Trastorno narcisista de la personalidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Trastorno narcisista de la personalidad
Narcissus-Caravaggio (1594-96).jpg
Narciso, cuadro de Caravaggio. Narciso contemplando el reflejo de su propia imagen.
Clasificación y recursos externos
Especialidad Psiquiatría
CIE-10 F60.8
CIE-9 301.81
MedlinePlus 000934
MeSH D010554
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

El trastorno narcisista de la personalidad (TNP) es un trastorno de la personalidad en la que una persona está excesivamente preocupada por la aceptación de los demás, el poder, el prestigio, la vanidad, y es mentalmente incapaz de ver el daño destructivo que está causando a sí mismo y a muchos otros. Corresponde al grupo B de los trastorno de la personalidad.[1]

Se estima que esta condición afecta al uno por ciento de la población, con tasas mayores para los hombres. Se formuló por primera vez en 1968, El TNP tradicionalmente se ha conocido como megalomanía , y es una forma grave de egocentrismo .[2]

Diagnóstico según DSM IV[editar]

Las personas con trastorno narcisista de la personalidad se caracterizan por exagerados sentimientos de auto-importancia. Creen que siempre tienen la razón y demuestran grandiosidad en sus creencias y comportamiento. Tienen una fuerte necesidad de admiración, pero carecen de sentimientos de empatía hacia los demás. [3]

Según el DSM-5

Los síntomas de este trastorno, tal como se define por el DSM-5 , incluyen: [4]

Deficiencias significativas en el comportamiento se manifiestan en:

Las alteraciones en el comportamiento[editar]

a. Identidad: Se compara de manera excesiva con los demás para definirse a si mismo y esto define su autoestima; su exagerada auto-estima o valoración se puede inflar o desinflar con facilidad, y vacila entre los extremos; porque su regulación emocional esta relacionada a la apreciación que los demás tienen de esa persona.

b. Motivación: Los objetivos en su vida se basan en la aprobación de los demás; sus normas personales son excesivamente altas con el fin de mostrarse a los demás como seres excepcionales, o bien se esconden bajo un falso sentimiento de humildad y a menudo no son conscientes de sus verdaderas motivaciones.

Conflictos y problemas en sus relaciones interpersonales:[editar]

a. Empatía : aguda incapacidad para reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás; pero excesivamente en sintonía con reacciones de los demás, sólo si estas las percibe como relevantes para su propia imagen o la importancia que los otros pueden asignarle.

b. Su intimidad: Sus relaciones son superficiales y sólo esta en fusión a alimentar su autoestima y vanidad; tiene poco interés en las experiencias de los demás y cuando finge es sólo con el fin de obtener beneficios personales.

Rasgos de personalidad patológicos en los siguientes ámbitos:

El antagonismo, caracterizado por:[editar]

  1. Grandiosidad : Siempre cree tener la razón, ya sea de manera abierta o encubierta; egocentrismo; sostiene firmemente a la creencia que es mejor que los demás; y mira a todos los demás en menos (condescendiente).
  2. Centro de Atención: Busca desesperadamente la forma de ser el foco de atención de los demás; busca desesperadamente la admiración de los demás y con ese propósito define su profesión y vocación en la vida.
  3. Sus problemas conductuales al igual que su personalidad son relativamente estables y consistentes a lo largo de su vida.
  4. Sus problemas conductuales al igual que su personalidad narcisista o egocéntrica no pueden explicar ni por su nivel socio económico o cultural.
  5. Sus problemas conductuales al igual que su personalidad no se deben a los efectos de sustancias (por ejemplo, abuso de drogas, fármacos o alcohol) ni a una enfermedad médica (por ejemplo, traumatismo craneoencefálico grave).

Categoría: DSM-IV-TR[editar]

Los síntomas de este trastorno, tal como se define por el DSM-IV-TR , incluyen: [1]

  1. Una profunda creencia en su grandeza e importancia (por ejemplo, exagera sus logros y talentos, y espera ser reconocido como superior, pero sin logros acordes).
  2. Vive preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, genialidad, belleza o encontrar un amor ideal. -Cree que es "especial" y "único" y sólo puede ser comprendido por personas o instituciones igualmente especiales y únicas. -Requiere excesiva admiración. -
  3. Cree tener siempre la razón, sus expectativas no son razonables de tratamiento por lo que nunca esta conforme con las expectativas. -
  4. Es un explotador, es decir, se aprovecha de los demás para lograr sus propios fines. -Carece de empatía: no está dispuesto a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás. -
  5. El sentimiento más frecuente en su vida es la envidia, es decir, a menudo envidia de los demás o bien cree que otros lo envidian. -A menudo muestra comportamientos o actitudes arrogantes.

