Yacimiento arqueológico de Torreparedones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Torreparedones»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Yacimiento arqueológico de Torreparedones
Torreparedones, esculturas foro.jpg
Esculturas romanas del yacimiento
Localización geográfica/administrativa
Área(s) protegida(s) Bien de Interés Cultural
Situación
País(es) EspañaFlag of Spain.svg España
División(es) CórdobaProvincia de Córdoba - Bandera.svg Córdoba
Municipio(s) Baena y Castro del Río
Historia del sitio
Uso original Poblado ibérico, villa romana y fortaleza cristiana
Época(s) Edad del Cobre-Baja Edad Media
Cultura Iberos e Hispania romana
Eventos históricos
Abandono o destrucción Siglo VII
Gestión
Acceso público Martes a domingo: de 10 a 14
Sitio web

Página oficial

Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Declaración 14 de noviembre de 2007
Figura de protección Sitio arqueológico
Código RI-55-0000872
Mapa(s) de localización
Yacimiento arqueológico de Torreparedones ubicada en Andalucía
Yacimiento arqueológico de Torreparedones
Yacimiento arqueológico de Torreparedones
Ubicación (Andalucía).

Coordenadas 37°45′15″N 4°22′39″O / 37.75416667, -4.3775Coordenadas: 37°45′15″N 4°22′39″O / 37.75416667, -4.3775
El castillo de Torreparedones de época medieval también forma parte del yacimiento

El yacimiento arqueológico de Torreparedones es un conjunto arqueológico andaluz ubicado entre los términos municipales de Baena y Castro del Río, en la provincia de Córdoba. Alberga importantes restos de la cultura de tartesios, íberos y romanos, destacando una puerta monumental. Torreparedones es también conocido como Torre de las Vírgenes, encontrándose en la campiña cordobesa entre el término del municipio de Castro del Río. Se encuentra a una elevación de 579,60 m.s.n.m. y estuvo habitada al menos durante 3500 años, desde la Edad del Cobre hasta la Baja Edad Media.

Actualmente está abierto para visitas y cuenta con un centro de visitantes desde marzo de 2016.[1]​ Muchas de las estatuas y artilugios originales encontrados se hallan en el Museo Histórico y Arqueológico de Baena.

Historia[editar]

Los hallazgos realizados hasta el momento han sacado a la luz una puerta monumental (en muy buen estado), un santuario (en el que se han encontrado exvotos de considerable tamaño) y los restos del Castillo de Torreparedones.

Poblado ibérico[editar]

Desde el siglo VI a. C. Torreparedones se convirtió en un oppidum, una ciudad fortificada en altura, de los más importantes en la campiña cordobesa, alcanzando su máxima expansión. La ciudad estaba rodeada de una muralla reforzada con torres proyectadas hacia el interior. De esta etapa es el santuario (posteriormente romano) encontrado con cientos de exvotos, muchos se ellos representaban a la mujer embarazada para implorar fertilidad y maternidad sin dificultades.

Yacimiento romano[editar]

Hasta el momento las excavaciones realizadas han dado como resultado el descubrimiento de una ciudad romana, en la que han aparecido además de la puerta monumental, el foro de aproximadamente unos 700 m2, unas termas y el macellum (mercado). La superficie total es de 10,5 hectáreas, representando lo excavado el 1,5 % del total.

El parque arqueológico de Torreparedones, en Baena, continúa mostrando su importante pasado. Uno de los últimos hallazgos ha sido una pequeña inscripción, realizada en piedra de mina, en la zona donde al parecer estuvo la antigua ermita de las santas Alodia y Nunilo. El arqueólogo municipal, José Antonio Morena, explica que esta epigrafía constituiría una prueba más que avalaría la hipótesis de que en Torreparedones estuvo la colonia Ituci Virtus Iulia de Plinio. Por su estado fragmentario no se puede precisar si se trata del revestimiento de un pedestal honorífico de estatua o de un epitafio encastrado en un monumento funerario.

