Paz de Cateau-Cambrésis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tratado de Cateau-Cambrésis»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Paz de Cateau-Cambrésis.

La Paz de Cateau-Cambrésis fue el tratado de mayor importancia de la Europa del siglo XVI, por la duración de sus acuerdos, que estuvieron vigentes durante un siglo al confirmarse en la Paz de Vervins, y porque dieron lugar a una nueva situación internacional a través de la cual se inició la preponderancia española y -por tanto- un desplazamiento de los problemas hacia Occidente, gravitación aún acentuada por la unión de Portugal a la Monarquía hispánica en 1580.

El tratado de paz fue firmado entre los reyes Felipe II de España, Enrique II de Francia e Isabel I de Inglaterra. Las conversaciones se iniciaron en la abadía de Cercamp, pero después se trasladaron al castillo de Le Cateau-Cambrésis, al que debe su nombre, en una comuna francesa unos 20 km al sureste de Cambrai.

El 2 de abril de 1559 los representantes de Francia e Inglaterra acordaron:

  • La entrega de Calais, tomada el 8 de enero del año anterior por Francisco de Guisa, a los franceses por un periodo de ocho años. Transcurrido dicho período debería ser devuelto y, en caso contrario, deberían pagar 500.000 escudos de oro. El Pale de Calais (también incluía Ardres y Guînes) permanecería en poder francés. Según acordado en el Tratado de Troyes en 1564.

Al día siguiente, Felipe II de España y Enrique II de Francia acordaron:

La paz se consolidó con dos matrimonios:

La Paz de Cateau-Cambrésis significó un largo período de tranquilidad en la península italiana, tras el asentamiento del poder español y los problemas civiles franceses. Cuando en la segunda mitad del siglo XVII las tornas se volvieron y la decadencia española fue evidente, Francia se interesó por otras áreas geográficas. Por tanto, hasta el siglo XVIII, los Estados italianos pudieron vivir en paz, aunque marginados de los principales asuntos europeos.

Durante los festejos de celebración de la paz, participó en un torneo contra el conde de Montgomery y una lanza atravesó el ojo de Enrique II, que murió poco después. Le sucedió su hijo Francisco II de Francia, que cumplió el tratado firmado.