sido licenciado por el autor como obra Creative Commons Licencia 3.0 Reconocimiento-NoComercial-NoDerivada. A su vez, todas las composiciones (letra y música) han sido registradas en el Registro de Propiedad Intelectual online Safe Creative.

Esta producción no ha sido registrada en la SGAE y, en consecuencia, no forma parte de su repertorio. El proyecto Triolocría puede ser reproducido y compartido libremente siempre y cuando se haga en los términos en los que el autor designa en la licencia Creative Commons.

A saber:

  • Se puede copiar y compartir el proyecto Triolocría libremente por parte de terceros siempre y cuando NO exista un ánimo de lucro (la copia personal será gratuita).
  • NO se puede hacer uso comercial por parte de terceros del proyecto Triolocría sin que el autor autorice por escrito lo contrario.
  • NO se pueden hacer trabajos derivados del proyecto Triolocría sin la autorización por escrito del autor.
  • Se debe reconocer la titularidad de los derechos de autor.

Utilizar una licencia Creative Commons no es sinónimo de renuncia a los derechos de autor ni a los ingresos que éstos puedan generar; más bien es todo lo contrario, es sinónimo de autogestión y de no ceder los derechos de explotación bajo contrato a una sociedad de gestión como la SGAE. En cualquier caso el autor no renuncia a sus derechos de ninguna de las maneras, tan solo designa los permisos que decide conceder libremente a un eventual oyente, más allá de cualquier sociedad de gestión.

Música Creative Commons[editar]

En el sitio web del proyecto Triolocría, los autores dan explicación de por qué el proyecto se puede adquirir gratis o pagando. Además en el mismo sitio se encuentran instrucciones para adquirirlo de cualquiera de las dos formas.

Diagrama que explica el razonamiento de adquisición de Triolocría

Explicación de los autores:

La industria de la Música está cambiando. Actualmente existe un contacto más directo entre el «emisor» y el «receptor» de cualquier expresión artística –sea ésta musical o no-. En este sentido, el autor y propietario de los derechos de explotación del Proyecto Triolocría ha optado por utilizar una Licencia Creativa Creative Commons para gestionar los derechos de su obra.

El usuario tendrá varias formas de adquirir la música del proyecto Triolocría:

  • Copia Física (CD) (Pagando)
  • Copia Digital (Gratis o pagando)

Triolocría podrá adquirirse gratis y, por regla general, quién accede a un contenido gratis, descarta por completo pagar por ello… SALVO que, una vez escuchado, considere que el trabajo lo merece. En cuyo caso, obrará en conciencia quién así lo considere (si alguien lee este texto y lo está pensando ahora mismo, tenga en cuenta que el autor es consciente de que no se puede hacer dinero en la Música si no se forma parte de la industria; en consecuencia, el objetivo sería sencillamente amortizar el gasto empleado en la grabación/producción de Triolocría). El que quiera y considere que vale la pena, que pague… por ayudar, por contribuir… porque quiere.

Incluso se habilitará la opción de «Donación» vía PayPal (cada vez más en uso); nadie podrá alegar falta de opciones.

En definitiva todo se reduce a una misma cosa: valorar el contenido de Triolocría y actuar en consecuencia. Desde luego aún no tenemos esta costumbre como consumidores pero, en Triolocría, estamos convencidos de que éste será el futuro del comercio musical. Así se democratizará la música y, por extension, la industria se verá forzada a diversificar sus contenidos e, incluso en ocasiones, mejorarlos. En Triolocría no cambiaremos el sistema ni la industria pero, al menos, intentaremos aportar nuestro grano de arena para mejorar la sitúación de la Música y la forma en la que se difunde.