El profesor Ángel Ventura, de la Universidad de Córdoba, comenta que «lo verdaderamente interesante de la inscripción se encuentra al final de la línea dos, que aparece tras el nombre del protagonista y formando parte de su cursus honorum, donde hay una letra G seguida de una interpunción y del número XXXIII suprabarrado, es decir, con una línea incisa horizontal arriba». Este signo epigráfico se empleaba para indicar un numeral ordinario: en este caso, trigésimo tercero/a. «La abreviatura se resuelve con seguridad como una referencia a la legión 33 del ejército romano».[2]​ Añade que las inscripciones que mencionan a militares son muy escasas en la Bética, documentándose dichos veteranos en calidad de colonos de las colonias fundadas por Julio César y Augusto durante la segunda mitad del siglo I a. C. «De tal modo que el personaje al que alude el epígrafe, cuyo nombre no se ha conservado, sería un veterano perteneciente a la trigésimo tercera legión, quien, tras licenciarse, se habría establecido en la colonia Virtus Iulia, junto con otros soldados, donde debió recibir tierras como premio a su trayectoria militar». Esas tierras eran confiscadas por el Estado romano o expropiadas forzosamente a cambio de una compensación económica a los habitantes autóctonos.

Castillo medieval[editar]

Los primeros testimonios del castillo medieval de Torreparedones datan del siglo XIII. Los documentos lo citan como Castro el Viejo y se sabe que perteneció a Alfonso X quien lo donó a Fernán Alonso de Lastres por los esfuerzos militares de la Reconquista, manteniendo su papel estratégico. Tras el poder señorial pasó al concejo de Córdoba que delegaba sus alcaides y en el siglo XVI fue propiedad de Córdoba directamente. Su torre, con casi 600 metros, es la zona más alta de la Campiña y desde donde se divisan más de 30 pueblos.[3]

Cronología de las actuaciones y hallazgos[editar]

  • 1833: Aparece casualmente el Mausoleo de los Pompeyos.
  • 1987-1993: Realización de trabajos de topografía y excavación con la colaboración de la Universidad de Oxford.
  • 2006-2007: Excavaciones en el santuario con el hallazgo de unos 290 exvotos en la puerta oriental.
  • 2007-2008: Localización en el interior del castillo medieval la plaza de armas.
  • 2008-2009: Se realiza la prospección geofísica del yacimiento.
  • 2009: Excavación en el interior de la ciudad, aparecen el foro, el macellum (mercado), las termas, un busto del emperador Claudio, la inscripción con el nombre del mecenas que pagó la pavimentación de la plaza, Maco Iunius Marcellum de la tribu Galeria, y dos togados, uno masculino y otro femenino.
  • 2011: Se encuentra una pequeña inscripción, realizada en piedra de mina, en la zona donde al parecer estuvo la antigua ermita de las santas Nunilo y Alodia, en la que se da a conocer el verdadero nombre de Torreparedones (Ituci).
  • 2015: Recuperación de termas[4]​ y acceso a la torre del castillo y al mirador.[5]
  • 2017: Hallazgo de evidencias por georradar de la existencia de un anfiteatro romano de grandes dimensiones, aún por excavar.

Referencias[editar]

  1. «El Centro de visitantes del Conjunto arqueológico de Torreparedones (Baena) - Blog de artencordoba». Blog de artencordoba. 24 de mayo de 2016. Consultado el 12 de mayo de 2018. 
  2. Esther. «Torreparedones». www.baenacultura.es. Consultado el 22 de abril de 2018. 
  3. «Parque Arqueológico de Torreparedones – Ruta Bética Romana». beticaromana.org. Consultado el 30 de noviembre de 2017. 
  4. Press, Europa. «Una nueva intervención en Torreparadones, en Baena (Córdoba), recupera unas termas romanas». Consultado el 6 de septiembre de 2016. 
  5. Córdoba, Diario. «Finaliza la obra financiada por el Baniana en Torreparedones». Diario Córdoba. Consultado el 23 de agosto de 2017. 

Enlaces externos[editar]