Otros síntomas además de los definidos en el DSM-IV-TR son:

  1. Abusa o explota a los demás (Conducta parasitaria), se aprovecha de los demás para lograr sus propios fines, tiene problemas para mantener relaciones sanas y estables con los demás, se sienten fácilmente heridos o rechazados, se muestran a los demás sin emociones, exageran sus supuestos logros y talentos, fijándose objetivos poco realistas. [5]
  2. El Trastorno narcisista de la personalidad se caracteriza por un sentido inflado de auto-importancia, así como un comportamiento histriónico y dramático, y está en la misma categoría que otros trastornos de personalidad como el antisocial y borderline. [6]
  3. Además de estos síntomas, la persona puede mostrarse arrogante, siempre busca posiciones de poder.[7]
  4. Los síntomas del trastorno narcisista de la personalidad pueden ser similares a los rasgos de los individuos con una gran autoestima y confianza; la diferencia se produce cuando se consideran las estructuras psicológicas subyacentes de estos rasgos patológicos.
  5. Los narcisistas tienen un sentido tan elevado de autoestima que se ven a sí mismos como mejores que los demás, cuando en realidad tienen una frágil autoestima, no pueden manejar la crítica, y con frecuencia tratar de compensar esta fragilidad interior menospreciando o despreciando a los demás en un intento de validar su propia autoestima.
  6. Sus comentarios o críticas hacia los demás son siempre malintencionados, en un intento por impulsar sus propia frágil autoestima. [8]
  7. Otro síntoma es una falta de empatía. Son incapaces de relacionar, comprender y racionalizar los sentimientos de los demás. En lugar de comportarse de acuerdo a sus sentimientos, en realidad fingen o actúan hábilmente sólo para satisfacer las expectativas de los demás. [5]
  8. Cuando alguien muestra muchas características narcisistas pero de una forma inofensiva que a menudo se denomina narcisismo sub-clínico. Por ejemplo, Alguien que no carece por completo de empatía, aunque tiene una cantidad significativamente menor de empatía que una persona promedio.
  9. Un extenso estudio estadounidense encontró una alta asociación con otras discapacidades, especialmente entre los hombres: discapacidad mental, abuso de sustancias, el estado de ánimo, trastornos de ansiedad y otros trastornos de la personalidad, trastorno bipolar, trastorno de estrés post-traumático, y esquizotípico y trastorno bordeline fueron discapacidades asociadas. [9]

Causas.[editar]

La causa de este trastorno es desconocida; Sin embargo, Groopman y Cooper (2006) enumeran los siguientes factores identificados por varios investigadores como posibles: [11]

  1. Un temperamento hipersensible (rasgos de personalidad) al nacer.
  2. admiración excesiva que nunca se equilibra con información realista.
  3. El exceso de elogio para los buenos comportamientos o excesiva crítica para los malos comportamientos en la infancia.
  4. Indulgencia excesiva y la sobrevaloración de los padres, otros miembros de la familia, o compañeros.
  5. Siendo elogiado por miradas excepcionales percibidos o habilidades de los adultos.
  6. Severo abuso emocional en la infancia.
  7. cuidado impredecible o poco fiable de los padres.
  8. Aprender conductas manipuladoras de los padres o compañeros.
  9. Valorado por los padres como un medio para regular su propia autoestima .

Algunos rasgos narcisistas son comunes con una normal de la fase de desarrollo . Cuando estos rasgos se ven agravados por una falla en el ambiente interpersonal y continúan en la edad adulta, pueden intensificarse hasta el punto en que se diagnostica NPD. [12]

Investigaciones recientes han identificado una anormalidad estructural en el cerebro de las personas con trastorno de personalidad narcisista, observando en particular menor volumen de materia gris en la parte anterior izquierda ínsula . [13] [14] Esta región del cerebro relacionada con la empatía , la compasión , la regulación emocional y cognitiva funcionamiento. [14]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • López-Ibor Aliño, Juan J. & Valdés Miyar, Manuel (dir.) (2002). DSM-IV-TR. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Texto revisado. Barcelona: Editorial Masson. ISBN 9788445810873. 
  • Millon, Theodore & Davis, Roger D. Trastornos de la personalidad. Más allá del DSM-IV. Primera edición 1998. Reimpresiones 1999 (2), 2000, 2003, 2004. Barcelona: Editorial Masson. ISBN 9788445805183. 
  • – & Grossman, Seth & Millon, Carrie & Meagher, Sarah & Ramnath, Rowena. Trastornos de la personalidad en la vida moderna. Primera edición 2001, segunda edición 2006. Barcelona: Editorial Masson & Elsevier. ISBN 9788445815380.