Personas involucradas en el proyecto[editar]

Músicos[editar]

Los músicos que han trabajado codo con codo desde el inicio del proyecto son:

  • Luis Miguel Navalón (Luismi): bajo, contrabajo y Fretless
  • Rodrigo Pérez (Rodri): batería, percusiones, teclados, acordeón (vals final del Sapo y la Rana)
  • Manuel Galán (Manel): guitarra eléctrica, guitarra española, mandolina, E-bow, programación, tin whistle irlandés
  • Luis Asiaín (Luisao): autor de las canciones, guitarra española, guitarra acústica, armónica, voz y coros

Colaboradores[editar]

Han aportado importantes colaboraciones los siguientes músicos:

  • Javier Paxariño: flauta Dizi, flauta travesera, flauta en Sol
  • Patricia González González (Patxi): violín
  • André Teixeira Freitas: percusiones: Darbuka, Tabla india, Bendir, Riq
  • Layla San Segundo González: violonchelo
  • Jaime Cuenca (Jaymius Airways): didgeridoo
  • Carlos Galán: saxofón (autor de los arreglos de vientos)
  • Tito Galán: trompeta
  • Rubén Toribio: trombón
  • Eladio Vaquero y los niños del C.R.A. La Gaznata, San Bartolomé de Pinares: Coros para la canción Sapos y Ranas y sonido ambiente.
  • Sara López Veneros: prestó su guitarra española (Iznaola y Aguado - 1978) para la grabación de algunos temas.

Artes Gráficas[editar]

  • Pedro Neira Espolita: pintor autor de los cuadros del disco
  • Antonio López Maroto (Toño): maquetación del disco
  • Vicente Rojo: página web

Sonido[editar]

  • Manuel Galán: productor
  • Andy 'Hippy' Baldwin: ingeniero encargado de masterizar el disco

Textos[editar]

  • Rubén Sánchez Rodríguez: correcciones de estilo
  • Eduardo Mayorga Sánchez: correcciones de estilo

Otros[editar]

  • Irene Barrio Martín: RR.PP.

Repertorio[editar]

A parte de una subdivisión conceptual como se indicaba más arriba, el trabajo de este proyecto se puede subdividir a su vez en función del idioma en el que está cantada cada canción. En este proyecto se han utilizado tres idiomas: castellano, portugués e inglés. Así, encontraremos tres canciones en portugués, siete canciones en castellano, una en inglés, una instrumental introductoria y un interludio. El proyecto Triolocría consta de las siguientes canciones:

Introducción (o el palíndromo elástico musical)[editar]

Tema instrumental introductorio. Se inicia con la apertura de una caja de música (caja de puros del padre de Luis Asiaín, primer recuerdo musical del músico). En este tema, una línea de guitarra se mezcla consigo misma revertida digitalmente (de ahí el nombre de palíndromo elástico musical); ambas líneas de guitarra resultantes se posicionan correctamente en la mezcla para dar una sensación psicodélica. Se escucha, tras el sonido de la caja de música, cómo una guitarra sonando al revés va invadiendo la escena. En seguida se suman varios instrumentos procurando dar un carácter onírico a la escena. El objetivo es transportar al oyente a su propio pasado. Podemos encontrar, aparte de las guitarras mencionadas, más instrumentos tales como: bajo fretless, tabla india, flauta Dizi y flauta en sol. Este tema introductorio da paso a la primera canción con letra del proyecto.

Dona das Estrelas e a China[editar]

La canción se inicia con la flauta de Javier Paxariño en la pista anterior. Tras la transición, todo florece. Canción escrita en portugués, habla de prostitución infantil. La letra traducida puede encontrarse aquí. El símil que se pretende transmitir es el de una niña en algún oscuro callejón, observando las estrellas por encima del hombro de un hombre apostado sobre ella. Como niña que es, une las estrellas, formando dibujos y figuras a modo de los clásicos dibujos infantiles en los que se forman figuras uniendo puntos numerados; figuras que se colorean a posteriori. Dichos dibujos consiguen que sueñe y se imagine que es la Dueña de la China en el Imperio de la Esquina.

El Llanero[editar]

Canción en castellano. Tema de carácter puramente simbólico. Un Llanero busca su lugar en el valle; la música acaba sintetizando su marcha hacia un atardecer, vagando libre y solitario, asumiendo su destino. Letra aquí.

Verde Sonámbulo[editar]

Canción cuya letra es una adaptación autorizada del poema Romance Sonámbulo de Federico García Lorca. Se trata de una canción pionera en el uso y licencia de derechos de autor por parte de sus titulares. Más detalle aquí En el plano musical, una ascensión constante de instrumentos se va sumando al poema para terminar en un clímax musical. Letra aquí.

