Traidor, inconfeso y mártir

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Traidor, inconfeso y mártir es un poema dramático del poeta español José Zorrilla (1817-1893) publicado en el año 1849.[1]

José Zorrilla, escritor de Traidor, inconfeso y mártir.

La trama gira en torno a la figura del rey Sebastián I de Portugal (siglo XVI), el cual va a tratar de empezar una nueva vida como el pastelero de Madrigal con el objetivo de escapar del monarca español Felipe II. Felipe, viendo en Sebastián una amenaza para el trono, presiona para garantizar su ejecución, y Sebastián es finalmente ahorcado.

Zorrilla se inspira en acontecimientos reales pero los altera para lograr un mayor dramatismo. Las fuentes históricas confirman que Sebastián falleció en combate, pero varios personajes, incluido el pastelero Gabriel de Espinosa, intentaron usurpar su identidad. En el drama de Zorrilla, Espinosa no es un mero impostor sino el legítimo rey de Portugal, forzado por las condiciones al exilio.

Esta fue una de las obras que más estimó su autor y en la que, según sus propias palabras, más esfuerzo y entusiasmo puso. Representa la síntesis más acabada del estilo de Zorrilla, y la conclusión de sus obras teatrales.[2]

Argumento[editar]

Gabriel Espinosa es en realidad don Sebastián I de Portugal.

La obra versa sobre la leyenda del rey Sebastián I de Portugal, fallecido en la batalla de Alcazarquivir (Marruecos).

Debido al engaño de unos soldados, los cuales fingieron que el monarca estaba vivo y viajando con ellos con el propósito de conseguir refugio, surgió la leyenda de que Sebastián sobrevivió, dando así lugar al movimiento místico-secular conocido como Sebastianismo.

José Zorrilla recoge esta leyenda popular y narra la historia de un pastelero del pueblo de Madrigal, Gabriel Espinosa, el cual es acusado por el rey Felipe II de España de querer usurpar la personalidad del difunto monarca portugués.[3]

El alcalde, Don Rodrigo de Santillana, estricto cumplidor de la ley, apresa a Espinosa. Por otro lado, César, hijo del alcalde y capitán de caballería de los tercios, decide ayudar a Gabriel, pues está enamorado de su hija adoptiva Aurora. Aurora en cambio se siente atraida por su padre adoptivo.

Tras ser rechazado por Aurora, César ordena la detención de ambos, los cuales son apresados en Medina del Campo. Allí es sometido a tortura con el propósito de que confiese haber intentado usurpar la personalidad de Sebastián. Espinosa mantiene que él es tan sólo un panadero, pero el Marqués de Tavira, noble portugués, reconoce al monarca y desvela su identidad.

Revelado el misterio, el alcalde Don Rodrigo recibe orden del monarca español de ahorcar a Espinosa, poniendo así fin a cualquier posible pretensión al trono. Don Rodrigo, sin embargo, decide liberar a Aurora, al confesarle Espinosa que ésta era hija suya (del alcalde) y de una joven que violó en el pasado.

Estando ya en la horca, Espinosa embraza su condena y se despide:

«Sacrifico mi vida a sostener esta patraña que mi historia desde hoy hará famosa [...] ahogad la duda, morir debo si no por Sebastián, por Espinosa.»

Una vez ejecutado se encuentra una nota de despedida en la que efectivamente confiesa ser el rey Don Sebastián de Portugal.[4]

Características[editar]

Espacio[editar]

Trascurre en una posada de Valladolid y en Medina del Campo.

Narrador[editar]

Al ser una representación teatral no hay narrador. La acción trascurre mediante el diálogo entre los distintos personajes.

Estilo[editar]

Zorrilla quiere recrear la sociedad de la época. Por ello, utiliza un lenguaje culto para los personajes de los altos estratos sociales (Don Rodrigo, Don César...).

En cambio, recurre al lenguaje coloquial para los criados y sirvientes. Destacan además el empleo de frases cortas, y, al ser del género dramático, el uso de acotaciones.

Estructura[editar]

Se divide en tres actos y cuarenta y un escenas.

Escenografía: los trajes de los personajes se ajustan al momento y el escenario

Significado del nombre[editar]

Los tres adjetivos que forman nombre de la obra; Traidor, inconfeso y mártir, hacen referencia al rey don Sebastián:

  • Traidor explica la situación del monarca portugués, quien recurre a una nueva identidad para esconderse de la justicia.
  • Inconfeso alude a los interrogatorios que sufre en Medina del Campo, donde niega, a pesar de todas las torturas, ser el verdadero rey.
  • Mártir apunta a su muerte, ya que es ajusticiado por defender su causa.

Referencias[editar]