Train to Busan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Train to Busan (lit.: Tren a Busan; Estación Zombie en México y parte de Hispanoamérica) es una película de Corea del Sur de terror y apocalipsis zombi dirigida por Yeon Sang-ho y protagonizada por Gong Yoo, Jung Yu-mi y Ma Dong seok.[2]​ La película tuvo su estreno en la sección «Medianoche» del Festival de Cannes 2016 el 13 de mayo.[3][4]​ El 7 de agosto estableció un récord al convertirse en la primera película coreana de 2016 en romper el récord de audiencia con más de 10 millones de espectadores.[5][6]

Resumen[editar]

Un camión se acerca a una cabina de peaje mientras es desinfectado, con varios trabajadores limpiando la zona con trajes de materiales peligrosos. El conductor del camión pasa por la cabina de peaje y les acusa de frenar su marcha, pero los trabajadores le aseguran que no hay nada malo y que la zona está siendo desinfectada ya que hubo una pequeña fuga en el edificio de biotecnologia. A medida que se aleja de la cabina de peaje, el conductor se distrae debido a que su teléfono está sonando y accidentalmente atropella a un ciervo. Después de inspeccionar la escena, el conductor regresa a su camión y se va. Sin embargo, el ciervo se tambalea y se levanta a pesar del accidente, revelando que se ha convertido en un zombi.

Mientras tanto, en Seúl, Seok-woo (Gong Yoo) es un ocupado gestor de fondos que apenas tiene tiempo para su hija Soo-an (Kim Su-an), y mucho menos tras su divorcio. Después de un agotador día en el trabajo y tras accidentalmente comprarle a Soo-an el mismo regalo de cumpleaños del año pasado, Soo-an revela que quiere visitar a su madre en Busan. Inicialmente, Seok-woo se muestra renuente debido a su trabajo, pero su madre lo convence de otra manera mostrándole un vídeo de Soo-an cantando "Aloha Oe" en un recital escolar (ella deja de cantar en mitad de la canción) al que él no pudo asistir debido al trabajo. Fuera de culpa, Seok-woo compra dos boletos para un tren KTX con destino a Busan la mañana siguiente.

Temprano por la mañana, Seok-woo lleva a Su-an a la estación, sólo para casi estrellarse contra una horda de ambulancias y autos de policía. Mientras Seok-woo reflexiona sobre lo que podría estar pasando, Su-an alcanza la ventanilla del auto y coge una brasa en su mano, lo que lleva a Seok-woo a notar un edificio en llamas a lo lejos. Entonces piensa que algo malo está pasando, pero conduce a la estación de trenes de todos modos. Ambos suben al tren, que también está siendo abordado por Sang-hwa (Ma Dong seok), un duro marido de clase trabajadora y su esposa embarazada Seong-kyeong (Jung Yu-mi), un equipo de béisbol de una escuela secundaria, el rico pero egoísta , Yong-suk (Kim Eui-sung), las hermanas ancianas In-gil (Ye soo-jung) y Jong-gil (Myung-sin Park), y un vagabundo (Choi Gwi-hwa) que parece estar enterado de la situación zombi.

Mientras el tren se prepara para partir, una mujer sube al tren con una mordedura en la pierna. Fuera del tren, el administrador de la estación le señala al tren que parta, sólo para ser advertido por un grupo de personas en la parte superior de las escaleras de la estación, gritando ante algo invisible. Soo-an observa a través de la ventana mientras el administrador es rápidamente atacado por un zombi, algo de lo que solo ella es testigo. Asustada, Soo-an se levanta de su asiento para ir al baño mientras Seok-woo duerme. En uno de los compartimentos, una asistente de tren se encuentra con la mujer infectada e intenta resucitarla, sólo para que la mujer complete su transformación zombi. La mujer ataca y muerde en el cuello a la asistente de tren, que corre al compartimento del equipo de béisbol en pánico. Entonces, las dos caen al suelo, revelando que ahora son zombis. Las dos atacan a la mayor parte del equipo de béisbol, creando una horda de zombis en el proceso. Sólo cuatro estudiantes logran escapar: el jugador de béisbol Yong-guk (Choi Woo-shik), su novia Jin-hee (Ahn So-hee) y sus dos amigos.