Para te Acompanhar[editar]

Canción en portugués, basada en una conversación telefónica que el autor, Luis Asiaín, mantuvo con su abuela un día cualquiera. La abuela de Luis, Alda Celeste, habla en la transición de la canción, tanto al inicio como al final. Letra aquí.

El Cometa y la Tierra[editar]

Letra en castellano. Esta canción plantea una metáfora en relación al surgimiento de la vida en la tierra y la fecundación de un óvulo por parte de un espermatozoide. Dentro de un clima de psicodelia (un poco al estilo de los años 70), un cometa vaga por el espacio, en busca de su destino final: la Tierra. La canción consta de tres partes; una inicial perteneciente al Cometa, otra central que simboliza la fecundación, con el Cometa dirigiéndose inexorablemente a su colisión con la Tierra; y una tercera y última parte centrada en la propia Tierra. Ésta, desorientada, busca a su «fecundador»… empezó a rotar buscándolo pero no fue capaz de encontrarlo. Cuando quiso reparar, ya no fue capaz de parar la rotación, se vio presa entonces de sus movimientos giratorios orbitales. Nunca más pararía de orbitar y, por lo tanto, decidió convertir su trayectoria por el espacio en su hogar. Letra aquí.

Interludio[editar]

Un interludio a modo de descanso. Representa el sonido de la felicidad. El sonido de un recreo infantil, no existe sonido alguno a lo largo y ancho de la tierra que sintetice tan fielmente la felicidad como este: niños jugando en el recreo. Sonorizado y acompañado por unos emotivos toques de mandolina a cargo de Manuel Galán. Más información aquí

Sapos y Ranas[editar]

Canción infantil en castellano. Combinación de instrumentos: tabla india, acordeón, wishtel celta, bajo (fretless y normal), y guitarra. Tras unas prácticas como maestro de Luis Asiaín en San Bartolomé de Pinares en Ávila, éste pidió ayuda a su tutor y amigo Eladio Vaquero con el fin de buscar unos coros infantiles en la canción. Eladio trabajó durante meses con sus alumnos del Rural Agrupado CRA. El resultado ha quedado registrado en la propia canción. En el plano semántico un sapo se enamora de una rana, más grande y más fuerte que él, sin haberlo podido evitar. Este ensaya su conquista pero, por lo que parece, la rana lo rechaza en un primer momento. Al final, la rana le canta al sapo, éste le pide un beso, y ella lo acaba tirando al agua. Letra aquí.

Chinelo e Saco Cheio[editar]

Canción en portugués (acento europeo). De clara reminiscencia bossa nova, es la primera canción que compuso Luis Asiaín tras su primer proyecto musical Brazilian Music Classics. Trata de una jornada en la playa. La expresión «saco lleno» en portugués (de Brasil) significa estar harto o cansado de algo. En sentido estricto equivaldría en castellano a un ‘estar hasta las narices’. Letra aquí.

San Wah-Wah[editar]

Letra en castellano. Es la única canción del disco hecha en directo. Todos los músicos tocaron una sesión conjunta en el estudio. La canción se grabó en ésa única toma. Letra aquí. La canción habla de un episodio de adolescencia de Luis Asiaín que, años más tarde, consiguió comprar un pedal Wah wah.

Paper Moon[editar]

Única canción del disco en inglés. Esta canción es un juego-giño que parte de un preludio de Rachmaninov, en concreto del preludio en sol mayor Op. 32 nº5 y pretende transformarse en una suerte de nana cantada en inglés. En el plano semántico, un niño observa a una luna de papel luminiscente que cuelga de la habitación de su cuarto a oscuras. El niño tiene miedo y se tranquiliza hablando con su luna de papel. Letra aquí.

Jinetera[editar]

Canción en castellano. Basada en la experiencia de una mujer ya fallecida que, en tiempos de la guerra civil española, tuvo que ejercer la prostitución siendo muy joven. El bando es irrelevante. En cualquiera de los casos, la contingencia vital de aquella señora (y cualquier otra persona en su misma circunstancia) trasciende cualquier condicionamiento de índole político. Penúltima canción del disco algo más rítmica. Letra aquí.

