Transporte intermodal de mercancías

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Transporte intermodal»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Transbordo marítimo-ferroviario de contenedores en Long Beach (California).

Transporte intermodal de mercancías es como se denomina la articulación entre diferentes modos de transporte de mercancías utilizando una única «unidad de carga»[Nota 1]​ (como contenedores o cajas móviles), a fin de realizar más rápida y eficazmente las operaciones de trasbordo de materiales y mercancías, durante el traslado de la carga desde un punto de origen hasta un punto de destino. Se consideran como modos de transporte diferentes, dentro del transporte terrestre, el camión y el ferrocarril, y dentro del transporte por agua, el transporte marítimo y transporte por vías navegables interiores.

El factor significativo del transporte intermodal es la interacción que se produce entre distintos medios de la cadena de transporte. La intermodalidad permite el transporte de mercancías utilizando varios modos de transporte, bajo documentos de transporte combinado origen – destino, con un régimen fraccionado de responsabilidad, ya que a cada modo de transporte se le aplican las normas que lo regulan.

El transporte fluvial se desarrolla por canales navegables y ríos, como el río Rhin, la vía fluvial más transitada de Europa, el río Danubio o el río Volga. Los barcos que los surcan se han modernizado, y ahora utilizan contenedores intermodales que pueden transportarse en camión o en tren.[cita requerida].

Concepto[editar]

Por costumbre, el movimiento de mercancías se consideraba como una serie de viajes independientes (por carretera, ferrocarril, marítimo o aéreo), que podían cruzarse en algún punto donde la mercancía se trasvasaba de un modo de transporte a otro. Cada vez más, el transporte de mercancías se considera un flujo constante entre un origen y un destino (transporte ‘puerta a puerta’), con un concepto integrado de transporte, basado en la conexión de los nodos y redes de transporte. Nacen así cadenas logísticas que incluyen distintos modos de transporte, entre los que la mercancía debe transbordar de forma eficiente y rentable.[1]

La definición propuesta, en su momento, por de la Conferencia Europea de Ministros de Transportes (CEMT):[Nota 2]

Transporte intermodal es el movimiento de bienes en la misma unidad de carga o vehículo que usan sucesivamente varios modos de transporte sin descargar cosas en los trasvases.[2][3]

Además, la Comisión Europea define la intermodalidad como «la característica del sistema de transporte que permite utilizar al menos dos modos de forma integrada en la cadena de transporte ‘puerta a puerta’».[2]

En el transporte intermodal, es necesario más de un tipo de vehículo (o modo de transporte) para transportar la mercancía desde su lugar de origen hasta su destino final. Un caso particular del transporte intermodal es el transporte multimodal en el que la mercancía viaja con un único documento de transporte[4]​ (la llamada «carta de porte multimodal FIATA» o FIATA Bill of Lading). Por este motivo, con frecuencia se confunden o utilizan indistintamente los conceptos de transporte intermodal y transporte multimodal.

Importancia[editar]

El transporte por carretera es cada vez menos sostenible debido a: la congestión viaria, la emisión de CO2, la seguridad vial, el riesgo del transporte de mercancías peligrosas. Por eso, se busca la intermodalidad entre la carretera, que proporciona un servicio puerta a puerta, y el barco o tren, que proporcionan eficiencia y sostenibilidad.


En el transporte intermodal cada modo opera en el área en que es más eficiente.[5]

Tipos de intermodalidad[editar]

Por los modos de transporte[editar]

Dado que el transporte multimodal consiste en la superposición o combinación de los distintos modos de transporte (carretera, ferrocarril, marítimo, fluvial, lacustre y aéreo) se pueden considerar varias formas de intermodalidad. Cada una tiene características y limitaciones propias, debidas a las «unidades de transporte intermodal» (UTI),[Nota 3]​ a las infraestructuras intermodales, a las limitaciones en los países por los que discurre la intermodalidad y a los elementos y vehículos de transporte propios de cada modalidad.[6]

Las combinaciones de modos de transporte más frecuentes son:[7]