Los zombis corren hacia los compartimentos superiores e infectan a todos los pasajeros en su camino. Soo-an camina involuntariamente por los compartimentos inferiores buscando un baño. Seok-woo despierta y se da cuenta de que Soo-an no está en su asiento. A continuación, él recibe una llamada de un compañero de trabajo que le informa que unos "violentos disturbios" han estallado en todo Corea. Pronto, un grupo de pasajeros de los compartimentos inferiores se precipita en pánico a través de su asiento, gritando y corriendo. Ahora comprendiendo que Soo-an puede estar en peligro, Seok-woo corre en dirección opuesta y observa a Soo-an parada justo en frente de una horda de zombis. Él la agarra y son perseguidos por la horda, pero Seok-woo llega con éxito a su compartimento e intenta ponerle barricadas, casi evitando que Sang-hwa y Seong-kyeong entren en el proceso. Los pasajeros sobrevivientes luchan por mantener cerrada la puerta, pero entonces se dan cuenta de que los zombis no saben cómo abrirla, y simplemente observan a los humanos. Seong-kyeong utiliza agua y periódicos para cubrir las ventanas, lo que remedia la situación haciendo que los zombis piensen que ellos no están allí.

El conductor (Jung Suk-yong) le asegura a los pasajeros por el intercomunicador que el tren no irá a Busan, sino que se detendrá en la estación de Daegu, ya que se le ha informado que los militares han sido enviados allí para evacuar sobrevivientes. Yong-suk llama a sus amigos de su compañía y pregunta sobre la situación en Daegu, que Seok-woo escucha y deduce de esa conversación que todos los pasajeros que lleguen a Daegu serán forzados a estar en cuarentena. Él hace una llamada privada con un compañero de trabajo y lo convence de recogerlo a él y a Soo-an por separado para evitar ser puestos en cuarentena. Entonces, el tren llega a la abandonada estación de Dagu, donde Seok-woo camina con Soo-an hacia la salida este donde serán recogidos, mientras que el resto de pasajeros camina hacia la salida principal. El vagabundo sigue a Seok-woo habiendo escuchado su llamada telefónica. Los tres caminan por el pasillo donde observan a un soldado a la distancia. Aliviado, Seok-woo le dice a Soo-an que se quede donde está, y corre hacia el soldado para pedir ayuda, sólo para descubrir que él está herido. El soldado les pide que lo ayuden ante una horda de soldados zombi que aparece a la vuelta del pasillo, atacándolo y asesinándolo.

El resto de pasajeros sobrevivientes camina hacia la salida principal de la estación. Mientras bajan la escalera mecánica, los pasajeros observan a un gran grupo de soldados esperándolos, pero se dan cuenta de que todos los soldados se han vuelto zombis y el rescate ha fracasado. Varios de los pasajeros son asesinados e infectados mientras regresan por la escalera mecánica de vuelta a la estación. Seok-woo, todavía dentro de la estación e intentando escapar de los zombis, le dice a Soo-an que corra. Ella lo hace y se topa con Sang-hwa y Seong-kyeong, que se apresuran en regresar al tren con los demás pasajeros. Seong-kyeong toma a Soo-an y corre con ella a la plataforma, mientras Sang-hwa lucha contra la horda de zombis con Seok-woo, Yong-guk y sus dos amigos. Una vez que logran cerrar la puerta de salida, corren fuera de la estación hacia el tren. Lamentablemente, los dos amigos de Yong-guk son atacados y asesinados al llegar a la plataforma. Mientras tanto, Jin-hee, Yong-suk, y algunos que otros pasajeros logran subir con éxito al tren. Seong-kyeong y Soo-an también logran subir mientras las ventanas de la estación se rompen, enviando zombis cayendo hacia la plataforma. Un zombi cae entre In-gil y Jong-gil, separándolas. Jin-hee, con ayuda del asistente de tren, Ki-chul (Jang Hyuk-jin), arrastra a In-gil hacia un compartimento del tren con los demás pasajeros, mientras observa a Jong-gil, Seong-kyeong y Soo-an corriendo en la dirección opuesta.