Las Normas[editar]

Canción en castellano. Momento en el que todos los músicos abandonan la escena con el fin de enfilar una despedida de carácter más íntimo: guitarra y voz. Cambia la perspectiva del interlocutor; en este caso, y para finalizar el disco, dicho interlocutor se convierte en una madre escribiendo una carta a su hijo. Letra aquí.

Clasificaciones o Subdivisiones[editar]

Como se ha dicho con anterioridad en este artículo, el proyecto Triolocría se puede abordar desde varias perspectivas al mismo tiempo. En este sentido, hay varios planos desde los que se puede analizar el proyecto: plano conceptual, idiomático, musical y de etapa vital.

Plano Conceptual[editar]

A raíz de la propia definición de Triolocría se pueden distinguir dos planos semánticos dentro de la significación de cada canción:

  • Canciones basadas en experiencias reales
  • Canciones creadas desde la nada, a partir de un constructo puramente imaginativo

Plano idiomático[editar]

En este trabajo cabe encontrar canciones cuyas letras fueron concebidas en los siguientes idiomas:

  • Castellano
  • Portugués
  • Inglés

Plano musical[editar]

Sin mucho interés a priori para quién no sea músico. A quién toque la guitarra y pretenda sacar alguna canción de oído, quizá este punto le sea de interés. En relación al plano musical, salta a la vista que cada canción tiene su propio carácter siendo que cada una, en sí misma, tiene una identidad propia; sería difícil establecer un rasgo común de estilo entre todas las canciones del proyecto. A lo sumo, se puede atribuir un rasgo común: su carácter acústico (quizá experimental en ocasiones). Con todo, esta no sería una subdivisión como tal. La subdivisión musical a la que se refiere este punto viene más bien dada por el uso de afinaciones alternativas en la guitarra rítmica (la utilizada por el autor). Este disco tendría las siguientes afinaciones:

  • Em7 (cejilla en F#): El Cometa y la Tierra.
  • D6/9: El Llanero (cejilla en E), Dona das Estrelas e a China, Para te Acompanhar, Sapos y Ranas, San Wah-wah.
  • Estándar: Chinelo e Saco Cheio, Jinetera.
  • C6/9 (con el A calibrado a 444hz): Las Normas
  • F9/13: Romance Sonámbulo (afinación procedente del tema Nothingman de Pearl Jam).
  • G abierto: Paper Moon (afinación procedente del tema That’s the way de Led Zeppelin).

Plano de etapa vital[editar]

Cabe establecer un último criterio de división en el proyecto. Todas las canciones se pueden analizar desde una perspectiva de etapas vitales (ya sea del propio autor, o de los personajes que intervienen en la canción). Así, las canciones podrían ser clasificadas del siguiente modo:

  • Etapa infantil: Sapos y Ranas, Paper Moon, Dona das Estrelas e a China
  • Etapa adolescente: San Wah-Wah, Cometa y la Tierra
  • Etapa de juventud: Para te Acompanhar, Chinelo e Saco Cheio,
  • Etapa de edad adulta: Las Normas, Romance Sonámbulo, El Llanero
  • Etapa de la senectud: Jinetera

Artes Gráficas[editar]

El disco compacto tiene un formato digipack de tres cuerpos con libreto incluido. Las imágenes que conforman el diseño del disco forman parte de un grupo de láminas realizadas por el pintor asturiano Pedro Neira Espolita ex profeso para este trabajo. Dos trípticos (uno externo y otro interno) forman los cuerpos del digipack. En el tríptico externo se puede ver una escena en la que aparecen todos los personajes del disco antes de realizar su función en sus respectivas canciones. En el tríptico interior se puede ver a cada personaje cumpliendo su rol particular. La apertura del CD simboliza la apertura de la caja de música con la que se inicia el disco. Abrir la caja implica dar vida a cada uno de los personajes; simboliza iniciar ese viaje o sueño… iniciar, en definitiva, Triolocría. En este sentido, ambas escenas (exterior e interior), forman parte de un elaborado conjunto simbólico, magistralmente sintetizado por parte del pintor Pedro Neira Espolita.

Enlaces externos[editar]

Músicos de Triolocría[editar]

MySpace[editar]

Otros enlaces[editar]