  • Carretera con ferrocarril. Esta intermodalidad puede ser de varios tipos:
  1. La UTI (contenedor o caja móvil) se transportan sobre vagones plataforma. Este tipo de intermodalidad es conocido como «transporte combinado» o «ferroutage» (vocablo en francés).
  2. El semirremolque va dispuesto sobre vagones plataforma; se denomina «piggyback» (vocablo en inglés).[3]​ Para no exceder los gálibos, los semirremolques deben tener una altura menor de la habitual.
  3. El camión completo, de forma autónoma, se sube en vagones de plataforma muy rebajada; esta técnica de trasbordo se denomina «roll-on roll-off»[Nota 4]​ (en inglés) y «transroulage» (en francés). Un tren compuesto de plataformas con vehículos completos se conoce como «autopista ferroviaria», cuando circula por una ruta fija entre dos estaciones preparadas especialmente para este servicio.
  • Carretera con marítimo. Un contenedor, semirremolque o camión puede realizar parte del viaje transportado a bordo de un buque de carga horizontal (roll-on/roll-off).
  • Ferrocarril con marítimo. Los trenes de contenedores llegan hasta la terminal del puerto y las UTI se cargan y estiban en los buques a través de grúas: grúa pórtico para contenedores, sidelifter...

Menos importantes, en términos de mercancía transportada, son las combinaciones con el transporte aéreo: carretera con aéreo, mediante contenedores aéreos en aviones de fuselaje ancho; aéreo con ferrocarril o marítimo, que utiliza vehículos de carretera para los transbordos.

Por el traslado del conductor[editar]

El transporte combinado puede ser:

  • Acompañado, se trata del transporte de un camión completo acompañado por el conductor, mediante otro medio de transporte, como el tren o un buque ro-ro.
  • No acompañado, el conductor no acompaña al transporte del camión.

Otros tipos[editar]

Transporte combinado[editar]

El transporte combinado es un tipo de transporte intermodal tal que el traslado de las mercancías, además de efectuarse sin ruptura de la unidad de carga, utilizando sucesivamente dos o más medios de transporte, se realiza la mayor parte del recorrido por ferrocarril, por vías navegables interiores o marítimo, con el acarreo inicial y final por carretera, pero reducido al trayecto mínimo posible.[3]

Transporte multimodal[editar]

El transporte multimodal es el porte de mercancías por al menos dos modos diferentes de transporte, en virtud de un único Contrato de Transporte Multimodal, desde un lugar en que el Operador de Transporte Multimodal, OTM, toma las mercancías bajo su custodia hasta otro designado para su entrega. El OTM es la persona que celebra un contrato de transporte multimodal y asume la responsabilidad de su cumplimiento en calidad de porteador. La gran diferencia del transporte multimodal con los contratos tradicionales es que, en esta modalidad de contratar el servicio de transporte, el expedidor o cargador (generador de carga) hace un solo contrato con un operador de transporte que asume la responsabilidad tanto de la coordinación de toda la cadena de transporte entre el origen y el destino de las mercancías, como de los riesgos que pudieran presentarse a la carga y los daños a terceros o a los bienes de terceros.

El transporte multimodal es una forma de transporte intermodal: un sistema integral para transportar mercancías en el que estas, agrupadas en unidades de carga, utilizan más de un modo de transporte entre el lugar de expedición y el de destino al amparo de un único contrato de transporte.

Problemática[editar]

En términos generales, el transporte intermodal está limitado por: las infraestructuras, las UTI, la gestión de terminales de transporte intermodal y la normativa.[8]

  • Las infraestructuras. Faltan tramos de infraestructura en algunos modos de transporte o en las conexiones entre los distintos modos. Los vehículos son heterogéneos, lo que disminuye la intermodalidad deseable.
  • Las Unidades de Transporte Multimodal, UTI. Existen multitud de configuraciones distintas de contenedores y cajas móviles que ralentizan y dificultan las operaciones de transbordo de la mercancía de un modo de transporte a otro. Por una parte, los contenedores marítimos están normalizados por ISO, son aptos para todos los modos de transporte, son apilables, pueden izarse con grúas, pero no aprovechan al máximo su espacio interior cuando la mercancía va paletizada, ni con el palé europeo, ni con el palé universal. Por otra parte, las cajas móviles, desarrolladas para el transporte combinado carretera-ferrocarril, que aprovechan al máximo su espacio interior con mercancía paletizada, no son aptas para el transporte marítimo o por vía navegable, ya que no suelen ser apilables por la baja resistencia de sus paredes, ni pueden izarse con grúas.
  • La gestión de terminales. Algunos operadores crean y gestionan sus propias terminales, lo que encarece el transporte intermodal. Existen terminales con procedimientos tanto automáticos como manuales que no se benefician de las TIC.
  • La normativa. Las especificaciones técnicas de los medios de transporte son parte de la reglamentación propia de cada estado, con frecuencia no existe armonización. Los documentos de transporte son extensos y diferentes para cada modo de transporte. En caso de avería de la carga, el expedidor o cargador puede tener dificultad para identificar al responsable del incidente, ya que el transporte internacional se rige por diferentes convenios, en función del modo de transporte.