Seong-kyeong, Soo-an y Jong-gil se encuentran con el vagabundo, suben al tren y se encierran dentro de un baño al darse cuenta que han entrado en un compartimento infectado, mientras que Seok-woo, Sang-hwa y Yong-guk entran en un compartimento seguro. Sang-hwa llama a su esposa y se da cuenta de que ella está atrapada en el baño con Soo-an, Jong-gil y el vagabundo. No queriendo dejarlos morir, los tres comienzan a pelear contra los zombis a través de los compartimientos inferiores para rescatarlos. Por el camino descubren que los zombis son ciegos en la oscuridad y sólo reaccionan frente a los sonidos. Seok-woo, Sang-hwa y Yong-guk usan esto como ventaja, logran rescatar a los demás y todos corren juntos hacia el primer compartimento, donde se encuentran Yong-suk, Jin-hee, In-gil y Ki-chul. Yong-guk le escribe un mensaje de texto por celular a Jin-hee diciendo que han rescatado a los sobrevivientes y se dirigen a su compartimento. Cuando ella felizmente le dice a los demás pasajeros, estos reaccionan con hostilidad y deciden cerrar la puerta del compartimento con llave para evitar que el grupo entre. Con la puerta cerrada, Yong-guk y el vagabundo intentan abrirla, mientras Seok-woo y Sang-hwa luchan para evitar que los zombis entren por el otro lado pero por desgracia sang-hwa es mordido en la mano,yong-guk logra romper la puerta y el junto con el vagabundo intentan abrir la puerta en donde los demas sobrevivientes estan pero yong-suk y entre otros impiden que pasen. Sang-hwa y Seok-woo no logran cerrar la puerta y lamentablemente la puerta se empieza a romper. Viendo a seong-kyeong llorar y Dándose cuenta de que no hay suficiente tiempo, Sang-hwa le dice a Seok-woo que se vaya y cuide a su esposa mientras él distrae a los zombis. Seok-woo,llorando,arrastra a seong-kyeong pero ella no esta de acuerdo en dejar a sang-hwa y sang-hwa logra decirle a su esposa el nombre de su bebe no nacido. La puerta se rompe y los zombis caen en sang-hwa y seok-woo y seong-kyeong se van de ahi mientras que sang-hwa lucha con los zombis,distrayendolos. Seok-woo ayuda a yong-guk y al vagabundo a tratar de abrir la puerta y ve que yong-suk es el que esta impidiendo que entren.Sang-hwa es dominado por la infección de la mordida en su mano y se transforma en zombi y es asesinado por parte de la horda de zombis que lo aplastan muy fuertemente al caer encima de el. Seok-woo y los otros logran abrir la puerta pero jong-gil,quien no es lo bastante rapida,esta le sonrie a In-gil y un zombi la atrapa y seok-woo cierra la puerta.

Al darse cuenta de que Sang-hwa y Jong-gil pudieron haber sobrevivido de la horda de zombis si los pasajeros no hubieran cerrado la puerta, Seok-woo golpea con furia a Yong-suk y exige saber por qué hizo tal cosa. No queriendo responder, Yong-suk le miente a los demás pasajeros e insiste en que Seok-woo y sus aliados están infectados. Inculcando miedo en los pasajeros, Yong-suk obliga a Seok-woo y a su grupo (ahora acompañados por Jin-hee) que vayan al pasillo entre el compartimento y la cabina del conductor. Una vez que los expulsan, Yong-suk y los pasajeros usan sus corbatas y camisas para atar la perilla de la puerta y evitar que regresen. Todavía sorprendida y en silencio tras ver morir innecesariamente a su hermana, In-gil observa el rostro zombificado de Jong-gil entre la multitud de zombis en la ventana de la puerta. Ella le dice a su infectada hermana que vivió una larga y satisfactoria vida, y se da cuenta de que las acciones de los pasajeros han llevado a su muerte. Entre la ira y la derrota, In-gil abre la puerta, permitiendo que los zombis ingresen al compartimento. Los sobrevivientes dentro del pasillo sólo pueden observar las sombras de todos los pasajeros dentro del compartimento siendo brutalmente asesinados por los zombis entre sus gritos desgarradores.

El conductor recibe una notificación por radio que indica que Busan ha tenido éxito en frenar la infección zombi. Sin embargo, cuando se acerca a una estación cercana a Busan, el tren se ve forzado a detenerse debido a unos escombros en los carriles. El conductor le informa a los sobrevivientes restantes en el tren mediante el altavoz que encontrará otro tren en un carril vacío para conducir hacia Busan y que ellos tendrán que seguirlo, pero les desea suerte, ya que tendrán que salir del tren y sobrevivir cruzando los carriles infestados de zombis. El conductor sale de su cabina, y encuentra un carril vacío, descubriendo con éxito un tren de carga. Él lo enciende y comienza a conducir hacia Busan, buscando sobrevivientes en los carriles.

