Tren blindado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El tren blindado "Hurban", empleado en la Insurrección nacional eslovaca y expuesto en Zvolen (Eslovaquia).

El tren blindado es un convoy ferroviario que está protegido con blindaje o que incluso porta armamento. Por lo general, están equipados con vagones de ferrocarril armados con cañones y ametralladoras.

Fueron utilizados sobre todo a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando ofrecieron una innovadora forma de mover rápidamente grandes cantidades de poder artillero. Después de la Segunda Guerra Mundial su uso decreció en la mayoría de los países, cuando los vehículos de carretera adquirieron un mayor poder y a la vez ofrecían más flexibilidad. Para entonces, los trenes blindados se habían hecho demasiado vulnerables al sabotaje o a los ataques aéreos. Sin embargo, en épocas recientes la Federación Rusa ha utilizado varios trenes blindados improvisados durante la Segunda guerra de Chechenia.

Historia[editar]

Los primeros trenes blindados entraron en servicio en el siglo XIX, durante la Guerra de Secesión (1861-1865), durante la Guerra Franco-Prusiana (1870-1871), durante buena parte de las Guerras Bóers (1880–81 y 1899–1902) y durante la guerra civil Española. Durante la Segunda Guerra Anglo-Bóer, por ejemplo, el entonces corresponsal de guerra Winston Churchill estaba viajando a bordo de un tren blindado, cuando un comando bóer liderado por el general Louis Botha tendió una emboscada al tren. Los bóers capturaron a Churchill y a buena parte de la tripulación del tren, aunque otros muchos lograron escapar.[1]

A comienzos del siglo XX el Imperio Ruso empleó varios trenes blindados durante la Guerra ruso-japonesa.[2]​ Durante la Primera Guerra Mundial Rusia utilizó una combinación de trenes blindados ligeros y pesados. Los trenes pesados montaban cañones de 4,2 y 6 pulgadas, mientras que los trenes ligeros fueron equipados con cañones de 76,2 mm.[2]​ Entre el final de la Primera Guerra Mundial y el comienzo de la Guerra Civil Rusa, la Legión Checoslovaca utilizó trenes blindados fuertemente armados para controlar las grandes longitudes del Ferrocarril Transiberiano (y de la propia Rusia).[3]

Tren blindado polaco, hacia 1939.
Tren blindado alemán en la Unión Soviética, hacia 1942.

Las fuerzas bolcheviques también emplearon numerosos trenes blindados durante la Guerra Civil Rusa. Muchos fueron improvisados de forma local, mientras que otros fueron diseñados especialmente por ingenieros navales en las fábricas de Putílov e Izhorski.[4]​ Como resultado, los convoyes militares evolucionaron desde los iniciales vagones protegidos por sacos terreros hasta los trenes fuertemente armados y blindados producidos por los ingenieros navales. Hubo un intento de uniformizar todos los tipos de trenes blindados que se producían, pero tuvo poco éxito. Al final de la contienda las Fuerzas bolcheviques disponían de 103 trenes blindados de todos los tipos.[4]

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Polonia disponía de varios trenes blindados que fueron empleados con distinto éxito durante la invasión de Polonia. Los alemanes, por su parte, al comienzo del conflicto no disponían de trenes blindados, pero a lo largo de la contienda fueron reintroduciéndolos gradualmente, con la introducción de nuevos diseños de carácter versátil y bien equipados, incluyendo vagones que albergaban torretas antiaéreas, o diseñados para cargar y descargar los tanques o vehículos.

En el caso de los soviéticos, estos todavía disponían de un gran número de trenes blindados al comienzo de la guerra, aunque muchos de ellos se perdieron durante la invasión alemana en 1941. Los trenes construidos posteriormente durante la guerra tendían a ser equipados con torretas de los tanques T-34 o de los KV-1. Otros fueron equipados con baterías antiaéreas especializadas, mientras que sólo unos cuantos fueron equipados con baterías de artillería pesada procedente de los buques de la Armada soviética.[5]

Durante la Insurrección nacional eslovaca, los rebeldes eslovacos emplearon varios trenes blindados contra los alemanes.

Después de la Segunda Guerra Mundial, con la influencia del armamento moderno y la aviación, los trenes blindados perdieron importancia y cayeron en desuso, aunque no desaparecieron del todo. Durante la Guerra de Indochina los franceses emplearon un tren especial llamado La Rafale tanto en misiones de carga y transporte como una unidad de apoyo táctico.[6]​ A principios de los años 1970, de cara a la amenaza china, los soviéticos diseñaron una serie de trenes blindados especiales con la idea de proteger el Ferrocarril Transiberiano. De acuerdo con diferentes fuentes, se construyeron cuatro o cinco trenes. Cada uno de ellos iba dotado de diez tanques principales de batalla, dos tanques ligeros anfibios, varios cañones antiaéreos, así como varios transportes blindados de personal, vehículos de suministro y equipo para reparaciones ferroviarias. Estos trenes fueron utilizados por el Ejército soviético para intimidar a las unidades paramilitares nacionalistas en 1990, durante las primeras etapas de la Guerra de Nagorno Karabaj.[7]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Steven J Zaloga, Tony Bryan (2008). Armored Trains, Oxford: Osprey Publishing, ISBN 978-1-84603-242-4, pág. 7
  2. a b Steven J Zaloga, Tony Bryan (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two, Arms and Armour Press, pág. 24
  3. H.P. Willmott (2003). First World War, Dorling Kindersley, pág. 251
  4. a b Steven J. Zaloga, James Grandsen (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two, Arms and Armour Press, pp. 30–33
  5. Steven J. Zaloga; James Grandsen (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two, Arms and Armour Press, pp. 200–205
  6. Fabrice Hamelin (1997). Le 5e Régiment du Génie d'hier et d'aujourd'hui: l'aventure des Sapeurs de chemins de fer, Lavauzelle, pág. 73
  7. Vitalij I. Fes·kov, Konstantin A. Kalašnikov; Valerij I. Golikov (2004). Sovetskaja Armija v gody "cholodnoj vojny": (1945–1991), Tomsk Izdat. Tomskogo University, pág. 246

Bibliografía[editar]

  • Zaloga, Steven J.; Bryan, Tony (2008). Armored Trains. Oxford: Osprey Publishing. ISBN 978-1-84603-242-4. 

Enlaces externos[editar]