Transporte multimodal de viajeros[editar]

En el ámbito del transporte de pasajeros, el transporte multimodal -en principio, mediante la combinación de transporte aéreo y transporte terrestre- está siendo promovido extensamente desde Bruselas por las autoridades comunitarias.

La Unión Europea ha declarado públicamente su apoyo por la innovación y la investigación en torno a los viajes multimodales: básicamente, este tipo de viaje emplea distintos modos de transporte para conseguir una a experiencia viajera puerta a puerta ininterrumpida, al tiempo que supone un objetivo clave por su potencial parta reducir el impacto en el medio ambiente del transporte , descongestionar las ciudades y reducir su contaminación.  Los servicios de movilidad digital multimodal, como las aplicaciones de «la movilidad como servicio» (MaaS), los planificadores de rutas o los proveedores de reservas y billetes ayudan al viajero a comparar diversas posibilidades de viajes, conexiones y precios y, en algunos casos, facilitan la compra de productos de movilidad.

La Comisión Europea encargó en 2013 un estudio para determinar si los viajes multimodales eran una opción viable desde el punto de vista tecnológico. Se encargó el proyecto a un consorcio industrial seleccionado por la propia CE (Dirección de Movilidad y Transportes), denominado  Allways Travelling (AWT) para desarrollar y presentar con éxito una prueba de concepto con vistas a la creación de un sistema digital que permitiese la reservas, emisión de billetes y realización de pagos en un corredor específico europeo. Este consorcio estuvo formado por diferentes agentes del sector: Amadeus, BeNe Rail, IATA, Thales, UNIFE y Zeppelin University.  El estudio, dirigido por la empresa tecnológica Amadeus, acabó demostrando que sí era factible una plataforma común para la reserva de este tipo de viajes.

Considerando la multimodalidad como una solución eficiente y sostenible a varios problemas que tienden a empeorar, la Comisión Europea ha lanzado una consulta sobre este aspecto a la ciudadanía. La CE aboga por no utilizar el avión en viajes intra-europeos de menos de 500 km, de ahí que la multimodalidad sea una herramienta clave. Otros proyectos, como el de Modus, financiado por Bruselas y que concluirá en noviembre de 2022, buscan analizar el desempeño del sistema general de transportes dentro de un enfoque integrado y multimodal mediante el estudio de cómo se comporta la oferta y la demanda de los viajeros y los determinantes que condicionan su elección del modo de transporte que emplearán. Para este grupo, los impulsores del futuro sistema multimodal de viajes en Europa serán sociales, tecnológicos, económicos, medioambientales, políticos y de movilidad; y en este sentido, va a ser crucial enfocarse en las reglamentaciones y en el pasajero, sin perder de vista que los datos serán los grandes facilitadores de este proceso.

Viajeros franqueando una frontera invisible.jpg

Los viajes multimodales – no se deben confundir con intermodales -, implican utilizar distintos modos de transporte para un mismo itinerario y todos bajo un mismo contrato con el viajero. ¿Hasta qué punto pueden las cadenas de suministro de viajes integrar los servicios de viaje intermodal (una búsqueda, un billete, una compra a través de un clic)? La integración parece ir desarrollándose de forma paulatina. La Unión Europea declaró el año 2018 como el de la multimodalidad para respaldar la tecnología de ventanilla única que haga posible esta visión del futuro.