Tras escuchar el anuncio del conductor, Seok-woo y los demás salen del tren. Mientras tanto, se revela que Yong-suk y Ki-chul sobrevivieron al ataque de los zombis en el compartimento (escondiéndose en el baño). Ellos también escucharon el anuncio del conductor y deciden salir del baño, pero Yong-suk traiciona a Ki-chul empujándolo a los zombis para que se distraigan asesinándolo mientras que él logra escapar. El grupo de Seok-woo encuentra y se dirige al tren de carga, pero de repente un tren de carga en llamas se dirige hacia ellos, y Yong-guk y Jin-Hee se separan del grupo cuando el tren de carga choca con un tren cercano, que cae y bloquea su camino. Ellos entran en uno de los compartimentos del tren para cruzar hacia el otro lado a través de la puerta, sin darse cuenta de que Yong-suk, que está siendo perseguido por un zombi, está siguiéndolos. Yong-suk entra en el tren y lanza a Jin-hee hacia el zombie para que se distraiga con ella. El zombi muerde a Jin-hee en la pierna, mientras que Yong-guk se las arregla para tirarlo del tren y coloca a una espasmódica Jin-hee en sus brazos. Yong-suk los ignora, se las arregla para abrir la puerta del tren y corre hacia el tren de carga. Mientras Jin-hee sucumbe a la infección zombie, Yong-guk comienza a llorar, preguntándose por qué el destino tenía que ser así. Él se disculpa con Jin-hee por no decirle todo lo que sentía por ella, hasta que Jin-hee se transforma en zombi y lo asesina. Yong-suk corre hacia el tren de carga pero se tuerce el tobillo tras caer en los carriles, mientras algunos zombis que lo persiguen se las arreglan para morderlo. El conductor observa a Yong-suk y sale corriendo fuera del tren para ayudarlo, pero Yong-suk lo traiciona y lo lanza hacia los zombis tal como hizo con Jin-hee. Él ignora los gritos del conductor siendo atacado por los zombis pidiendo ayuda mientras sube al tren solo.

Mientras tanto, Seok-woo, Soo-an, Seong-kyeong y el vagabundo se encuentran del otro lado de los restos, atrapados bajo un tren lleno de zombis. Las ventanas del tren amenazan con romperse en cualquier momento. Seok-woo encuentra una abertura debajo del tren y logra salir por ahí, pero una parte del tren se derrumba, sellando la abertura antes de que los otros tres también puedan salir. El impacto también rompe una ventana y un pequeño grupo de zombis cae y se arrastra hacia los tres. Sin embargo, en el último minuto, el vagabundo se sacrifica hacia los zombis, dejando bastante tiempo para que Seok-woo saque los escombros, permitiendo que Soo-an y Seong-kyeong escapen. Ellos corren hacia el tren de carga siendo perseguidos por una gran horda de zombis, y logran subir a la plataforma exterior. Seok-woo se acerca a la cabina pero retrocede cuando observa a un zombificado Yong-suk en el asiento del conductor. Inicialmente, él cierra la puerta pero Yong-suk la abre a pesar de ser un zombi porque la infección todavía no ha llegado a su cerebro. Yong-suk se acerca a Seok-woo y le ruega que lo lleve a casa de su madre en Busan, hablando como un niño y recitando su dirección y el nombre de su madre. Seok-woo,aun recordando que yong-suk mintio que el y los otros estaban infectados, le dice que está infectado, y momentáneamente Yong-suk se sorprende y comienza a llorar, pero en cuestión de segundos, la infección lo domina y lo transforma completamente en zombi.

Seok-woo comienza a luchar contra el zombificado y salvaje Yong-suk y casi cae por la repisa del tren. Soo-an grita desde el otro lado de la plataforma, alertando a Yong-suk que intenta atacarla. Sin embargo, Seok-woo interviene y es severamente mordido en la mano. Él se las arregla para lanzar a Yong-suk fuera del tren, pero se da cuenta de su herida. Consciente de que pronto se convertirá en zombie, Seok-woo mete a Seong-kyeong y a Soo-an en la cabina y les dice cómo usar los frenos una vez que lleguen a la estación de Busan. Luego, él intenta dejar el tren, pero Soo-an,llorando,le pide que se quede y le revela que el día de su recital, ella no terminó de cantar "Aloha Oe" porque no vio a Seok-woo en la audiencia, ya que ella había cantado la canción en especial para su padre. Los dos tienen una muy triste despedida, y Seok-woo sostiene las manos de Soo-an por un momento, antes de hacerse a un lado y salir de la cabina. Soo-an comienza a gritar y a llorar mas para que él vuelva.

