Trasplante de cabello

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Trasplante de Cabello»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejemplo de resultados de trasplante capilar.

El trasplante de cabello se emplea habitualmente para tratar los casos de calvicie de origen hereditario (androgenético). Consiste en extraer las unidades foliculares de los laterales y parte de atrás de la cabeza donde los folículos permanecen de por vida (independientemente del lugar donde se lo coloque) y se implantan en la parte superior de la cabeza. El hecho de que la persona conserve cabello a los lados y parte posterior no significa que el paciente sea consciente de lo que puede conseguir y es muy importante que le médico tenga la capacidad de poder hacerle entender a cada paciente cuales son las expectativas que puede alcanzar de acuerdo a la superficie a cubrir y la zona donante que dispone.

La pérdida del cabello en hombres y mujeres es un problema estético y emocional severo. En el caso de la alopecia andro-genética o calvicie típica masculina implica verse de mayor edad y con la pérdida de la proporción facial y recuperar dicha proporción estética es el fin principal de éste procedimiento; sin embargo también se puede utilizar para restaurar las pestañas, cejas, barba, el vello corporal y para rellenar cicatrices que sean resultado de accidentes, quemaduras o cirugías.

Las técnicas más novedosas consisten en obtener y plantar el cabello tal y como nace. En el ser humano se puede encontrar en grupos de 1 a 4 cabellos, denominados unidades foliculares.

Historia[editar]

La historia moderna del trasplante de cabello se inicia con el doctor Norman Orentreich, quien en 1959 presentó, ante la Academia de Ciencias de Nueva York, su técnica de injertos “punch” o sacabocado para reparar áreas de calvicie o alopecia, el legado de esta primera técnica es tema de controversia, pues en algunos casos dicha técnica producía resultados anti-estéticos. Esto es debido a que los injertos “punch” son trozos de piel con pelo, obtenidos con un sacabocado de aproximadamente 4 milímetros de diámetro. Su crecimiento en la zona de calvicie o receptora produce un aspecto comúnmente conocido como “pelos de muñeca antigua”. No obstante, estos primeros trabajos y las observaciones del Dr. Orentreich, acerca de cómo el cabello trasplantado se conserva de por vida independiente de que la piel calva se consideraba un tejido no “fértil”, se mantienen como fundamentos básicos en el trasplante de cabello. Desde hace unos años el Doctor Alvi Armani ha revolucionado la técnica de los trasplantes capilares, a través del método de extracción por medio del método Máximus Fue y por los resultados naturales obtenidos.

Técnica[editar]

El trasplante actualmente se realiza bajo anestésico local, es ambulatorio y puede durar entre 2 y 8 horas promedio. Eso depende de la área del cuero cabelludo que deseamos repoblar. Los conceptos principales de un trasplante capilar de apariencia natural son: • Ubicación de la primera línea del cabello – diseño. • Angulación natural. • Densidad. • Cierre del ángulo de la sien.

Diseño[editar]

El arte de un trasplante capilar no es simplemente la habilidad técnica del doctor, sino que es muy importante su aptitud para el diseño especialmente al crear la línea frontal del cabello.

Métodos de extracción[editar]

Estas son las dos técnicas de extracción más conocidas:

1. Extracción de unidades foliculares o técnica FUE (Folicular Unit Extraction): El método FUE consiste en la extracción de las unidades foliculares en forma individual a través de un instrumento quirúrgico especial: el un sacabocados microscópico (normalmente de unos 0,8 mm de diámetro) que puede ser manual o automático y de una manera aleatoria de la zona donante. Este método es mínimamente invasivo: no requiere de cortes ni suturas, por lo que el proceso de cicatrización es mucho más rápida y no deja cicatrices visibles. Se realiza con anestesia local, y para extraer aproximadamente 2000 unidades foliculares dura unas 12 o 14 horas, por lo que podría hacerse en una o dos sesiones. Se destaca por tener una mayor zona donante al contar con la nuca y también con los laterales como zonas de extracción. El método FUE permite la selección de los folículos uno por uno, pudiendo elegir los necesarios dependiendo del lugar donde estos van a ser colocados. Este método tiene la capacidad de obtener más folículos después de no poder aplicar más cirugía de técnica de tira.