Iniciativas como la de Shift2Rail y Amadeus iban en este sentido: “Para lograr una experiencia de viaje multimodal completa, los clientes deben poder planificar fácilmente y comprar viajes de puerta a puerta. Las soluciones sin billete o multi-aplicación que garanticen la interconectividad, independientemente de dónde se desplace el viajero. El desarrollo de una infraestructura verdaderamente multimodal, que permita intercambios sencillos y fluidos, incluso entre diferentes modos de transporte (ferrocarril urbano y regional, transporte aéreo, transporte por carretera, bicicleta y a pie) debe hacer que los transbordos sean fáciles, cómodos y fiables. Por ello, los horarios deberían estar de transporte para permitir una mejor integración modal y minimizar las molestias de los viajeros. los inconvenientes de los viajeros”.

Las pioneras fueron las empresas de cruceros, que desde comienzos del siglo XX, ya ofrecían la conexión vía aérea o ferroviaria hasta los puertos desde donde zarpaban sus barcos. Más recientemente, aerolíneas y ferrocarriles están practicando una oferta básica del viaje multimodal y brindan al viajero la opción de reservar un viaje con un segmento del mismo en ferrocarril y otro a bordo de un avión. Algunas empresas de autocares como ALSA y compañías de alquiler de turismos, autobuses, minibuses y minivans como AVANZA también se han sumado a este enfoque.  En Francia, SNCF y TGV, la línea ferroviaria de alta velocidad,  tienen acuerdos similares . Lo mismo ocurre en Alemania, con Lufthansa y Deutsche Bahn, y también en Suiza con estos servicios combinados que son el embrión de la multimodalidad en los viajes de pasajeros.


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Comisión de Transportes, mayo de 2005, pp. 9-10
  2. a b Comisión de Transportes, mayo de 2005, p. 8
  3. a b c UNECE; CEMT; Comisión Europea (2001). «Terminology on Combined Transport» (en inglés). Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  4. Cabrera Cánovas, Alfonso (marzo de 2011). «Capítulo 1. Transporte y comercio internacional. Aspectos generales». Transporte internacional de mercancías. Madrid (España): Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX). p. 44. ISBN 978-84-7811-711-6. «El transporte multimodal combina más de un medio de transporte. La peculiaridad específica de este medio es que todo el transporte, que puede hacerse con más de un medio, se contrata con un solo operador (OTM o transitario) y bajo un único título de transporte. » 
  5. Comisión de Transportes, mayo de 2005, p. 44
  6. Mira Galiana y Soler García, 2010 El transporte intermodal consiste en la superposición o combinación de los cuatro modos de transporte que hemos tratado.
  7. Mira Galiana y Soler García, 2010, p. 155
  8. Comisión de Transportes, mayo de 2005, pp. 67-82

Notas[editar]

  1. Esto es, sin «ruptura de carga»; la mercancía se transporta en un recipiente que facilita su traspaso de un modo de transporte a otro y que garantiza la seguridad de la mercancía durante el transporte.
  2. Desde 2006, este organismo está integrado en el Foro internacional de transportes, ITF (por su siglas en inglés, International Transport Forum)
  3. Las UTI pueden ser contenedores, cajas móviles, semirremolques o contenedores aéreos.
  4. Roll-On Roll-Off aparece frecuentemente abreviado como Ro-Ro.

Bibliografía[editar]

  • Comisión de Transportes (mayo de 2005). Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, ed. Libro Verde de Intermodalidad. Madrid (España): Cyan, Proyectos y Producciones Editoriales, S.A. p. 156. ISBN 84-380-0308-7. 
  • Mira Galiana, Jaime (2001). CILSA, Centro Intermodal de Logística, S.A.; ILI, Instituto de Logística Iberoamericano; Marge Design Editors, S.L., eds. Gestión del Transporte. Introducción a la Gestión de la Cadena de Transporte. Cuadernos de Logística (Primera edición). Barcelona (España): Logis Book. ISBN 84-86684-12-9. 
  • Mira Galiana, Jaime; Soler García, David (2010). «Capítulo 5. Aspectos técnicos de los medios de transporte». Gestión del transporte. Manual práctico para la gestión integral del transporte de mercancías (Primera edición). Barcelona (España): Marge Books. pp. 301-302. ISBN 84-86684-12-9. 
  • (en francés) Jean-Paul Rodrigue & Claude Comtois, Le transport intermodal, Universidad de Montreal. Último acceso el 12/03/2008.

Enlaces externos[editar]