A medida que la infección lo consume, Seok-woo solloza mientras camina hacia el final del vagón, agarrando su ensangrentada mano. Soo-an continúa llorando por él dentro de la cabina, mientras Seong-kyeong,tambien llorando,intenta retenerla. Lentamente, Seok-woo se acerca a la parte trasera del vagón, luchando contra la infección, y comienza a pensar en cuando Soo-an era una bebé. Recordando sus más felices recuerdos, acunándola y sosteniendo sus manos (como hizo en la cabina anteriormente), la infección lo domina, volviendo sus ojos blancos y oscureciendo sus venas. Sin embargo, a pesar de ser un zombi, Seok-woo sigue pensando en Soo-an y sonríe felizmente y cae del tren hacía los carriles, en un acto de suicidio para mantener a salvo a Soo-an y Seong-kyeong.

Finalmente, el tren llega al túnel que conduce a la estación de Busan. Sin embargo, los carriles están bloqueados por escombros. Seong-kyeong y Soo-an salen del tren y ven a un par de zombis muertos y comienzan a caminar por el túnel, sin saber que están siendo vigiladas por el otro lado por el ejército de Busan. Uno de los francotiradores reporta su acercamiento a un superior y se le dice que les dispare, ya que no pueden saber en la oscuridad si ellas están infectadas o no. Justo cuando el francotirador estába a punto de apretar el gatillo, Soo-an comienza a cantar "Aloha Oe" tristemente mientras camina con una agotada y triste Seong-kyeong al final del túnel. Al escuchar su canción, los soldados se dan cuenta de que ellas no están infectadas y se apresuran a ayudarlas. La película termina con Soo-an llorando mientras canta, recordando tristemente a su padre y honrando su sacrificio hacia a ellas mientras que las dos son rescatadas por los soldados.

Reparto[editar]

Recepción[editar]

Taquilla[editar]

Hasta el 15 de septiembre de 2016 Train to Busan recaudó US$99 millones a nivel mundial.[1]

Actualmente, la película ha recaudado alrededor de 180 millones de dólares a nivel mundial.

Críticas[editar]

Train to Busan ha recibido críticas generalmente positivas. Rotten Tomatoes dio a la película un índice de aprobación del 96% con base en 30 opiniones, con una puntuación media de 7,6 sobre 10.[7]Metacritic, que asigna una calificación de 0 a 100, da a la película una puntuación media de 73 con base en 12 comentarios, indicando «críticas generalmente favorables».[8]

Referencias[editar]

  1. a b «Busanhaeng (2016)». The Numbers (en inglés). Consultado el 17 de septiembre de 2016. 
  2. Kay, Jeremy (9 de junio de 2016). «Well Go USA Entertainment boards 'Train To Busan'». Screen Daily (en inglés). Consultado el 17 de septiembre de 2016. 
  3. «Cannes 2016: Film Festival Unveils Official Selection Lineup». Variety (en inglés). Consultado el 17 de septiembre de 2016. 
  4. «'Train to Busan' to screen at Cannes». The Korea Times (en inglés). Consultado el 17 de septiembre de 2016. 
  5. notclaira (7 de agosto de 2016). «“Train To Busan” Is The First Korean Film Of 2016 To Break This Audience Record». Soompi (en inglés). Consultado el 18 de septiembre de 2016. 
  6. Byun, Hee-won (6 de septiembre de 2016). «Korean Movies Prove Box-Office Gold». The Chosun Ilbo (en inglés). Chosun Media. Consultado el 18 de septiembre de 2016. 
  7. «Train to Busan (Bu-san-haeng)». Rotten Tomatoes (en inglés). Consultado el 18 de septiembre de 2016. 
  8. «Train to Busan Reviews». Metacritic (en inglés). Consultado el 18 de septiembre de 2016. 

Enlaces externos[editar]