2. Extracción de Unidades Foliculares con Tira o técnica FUSS (Folicular Unit Strip Surgery): El método de extracción de unidades foliculares con tira (FUSS) se realiza un bisturí, donde se hace un corte longitudinal para la posterior extracción del cuero cabelludo. En este método la cicatrización es lenta y posee una recuperación dolorosa, dejando una cicatriz que puede variar entre 18 y 20 centímetros de largo y de 0,5 a 1 centímetro de ancho, con lo cual el paciente se verá limitado en su corte de pelo para poder mantener oculta la cicatriz. En esta técnica la zona donante es limitada ya que la poca elasticidad del cuero cabelludo no permite realizar más de dos o tres procedimientos. No permite la selección de folículos porque se obtienen en muestra y nunca va a coinciden con lo que realmente necesitamos.

La sutura se realizará de forma tricofítica, dejando que el pelo de la zona crezca a través de la cicatriz y ésta quede prácticamente invisible. Una vez realizada la extracción, la tira se diseccionará en unidades foliculares de 1, 2 y 3 pelos y se prepararán para su implantación. El proceso suele durar en total unas 6 o 7 horas, y se hace con anestesia local. Con esta técnica se consiguen hasta 3000 unidades foliculares, y se pueden hacer hasta dos intervenciones en caso de que la zona de pérdida de pelo sea extensa.

Preparación[editar]

Una vez terminada la extracción, el mismo médico o un grupo de asistentes preparan el tejido donador con el fin de crear injertos pequeños fáciles de plantar y a la vez conservando estructuras básicas para su crecimiento como el folículo piloso y la glándula sebácea. La mayoría de las clínicas dedicadas a dicho labor coinciden en el uso imprescindible del microscopio estereoscópico para realizar éste paso.

Plantado[editar]

Bajo anestésico local el cirujano utiliza hojas muy pequeñas tipo bayoneta o agujas muy finas para crear los orificios receptores que es donde se plantarán las unidades foliculares. Comúnmente un equipo de asistentes realiza esta última fase del procedimiento, utilizando como equipo lupas de aumento y pinzas o fórceps tipo joyero.

Resultados[editar]

El trasplante de cabello[1] puede producir resultados visualmente sorprendentes; sin embargo, esto depende de una buena zona donadora, de la sensibilidad artística del cirujano, de un equipo experimentado en el manejo de tejidos pequeños y por supuesto de la infraestructura adecuada. Nuevas técnicas para suturar, como el cierre tricofítico, producen cicatrices muy finas que se pueden ocultar incluso con el cabello corto.

Efectos secundarios[editar]

Un pequeño porcentaje de los pacientes se pueden inflamar entre el 3º y 5º día post-operatorio de la frente y párpados. En reducido número de casos, se puede presentar un fenómeno denominado “hair shock”, que es la pérdida transitoria en la calidad del cabello residual u original en la zona receptora. En medicina esto se considera un especie de telógeno effluvium, cuyo fenómeno médico se puede observar después un parto o por el uso de ciertos medicamentos, etcétera.

Con la aplicación correcta de anestésico local y el uso de analgésicos en el post-operatorio, las molestias se consideran mínimas.

Bibliografía[editar]

Unger, Walter, et.al (2010). «10b. Classic Microscope Dissection of Follicular Units por Arturo Sandoval y Héctor Sandoval». Hair Transplantation (en inglés) (Quinta edición). Informa Healthcare. pp. 313–317.  «Técnica del injerto capilar». Consultado el 18 de febrero de 2014. 

Enlaces externos[editar]